image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio
22



"Mejor tener políticos que no vivan de la política"

Abogado mitad suizo mitad español, defiende para España un sistema democrático participativo en el que los ciudadanos pudiéramos ejercer control sobre los políticos en todos los temas tramitables en un parlamento durante toda la legislatura, y no sólo cada cuatro años. Hoy mismo acaba de poner punto final al libro España se merece democracia directa (editorial Zumaque), que verá la luz el próximo mes. "No estoy hablando de nada revolucionario: de Barcelona a Ginebra se tarda una hora, es algo que está ocurriendo aquí enfrente y con buenos resultados. Nuestra Constitución es buena, pero se ha quedado obsoleta, hay que seguir evolucionando".

Suiza es el ejemplo?
La democracia directa en Suiza, y como yo considero que debería aplicarse en España, consiste en dos elementos: las iniciativas y los referéndums.

Iniciativas ciudadanas que se pueden convertir en ley.
Si recoges suficientes firmas, el pueblo vota si quiere o no quiere esa ley, y a partir de ahí entra en vigor como si la hubiera elaborado el Parlamento.

... Y si el Parlamento hace una ley que no te gusta, montas un referéndum.
Siempre habría un plazo de tres meses para que el pueblo recogiera firmas contra esa ley. Si son suficientes se hace una votación popular; pero lo más importante del referéndum no es el hecho de que se celebre.

Es el hecho de que se podría celebrar.
El mejor referéndum es el que nunca tiene lugar, porque esa espada de Damocles hace que los partidos políticos busquen un acuerdo y una ley equilibrada para evitar que nadie se les rebote y les haga un referéndum.

Un país no puede estar todo el día de referéndums.
Los parlamentos suizos tramitan cientos de leyes al año y sólo celebramos 20 o 30 referéndums anuales. Yo propongo concentrar las votaciones populares en cuatro fines de semana. Pero votar si hay que comprar aviones caza o no, si hay que subir el IVA o no...

¿Y cree que en España la gente hubiera votado a favor de la subida del IVA?
Cuando el pueblo considera que los bienes comunes son suyos, asume muchísima más responsabilidad. De hecho, en Suiza hemos subido el IVA por votación popular.

Pues me parece curioso.
En España, el Gobierno ha subido el IVA un 3% sin explicar nada y sin ningún tipo de negociación con los afectados ni con la oposición. En Suiza discutimos y negociamos. Nadie quería pagar más impuestos para que cayeran en el saco roto del Estado. Al final lo que llegó a votación fue si subir el IVA menos de un 1% durante tres años y sólo para tapar un agujero de la Seguridad Social. En España la mayoría lo habría aceptado.

Cierto.
Aquí lo imponen, y lo único que puede hacer el ciudadano es dar la mayoría absoluta a los otros cuatro años después; y así va España: dando bandazos desde hace trein-ta años sin que los ciudadanos tengan la más mínima influencia sobre la política real.

Pues sí.
La democracia directa es otra forma de hacer política, ni de izquierdas ni de derechas, no está ni a favor ni en contra de la subida del IVA o los matrimonios gay, es una forma más participativa de hacer política.

Listas abiertas, sí, pero ¿cómo?
En Suiza, el ciudadano recibe las papeletas de todas las listas más una lista vacía. Y hay tres opciones: coges la lista del partido que más te gusta, la metes en el sobre y la envías.

Lo único que podemos hacer aquí.
La segunda opción es modificar la lista del partido que eliges: tachar los que no te gustan, acumular los que te gustan (a nivel cantonal puedes dar hasta tres votos al mismo candidato, y a nivel nacional, dos), y puedes introducir gente de otras listas.

Un Parlamento muy democrático.
La tercera opción es la lista vacía: apuntas en ella los candidatos que quieras. Se calculan cuántos escaños le corresponde a cada partido y los ocupan los más votados.

¿Eligen los ministros y sus carteras?
A nivel cantonal, el ciudadano recibe listas de candidatos y va mezclando los que le conviene. Así se garantiza que el gobierno está siempre compuesto por gente de diferentes partidos. En total, en Suiza tenemos 7 ministros nacionales; en los cantones varía entre 5 y 7. Yo para España propongo 9 en lugar de los 14 actuales.

No tienen presidente de Gobierno.
No. Uno de los ministros dirige las reuniones del consejo y se turnan anualmente.

¿Alguna otra propuesta?
Los políticos milicianos, es decir, políticos que, como ocurre en Suiza, no vivan de la política. Todos los parlamentarios, diputados y senadores siguen ejerciendo su trabajo; la única excepción son los siete ministros nacionales y los cantonales, que son de dedicación plena y reciben un sueldo.

¿Y los parlamentarios no cobran?
Reciben unas dietas, pero siguen ejerciendo su profesión, y eso es muy saludable porque no existe esa división entre ciudadano y político, están mucho más cerca del pueblo y conocen las necesidades.

También es más sano a nivel político.
Sí, porque no se convierten en dependientes de la política. Quien durante dos o tres legislaturas es diputado deja de ser reciclable para el mundo laboral, por eso no ser reelegido es aquí una desgracia y se inventan cargos ficticios y asesorías extrañas.

¿Cómo se controla la corrupción y la manipulación?
Las hay en todos los sistemas, pero en uno tan transparente y con tanto control es más difícil. Si tienes políticos milicianos, todos los lobbies están representados en el Parlamento y el ciudadano sabe desde el primer momento de qué pie cojea cada uno.

Publicado en La Contra de La Vanguardia 20/11/2012

 

 

Actions: E-mail | Permalink | Comments (1) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Daniel Ordás, abogado suizo, defensor de la democracia directa' a Del.icio.us Agregar 'Daniel Ordás, abogado suizo, defensor de la democracia directa' a digg Agregar 'Daniel Ordás, abogado suizo, defensor de la democracia directa' a menéame Agregar 'Daniel Ordás, abogado suizo, defensor de la democracia directa' a Technorati Agregar 'Daniel Ordás, abogado suizo, defensor de la democracia directa' a Google Bookmarks Agregar 'Daniel Ordás, abogado suizo, defensor de la democracia directa' a Live-MSN Agregar 'Daniel Ordás, abogado suizo, defensor de la democracia directa' a FaceBook Agregar 'Daniel Ordás, abogado suizo, defensor de la democracia directa' a Twitter

Post Rating

Comments

German  Pinto
# German Pinto
jueves, 22 de noviembre de 2012 16:33
Todo muy bien salvo que Suiza es el mayor paraiso fiscal del planeta,Siguen en huelga de hambre y ya van para 18 dias,5 trabajadores de telefonica,alguien ha leído alguna noticia en algún periódico del estado de ésta huelga de hambre?por si habia alguna duda quienes son los amos de ésta prensa....

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas