image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio
12



Antoni Gutiérrez-Rubí


El Congreso decidirá hoy si acepta, o no, la admisión a trámite de la ILP hipotecaria. Una ILP que cuenta con el aval de más de 1.402.854 firmas. Se necesitaban medio millón y se han desbordado las expectativas. El Partido Popular ya ha anunciado que no votará a favor. La iniciativa, y la votación, llegan en un momento de máxima tensión y movilización.

Desde que empezó la crisis, en 2007, más de 350.000 ejecuciones hipotecarias en todo el Estado han dejado a cientos de miles de familias en la calle y con una deuda de por vida. Pero los activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que ha logrado evitar más de 560 desalojos, han obtenido un éxito político y social sin precedentes con la presentación de las firmas de la ILP. Y, a través de la plataforma oiga.me, han conseguido enviar también centenares de miles de correos electrónicos exigiendo a los diputados del PP su rectificación. Buzones colapsados, pero de otros sobres: los de la denuncia ciudadana. «No odies al lobby, ¡cómetelo!», dicen y reivindican los activistas de la red. Hoy, las sedes del PP -y coincidiendo con la hora de la votación- se verán de nuevo presionadas por concentraciones ciudadanas.

El PP se enfrenta a un desafío ético y estético. En este tema, ha perdido la calle, la red y la opinión pública que desea una profunda modificación de la regulación legal de las hipotecas a favor de los más desfavorecidos. La desafiante intervención de Ada Colau, la semana pasada en una comparecencia en el Congreso de los Diputados, es una buena prueba de ello. La corriente de simpatía natural hacia ella, su causa y sus argumentos no es el síntoma de una excitación puntual: corresponde a una intensa y renovada concepción de la justicia que se enfrenta a una legalidad (vigente) que no se nutre en lo justo sino en la norma interesada.

La votación coincidirá con la de la ILP que defiende la regulación de la fiesta de los toros como bien de interés cultural, que parece que sí será admitida a trámite (a pesar de contar con menos de la mitad de las firmas). La PAH advierte: «El Congreso ofrecerá una imagen lamentable de este país si demuestra que las prioridades políticas anteponen la fiesta nacional por encima del sufrimiento de las personas». El choque estético será brutal y, creo, de consecuencias devastadoras para la imagen del PP.

La poderosa combinación de activismo online (con la petición de firmas, por ejemplo, para la dimisión de la cúpula del PP por el caso Bárcenas y el éxito histórico de obtener más de un millón de ellas en una semana, que el PP se ha apresurado a desacreditar) junto con el esfuerzo offline (de la PAH) representan la emergencia de una capacidad autónoma de activismo político, al margen de los partidos. Una capacidad con músculo y neurona: que va desde el ARTivismo al ganchillo como armas de combate. No exagero. Se trata de la irrupción de una tecnología social y política que hibrida la red con las plazas. Las calles, con las redes. Las paredes, con los muros digitales.

La gestión política, organizativa y comunicativa de las peticiones a los poderes (en particular el Legislativo) es, además de un derecho, una poderosa corriente de articulación social del compromiso individual. Y configura el espacio de acogida más natural y atractivo para la politización y toma de conciencia de muchísimas personas que sienten que el cambio que desean debe empezar por ellas mismas. Estas iniciativas, además, tienen un gran éxito en otros países y ofrecen una gama amplia de causas por las que vale la pena comprometerse.

La presión social y ciudadana puede transformar -y está transformando ya- la manera de hacer política. El cerco generado en torno a los diputados estos días por Twitter, Facebook o correo electrónico va en esta dirección. Ha sido una versión digital muy efectiva del Rodea el Congreso. Además, esta  tecnología social para el activismo político va a favorecer el derecho de petición. Un derecho reconocido, también, en la Constitución Española (Artículo 29: «Todos los españoles tendrán el derecho de petición individual y colectiva, por escrito, en la forma y con los efectos que determine la ley»), y acogido como derecho y obligación gubernamental en los Estados Unidos, por ejemplo, así como en la mayoría de los países de la Unión Europea.
 
Esto no ha hecho más que empezar. “Pedir” democráticamente (información, justicia, leyes, dimisiones…) es parte del combate por la regeneración política que nuestro país necesita. Resetear España… es inaplazable. La ciudadanía lidera el cambio. La política formal, a remolque. Y se están tomando al pie de la letra el Artículo 23 de la Constitución: «1. Los ciudadanos tiene el derecho a participar en los asuntos públicos, DIRECTAMENTE o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal». (Las mayúsculas son mías).

Fuente: El País 12-02-2013

 

Publicado en: Acción
Email del autor: 26390eir@gmail.com

Actions: E-mail | Permalink | Comments (1) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Pedir justicia, votar contra ella' a Del.icio.us Agregar 'Pedir justicia, votar contra ella' a digg Agregar 'Pedir justicia, votar contra ella' a menéame Agregar 'Pedir justicia, votar contra ella' a Technorati Agregar 'Pedir justicia, votar contra ella' a Google Bookmarks Agregar 'Pedir justicia, votar contra ella' a Live-MSN Agregar 'Pedir justicia, votar contra ella' a FaceBook Agregar 'Pedir justicia, votar contra ella' a Twitter

Post Rating

Comments

jafanshen
# jafan shen
sábado, 07 de enero de 2017 9:46

Baselworld 2015 sees the launch of five new models from omega replica sale Dodane. Although similar in silhouette (the cases measure 42.5mm in width), each one offers a distinctive style, inferring the trends and quirks of other, more mainstream brands. This is not to detract from the replica watches sale finished product. If, for example, you are a fan of the Panerai Radiomir font and the Breitling Aerospace display, you might find a pleasant replica watches sale balance has been struck by the Dodane Quartz replica watches sale Chronograph. Given their obvious differences, it may seem a little confusing that these replica watches uk five models, each categorized as a Dodane Type 23, share the same range title.

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas