image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
07



Acabo de concluir hace apenas unos minutos la lectura de un libro de Santiago Río, que gira bajo el nombre de  “El amanecer de los brujos”, y cuyo lema editorial es el siguiente: “Un apasionante viaje por la historia de los fenómenos paranormales, esotéricos y mágicos”. Es un volumen extenso, de 508 páginas, editado por Planeta.

Lo he leído con interés. Es un libro erudito. Contiene una cantidad ingente de información del mundo de lo paranormal. Algunas de las historias relatadas las conocía, por haberlas leído o por escucharlas a algún buen conocedor de estas materias, pero la inmensa mayoría de ellas me resultaban tan ignotas como en muchos casos estremecedoras. Uno de los fenómenos relatados en el libro que me parece más conmovedor es el calificado como  combustión humana espontánea. Jenny Randles y Peter Hough le dedicaron un libro que gira, precisamente, bajo ese nombre, pero en inglés: “Spontaneous human combustion”.  Os transcribo uno de los múltiples relatos que contiene el libro de Rio a este propósito, esta vez tomado del inglés.

“Londres, 13 de Septiembre de 1967. Jack Stacey, bombero, acudió al aviso de un fuego en el interior de un edificio abandonado. La casa no presentaba señales de daños, por lo cual decidió entrar dentro del inmueble y examinar su interior. Fue allí donde encontró el cuerpo de un mendigo llamado Robert Francis Bailey tumbado sobre el costado izquierdo. Al observar mejor el cuerpo se percató de que tenía abierto el abdomen y por él salían llamas azules con mucha fuerza, como si de un soplete se tratara. Finalmente consiguió apagarlas con el agua de la manguera. El bombero no tenía ninguna duda  de que el fuego se inició en el interior del cuerpo”.

Es ciertamente un caso extraño al que la ciencia actual no consigue dar una explicación satisfactoria, entendiendo por tal aquella que cumple con los parámetros de lo ortodoxamente considerado “científico”. Pero aunque a ellos no se ajuste, lo cierto es que sucede, ocurre, tiene lugar, se convierte en evidencia empírica. Un cuerpo, sin que sepamos por qué, se prende fuego a sí mismo, arde desde su interior quedando convertido a cenizas. Curiosamente nada a su alrededor, salvo lo incluido en la estricta esfera ocupada por el cuerpo ardiente, sufre el menor daño. ¿Que incendia el cuerpo? No se sabe. Ignoramos aquello que provoca la combustión, pero no podemos negar su existencia. Las cenizas lo atestiguan de modo irrebatible.  En alguna ocasiones se ha alcanzado a ver las llamas azules. En otras no. Pero en todos ellos las cenizas silentes se convertían en el mejor relato de lo ocurrido

Y este fenómeno me provoca una reflexión. Parece claro, según las tesis más avanzadas, que el comportamiento de la sociedad reproduce la idea del cuerpo, esto es, se traduce en comportamiento orgánico. Supuesto que así sea, lo cual por cierto, no es demasiado suponer, ¿cabría un fenómeno semejante? Me refiero a la posibilidad de una especie de autoencendido, a una combustión interna, una especie de suicidio espontáneo nacido de ciertos lugares del alma colectiva en los que habitan los inexplicables.

Viví una conversación entre un venido a la tierra procedente de cualquier lugar de la Galaxia y un terrícola hispano. El primero, el extraño, pertenece a una de esas civilizaciones que califican, sin que yo sepa muy bien por qué, de superéticas, y digo esto porque no sabía que la ética admite graduaciones como las novas, por ejemplo. Yo pensaba que era algo así como un embarazo, en el que no caben cosas a medias. Pero, en fin, dejando eso ahora,  el hombre extraño, el del cosmos, no conocía casi nada de nuestro querido planeta y en particular del trozo llamado España. Así que se informó con el segundo de nuestros personajes, un andrógino conceptual, ilustrado en Universidad, de edad en la que el 3 como dígito inicial se acababa de perder, pretendidamente cultivado, practicante de meditación trascendental los sábados y domingos con un grupo de amigos de la urbanización, consumidor de inciensos variados, pero de los importados que son caros y por eso lucen mas, atento -según decía- a los asuntos de su país y muy molesto, por no usar la expresión indignado (no le gusta porque la considera poco elegante) con los políticos, la clase política, el Sistema y otras expresiones verbales al uso.

El encuentro es casual, como todo lo que sucede en el cosmos, claro. Y debido a esa casualidad, el extraño le pregunta al culto como van las cosas por su país, esto es, por España. Y el culto le responde, claro, pues que muy mal, que esto es un desastre, que no tenemos horizonte, que la clase política se ha distanciado de los ciudadanos, que nos consideran súbditos…En fin, un discurso de reproducción mecánica, inquilino de la epidermis del alma para demasiados ejemplares de la raza del culto.

Pero, claro, el extraño no sabía de donde el culto obtenía semejantes conclusiones, así que profundizó, y este, el culto, le explicó que en España existe una cosa llamada CIS, que es un Centro que controla el Gobierno de turno dedicado a explorar la opinión de los ciudadanos españoles sobre asuntos de importancia a base de utilizar un método tan rudimentario como preguntar. Y luego, cuando han abordado a número mágico que determinan los especialistas de lo estocástico, lo “tabulan” (no sé por qué usan esa expresión que es tan cercana a “fabulan”) y nos dicen los que pensamos. En realidad nos dicen lo que les decimos que pensamos, que no es lo mismo, como tantas veces se ha demostrado. Pero, en fin, ya sabemos lo de arar con esos bueyes.

Así que el extraño se entera de que vivimos en elecciones generales en España y que todos estamos, como el culto, muy cabreados con la clase política, que nuestro hartazgo para con esos políticos que nos desprecian, que se aprovechan de las leyes para autodotarse de privilegios, es sideral.  Y que estamos convencidos de que gane quien gane la clase política va a seguir haciendo de las suyas con las cosas nuestras. Y el culto le va transmitiendo al extraño los datos derivados de la última de las encuestas del CIS.

-Fíjate, extraño, que el 78% de los españoles cree que nuestra situación política es mala o muy mala y el 90% piensa que la situación económica es mala o muy mala.

-¡Caramba! pues si que estáis mal -comenta el extraño- Y a continuación, debido a que en todo el cosmos vive la nefasta manía de preguntar, se le ocurrió demandar al culto acerca de quienes consideraban los españoles responsables de sus males.

-Pues el 62 por 100 considera que el Gobierno lo ha hecho muy mal, y respecto de la oposición el 49 piensa igual, que muy mal, y el 33 no la pasa de regular.

-Oye, culto, ¿qué creen los españoles que habría ocurrido si en vez de ese gobierno malo hubieran tenido otro del PP, de la oposición?

El culto echó mano del documento que le remitió su primo Antonio, (que trabaja en El País, y se siente orgulloso de ello porque dice que es el mejor y más progresista diario de España)  buscó la respuesta a la pregunta del extraño y dijo con cierto tono de satisfacción:

-Pues el 62,5% de los españoles cree que habría sido igual o peor.

El extraño empezaba a pensar que España es una rara avis cósmica, porque si el gobierno es malo y la oposición igual o peor, la cosa tenía tintes muy, pero que muy oscuros. Como en la Galaxia de la que el procede los líderes inspiraban confianza a los administrados, el extraño siguió preguntando, pero esta vez con mucho menos entusiasmo porque se temía lo peor en las respuestas, acerca del grado de confianza que inspiraba a los españoles el líder del PP y el líder del PSOE, esto es, aquellos que querían ser presidentes del gobierno. Supuso el extraño que muy poca, visto lo que pensaban  de sus gobiernos y oposición, pero quería comprobarlo.

El culto respondió al instante con tono de firmeza para acentuar su indignación de salón:

-Pues Rubalcaba inspira poca o ninguna confianza al 69 por 100 de los españoles, y Rajoy inspira poca a ninguna confianza al 72 por ciento de los encuestados.

En la galaxia en la que habita el extraño los hombres no tienen testículos, así que por eso el extraño no pudo quedarse acojonado, pero se quedó estupefacto, que es más culto y elegante. En su tierra, allá arriba, en los confines cósmicos, el extraño estudió Lógica, y por eso se atrevió a decir:

-Bueno, pienso que  con esos datos, lo que va a suceder es obvio: los españoles no van a votar porque si los consideran responsables y encima no les inspiran confianza, es evidente que no van a elegir a ninguno de los dos y que se quedarán en casa para que se den cuenta los políticos de lo que de verdad pensáis.

El culto dio un respingo. Le pareció tan absurdo lo que decía el extraño que casi le grita. Por sus adentros pensaba que ese ser, el extraño, era un producto fallido, porque ¿cómo no podía entender que a pesar de todo los españoles iban votar a esas gentes? ¡Faltaría más! Una cosa es lo que se piensa y otra lo que se hace, que de eso sabe mucho España. Al final no pudo más y le gritó:

-¡Pues claro que vamos a votar! ¿que ganamos con no hacerlo? ¿Que otra opción tenemos?

El extraño no contestó. Subió a su nave y arrancó a toda velocidad con destino a su Galaxia personal.

Nada más salir de nuestro campo gravitatorio conectó por radio de altísima frecuencia con su base galáctica y transmitió el siguiente mensaje:

- “wer348ndme3126-ÇÇÇÇ-09¡’^^^”

Gracias a un sistema de descifrado elaborado por el viejo CESID pudimos traducirlo al castellano. Decía algo así como: “Esta gente no está bien. No han estudiado lógica. No conviene prestar atención a sus palabras. Lo que cuenta es su conducta”.

Era ya tarde cuando me desperté. Me di cuenta de que el libro de Rio se encontraba en el suelo. Estaba claro: me había dormido. ¡Menos mal!, pensé. Porque en realidad la historia era un sueño. Nada más que un sueño. Así que era obvio que el 20 de Noviembre los españoles iban a actuar en consecuencia. Da gusto pensar que esas cosas de la combustión interna no le suceden a las sociedades…

 

Publicado en: Hacia la madurez social
Email del autor: anonimo@gmail.com

Actions: E-mail | Permalink | Comments (10) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Las sociedades civiles, la combustión espontánea, el 20N y los extraterrestres' a Del.icio.us Agregar 'Las sociedades civiles, la combustión espontánea, el 20N y los extraterrestres' a digg Agregar 'Las sociedades civiles, la combustión espontánea, el 20N y los extraterrestres' a menéame Agregar 'Las sociedades civiles, la combustión espontánea, el 20N y los extraterrestres' a Technorati Agregar 'Las sociedades civiles, la combustión espontánea, el 20N y los extraterrestres' a Google Bookmarks Agregar 'Las sociedades civiles, la combustión espontánea, el 20N y los extraterrestres' a Live-MSN Agregar 'Las sociedades civiles, la combustión espontánea, el 20N y los extraterrestres' a FaceBook Agregar 'Las sociedades civiles, la combustión espontánea, el 20N y los extraterrestres' a Twitter

Post Rating

Comments

German  Pinto
# German Pinto
lunes, 07 de noviembre de 2011 7:50
La verdad es que ésto no hay quien lo entienda y si un extraterrestre viniera se iria pitando de éste país de locos,chorizos,burros(con perdon para b el animal que me parece el mejor animal,noble)estafadores y demas fauna , a si que la gente se pregunta votar para qué?y hay una enorme frustracion,desesperanza en todos.Otra cosa éso de anonimo anonimo qué es?creia que en éste blog poniamos nuestros nombres y apellidos.......
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
lunes, 07 de noviembre de 2011 8:59
Este autor anónimo se trata de un caso excepcional debido a sus circunstancias personales. Se podría haber solucionado inventando un nombre falso, ya que en alguna ocasión así lo he hecho para proteger la identidad del autor porque el contenido del artículo podría haberle perudicado. Pero en este caso, preferí poner en evidencia que no deseaba identificarse, además de que hoy en día, llamarse "Anónimo", tiene su peso y su influencia social, a pesar de que el culto andrógino podría considerarlo con falta de clase. La verdad es que el cuento lo encontré tan bueno que para publicarlo, me vi obligada a saltarme las reglas del juego.
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
lunes, 07 de noviembre de 2011 9:03
Ahondando un poco en el asunto German, supongo que entenderías que si el autor se llamase: "ÇÇÇÇ-09¡’^^^”, sería preferible ocultarlo, ¿no crees?
Carmen Cayuela
# Carmen Cayuela
lunes, 07 de noviembre de 2011 18:23
Gracias Esther por saltarte las reglas y gracias Anónimo por este cuento tan paradójico y divertido a pesar de los pesares. He leído en más de una ocasión sobre casos de combustión interna, el tema es cuando menos inquietante/fascinante o al revés ¿ la purificación por el fuego, no seremos los seres humanos Aves Fénix encubiertos?

Un abrazo
chus
# chus
lunes, 07 de noviembre de 2011 20:11
También puede haber gente con demasiado grisú en su cueva... O demasiado metano en el digestivo, y cuando dos cálculos biliares chocan, salta la chispita y... Todo es posible, o casi todo, porque ver banqueros en la cárcel... Eso si que es ScyFy, y no los OVNIs...
Eulalia
# Eulalia
martes, 08 de noviembre de 2011 0:10
Me sumo al agradecimiento de Carmen por el asalto a las reglas.
Resulta que llevo todo el verano muy en contacto con el elemento fuego o sea el tema de la combustión externa, reflejo de la interna, que es lo que nos está ocurriendo más o menos a casi todos en estos tiempos.
Así que el texto me ha parecido genial, gracias Esther por abrir el espectro.
Efectivamente, de las cenizas renacen las nuevas civilizaciones, esperemos...ocurre a nivel individual y colectivo, al menos en mi imaginación ;-)

German  Pinto
# German Pinto
martes, 08 de noviembre de 2011 7:48
Esther no creo que el articulo haya como para que se oculte en anonimo anonimo, no es para tanto creo yo.
maria oliver
# maria oliver
jueves, 10 de noviembre de 2011 1:51
Las reglas, no era que estaban para saltárselas?... Así, que bienvenido ese salto, gracias.
Ganial lo de que seamos aves fénix Carmen, aunque... estoy con Chus, cuando una metáfora se literaliza, és más cosa de mal gas...
Es verdad que la justicia es hoy, cosa de Ciencia Ficción, así que acaso los Ovnis sean cosa bien corrientre y moliente...
Muy bueno el cuento. Anónimo Anonymous, me habría sido más simpático... en ese doble anónimo veo una afirmación... y casi huelo hasta un nombre, porque, se debe de ser muy conocido cuando uno necesita doblar el escondite, más cuando ha escrito algo que está muy bien y es hasta blanco para lo que sucede, acontece y tiene a la gente más que mosqueada, te aconsejo anónimo amigo, que rondes plaza, redes y leas las viñetas de los periódicos de todo color, amen de echar un ojo, de vez en cuando, a la alternativa prensa... a ver si así te deshaces del miedo: que hablar claro y con ingenio, no ha hacho nunca daño al que nada tiene, pues nada teme... o no?
En fin, ahí va un Roto pa un descosido... y espero que nos sigas mandando cuentos de éstos...
maria oliver
# maria oliver
jueves, 10 de noviembre de 2011 1:57
el Roto de hoy:
http://www.elpais.com/vineta/?d_date=20111109&autor=El%20Roto&anchor=elpporopivin&xref=20111109elpepivin_3&type=Tes&k=Roto

la de Erlich tampoco está mal
http://www.elpais.com/vineta/?d_date=20111109&autor=Erlich&anchor=elpporopivin&xref=20111109elpepuvin_1&type=Tes&k=Erlich
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
jueves, 10 de noviembre de 2011 14:18
Lo de Anónimo Anónimo es debido a que el programa no me dejaba dar de alta un autor si no llenaba los campos de nombre y apellido. Por eso lo tuve que escribirlo por duplicado.
Buenísimas ambas viñetas María, especialmente la de la rana porque ilustra perfectamente la sensación de muchos de nosotros. No importa hacia que lado gire, inevitablemente acabaremos aplastados.

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas