image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
02

Me da la sensación que la dentellada de los 4 millones de parados no produjo más que mediática mella en la comprensión del problema por parte de la gente, porque solo en los primeros meses de la crisis se notó un dramático descenso de la clientela en los restaurantes, luego, y antes de la bendita invasión de los turistas, se fue recuperando. Y creo que al llegar a los 5 millones tampoco se va a anotar mucho por aquello de que “a mí no me tocará” o más interesante aún “forma parte de la economía sumergida”. Sin embargo, puede empezar a cundir un saludable pánico en la gente al notar en sus propias carnes los recortes en Sanidad. En efecto, podemos por fin estar  viendo el declive del Estado del Bienestar, cuando nos vayamos encontrando con lo que era ley en mis épocas de niño, en las que ni remotamente a nadie se le pasaba por la cabeza pensar en los servicios de urgencias de los hospitales a menos que se estuviera literalmente muriendo, o que simplemente ir al médico era una última opción.  

Pretendo abordar la naturaleza y origen del Estado del Bienestar en este pedazo de análisis tangencial del Sistema Capitalista, y para ello empezaré con una anécdota.

He escrito en alguna parte de este foro un episodio que me impactó, como una lección magistral, de ese Gurú eterno que es el Mundo. Ocurrió allá por los años 80, en Líbano, en plena guerra civil. Me la regaló dijo un amigo mío libanés, al cual no volví a ver más: “Ustedes los europeos están sentados en el borde del mundo, pero mirando hacia atrás”. Le pregunté qué quería decir, y me lo aclaró: “Lo que vosotros consideráis mundo es solo el borde estrecho de una pared muy alta, privilegiada, donde se respira aire fresco y la vista es magnífica, pero mirando hacia el otro lado del mundo, hacia ese mundo de lujo y bienestar que no existe y que os habéis creado vosotros con la publicidad, los medios, el glamour, la moda, etc. Pero el verdadero mundo, el que cubre el 95% restante del planeta, es este, ¿lo ves?”. Atravesábamos el Boulevard de Bir Hassan,  de Beirut, a todo correr para evitar la codicia de algún francotirador, y yo estaba dramáticamente poseído por mis primeros años de profesión en los países que en aquella época se llamaron “subdesarrollados”. Empezaba a conocer en Siria, Irán, Egipto, Marruecos, Yemen, etc., es decir una pequeña parte lo que mi amigo llamaba “el mundo real”.

No sé hasta cuándo podremos seguir mirando hacia otro lado, como hacíamos en los 90 ante las incómodas campañas que denunciaban que niños esclavos eran los productores de los balones de futbol de la Champions, de las Nike, las Adidas, etc. Aunque eso siempre seguirá existiendo al alguna parte del “mundo”, y el consuelo es que por lo menos esos niños, a pesar de esclavos, pueden comer.

Peno centrémonos en el tema: Norte América y Europa se han desarrollado hasta la opulencia que todos conocemos – por lo menos hasta ahora - a costa del expolio del resto del mundo. Tenemos el Estado del Bienestar gracias a que el resto de mundo no tiene ni remota idea de lo que puede ser. Para ellos forma parte de esa grotesca farsa escenificada por nuestras inexpresiones al contemplar como los gobiernos de ese “mundo real” firmaban en Naciones Unidas la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

¿Por qué dicen los políticos que después de esta crisis las cosas ya no volverán a ser como antes, o que “lo normal” va a ser precisamente vivir en esta estado de “crisis”? Pues simplemente porque va a globalizarse el Estado del Bienestar... o de cómo quieran llamarle en ese “mundo real”.

Y en ese fenómeno de globalización está el puro funcionamiento del Sistema Capitalista, regido por el principio que el dinero es un fin y no un medio. Norte América y Europa han generado desde la Segunda Guerra Mundial unos márgenes de beneficio tan exagerados como para que vivamos en el lujo de poder ir cubriendo y exigiendo cada vez mayores cotas de bienestar, que es lo que hemos conocido hasta ahora. Pero como el segundo principio es el de la competitividad, en lugar de la cooperación, esos países llamados ahora emergentes, se han convertido en la fábrica del mundo, porque no podemos competir con los precios de sus productos y han creado sus propias élites capitalistas. En otras palabras, producen márgenes de beneficio cada vez más altos que nosotros, provocando el cierre y deslocación de nuestras empresas, con la consiguiente caída en la recaudación de impuestos, con los que pagar las políticas sociales.

Si no somos capaces de trabajar tres veces más cobrando tres veces menos, y con una décima parte de fiestas y vacaciones, en el caso de que las haya, como hacen ellos, no podremos mantener este lujo llamado Estado del Bienestar. Ya le estamos viendo las orejas a la bestia, que solo se alimenta de márgenes de beneficio.

Mientras corregía estas notas estaba viendo por Al-Jazira un debate entre políticos y economistas bajo el lema: “¿Podrá sobrevivir el Euro?

No tengo ni idea, ni me importa, cuando pienso que se está acabando felizmente la mentalidad de parvulario reivindicando y exigiendo constantemente lujos al “Papa Estado”. Lo cual me resulta tan excitante como buscarse la vida día a día. Solo quería poner de manifiesto la extrema perversión del Sistema. Niños ricos disfrutando de todos los lujos en un colegio de élite cuyas altas vallas les protegen de ver cómo viven los otros niños, hasta que, como le ocurrió al príncipe Siddharta, antes de llegar a ser Buda, un accidente fortuito, ocurrido durante sus juegos, los haga salir a la calle y ver la realidad.

El príncipe no se asustó por lo que había en el exterior, sino que se metió en el mundo.

Nuestras costumbres y modo de vida van a cambiar, en lugar de salir de compras o pagar vacaciones u otras actividades que produzcan márgenes de beneficio, probablemente saldremos a abrazarnos con los amigos, a charlar sobre cosas íntimas, abrir nuestros corazones, hacer el amor sin esperar nada a cambio y sin tratar de controlar a la pareja, explorar el entorno a muy bajo coste, piernas y mochila, construir lugares y formas de vida en los que compartir la creatividad. Compartir sin esperar nada a cambio, salvo el festival de los sentidos al haber creado algo conjuntamente con otros creadores, otros exploradores, en esa excitante terapia de olvidar los miedos inculcados y disfrutar de la realidad que sentimos y creamos a cada momento. 

¿Hay alguna alternativa al capitalismo? Claro que sí, para la población que vaya perdiendo los miedos a uno mismo y por lo tanto le encuentre el placer en compartir, en explicar sentimientos, en preguntar sentimientos, de ejercer la libertad colectiva.

 

 

Publicado en: Economía, Hacia la madurez social
Email del autor: juan@tmp.es

Actions: E-mail | Permalink | Comments (9) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar '¿Hay alternativa al sistema capitalista?' a Del.icio.us Agregar '¿Hay alternativa al sistema capitalista?' a digg Agregar '¿Hay alternativa al sistema capitalista?' a menéame Agregar '¿Hay alternativa al sistema capitalista?' a Technorati Agregar '¿Hay alternativa al sistema capitalista?' a Google Bookmarks Agregar '¿Hay alternativa al sistema capitalista?' a Live-MSN Agregar '¿Hay alternativa al sistema capitalista?' a FaceBook Agregar '¿Hay alternativa al sistema capitalista?' a Twitter

Post Rating

Comments

German  Pinto
# German Pinto
lunes, 02 de mayo de 2011 7:40
En el caso español lo que tenemos es un mínimo estado del bienestar,casi el mas reducido de Europa con excepción de Portugal,Grecia,a ésto no se le puede llamar estado de bienestar ni nada parecido y menos ahora con éste ataque brutal a todo lo que huela a público,desmantelamiento progresivo y sin vuelta atrás.La venganza del neoliberalismo salvaje se cierne sobre toda la humanidad y si ésto pasa en Europa no quiero ni imaginar que estará pasando en el resto del mundo.La extremaderecha ya asoma la nariz,mal asunto.La democracias tiradas a la hoguera del dios mercado y nadie hace nada.Ayer unos sindicatos hipócritas decian(cc.oo. y ugt) que no iban a tolerar más recortes del estado de bienestar,pero si con su firma y traicionando al pueblo firmaron ésos recortes salvajes!!!y así ....hasta el infinito de la caradura y sinvergonzeria........
Joan Marti
# Joan Marti
lunes, 02 de mayo de 2011 10:43

Estoy totalmente de acuerdo contigo amigo Juan.
Hay alternativa y la tenemos a mano sólo hay que escogerla.
Un abrazo
Eulalia
# Eulalia
lunes, 02 de mayo de 2011 12:27
Gracias Juan, esa alternativa al capitalismo que propones es la que da sentido a esta profunda crisis: para que el ser humano crezca y deje de ser un niño o niña mimado/a y caprichoso/a de occidente y USA, para que aprendamos lo que es amar de verdad y no huir permanentemente de lo que duele gastando pasta en caprichos, ha venido esta crisis....para ponernos en nuestro sitio. Teniendo en cuenta que el dinero es sólo el valor que la sociedad otorga a las cosas, tenemos la oportunidad de revalorizar lo esencial: la solidaridad, la cooperación, la amistad, el mero hecho de estar vivos y habitar nuestros cuerpos, que podemos compartir como bien dices sin pedir nada a cambio...tiene mucho sentido esta crisis, sí señor, pues hace aflorar toda la victimización del ser humano, para transcenderla...pues sólo se puede descubrir el valor de lo "intangible" (un paseo, un beso con entrega, un baño en el mar, etc) cuando no queda dinero para gastar en fantasías de ensueño...entonces se puede empezar a valorar lo que tenemos al lado, lo que siempre tuvimos, nuestra ciudad, los árboles, amistades, lo simple, lo que no solemos mirar...como la perfecta máquina animada que es nuestro cuerpo...
Qué sabia esta crisis, a pesar de todo....
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
lunes, 02 de mayo de 2011 23:05
Gracias Juan, estupendo artículo que puedo comprobar te ha salido del alma. Yo percibe tres mensajes básicos:
1- El estado del bienestar creado en los países occidentales (1/3 del planeta) ha sido una falacia construida a base de explotar y someter a los 2/3 restantes y nosotros hemos obviado interesadamente esta realidad.
2- La crisis nos pone de manifiesto el final de esta gran mentira.
3- Por otro lado, tendremos la oportunidad de descubrir otras fuentes de bienestar proporcionadas por la utilización de nuestros verdaderos recursos humanos: amor y creatividad.

Estoy totalmente de acuerdo en los tres puntos y haber alcanzado este grado de consciencia me supone mayor dificultad para seguir viviendo como lo he hecho hasta ahora sin sentirme mal. Encuentro difícil cambiar mis hábitos, aún sabiendo que puedo consumir ciertas cosas porque otras personas las fabrican en condiciones poco dignas a mi entender. Que formo parte con mis actos de un sistema injusto y no solidario con dos tercios de la población mundial.

No obstante, aún estando completamente de acuerdo en todas las ideas que has expuesto, me resulta difícilmente tolerable asumir el enriquecimiento desmesurado y obsceno que ostentan un pequeño grupo de personas en el planeta. Intuyo que en esta pérdida de bienestar social, necesaria para igualarnos al resto de forma justa, “ellos”- quiénes sean- van a enriquecerse aún más y acumularán grandes cuotas de poder. ¿Debemos aceptarlo sin resistirnos? Acepto totalmente el punto tres como algo totalmente necesario, pero también necesito creer que mediante una unión creativa y afectuosa de todos los ciudadanos podemos evitar que continúen acumulando poder y riqueza a costa de todo el planeta. Quizás si repartiéramos ese poder y riqueza entre los 7000 millones de personas del planeta, podríamos alcanzar unos mínimos de ese estado de bienestar, garantizando un sistema sanitario y educativo que cubra las necesidades básicas.

Pere Feliu
# Pere Feliu
martes, 03 de mayo de 2011 12:18
Hola a todos.
Yo no se si el capitalismo tiene arreglo. Dice el profesor Jose Luis Sampedro que el capitalismo ya ha caducado, que es no solo deseable sino inevitable un cambio. Cuando esto se escucha en los foros que han sido más o menos conservadores, donde se festejó la caída del muro de Berlín como un triufo del bien contra el mal, pensar ahora en el fin del capitalismo es como resucitar fantasmas del pasado. Por esto yo he dejado de pensar en si el capitalismo está o no está agotado. Ha habido distintos modelos de capitalismo. El capitalismo keynesiano tuvo un éxito notable en cuanto a prosperidad. La editorial de Le Monde Diplomatic de octubre de 2008 rezaba: El fin del Capitalismo.
Y creo que no iba desacertada esta editorial. Porque más allá de las bondades o maladades del capitalismo, el modelo que se está aplicando en España y en Europa ahora mismo es algo mucho más perverso que el capitalismo. Es un Autoritarismo del Mercado. La teoría keynesiana era regulatoria. Fomentaba la iniciativa privada con una regulación, y todo ello precisamente para preservar el bienestar, para servir al conjunto de la sociedad. Hoy en día a los fanáticos del capitalísmo les da alergia oir hablar de regulación, de intervención del estado. Se ha fotalecido terríblemente la idea de que el estado es el problema y que es preferible eliminar el estado. Esto está en la mente de muchos capitalistas honrados, que todos los días trabajan y se entregan (nos entregamos) para fortalecer este sistema. Pero hay otro nivel. El nievel de los astutos. Los astutos que mueven los hilos tienen otra percepción del capitalismo, que se basa principalmente en la dominación y que utiliza al mercado como agente de esta dominación. Los astutos acuñan nuevos nombres. Hablan de libertad. Liberalismo. Mercado libre. Palabras atractivas que ocultan una forma de autoritarismo. La libertad del mercado no es necesariamente la libertad del individuo. En algunos casos, en muchos, está resultado la esclavitud. En muchos clasos los esclavos modernos ni siquiera tienen el derecho a trabajar para sobrevivir. No tienen opciones. Yo a esto no lo llamo capitalismo sino una especie de feudalismo sofisticado.
Los astutos hablan de que se acabó el estado de bienestar. Se argumenta con toda lógica que hay que trabajar más y ganar menos. Pero el argumento falla, porque la realidad nos muestra que no hay trabajo. O sea que lo que nos espera es trabajar menos y ganar menos. Incluso no trabajar y vivir de la caridad de los nuevos señores feudales. Las fundaciones de las grandes empresas son los agentes de esta caridad. Son los que tendrán que garantizar los servicios sociales mínimos.
Se repite hasta la infamia que no podemos mantener el estado de bienestar, pero la realidad es otroa. Lo que no se puede mantener es el estado de consumo. Eso es insostenible, cada vez los sabemos más gente y desde luego los astutos también lo saben. Todos (los astutos) saben que la era del crecimiento económico ya ha terminado. Para dar cifras de crecimiento hay que recurrir a la sofisticada contabilidad creativa. De momento prefieren mantenernos en la ilusión de la posible recuperación.
Lo que ellos ignoran, y cada vez más gente está conociendo, es que el estado de bienestar no es el consumo. El consumo excesivo es una perversión dentro de la naturaleza. El bienestar es otra cosa mucho más simple. Es comer bien, tener agua potable, no pasar frio, tener amigos, poder recurrir a alguien cuando uno tiene un problema, tener la posibilidad de trabajar, poder abrir un negocio, una fábrica, un taller sin riesgo de esclavizarse para toda la vida, poder confiar en unas leyes que eviten que unos abusemos de otros, poder confiar en un estado judicial que resuelva los litigios....
Si teneis unos minutos os invito a que veais un fragmente de la película Network, del año 1971. Uno de los últimos trabajos del guioniesta Paddy Chayefsky, que ilustra muy bien el alto nivel de conciencia de muchos intelectuales de la posguerra, a pesar de que no existiese internet.
Saludos
http://www.youtube.com/watch?v=MrOaS6PoTO4
Eulalia
# Eulalia
martes, 03 de mayo de 2011 13:29
Pere, sí señor. Entrecomillo las frases que has escrito que para mí dan en la clave: "Lo que ellos ignoran, y cada vez más gente está conociendo, es que el estado de bienestar no es el consumo. El consumo excesivo es una perversión dentro de la naturaleza." Exacto. Sustituir lo real por una fantasía (un coche más grande o unas vacaciones solucionarán mi inquietud) es la perversión; a medida que más gente va viviendo cerca de lo real (no necesito una casa más grande o un coche más bonito para ser feliz), o sea, que va encarnando la vida en cuerpo y alma, adquiriendo más conciencia de lo real, viviendo más cerca del corazón, dejamos de ser tan dependientes del consumo no necesario o irreal; compartir vivienda, coche, esfuerzos, trabajos, incluso gastos de cualquier tipo, da para vivir...Sólo que para los egos es difícil reconocer que el problema es propio, y ya no vale echarle la culpa al sistema, a jefe, a la pareja, al afuera...ahora es imperativo asumir las verdaderas responsabilidades, que no es seguir formando parte de esta esclavitud trabajo/facturas/stress, sino alejarse en lo que podamos para juntar visiones, esfuerzos, energías y así acercarnos de nuevo a casa, la casa simbólica de nuestro corazón, que nos pide a gritos que la atendamos más que a seguir persiguiendo molinos de viento basados en nuestros miedos e inseguridades...papá estado ya no da de comer, sino que más bien aprieta...se trata de volver a la madre interna, al cuidado de lo realmente importante...
Gracias, Pere
chus
# chus
martes, 03 de mayo de 2011 15:33
Las ilusiones y el impulso humano del deseo están profundamente parasitados por los modelos de consumo. Los motores de nuestros vehículos culturales y sociales son de demasiada cilindrada y demasiado consumo. Se puede vivir con mucho menos, gastando mucho menos, y entrando en los ciclos naturales de la vida, sin robar el futuro de nadie.
Está claro que para pagar el supersueldo de un superejecutivo o de un superburgués y el mantenimiento de todos sus bienes, es necesario generarlo mediante la esclavitud de la producción de bienes dentro de una escala de valores y modelos pervertida.
alterglobalizacion
viernes, 06 de mayo de 2011 0:14
CAPITALISMO: PREGUNTAS SIN RESPUESTAS

1. ¿Cómo es posible que los gobiernos y las instituciones públicas presten dinero a los bancos privados para que estos vuelvan a prestárselo a esos mismos estados a un tipo de interés más alto?. ¿Por qué los gobiernos no pueden prestar ese dinero directamente a sus propios ciudadanos y empresas a un tipo de interés bajo o nulo en lugar de prestárselo a instituciones privadas que lo utilizan para chantajearnos y explotarnos?

2. ¿Es democrático transformar deuda privada en deuda pública sin someter esa decisión a consulta popular?

3. ¿Cómo es posible construir una economía sostenible cuando esta se basa en la necesidad imperiosa de aumentar el volumen global de ventas de manera perpetua y progresivamente acelerada? ¿Puede la economía crecer ilimitadamente en un entorno planetario limitado?

4. ¿Cómo es posible que pueda aumentar la demanda si el poder adquisitivo real de los salarios no deja de disminuir?

5. ¿Cómo es posible que haya que concentrar el trabajo asalariado, mediante el aumento de la edad de jubilación, en lugar de expandirlo y repartirlo mediante la disminución de dicha edad de jubilación e incluso de las jornadas laborales? ¿No sería esta la manera más lógica de luchar contra el desempleo? ¿Por qué el paro estructural no deja de aumentar en todo el mundo a la vez que los beneficios de las grandes compañías transnacionales también aumentan de manera sostenida?

6. ¿Cómo es posible que todos los países (incluyendo gobiernos, empresas y particulares) estén en deuda al mismo tiempo y en todas partes?. ¿Quiénes son y dónde residen los acreedores?

7. ¿Cómo es posible que el nuevo dinero sólo pueda ser creado como deuda (petición de crédito a entidades privadas con interés usurario) en lugar de como instrumento público y neutro de intermediación destinado a facilitar la compra-venta de mercancías? ¿No son los impuestos ciudadanos y los Tesoros públicos de los países los que respaldan, en última instancia, el valor del papel-moneda que circula por el mundo?

8. ¿Por qué está taxativamente prohibido por leyes europeas la existencia de una Banca Pública que pueda dar crédito con criterios sociales y éticos?. Si se permite una coexistencia entre sanidad pública/privada o entre educación pública/privada … ¿por qué no una coexistencia entre banca pública/privada?

9. ¿Cómo pueden ser devueltos los intereses de la deuda si no mediante la creación incesante de nuevas remesas de dinero asociado a nuevos préstamos? ¿No es inevitable que la deuda total de gobiernos, empresas y particulares siga creciendo de manera indefinida?

10. ¿Hasta cuando podrá sostenerse sin colapsar un sistema basado en unas premisas tan absurdas e irracionales?
Juan Trigo
# Juan Trigo
sábado, 07 de mayo de 2011 21:31
En mi opinión:

¿Hasta cuándo podrá sostenerse sin colapsar un sistema basado en unas premisas tan absurdas e irracionales?
No tengo ni idea ni me importa. Lo que quiero es crear un modo de vivir distinto, y que tenga sentido esa frase de que “Hay vida antes de la muerte”

“Las ilusiones y el impulso humano del deseo están profundamente parasitados por los modelos de consumo”
Las ilusiones créalas tu, no dejes que te las creen. Si la película que dan en este cine es como dices, sal del cine… o cambia de canal en la tele.

“…se trata de volver a la madre interna, al cuidado de lo realmente importante...”

“La libertad del mercado no es la libertad del individuo.”

“…me resulta difícilmente tolerable asumir el enriquecimiento desmesurado y obsceno que ostentan un pequeño grupo de personas en el planeta”
Déjalos, que les den… No tiene sentido crear a partir de mierda.

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas
    
nike free run 5.0 baratas nike roshe run mujer online comprar nike roshe run baratas nike free run 3.0 v5 nike roshe run baratas china nike roshe run baratas nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas mujer zapatillas nike free baratas zapatillas nike roshe run baratas zapatillas nike free 5.0 zapatillas nike roshe nike free run outlet comprar nike roshe run nike free run 5.0 baratas nike roshe run baratas españa nike roshe run mujer baratas nike roshe run comprar nike free run 3 5.0 nike free 5.0 baratas comprar nike free 5.0 nike roshe baratas online nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas online nike roshe run hombre baratas nike free run baratas nike run roshe baratas nike roshe run mujer baratas nike free run 3 mujer baratas nike free 3.0 flyknit