image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio
04



Damien Millet / Eric Toussaint – CADTM
Publicado en ATTAC acordem 3-1-2012

Indudablemente, la cuestión del pago de la deuda pública constituye un tabú. Los jefes de Estado y de gobierno, el Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea y la prensa dominante lo presentan como inevitable, indiscutible y obligatorio. Los ciudadanos y las ciudadanas se deberían resignar a pagar la deuda pública. La única discusión posible sería sobre la forma de modular el reparto de los sacrificios necesarios para liberar los medios presupuestarios suficientes, con el fin de cumplir con los compromisos del país endeudado. Los gobiernos que pidieron los préstamos fueron elegidos democráticamente, por lo tanto sus actos son legítimos. Se debe pagar.

La auditoría ciudadana es un instrumento para eliminar este tabú. Permite que una proporción creciente de población comprenda todas las circunstancias e implicaciones del proceso de endeudamiento de su país. Una auditoría ciudadana consiste en analizar de manera crítica la política de endeudamiento llevada a cabo por las autoridades de un país.

Las preguntas que es necesario plantear

¿Por qué el Estado fue empujado a contraer una deuda que no deja de crecer?

¿Al servicio de qué opciones políticas y de qué intereses sociales ha sido contraída la deuda?

¿Quién se aprovecha de ella?

¿Era posible hacer otras opciones o era necesario?

¿Quiénes son los prestamistas?

¿Quiénes son los tenedores de la deuda?

¿Los prestamistas ponen condiciones para la concesión de los préstamos? ¿Cuáles?

¿Cuál es la ganancia de los prestamistas?

¿Por qué el Estado se vio comprometido, cuál fue su decisión, y bajo que concepto fue tomada?

¿Cuál es el monto de los intereses pagados, con qué tipo de interés, qué parte del principal ha sido ya reembolsada?

¿Mediante qué mecanismo las deudas privadas se convirtieron en «públicas»?

¿Bajo qué condiciones se hizo un determinado rescate bancario? ¿Cuál fue el coste? ¿Quién tomó la decisión?

¿Debemos indemnizar a los accionistas que son responsables del desastre, con administradores que ellos mismos habían designado?

¿Cuál es la parte del presupuesto del Estado que está destinado al reembolso del capital y de los intereses de la deuda?

¿Cómo financia el Estado el pago de la deuda?

No es necesario entrar en secretos de Estado para encontrar las respuestas

Para responder a todas estas preguntas —y la lista no es exhaustiva— no hay ninguna necesidad de revelar secretos de Estado, de acceder a documentos no públicos del Banco Central, del Ministerio de Economía, del FMI, del BCE, de la Comisión Europea, de las cámaras de compensación como Clearstream o Euroclear, |1| o de contar con las confidencias de una persona que trabaja en el seno de uno de estos organismos. Por supuesto, habrá numerosos documentos protegidos celosamente por los gobiernos y los banqueros, que deberán ser puestos a la disposición del público y que serán muy útiles para afinar el análisis. Por lo tanto hay que exigir el acceso a la documentación necesaria para una auditoría completa. Sin embargo, es perfectamente posible proceder a un examen riguroso del endeudamiento público a partir de información de dominio público. Numerosas fuentes son accesibles para quien desee tomarse el trabajo: prensa, informes del Tribunal de Cuentas, las sitios Internet de las instituciones parlamentarias, del banco nacional, de la agencia encargada de la gestión de la deuda, de la OCDE, del Banco de Pagos Internacionales (BPI), del BCE, de los bancos privados, de las organizaciones o colectivos que ya se hubieran lanzado al estudio crítico del endeudamiento (
www.cadtm.org, www.attac.org, www.quiendebeaquien.org/ ,…) los archivos de colectividades locales, los informes de las agencias de calificación e incluso las memorias de tesistas. No se debe dudar en pedir a los parlamentarios que planteen preguntas públicas al gobierno o a mandatarios locales de hacerlo ante las colectividades locales.

La auditoría no es una cuestión de expertos

El proceso de una auditoría no es un proceso reservado a expertos. Por supuesto que son bienvenidos y que pueden aportar mucho al trabajo colectivo de una auditoría ciudadana. Pero un colectivo puede comenzar el trabajo sin tener necesariamente garantizada esa participación. Si se empiezan las investigaciones y se provoca un debate público, durante el proceso los colectivos se entusiasmarán y conseguirán diferentes asesoramientos. Cada uno y cada una pueden tomar parte y ponerse a trabajar para sacar a la luz del día el proceso de endeudamiento público. En 2011, un colectivo nacional se ha puesto en marcha en Francia por una auditoría ciudadana de la deuda (
www.audit-citoyen.org). Reúne numerosos movimientos sociales y políticos, y el llamamiento a su constitución fue firmado por decenas de miles de personas. En el marco de esta iniciativa, se han organizado colectivos locales en muchos lugares de Francia. Por otro lado, se puede partir de realidades locales con el objetivo de participar en la auditoría de las deudas públicas. Se puede comenzar analizando los préstamos estructurados vendidos a las colectividades locales en Francia y Bélgica por Dexia u otros bancos. A este propósito, un trabajo ya fue realizado: la asociación «Acteurs publics contre les emprunts toxiques» o sea «Actores públicos contra préstamos tóxicos» reúne una decena de colectividades locales ((www.empruntstoxiques.fr). Se puede también comenzar por estudiar las dificultades financieras encontradas en los hospitales públicos presentes en vuestro territorio. Se están desarrollando, al mismo tiempo que en Francia, iniciativas por auditorías ciudadanas en Grecia, en Irlanda, en España, en Portugal, en Italia y en Bélgica.

Otros ámbitos en materia de deudas privadas también pueden abordarse. En países como España o Irlanda en los que el estallido de la burbuja inmobiliaria hundió a centenares de miles de familias en la ruina, sería útil investigar las deudas hipotecarias de las familias. Las víctimas de los manejos de los prestamistas pueden aportar sus testimonios y ayudar a comprender el proceso ilegítimo de endeudamiento que las afecta.

Un campo de acción muy rico

El campo de acción de una auditoría de la deuda pública es enormemente prometedor y no tiene nada que ver con su caricatura, que lo reduce a una simple verificación de cifras realizadas por contables rutinarios. Más allá de ese control financiero, la auditoría tiene un papel eminentemente político ligado a dos necesidades fundamentales de la sociedad: la transparencia y el control democrático del Estado y de sus gobernantes por los ciudadanos.

Se trata de necesidades que se refieren a los derechos democráticos totalmente elementales, reconocidos en el derecho internacional, el derecho interno y la Constitución, aunque sean violados continuamente. El derecho de control que tienen los ciudadanos sobre aquellos que los gobiernan, de informarse de todo lo que concierne a su gestión, sus objetivos y sus motivaciones es intrínseco a la propia democracia. Esto emana del derecho fundamental de los ciudadanos a ejercer su control sobre el poder y de participar activamente en los asuntos públicos y por lo tanto comunes.

El hecho de que los gobernantes se opongan a la idea de que los ciudadanos y ciudadanas osen realizar una auditoría ciudadana es revelador de una democracia muy enferma. Que por otra parte no para de bombardearnos mediáticamente con su retórica sobre la transparencia. Esta necesidad permanente de transparencia en los asuntos públicos se transforma en necesidad social y política totalmente vital, y por esta razón, la verdadera transparencia es la peor pesadilla para las élites.

Una auditoría ciudadana para el repudio de la deuda ilegítima

La realización de una auditoría ciudadana de la deuda pública, combinada, gracias a una importante movilización popular, con una suspensión del reembolso de la deuda pública, debe llevar a la anulación/repudio de la parte ilegítima de la deuda pública y a una reducción drástica del resto de esa deuda.

No es cuestión de apoyar los alivios de deuda decididos por los acreedores, especialmente a causa de las severas contrapartidas que implican. La anulación de la deuda, que desde ese momento es un repudio por el país deudor, es un potente acto soberano unilateral.

¿Por qué el estado endeudado debe reducir radicalmente su deuda pública al proceder a la anulación de las deudas ilegítimas? En primer lugar por razones de justicia social, pero también por razones económicas que cualquiera puede comprender y apropiárselas. Para salir de la crisis de forma satisfactoria, no podemos contentarnos de reactivar la economía gracias a la demanda pública y a la de las familias. Puesto que si nos contentamos con una política económica de reactivación combinada a una reforma fiscal redistributiva, el suplemento de la recaudación fiscal será absorbido en gran parte por el pago de la deuda pública. Las contribuciones que se impondrán a las familias más ricas y a las grandes empresas privadas (nacionales o extranjeras) estarán ampliamente compensadas por la renta que obtendrán de las obligaciones del Estado, ya que por lejos son los principales tenedores y beneficiarios (razón por la cual no quieren ni oír hablar de una anulación de la deuda). Por lo tanto es necesario anular una gran parte de la deuda pública. La amplitud de esta anulación dependerá del nivel de conciencia de la población víctima del sistema deuda (en este nivel, la auditoría ciudadana cumple una función crucial), de la evolución de la crisis económica y política y sobre todo de las relaciones de fuerza concretas que se construyen en la calle, en las plazas y en los lugares de trabajo mediante las actuales movilizaciones y las que estén por venir.

La reducción radical de la deuda pública es una condición necesaria pero no suficiente para que los países de la Unión Europea puedan salir de la crisis. Se necesitan medidas complementarias: reforma fiscal redistributiva, transferencia del sector de las finanzas al ámbito público, resocialización de otros sectores claves de la economía, reducción del tiempo de trabajo con el mantenimiento del salario y contratación compensatoria, y tantas otras medidas |2| que permitirían cambiar radicalmente la situación actual que llevó al mundo a un explosivo callejón sin salida.

 

Publicado en: La crisis, Acción
Email del autor: 26390eir@gmail.com

Actions: E-mail | Permalink | Comments (8) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Auditoría ciudadana de la deuda: ¿por qué y cómo?' a Del.icio.us Agregar 'Auditoría ciudadana de la deuda: ¿por qué y cómo?' a digg Agregar 'Auditoría ciudadana de la deuda: ¿por qué y cómo?' a menéame Agregar 'Auditoría ciudadana de la deuda: ¿por qué y cómo?' a Technorati Agregar 'Auditoría ciudadana de la deuda: ¿por qué y cómo?' a Google Bookmarks Agregar 'Auditoría ciudadana de la deuda: ¿por qué y cómo?' a Live-MSN Agregar 'Auditoría ciudadana de la deuda: ¿por qué y cómo?' a FaceBook Agregar 'Auditoría ciudadana de la deuda: ¿por qué y cómo?' a Twitter

Post Rating

Comments

German  Pinto
# German Pinto
jueves, 05 de enero de 2012 8:02
Totalmente de acuerdo,auditorias en todo,nos engañan como a bobos,nadie sabe las cuentas en este pais,undeficit del 6,luego del 8,luego diran que del 10,esto es un cachondeo si no fuera sangrante...
Eulalia
# Eulalia
jueves, 05 de enero de 2012 12:19
Gracias Esther, toda la razón, es increíblemente perversa la manera cómo se está gestionando la economía mundial, adjunto vídeo que corre hoy por la red sobre el tema, sincrónicamente relacionado con tu artículo de hoy:
http://www.youtube.com/watch?v=9vNtQbU1q80&feature=share
Salud y feliz día de Reyes...realmente hasta lo que celebramos es artificial....los Reyes Magos???? por el bien de los niños??? para que sigan viviendo en una película de ciencia ficción eternamente, sin cuestionarse el sentido de lo que celebramos así, automáticamente, porque todo el mundo lo celebra....
Hasta que no nos replanteemos el sentido profundo de lo que vivimos, incluídas las fiestas "heredadas" por el calendario impuesto desde hace siglos, seguiremos siendo víctimas de la manipulación del llamado "sistema"....para no "desilusionarles"...cuando precisamente las ilusiones son las que nos permiten ser manipulados/as
maria oliver
# maria oliver
jueves, 05 de enero de 2012 14:02
Gracias esther (y ya van varios de Toussaint) y, Lali, sincronía de sincroníasç=a sintonía, venia con la idea de colgar el último video de Olalla lanzado a la red, y voilà que te me adelantaste. No dejeis de verlo, es un excelente complemento en 5min ao art. de hoy...
Como ete otro, la entrevista a un inteligente trader por el follonero, en televisión
El funcionamiento especulativo de los mercados
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=KEB2IZju8ag

(de hecho le acabo de proponer a Esther colgar juntos a Olalla y este que os paso sobre la compraventa de deuda, sobre la creación del dinero de la nada... vendiendo humo, sem llama esta pesadilla...)
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
jueves, 05 de enero de 2012 14:44
Gracias a las dos por los enlaces. Cuelgo los dos uno a nombre de María y el otro al de Lali.

Acabo de recibir un correo de las mesas de convergencia ciudadana denunciando las actuaciones del gobierno y proponiendo una ampli movilizacion ciudadana. Lo colgaré a nombre de mesas de convergencia con la dirección de mail del envio y así podran recibir nuestros comentarios. Necesitamos que la red circule muy rápido para movilizar a la sociedad, pero no solo manifestándose, también proponiendo acciones que dañen al poder y practicando la desobediencia civil.
Salir a la calle no sirve de nada sino va acompañado de acciones que llos debilite. Ya sabeis que yo opino en quitar el dinero de la banca tradicional (por ponerle un nombre suave) a la banca ética. También podemos pensar en boicots de consumo selectivo con mensajes muy claros.
Eulalia
# Eulalia
jueves, 05 de enero de 2012 16:51
Eso eso acción al poder que correspondan con palabras, no esta farsa de decir y hacer lo contrario que impera hoy en día, ahí estamos Esther, digiriendo la realidad pura y dura desde un nuevo centro que funciona funciona en sincronicidad con los tiempos reales y no ficticios
maria oliver
# maria oliver
jueves, 05 de enero de 2012 16:57
http://www.youtube.com/watch?v=GOFglLI39Fo&feature=related
El programa salvados" 15minutos, completo con Josef ASJAM... mejor, creo. Luego entro en las mesas,
m.
maria oliver
# maria oliver
jueves, 05 de enero de 2012 20:56
Gracias por este artículo, porque propone acciones: a ello, organizar, aderirse a plataformas, grupos de trabajo que estén por la labor... en las asambleas de barrio hay comisiones de econom´¡ia en barrios vinculadas a plataformas, trabajando en red por esa auditoría... asociaciones civicas qwue llevan tiempo con eso: toca arremangarse, destinar la parte de tiempo que cada uno pueda y empujar.
ese, colaborar a enredar ese trabajo, vincularnos y obrar: no es un trabajo de expertops y no podemos seguir creyendo que con pedirlo basta: hay que hacerlo, difundirlo, sumar voluntades y realizarlo, la cosecha, los efectos colaterales vendrán... No confiamos más en la clase política, demostremos --por sus obras los conocereis--que la política, la gestión y el velar por el bien común esd cosa nuestrra, de todxs, del 99%...
maria oliver
# maria oliver
viernes, 06 de enero de 2012 18:32
Paco Álvarez "yo acuso", se su blog. no le digas a mi madre que trabajo en bolsa", argumentos, má en favor de esa necesaria y urgente auditoría:

http://noledigasamimadrequetrabajoenbolsa.blogspot.com/

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas