image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio
16

Augusto Kapplenbach. Escritor y filósofo

Si el movimiento del 15-M no se hubiera producido, habríamos debido suponer que nuestro país estaba peor de lo que creíamos. Si ante la ofensiva de recortes a la democracia y la prepotencia de esos capitales financieros que han asumido el control de la economía, la gente joven hubiera aceptado resignadamente la situación, habría que abandonar toda esperanza.

Pero se trata de saber ahora si ese movimiento tiene un efecto transformador en la sociedad española o si se limita a un desahogo pasajero cuyos resultados se diluyen en movilizaciones más o menos pintorescas. No han faltado opiniones en este último sentido, no solo desde la derecha sino desde cierta izquierda que desconfía de algaradas y manifestaciones. Según estos críticos, los movimientos populares que no se integran en instituciones como partidos o sindicatos están condenados a la inoperancia y a una pronta desaparición.
 
Lo primero que hay que comprender es la complejidad que implica un movimiento como el 15-M, que carece de una dirección centralizada y en el cual confluyen sectores de distintos partidos políticos, jóvenes preocupados por su futuro laboral, abuelos indignados, militantes antisistema, intelectuales críticos, ciudadanos en paro y gente que se asoma por primera vez a la política. Las propuestas que han surgido desde sus filas muestran esta diversidad: desde consignas claramente anarquistas hasta razonables sugerencias sobre el funcionamiento de las instituciones democráticas, pasando por aspiraciones que rozan la utopía.
 
Muchas críticas al 15-M le pedían que presentara propuestas articuladas y factibles con los pasos concretos para realizarlos. Todo ello sin comprender que tal tarea es propia de los partidos. Los dirigentes que hablan de “escuchar las necesidades del pueblo y recoger sus aspiraciones” hubieran podido encontrar en el movimiento un abundante material de reflexión. Por ejemplo: es verdad que del movimiento surgieron algunas voces contrarias a la democracia parlamentaria, pero no fueron las únicas ni las mayoritarias. Por el contrario, una de las primeras reivindicaciones que se plantearon fue una reforma de la ley electoral que permitiera la representación proporcional en el Congreso y las listas abiertas, propuestas que si se hubieran aceptado en su momento quizás nos hubieran librado de la agobiante mayoría absoluta que soportamos. De hecho, sus principales propuestas concretas no han sido asumidas por los partidos mayoritarios, como la dación en pago, la banca pública o la reforma fiscal.
 
Queda la pregunta acerca de su capacidad para influir en el curso de la vida política y social. Creo que sus resultados son ante todo pedagógicos. Mucha gente, sobre todo gente joven, dedicó por primera vez en su vida una parte importante de sus energías a discutir sobre la vida política y social, a recoger información que nunca le había interesado, a compartir puntos de vista con otros jóvenes, incluso de fuera de España, a organizar una asamblea o una acampada. Y esos jóvenes, pasada la euforia inicial, vuelven a sus lugares de estudio y de trabajo, a sus casas y al grupo de sus amigos con algunos cambios en su cabeza: si estos cambios son capaces de producir algún efecto en la vida personal y social de los participantes, dependerá de cada caso. Pero estadísticamente se puede esperar que un grupo numeroso de jóvenes que han pasado por ese aprendizaje hayan comprendido que la política importa, que la realidad que están viviendo no es la única posible y que hay muchas personas que pretenden lo mismo que ellos. Esos cambios pueden ser importantes en el futuro.
 
Uno de los aspectos originales del 15-M, que lo diferencia de otros movimientos similares como el mayo del 68 francés, consiste en la participación de gente de todas las edades. Desde la publicación del librito de Stephan Hessel, que fue uno de los detonantes del movimiento, el 15 M ha logrado interesar a sectores muy distintos de la sociedad. Y ha conseguido también una cierta simpatía de grupos de población muy alejados de cualquier movilización callejera, sobre todo gracias a haber mantenido su carácter de protesta pacífica, apenas empañada por algunos pequeños grupos. La violencia, en cualquiera de sus formas, además de ser inútil asegura el aislamiento social de quienes la ejercen, al menos en nuestra situación actual.
 
Creo que este movimiento puede dejar un poso significativo siempre que logre evitar el vicio secular de la izquierda: el sectarismo, las luchas internas por parcelas de poder que ya han comenzado a manifestarse en su seno. Todos los cambios históricos importantes han sido precedidos por una lenta transformación de la opinión pública, que deja de mirar como naturales e inevitables las estructuras de la sociedad en la que viven y comienzan a aspirar a un escenario distinto. Y en este momento, en que el sistema democrático ha sido parcialmente sustituido por el gobierno de anónimos financieros que deciden sobre nuestro sistema sanitario y educativo y llegan a modificar nuestra Constitución para adecuarla a su ideología, es importante que la opinión pública comprenda que esta situación no es la única posible y que existen recursos para recuperar el control de nuestra vida pública. Si este cambio será posible y si el 15-M ha contribuido modestamente a ello, lo veremos en el futuro.

Publicado en: Filosofía
Email del autor: 26390eir@gmail.com

Actions: E-mail | Permalink | Comments (2) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'La pedagogía del 15-M' a Del.icio.us Agregar 'La pedagogía del 15-M' a digg Agregar 'La pedagogía del 15-M' a menéame Agregar 'La pedagogía del 15-M' a Technorati Agregar 'La pedagogía del 15-M' a Google Bookmarks Agregar 'La pedagogía del 15-M' a Live-MSN Agregar 'La pedagogía del 15-M' a FaceBook Agregar 'La pedagogía del 15-M' a Twitter

Post Rating

Comments

Javier Segura
# Javier Segura
miércoles, 16 de mayo de 2012 2:45
En el 94 se dio algo similar en Mexico a aspectos de lo que pasan por alla hoy en dia, siempre hay gente que ha pasado por la experiencia que pasamos y que puede ser de ayuda, saludos http://www.elbarzon.org/
German  Pinto
# German Pinto
miércoles, 16 de mayo de 2012 7:44
Buen articulo que resume perfectamente el 15M y que va mas allá de lo que nos está afcetando a la ciudadania harta de éstos sinverguenzas que nos malgobiernan en todo,creo que ésto no hay quien lo pare aunque haya momentos duros y las fuerzas se agoten pero el hartazgo y cabreo es infinito....

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas
    
nike free run 5.0 baratas nike roshe run mujer online comprar nike roshe run baratas nike free run 3.0 v5 nike roshe run baratas china nike roshe run baratas nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas mujer zapatillas nike free baratas zapatillas nike roshe run baratas zapatillas nike free 5.0 zapatillas nike roshe nike free run outlet comprar nike roshe run nike free run 5.0 baratas nike roshe run baratas españa nike roshe run mujer baratas nike roshe run comprar nike free run 3 5.0 nike free 5.0 baratas comprar nike free 5.0 nike roshe baratas online nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas online nike roshe run hombre baratas nike free run baratas nike run roshe baratas nike roshe run mujer baratas nike free run 3 mujer baratas nike free 3.0 flyknit