image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
04



El pasado jueves 24 de marzo Wassyla Tamzali visitó la Librería Pròleg de Barcelona,  especializada en literatura escrita por mujeres, a raíz de la publicación de su libro “El Burka como excusa”, durante su rápida visita a Barcelona.

Ante una audiencia plural de más de 60 mujeres, entre ellas algunos hombres, Wassyla habló muy claro sobre la temática árabe y el feminismo, y la fuerza y veracidad de su análisis, así como su lucidez, despejó en nuestras mentes unas cuantas falsas creencias. Encuadrando la situación de la mujer algeriana dentro de la evolución histórica de la lucha por la liberación nacional en los tiempos dels postcolonialismo de los países del Sur del mediterráneo, huyendo de las etiquetas “árabe”, “magrebí”, “islamista” o “musulmana”, enmarcó las recientes revueltas de los jóvenes del Sur del Mediterráneo dentro de una lucha muy nueva, la de las  generaciones que no se adscriben a ningún tipo de nacionalismo o religión, sino que claman por la LIBERTAD INDIVIDUAL, el derecho a ser cada uno y cada una sin tener que someterse a ningún tipo de dominación, sea de naturaleza identitaria, religiosa o ideológica. Puso especial énfasis en señalar que la actual política ejercida por el poder patriarcal manipula a los ciudadanas y ciudadanos a través de ideologías identitarias (nacionalismos) y religiosas (la forma de dominación más utilizada desde que nació el patriarcado).

Tamzali definió su feminismo como la búsqueda de una libertad singular, la de ser ella misma, y defender los derechos de las mujeres señalando la manipulación por parte de los estamentos de poder sobre la mujer, recuperando así el concepto originario de Simone de Beauvoir, y recordándonos la veracidad de que una mujer no puede ser libre si su entorno no lo es. Por ello, Tamzali amplió el concepto feminismo y su lucha por los derechos de la mujer, que ha sido la figura más manipulada en estos tiempos de patriarcado, y ante una audiencia seducida por la fuerza y la claridad de sus conceptos, mostró que su particular forma de luchar por los derechos de la mujer va más allá de cualquier “ismo”, etiqueta o definición.

En estos tiempos de terrorismo intelectual en que en nombre de la libertad seguimos con actitudes faltas de libertad, como creer que permitir el uso del burka o la poligamia es una señal de respeto, Tamzali desveló las trampas de las aparentes lecciones de los relativistas intelectuales occidentales, que se apropian de conceptos como libertad o igualdad para perpetuarse en el poder y así continuar permitiendo tener a los ciudadanos y especialmente a las mujeres dominadas. Como claramente expresó, una decisión que no está tomada desde la libertad de creencias, no es una elección, sino un sometimiento a uno orden establecido que coharta la libertad individual.

Tamzali, mujer nacida en Algeria, ciudadana del mundo, nos dio ayer un ejemplo del ejercicio de la mayor de las libertades: la libertad de expresar su VERDAD, desde el análisis profundo de una realidad que desconocemos, la pluralidad del mundo árabe que no tiene nada que ver con clichés basados en el miedo al islam y los radicales islámicos con que nos han invadido los medios desde el 11 de Setiempre del 2001.

 

Publicado en: Hacia la madurez social
Email del autor: lvallmarti@yahoo.es

Actions: E-mail | Permalink | Comments (29) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'El Burka como excusa' a Del.icio.us Agregar 'El Burka como excusa' a digg Agregar 'El Burka como excusa' a menéame Agregar 'El Burka como excusa' a Technorati Agregar 'El Burka como excusa' a Google Bookmarks Agregar 'El Burka como excusa' a Live-MSN Agregar 'El Burka como excusa' a FaceBook Agregar 'El Burka como excusa' a Twitter

Post Rating

Comments

German  Pinto
# German Pinto
lunes, 04 de abril de 2011 7:57
No existe pluralidad ni nada que se pueda decir algo que se le parezca LALI ,Arabia Saudi acaba de prohibir que las mujeres puedan votar..habló de éso ésa mujer que dices?Habló de los asesinatos de mujeres adílteras?... solo por poner dos ejemplos sangrantes,no digo que no haya excepciones pero éso de pluralidad no lo veo por ningún lado.Me gustaria pensar de otra manera pero ahora mismo solo veo salvo las revoluciones recientes ,teocracias sanguinarias...........
chus
# chus
lunes, 04 de abril de 2011 8:39
Esta sí que es una revolución pendiente en el siglo XXI.
Y creo que el pilar básico para esa revolución es el que has señalado, Lali: expresar la Verdad que se sienta y que se vea, poniendo a esa verdad, y al individuo que la expresa, y a su libertad, dignidad y derecho natural, por encima de cualquier creencia o fe. Porque ninguna creencia y ninguna fe son válidas o son respetables mientras no permitan la expresión de ese derecho. Por eso a mi no me merece ningún respeto el Islam ni el catolicismo romano, porque mientras exista una curia o una casta que administren reglas y que prohiban cosas a los demás e impongan una norma de comportamiento, el resto de su mensaje (el de la curia o la casta) está cojo y es pernicioso por cínico y viciado por naturaleza.
Por llamarlo, lo llamaría "pecado", y en su esencia, no es otro que menospreciar y limitar a "la otra mitad de Dios." Algo en el que también colaboran las mujeres que se menosprecian y se subordinan a esa visión heredada que casi es como si estuviera tatuada en el ADN de muchas féminas, de tantos varones ciegos, tanto que ni se dan cuenta de las profundas raices que tiene esa falta de respeto o esa desconsideración.
Eulalia
# Eulalia
lunes, 04 de abril de 2011 8:48
Germán, lo que dices también está ocurriendo, y es lo que nos muestran los medios de comunicación también a veces, el lado dramático del sometimiento de la mujer árabel, pero precisamente lo que quedó claro en la presentación del libro es que las mujeres ahí llevan muchos más años faltas de libertades básicas y por eso, precisamente por eso, se han hecho mucho más a sí mismas pues han tenido que luchar por una vida digna desde hace mucho.
En mi caso, antes de asistir a esta presentación tenía la idea de una mujer árabe como la que me venden por la tele: sometida al hombre, anulada, contribuyendo a hacer posible eso. Mi sorpresa consistió en escuchar el testimonio de varias mujeres árabes que viven aquí en Barcelona y que decían que la mujer de aquí, en Barcelona, y en España, es mucho más patriarcal que ellas...y por patriarcal me refiero a que no lucha por su libertad, sino que se somete al orden establecido, o sea, el estado de bienestar sin protestar, dando por hecho que esa es su única libertad.
En muchos casos Germán, una no se da cuenta de que vive en una cárcel hasta que ocurre algo como lo que está pasando hoy en día que te quita el velo de los ojos y de repente estás viendo los barrotes...
Eso sí, Wassyla también dijo que todavía queda mucho por hacer, sólo compartió su visión de la evolución histórica de la mujer árabe y de los países árabes en general, temática que al menos a mí me resultaba tremendamente desconocida.
saludiños
Eulalia
# Eulalia
lunes, 04 de abril de 2011 8:55
Ningún respeto por la falta de respeto disfrazada de bondad, Chus, totalmente de acuerdo, a mí lo que me sorprendió de esta mujer es que se salía de los clichés que tenemos de la mujer musulmana...toda la sarta de invasión de imágenes de radicales islámicos desde el 2011 me hizo quedarme con clichés...y con el miedo y el rechazo a eso, que se traduce en no querer mirar a más profundidad, por eso me gustó mucho esta mujer que ha trabajado no sé cuántos años de traductora fuera de su país. Os recomiendo el libro, hace que caigan también unas cuantas vendas-velos de los ojos...Bon dia Buenos días!!
Eulalia
# Eulalia
lunes, 04 de abril de 2011 9:54
peldón, desde el 2001 ;-)
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
lunes, 04 de abril de 2011 10:23
Es cierto que aún quedan muchas cosas por hacer en el tema de la igualdad y los derechos. Todavía queda remanescencias de nuestro pasado animal, en el que el macho (en la mayoría de casos) tenía supremacía sobre la hembra.
La evolución, la cultura, la inteligencia tiende a igualitar individuos, y esta es una lucha que debemos secundar todos. En todo el mundo. No existe mayor derecho que el propio derecho a tenerlo.
Respeto que, desde el oprimido mundo árabe, salgan reflexiones de este tipo. La lástima es que en todos los casos, proviene de mujeres, algunas mujeres. Llega ya el momento en el que los hombres de cultura musulmana, abran su comprension de la vida y la evolución humana, a los derechos igualitarios sin distincion de sexo, raza, religión y riquezas.
El burka sólo tapa un rostro, pero no puede ocultar un sentimiento.
Andrea Sydow
lunes, 04 de abril de 2011 11:14
Ojala que el libro y miles de foros y discusiones más contribuyan a la integración. Gracias por compartir esta inspiración.
Eulalia
# Eulalia
lunes, 04 de abril de 2011 15:10
Angel tienes razón, estamos en las antípodas todavía...sin embargo en los medios sólo nos muestran lo malo, el trabajo de las mujeres ahí y de algunos hombres también existe, y se puede ver si se busca....y por cierto, matizo tu idea de igualdad entre individuos pues aunque la idea es buena, dicha igualdad sólo se conseguirá respetando la diferencia entre hombre y mujer...por mucho que tú me expliques en qué consiste esto de ser hombre, soy mujer y funciono desde mi cuerpo de mujer, así que hasta que no respetemos esas diferencias también y las integremos con igualdad de derechos dentro de la diferencia, la aparente igualdad será eso, sólo apariencia...
Andre, gracias por apreciarlo, ahí estamos, intentando de salir de nuestras múltiples visiones limitadas del mundo...hard....
Eduardo Martinez
lunes, 04 de abril de 2011 18:22
Mi estimado amigo Carlos/Carles, una pequeña aclaración: En los Países Bajos (Holanda es la Andalucía de los Países Bajos) el dicho es: "O sois obediente o vendrá el Duque de Alba". A los españoles nos tienen mucho cariño y respeto. Lo he podido apreciar durante más de treinta años de relaciones con ellos, que para mi son unas personas extremadamente humanas y excepcionales. Le han ganado la mitad de su terreno al mar y han crecido a base de esfuerzo y trabajo porque no tienen ninguna riqueza natural.

Estimados Lali y Chus,
Sigo en mi empeño de meterme en un partido político (el que me recomendaron aquí no resultó viable: Acción por la Justicia (AXJ), por estar personalizado en una persona frustrada del antiguo CDS)
Acabo de encontrar otro, de nacimiento catalán: Partido de los Pensionistas en Acción, y estoy en contacto con ellos para ver si llego a algo.
La razón de TENER que meterme en un partido político es que los abogados de LEGALITAS me han recomendado que no denuncie a nadie que tenga que ver con el Estado, como ciudadano de a pié, porque ellos me pueden demandar (con cifras astronómicas de compensación), por injurias y calumnias. En cambio. ELLOS, los partidos políticos, se han blindado para que NADIE pueda ir contra ellos por INJURIAS Y CALUMNIAS. Así que voy a utilizar sus propias armas para poder empezar a poner TODAS LAS DENUNCIAS QUE TENGO GUARDADAS EN MI EXPEDIENTE: LAS IMPERFECCIONES DE LA DEMOCRACIA.

La primera denuncia será para intentar prohibir en España TODAS LAS RELIGIONES, empezando por la Católica, que no respeten los Derechos Humanos y nuestra Constitución. Obviamente, no será nada fácil porque ya me han dicho que es una cuestión política, pero no debemos quedarnos inertes ante un incumplimiento de nuestros Derechos Fundamentales.

NADIE va a prohibir a mis HIJAS que sean Obispas, Cardenalas y Papas si les sale del alma. Y menos de todo, un falso estado, nacido de la decisión de un fascista como Mussolini, que no entiendo como sigue considerándose estado.

Afectuosos saludos de este lobo solitario en la estepa malagueña, Eduardo El Boquerón Anglosajón (¡vaya mezcla!, como dirá mi querido Chus)
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
lunes, 04 de abril de 2011 19:08
Lali, creo que estamos de acuerdo. Un hombre es un hombre y una mujer es una mujer. No pretendamos lo contrario. Lo que ocurre es que yo hablo de "individuo", desde el punto de vista de los derechos, libertades y deberes. No desde el fisiológico. Y obviamente el mayor de los respetos a tu cuerpo de mujer (y el de todas las mujeres), pues teneis lo mas maravilloso de la vida, que es crearla. Y en esa diferencia han de contemplarse los derechos-deberes-libertades de todos los individuos.
Pero e insisto, los derechos de las mujeres en la cultura musulmana están muy limitados por los hombres. Por ello, han de ser los hombres lo que modifiquen el paradigma de lo venidero, que no es otra cosa que el centrismo de diferenciaciones por distintos conceptos, entre otros los de sexo. Y han de ser ellos los que hagan paso a una realidad que la inmensa mayoria de musulmanas demanda, unas en sus pensamientos y otras como Wassyla exponiéndolas de forma clara y sosegada. Creo que hasta que la cultura musulmana no se abra a estas demandas, la mujer no podrá optar (por desgracia) a la igualdad de derechos.
Eduardo Martinez
lunes, 04 de abril de 2011 19:20
Idem que Ángel Luís en su mensaje de las 19:08.

Amistosos saludos, Eduardo
maria oliver
# maria oliver
lunes, 04 de abril de 2011 20:10
Lali, gràcies por la crònica. Conozco el tema por las escritoras francófonas del norte de áfrica... Te agradezco el exposé... El tema como recoges y como se deriva de los comments, es espinoso, complejo: nos confronta radical y doblemente a la alteridad u otredad, en fin al Otro
(a nuestra mirada sobre el Otro, ese Otro dentro del Otro (cultura "ajena") que son las mujeres árabes; y a una mirada "extraña", los árabes, sobre "su" Otro, las mujeres...) en fin, que ando sin tiempo pero es de muy mucho agradecer que se le quiten velos (;-) a los pre-juicis y que tomemos conciencia de la existencia de la cultura, la realidad más allá de los clichés, vengan de donde vengan.
Eulalia
# Eulalia
lunes, 04 de abril de 2011 20:16
Estamos de acuerdo, Ángel, pues el ser humano es, ante todo, ser humano, sin embargo, diferimos en un aspecto que a mí personalmente me ha costado muchos pero que muchos años comprender: bajo la apariencia y la palabra libertad en occidente, se esconde toda una estructura patriarcal que, disfrazada de igualdad, ha creado un sistema educativo, judicial, educativo y social que no se ve pues está en nuestro imaginario y en nuestra práctica habitual, me baso en datos de lla historia desde los tiempos en que se instauró el "patriarcado", las religiones, los fanatismos nos permea en sueños y en la realidad cotidiana pues los textos y la escritura que han hecho historia hasta la actualidad han sido escritos por hombres....y se ha silenciado la voz de la mujer que no es dicotómica sino que aúna los contrarios con facilidad....seré más concreta: no hay más que mirar la televisión para detectar qué tipo de mujeres están presentes, o las muy masculinizadas (aunque en apariencia parezcan muy mujer) o las mujeres objeto...sé de lo que hablo, porque como os digo es tan sutil que hay que adentrarse en los propios abismos para verlo, esos abismos que nos permiten a las mujeres parir criar amamantar cuidar escuchar respetar de manera natural pero que no es lo normal hoy en día, en mujeres ...es lo femenino inconsciente que está emergiendo porque se ha reprimido a lo largo de tantos años a través de la moral cristiana, por ejemplo, que se basa en que Eva, la primera mujer, nació de la costilla de Adán...lo hemos mamado en la leche materna, familia, y más allá de lo que creemos, la mujer y la sabiduría femenina ha sido la gran discriminada....por eso la tierra está enfadada, porque no la respetamos ni escuchamos, porque utilizamos nuestro cuerpo como si fuese una máquina, porque no sabemos lo que sentimos, porque sólo impera el imperio de la razón...y todavía educamos a los chavales en esos valores basados en los contrarios, dicotómicos, que nos impregna nuestra manera de pensar...en eso diferimos, Angel Luis, y por eso está comenzando a emerger una nueva visión sobre la mujer, más respetuosa, más amable, más delicada....a pesar de que se da la paradoja que muchos hombres se han feminizado y escucháis más y mejor, e incluís la mirada del otro, que es otra pero no es opuesta, sino diferente,. Esa es la igualdad que está emergiendo, la igualdad de la diferencia de los individuos y miradas, la igualdad dentro de la diferencia, por mucho que lo diferente nos rompa esquemas...bienvenida la apertura a nuevas realidades posibles e inimaginables hace una década....
Querido Eduardo, qué bien tenerte de vuelta, siempre con tu lucha por y para la justicia, qué fuerza y qué empuje, me alegra saberte bien y a toda máquina, eso sí, tenemos todavía tanto por descubrir y asimilar que te diría ánimos y tómate un descansillo para respirar en algún momento, abrazos herman@s y gracias por vuestros comentarios
Eulalia
# Eulalia
lunes, 04 de abril de 2011 20:30
Piacere de los dioses, María, compartir develamientos para quien quiera dejar caer creencias sin ofenderse, pues de sabios es saber que la mirada propia está limitada por nuestra geografía vivencial, y se ampía con visiones conjuntas, con la inclusión de la mirada ajena, cuanto más lejana o diferente más desveladora...aprendiendo a dejarse sorprender, como los niños y niñas, hacia la verdadera realidad, largo camino que no acaba y que resulta fascinante, para mí es una gran puerta que se acaba de abrir pues no conozco esos países y el otro día me quedé, en la presentación, fascinada....liberándome de viejas creencias que no sabían ni que se habían instalado en mí...apertura, apertura es lo que necesitamos, apertura y permeabilidad..besos
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
lunes, 04 de abril de 2011 22:04
Has expuesto un tema muy interesante Lali y que de forma subliminal es un debate que esta presente desde que se inició la crisis: la supremacía de los valores masculinos sobre los femeninos en todas las organizaciones sociales. Creemos que con la igualdad de derechos entre hombres y mujeres ya alcanzamos el equilibrio necesario en occidente, pero este tan solo ha sido el primer paso para que las mujeres busquen su feminidad y encuentren en ella una nueva forma de ver y actuar en el mundo y que esta nueva forma pueda incorporarse y enriquecer la visión actual.

Eulalia
# Eulalia
lunes, 04 de abril de 2011 23:09
Gracias por sintetizar el sentido del artículo, Esther, y repito, por acoger nutrir y regar este espacio de liberdad, en buena medida es lo que hemos ido compartiendo entre todos y todas en este foro..tan sólo añadir que "así como es afuera, es adentro", es decir, lo que vemos en el exterior es una proyección de nuestro interior...o sea, de cómo lo masculino abusa de lo femenino...en nuestro interior...de cómo la supremacía de la razón, el pensamiento lógico y lineal, aristotélico y descartiano, no nos deja vivir las experiencias de lo femenino, las percepciones, las sensaciones, la apertura de corazón, la conexión entre todos, el amor incondicional a la vida....y lo que no es tan agradable de ver, experimentar o sentir...en fin, para qué seguir...
Buenas noches, bona nit a tod@s, dulces sueños
chus
# chus
martes, 05 de abril de 2011 9:04
Sonre lo que pueden hacer los hombres y las mujeres...
Lástima que solo esté en inglés. Lástima, lástima, lástima. Supongo que ya aparecerá traducido.
Es algo que nos toca a los hijos de Eva. Y además, en primer lugar, por nuestro bien, no por el de ellas. Luego lo demás, la liberación, viene por añadidura.

http://www.youtube.com/watch?v=K_uRIMUBnvw

En cuanto a lo que plantea AL y suscribe Eduardo, sobre que son los hombres los que tienen que modificar el paradigma... Diría que cierta configuración del inconsciente masculino de calzonazos inertes o de insensibles inconscientes necesita, incluso aquí, de cierto estímulo femenino imprescindible.
En Túnez se autoinmola un muchacho y la llama prende. En la India, por ejemplo, se inmolan o se autoinmolan a diario, o se las maquilla con ácido, o se les apaliza, (mejor no entrar en detalles) a mujeres y niñas, sin que nadie mueva un dedo, y más aún, con la complicidad imprescindible y además vehemente de seres de su mismo sexo que se apoyan en la tradición y en el estatus cultural y el la norma colectiva.
Atención a esa complicidad.
No somos iguales. Y eso, en lugar de una maldición o una condena, es un tesoro y una oportunidad de crear el mundo.
Pedonadme, aunque no hace falta pedíroslo, porque sé que no es vuestro planteamiento en absoluto, pero incluso en eso de que "son los hombres los que tienen que modificar el paradigma de lo venidero" se puede respirar cierto tufillo... Ya me entendéis. Como haya que esperar a que los Imanes, los Mulahs, los Obispos, etc., (curiosamente todos machos, in moralitas docti sed castrati,) den el placet al cambio de paradigma, vamos dados...

En mi opinión, son las mujeres las que tienen que dar un paso, pero no para sacar las cosas adelante, que ya lo están haciendo en tantos sentidos en el terreno familiar, sino para sacarse ellas de esa trampa de indignidad de la que tantas veces son cómplices conscientes o inconscientes, y reconocerse, buscarse y encontrarse en otro reflejo diferente al que han aceptado.

Ayer me encontre felizmente indignado, con un pensamiento: "pero ¿Cómo es posible que una mujer tenga que aceptar de un hombre la autoridad sobre lo que se viste o no se viste, o sobre lo que "le" enseña o no enseña... Precisamente para no "aparecer" en algún grado de estimulación que revuelva la libido del gañán pseudo-moral, y no "tentarlo"? ¡Pero qué morrrrrro! Si eso no es utilitarismo al servicio de la libido masculina...

Por otro lado, lo pendiente no es una revolución contra el macho, sino de una afirmación de la femineidad y de la importancia de la autonomía de los principios femeninos, una autoliberación más allá de la guerra. Porque en la guerra del sexo, muchas veces se pierde cuando se gana, porque parece que importa más vengarse de los agravios recibidos, o arrancar un triunfo del presunto adversario, que encontrar la libertad de expresar el talento innato del que la naturaleza nos ha dotado para obtener los frutos de la complementariedad, de la reciprocidad, de la asimetría más importante del universo.

Baila, Salomé.
¡Pero baila para ti!
Por la alegría, el gozo y la experiencia del baile,
por la gracia que te ha sido otorgada.
La gracia presa que mi anhelo confunde.
Tuya es la coreografía.
Y así la mitad del reino también será tuya, Reina.
Y así, solo así,
el Rey conocerá el valor de su mitad,
y podrá por fin abrir los ojos,
los ojos del corazón.
Y volveremos juntos al Paraíso.

Abrazos luminosos
Chus
Eulalia
# Eulalia
martes, 05 de abril de 2011 11:04
Gracias por explicarlo de manera tan bonita Chus, y subrayo eso que dices, sí, que son muchas las mujeres que todavía no han recuperado el amor a lo femenino en ellas...un dato: desde el 2008 ya casi no quedan mujeres en la universidad pues el modelo educativo no les atrae, porque se les prohíbe la expresión de ser mujer ...buen dato, ya la vez alarmante...
En eso estamos Chus, por supuesto, pues nos hemos alejado mucho de casa, del origen, de la Madre.
abrazos, precioso poema...baila, Salomé...
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
martes, 05 de abril de 2011 11:32
Lo has explicado muy bien Chus. No se trata de una guerra entre géneros, no es la supremacía de uno sobre el otro, sino de disfrutar de enriquecerse de las diferencias. Respecto a lo que dice Angel Luis y que suscribe Eduardo, al margen de que el hombre nos de o no paso, el trabajo de rescatar la feminidad es principalmente nuestro, de las mujeres. Y no es trabajo fácil. Yo puedo sentirme muy femenina en ciertos ámbitos donde estos aspectos han sido cultivados desde tiempos ancestrales, pero cuando entro en el ámbito laboral o de organización social, yo misma me doy cuenta que adopto formas de funcionar masculinas, racionales, porque es así como aprendí a hacerlo al igual que la mayoría de nosotras. Coo rescatar la esencia de nuestra feminidad y aplicarla a nuestra forma de trabajar o de organizar, es el descubrimiento que nos queda por hacer y ese camino también es doloroso para nosotras, lleno de incertidumbres.

¡Precioso el poema de salomé!
chus
# chus
martes, 05 de abril de 2011 12:28
Gracias.
Seguid bailando, valientes y fascinantes.
Nosotros estamos confusos. Tenemos esa fuerza bruta, y ese anhelo despierto por vuestra atracción, que solo sabemos EXPLICAR, que solo sabemos canalizar hacia intentos de consumaciones físicas, desde lo patoso hasta lo artístico, desde Don Juan hasta Berlusconi... Cuando en realidad detrás de esa atracción y ese anhelo se esconde un camino de descubrimiento y de realización, de complicidad interactiva en otros planos del ser que se atraen con un inmenso poder magnético que no somos capaces de calibrar ni de comprender, y cuya energía distorsionada se desvía hacia los planos de la interacción física cuyas formas son caducas, rancias y esclavizantes, y aún así, ¡Se sigue dando la complementariedad y la reciprocidad!
Estamos confusos, porque lo natural en ella es artificial en él, y viceversa, y solo sabemos tratarlo desde la naturalidad propia, y desde la acción y el ejercicio del poder natural, el único que sabemos emplear, cuando es mucho más prometedora la entrega y el silencio, el silencio del patio de butacas de un teatro de ballet.
Esa acción, ese intento de control frustrado de lo incontrolable por innatural en uno, se vierte en normas y razones en ellos, y en rutinas y sentimientos en ellas, configurando un lenguaje de sordos. ¿Cómo es posible que ella no comprenda, cómo es posible que él no pueda sentirlo? Decimos, y lo hacemos al unísono...
Dicen que la iniciativa es del macho. Pues quizá, pero creo que ¡Hasta para eso os necesitamos! Y en este caso, os necesitamos libres. Creo que a nosotros nos toca la de callarnos y dejar ser. Observar eso que surge en la contemplación de "la otra", sin explicarlo, sin agarrarlo, sin apropiárnoslo, porque en realidad estamos agarrando y estrujando esa parte de nosostros que no conocemos más que por un clamor subterráneo incomprendido y que solo sabemos utilizar como niños torpes y dormidos.
Dicen que la iniciativa es del macho. ¿La iniciativa de qué? ¿De donde surge el deseo, el deseo de ser qué? Cualquier imagen que nuestra razón procesa, y nuestra razón está hecha de recuerdos recobrados y trenzados según un orden lógico, cualquier imagen procede de nuestra memoria, de nuestro acerbo femenino, de nuestro almacén pictórico de fotogramas de la sanza de la vida. Y la energía con la que vitalizamos la afirmación de nuestra visión de nosotros mismos, la energía con la que el reflejo del espejo nos da o nos quita el futuro y el pasado, que es sino el sentimiento, femenino en su esencia y naturalidad, buscado y encontrado desde la otra orilla, remando con esfuerzos artificiosos o artísticos, cuando es un don que fácilmente nos lo puede dar con un solo toque nuestra vecina asimétrica... Por no hablar de la intuición, de la inspiración, de lo que llaman la musa, que todas las razones y explicaciones del mundo son incapaces de invocar...
Seguid bailando, por favor. Ya me callo.

Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
martes, 05 de abril de 2011 16:29
Chus, creo que has confundido mi post. Porque espero haber sido suficientemente claro, aunque si no ha sido así, me explico.
Ese "tufillo" de que son los hombres los que han de dar paso a las mujeres, también me daría a mi, si lo hubiera entendido como tu.
Verás, las mujeres, la mayoría de mujeres, en occidente de manera mas abierta y en otros lugares donde se encuentran subyugadas, mas de pensamiento y esperanza que de obra (por miedo), ya están pronunciándose reclamando algo que en derecho les corresponde. Llevan años haciéndolo. Por mi parte comparto, sin ser ni feminista ni machista, los anhelos de igualdad, dentro de nuestras diferencias, de las mujeres. Sin peros y sin dudas.
Lo que he expresado mas arriba es que sin la abertura de mentalidad y el crecimiento social de los hombres, sobre todo en la cultura musulmana, por mucho que reclamen las mujeres, seguiran siendo objeto, no persona. No se trata de que el hombre tenga que dar "permiso" a la mujer para tener derechos. Sino de que la igualdad de derechos y obligacions, sea una realidad aceptada como tal, sin enfrentar ninguna otra cuestión. Es muy simple. Aunque para estas culturas, es mas simple aún porque se trata de ostentar el mango del látigo. Y es este látigo lo que ha de desaparecer, y las mujeres solas nunca lo conseguirán. Debe conseguirse que el que tiene el látigo lo suelte sin mas, y dándose cuenta de que lo que estaba haciendo está mal y no tiene derecho a hacerlo.
La igualdad de derechos no tiene (o no debiera tener) nada que ver con el sexo, la religion ni otras cuestiones diferenciadoras. Pero esto no ha de ser una imposición al estilo de "prohibido fumar", sino un convencimiento desde todos los ámbitos en todos los lugares y de cualquier forma.
He dicho.
Eulalia
# Eulalia
martes, 05 de abril de 2011 19:58
Jajajaja Angel Luis, este he dicho ha salido de las entrañas...Sí, hablamos de lo mismo, de un volver la mirada hacia dentro, hacia lo sutil, que en cierta medida a la mujer le es más natural...porque en los hombres, de niños, se les reprimió antes. Asimismo, la mujer de hoy en día también se encuentra muy lejos de vivir cerca de su auténtica feminidad, hablo por lo que veo y experimento en mi entorno, pues es lo que veo y compruebo y me sigue sorprendiendo lo lejos que estamos...sin embargo, hay un trabajo de fondo que se está haciendo y en el cual me he visto involucrada durante esta última década, repleto de mujeres y ya unos cuantos hombres que se han responsabilizado de su "alejamiento" de sí mismos, y andan como yo buscando el camino de regreso a casa...
Queda mucho, sin duda. Y cuando duele es porque todavía no hemos visto que el mundo en el que vivimos está muy lejos de nuestras fantasías de justicia, de igualdad, de armonía, de amor...a medida que procesamos el dolor de lo real, se abre en nosotros y nosotras una nueva actitud, un ir hacia dentro que hace el trabajo al ritmo de cada cual, de su entorno, del grupo en el cual cada uno y cada una está inmerso...y ahora son tiempos de grandes saltos en crecimiento...si los abordamos con humildad, paciencia y gratitud...esa es mi experiencia estos años, a medida que se ha ido haciendo en mí el trabajo de soltar viejas creencias sobre el mundo, sobre mí, sobre personas que creía que me querían, sobre cómo debería estar funcionando la educación...he ido aceptando la realidad del mundo ahora.
Desde ahí puedo rebelarme y trabajar para desvelar lo que veo, compartirlo con quien quiera escuchar y abrir el corazón...y está ocurriendo. Este espacio y tantos otros ya hablan de lo mismo, ya nutren...compartimos, somos en la diferencia (qué estilo tan diferente de escritura y conceptual en cada uno de nosotros y nosotras, y en general de hombres y mujeres que escribimos aquí), y toda opinión es válida si uno o una lo quiere acoger...si hay reacciones, es que algo de uno se está reflejando, y es una oportunidad preciosa para dejar caer otra creencia que nos tiene enganchados y enganchadas....
Que los hombres estáis confusos ante la feminidad que está aflorando en la calle? Claro...nosotras, también. A medida que una va recuperando su feminidad, y hablo por mí, me siento insegura pues topo con eso de lo que hablas, Chus, la agresividad de la mirada masculina sobre el cuerpo de la mujer, no sólo la de los hombres, sino la de algunas mujeres también, y como mi cuerpo fue abusado y herido de niña, me encojo...tomo conciencia de hasta qué medida me dejé abusar...duele, pero cada día me puedo instalar más en la belleza de mi cuerpo, desde la humildad y no la provocación, sientiéndome bien por ser mujer, dejando de sentir miedo por encarnarme....hasta que poco a poco esa confusión deja de ser tal....
Ah, por cierto, Angel, de veras que es un mito que la mujer occidental sea más libre que la árabe, en mi opinión...es algo que estoy comprendiendo poco a poco, pues la cárcel de la comodidad es también muy grande, aparte de la cárcel del miedo...a mí me ha costado 10 años salir de dicha cárcel, mi entorno no me dejaba, al menos la mujer árabe vive tan tan falta de libertad que cuando llega al límite estalla...o bien con la muerte y liberándose del todo...aquí es diferente...mucha mujer se cree libre y simplemente es un hombre disfrazado de mujer, es decir, mujer no encarnada en su feminidad que contribuye en sus pequeñas acciones día a día a sostener el patriarcado, pues todavía no ha iniciado el camino a su verdadero ser....pero como los medios nos invaden con los abusos muertes ablaciones, no se ve el grado de sometimiento de la mujer occidental, es más sutil...
Estamos de acuerdo, hombres, y gracias por existir, escribir, y mojaros...falta mucho eso, que se mojen los hombres también...sostenidos y acogidos por mujeres de verdad...en eso estamos verdad Esther??'
saludiños
Eduardo Martinez
miércoles, 06 de abril de 2011 11:26
Muchas gracias Ángel Luís por tus pertinentes aclaraciones. Ni tanto ni tan calvo. Ni echarle la responsabilidad a las espaldas de las mujeres, que hacen lo que pueden y le dejan, ni pensar que cuando los hombres queramos la libertad femenina será un hecho.

Como dice mi buen amigo Francisco Garde, NADIE tiene libertad. Unos se pueden mover dentro de un círculo muy a estrecho (sólo unos 6.000.000.000 de seres humanos en la actualidad), mientras que el resto menos unos 500.000 Hijos Pródigos, tenemos un círculo más amplio. Pero si pretendemos salirnos del círculo, nos pasará como le pasó a Mario Conde o me está pasando a mí, (DE MOMENTO).

Estamos "ATADOS Y BIEN ATADOS", ya lo dijo el gnomo malvado.

Amistosos saludos, Eduardo
claudia truzzoli
# claudia truzzoli
sábado, 09 de abril de 2011 13:48
Estuve en la conferencia de Wassyla Tamzali y agradezco profundamente haber asistido por la claridad conceptual de la autora, mujer argelina, musulmana, que me permitió ver la diferencia entre los fundamentalistas islámicos y el islam en el que ella fue educada. El título de su libro, El burka como excusa, hace preguntarse qué se excusa detrás de su uso. El subtítulo del libro, Terrorismo intelectual, religioso y moral contra la libertad de las mujeres, nos da una respuesta. Ella es una argelina feminista, defiende los valores universales del feminismo, como el derecho a la igualdad de derechos para hombres y mujeres, que no es negar la diferencia de sexos como algunos malentienden. Por eso ella rechaza la idea de un feminismo islámico, porque dice que es un oximoron. Palabra compleja que quiere decir que son términos que se contradicen cuando van juntos. Con ello quiere denunciar que el feminismo no es una cuestión que pueda reivindicarse como algo identitario, diferenciado, porque sus principios son universales, se trata de derechos humanos que no pueden ser negados. Mientras el fundamentalismo islámico exija el uso del burka a las mujeres en nombre de la tradición, lo que oculta es que esa tradición arranca del medioevo que obligaba a las mujeres a ocultar su cuerpo por ser fuente de tentación para el hombre. Las que defienden el uso del velo en nombre de una identidad nacional deberían preguntarse porqué los hombres se adaptan tan bien a la manera de vestir occidental con sus jeans, sus bambas, etc. en vez de usar las vestimentas tradicionales en nombre de su identidad nacional. En las últimas rebeliones contra los gobiernos autócratas de los paises de medio oriente, hemos oído un clamor de libertad proclamado por gente joven fundamentalmente. ¿Pero eso es sinónimo de que los nuevos rebeldes sean demócratas? En Libia, se han dado casos de rebeldes que están matando a los cristianos. Eso quiere decir que las luchas son más complejas de loq eu los medios nos cuentan. Reemplazar una dictadura por otra no es ser demócrata. Imponer una religión tampoco. Las mujeres que estaban en las revueltas seguramente luchaban por ser más libres, pero muchas de ellas iban veladas o enburkadas. ¿Por miedo, por convicción interior, llamada libre consentimiento?
Wassyla Tamzali nos dió una poderosa frase que nos tiene que servir de reflexión frente a ciertas confusiones a las que podemos adherirnos. Diferenció entre el libre consentimiento al uso del velo o el burka y la elección. Una puede consentir o no frente a algo impuesto, pero la elección libre supone la posibilidad de criticar ese uso, la libertad de elegir entre varias opciones sin que eso suponga ser excluida de la comunidad, o ser tratada de infiel, lo que supone un riesgo de muerte para el fundamentalista islámico.
Una mujer somalí, Ayaan Hirsi Ali, que se fugó a Holanda para escapar de un matrimonio concertado con un primo suyo, por defender el derecho a la libertad, a la instrucción, por criticar el oscurantismo y el atraso que la religión impone a hombres y mujeres musulmanes, está condenada a muerte por la ley islámica. Esta mujer que llegó a ser diputada en Holanda, después de haber tenido durante años guardaespaldas y protección del gobierno holandés, emigró a Estados Unidos, cansada de tanta persecución. Salman Rusdhi, escritor de Los versos satánicos, también vive escondido en el reino Unido porque un fatua lo condenó a muerte por hereje. Las revueltas frente a las viñetas humorísticas que Dinamarca publicó sobre Mahoma, provocaron reacciones incendiarias por parte de los fundamentalistas no sólo en los países de donde son originarios sino en toda Europa.

Me sorprende y me asusta que todas estas cosas se quieran relativizar diciendo que en Occidente la mujer no es más libre porque también está sometida al patriarcado, que en los medios aparecen las barbies o mujeres masculinizadas. Eso hace al efecto que la cultura imprime a la diferencia jerárquica de los sexos, pero nadie puede negar que a ninguna mujer en Occidente se la condena a muerte por criticar al patriarcado. ¿Puede una mujer musulmana hacerlo sin ser en el mejor de los casos sólo deshonrada? ¿Puede una mujer musulmana como Ayaan Hirsi Ali criticar su religión sin ser condenada a muerte?
¿Puede un cineasta como Teo Van Gohg hacer una película crítica contra el trato que le brinda la religión islámica a la mujer, sin haber pagado el precio de ser asesinado?
Reflexionando seriamente sobre estas cosas, creo que al menos deberíamos ver que hay una diferencia entre el Oriente musulmán actual y Occidente y no contribuir a la confusión defendiendo el multiculturalismo sin límites, y no ser tratada de fascista o fundamentalista por decirlo.
Eulalia
# Eulalia
sábado, 09 de abril de 2011 14:34
Gracias Claudia, por ampliar horizontes con tu visión, mucho más informada que la mía pues al menos a mí me sorprendió mucho la presentación del libro por mi total desconocimiento del islam, aparte de Wasyla me soprendió lo que dijeron las otras mujeres árabes presentes.
Estoy de acuerdo de que es muy grave el fundamentalismo musulmán, y que la falta de libertad de la mujer musulmana es aberrante, amén de lo de Salman Rushdie o por poner un caso el escritor Roberto Saviano....y mucho más evidente que la de la mujer occidental...sin embargo, a mí me preocupa y entristece que bajo una aparente situación mejor de la mujer occidental, la sutileza del sometimiento de la mujer occidental, que vive en un aparente bienestar, es igualmente una gran cárcel...aunque no sea tan evidente, aunque no se violen los derechos humanos de la mujeres de aquí de una manera tan clara, está ocurriendo lo mismo....sólo que es más difícil de ver...
Entre otras cosas, porque la supremacía interna de lo masculino sobre lo femenino en nuestro interior ha sido algo que hemos mamado de pequeñas y pequeños....y hay que darse cuenta, cada día, de que ser mujer, y ser humano, también implica reaprender a sentir y balancearlo, no anularlo, con las funciones racionales que tanto prevalecen en estos tiempos de hoy día...

Sentir, habitar el propio cuerpo, desmelenarse, recuperar nuestra mujer salvaje, es hacia dónde enfoco yo mis energías...para volver a lo que siempre fui y que voy recuperando poco a poco: pura entrega.

Abrazos y buen finde
Lali
claudia truzzoli
# claudia truzzoli
lunes, 11 de abril de 2011 9:39
Querida Lali:
Estoy de acuerdo contigo en que la mujer occidental también tiene sus sometimientos, pero hay una gran diferencia con la musulmana, y es que nosotras podemos acceder a la crítica del sometimiento y luchar para interiorizar otra actitud. Ellas no pueden hacerlo porque hacerlo sería pagar un precio demasiado alto, a veces con la propia vida. A ti nadie te azotará por recuperar la mujer salvaje, nadie te matará lapidada por adúltera.
No conozco la historia personal de las mujeres árabes que estaban presentes en la conferencia, pero ésas no son seguramente las que sufren estas limitaciones de las que estoy hablando y que sufren sus otras compatriotas. las hijas de inmigrantes musulmanes que se han socializado en Europa con un marco de libertades adquiridas, no suelen darse cuenta que esas libertades no siempre han estado ahí, sino que son el fruto de luchas que las mujeres han hecho para adquirir esos derechos. Cuando defienden su identidad nacional y acusan de racistas a las feministas occidentales por intentar imponer unos valores occidentales y blancos, no se dan cuenta que están anteponiendo el racismo al sexismo. El feminismo ataca fundamentalmente al sexismo.
Cuando tú quieres recuperar a tu mujer salvaje, ¿estás segura de que podrías hacerlo bajo el islam radical?
Espero que estas reflexiones ayuden a clarificar nuestras mentes y a defendernos de una invasión cultural que nos quite libertades fundamentales para hacer que una vida sea digna de ser vivida.
Con todo cariño, te recomiendo que leas el libro de Ayaan Hirsi Ali, Nómada, para que admires la claridad conceptual de una mujer somalí, educada en el islam y rebelde a su cultura.
Con todo cariño
Claudia
Eulalia
# Eulalia
lunes, 11 de abril de 2011 12:10
Querida Claudia:
Si, es cierto, la mujer musulmana no tiene más difícil para liberarse, pues sufren castigos más radicales (lapidación, etc)...viven en una situación límite, así que sólo escapan de ella las que verdaderamente quieren ser libres, estoy de acuerdo con lo que escribes.
También suscribo que aquí tenemos la capacidad crítica del sometimiento, si es que te das cuenta de que estás sometida: muchas mujeres occidentales todavía no saben que viven sometidas al orden patriarcal, como a mí me ocurrió personalmente hasta los 35 años, y por ello contribuyen a que las mujeres que sí quieren recuperar su mujer salvaje, su verdadera mujer, lo tengan más difícil, pues creo que estamos de acuerdo que el patriarcado también está sostenido por muchas mujeres que priman la comodidad y la superficialidad por encima de sus valores profundos, que se hallan escondidos tras el dolor de sus corazones...bajo la aparente igualdad entre géneros y el estado de bienestar en el que vivimos, la mujer occidental en general todavía no se ha dado cuenta de que está sometida...Para que se dé cuenta hace falta que le acometa una enfermedad, o una desgracia familiar, o algo fuerte que desestabilice su sistema de creencias y la haga bajar a lo que siente....vivimos en una sociedad que está muy desconectada de las emociones, a mi entender....y así está ocurriendo, se ve en el entorno, todo se está manifestando en movidas emocionales o enfermedades que te remiten a ti, para que despertemos.
Al menos esta ha sido mi experiencia, o así la veo y la he vivido, y procuro estar abierta a ampliar mi visión, que se nutre de la de los/las demás.
Dices que las mujeres que vinieron a la conferencia acusaron a las mujeres occidentales de racistas...yo no vi eso, no me quedó esa impresión, de que defendiesen su nacionalismo o acusasen de racismo a las mujeres de aquí, me quedé con la idea (que puede ser equivocada, of course) de que señalaban que la mujer occidental estaba más acomodada, adaptada, y por tanto cerrada, ante la verdadera libertad, la que no tiene ismos...sobre todo la última que habló, la periodista, que fue contundente y clara: la llevaron a un debate en televisión sobre la identidad de la mujer musulmana, y se encontró sola por defender la libertad de la mujer sin etiquetas, sin religiones ni identidades.
Me haces una pregunta directa, si podría recuperar a la mujer salvaje que todas llevamos dentro en el islam. No te puedo responder pues no vivo allí, pero te aseguro que recuperar a la mujer salvaje aquí, en España y Barcelona, no me ha significado una lapidación o un matarme físico, pero sí simbólico o emocional: mi propia familia, todo el entorno que me rodeaba y en el que crecí, me ha rechazado y querido humillar DELANTE DE MIS HIJOS, y lo ha hecho, con la consiguiente "muerte" simbólica que ha acaecido en mí....porque precisamente para que aflore la mujer que había en mí, escondida, inconformista, rebelde y antinormativa de leyes "artificiales", he tenido que digerir el proceso emocional de sentirme rechazada por toda mi familia de origen, mi "patria", hasta encontrar mi matria, en mi interior, más allá de todo lo que tragué de niña, adolescente, y primera adultez.
Gracias por la recomendación, a la que pueda me lo leo, estoy a tope preparando el St Jordi en Pròleg, si pudieses hacer una reseña del libro sería genial---te recomiendo también dos que he leído y reseñado últimamente, MAS ALLA DE LAS ETIQUETAS, Mujeres, hombres y trans, de Coral Herrera Gómez, y YO MATÉ SHEREZADE, Confesiones de una mujer árabe furiosa, de Joumana Haddad, espero que pronto los recibas reseñados...
Ahí estamos Claudia, saliendo del imaginario patriarcal en la medida que vamos actuando desde la información, conciencia y autocrítica, gracias por ampliar mi visión, que es complementaria a la tuya creo yo, a pesar de mi ignorancia, hasta hace dos semanas, de la problemática árabe----me impresionó mucho el libro de Mujer en punto 0, de Nawal al Sadawi, y sí, son métodos más bestias de sometimiento el de los árabes radicales, y más evidentes, aunque a mí lo que me preocupa más es lo que me concierne de cerca, y es el acoso a lo emocional y a lo corporal sutil que se realiza cada día, desde la escuela y el sistema, a los chavales de hoy en día, pues lo vivo en mis carnes, y refleja lo que me hicieron a mí y nos han hecho a todos y a todas en occidente...a medida que lo hago consciente puedo defender a mis hijos de ese acoso, aunque resulta difícil pues es sutil bajo la apariencia de bienestar y libertad....
Abrazos y cariños
Lali
Eduardo Martinez
lunes, 11 de abril de 2011 21:12
Estimada Lali,

Me gustaría que no insistieras cada vez que alguien te habla de la libertad femenina en Occidente, porque tú personalmente tengas un problema con tu familia.

Yo he vivido en 34 países y puedo asegurarte que el patriacardo de que hablas no existe en general. Es más, hay países en los que ya existe un matriacardo real: Alemania, Países Bajos, Países Escandinavos, Canadá, EE.UU...

Yo me he encontrado aquí con un ejemplo muy claro de matriarcado:

Con el divorcio exprés, la mujer puede presentar la demanda de divorcio porque sí. Y punto. Eso es lo que ha hecho mi ex. Lo primero que hicieron las abogadas de mi ex es mandarme una carta anunciándome la demanda de divorcio. Contacté a Legálitas y una abogada especialista me afirmó que la demanda no estaría puesta porque esa carta pretendía provocarme y que yo actuase en contra de mi ex para que las abogadas pudieran utilizar esa actitud como agravante para conseguir TODOS SUS PROPÓSITOS DE DEJARME LITERALMENTE EN PELOTAS (con perdón).

Como mi reacción fue hacer una huelga de hambre, las abogadas de mi ex no supieron que hacer pero finalmente me pusieron la demanda casi dos meses más tarde a la vista de que yo no estaba actuando como ellas esperaban. Tanto ellas, las abogadas, como mi ex mintieron todo lo que quisieron, a sabiendas de que el 96 al 98 por ciento (¡SOLAMENTE!) la justicia le da la razón a la mujer (MENOS MAL QUE ESTAMOS EN UN PATRIARCADO!!!!)

El Psicólogo fue a favor de mi ex, convirtiendo mis virtudes en defectos y sus enfermedades, por las que consiguió la Incapacidad Permanente ABSOLUTA con un 75% de invalidez, como algo que no tenía importancia.

La fiscal me atacó con mentiras sin ningún rubor.

El juez actuó algo más objetivamente pero se veía que el favoritismo iba hacia la mujer.

El resultado de todo ese supuesto "patriarcado" es que de 70 a 100 mujeres mueren asesinadas a manos de bestias salvajes pero que ignoro hasta qué punto algunos asesinatos son "motivados" cuando las sentencias de divorcio les dejan debajo del puente y en la miseria. Por otra parte, hay más de SETECIENTOS SUICIDIOS MASCULINOS AL AÑO, según un estudio del Juez Serrano de Sevilla, contra el que han arremetido todas las feministas por darlo a conocer, que se pueden achacar a los divorcios. Se trata de un diez por ciento de los 7.000 suicidios masculinos que hay al año.

Yo he estado muy cerca de engrosar esa fría estadística. Únicamente que tuve la precaución de hacer separación de bienes ANTES DE CASARME, y he podido venirme a vivir a mi piso de Málaga, dado que MI PISO DE MADRID, se lo han dejado para su uso y disfrute a mi ex y mis dos hijas. De no haber tenido la separación de bienes y no disponer de un segundo piso, mi suicidio hubiese sido un hecho porque me encontré en la calle con lo puesto, expulsado literalmente de mi hogar por dos oficiales del juzgado y dos policías.

Esto no es una serie norteamericana. Esto está sucediendo desde hace bastante años en este país. ¿Patriacardo? ¡Menos mal! Sino me hubiesen quitado hasta los calzoncillos.

Lali no apliques tu caso exclusivo a la situación de las mujeres en OCCIDENTE. Ya aclaro que en muchos países incluso existe ya un MATRIARCADO, FÍSICO Y PSÍQUICO. Que yo sepa tu caso no es muy común. Lo mismo que tampoco es común en Occidente los Derechos del Hereu Catalán, sino, que según yo conozca, esa injusticia solo existe en Cataluña.

Amistosos saludos, Eduardo
Eulalia
# Eulalia
lunes, 11 de abril de 2011 23:28
Estimado Eduardo pues tenemos mucho en común, que han utilizado las mentiras contra nosotros, en mi caso fue más la manipulación de mi ex hacia mi familia haciéndose él el bueno y coincidiendo con mi despertar brusco a cómo quería yo vivir y educar a mis hijos, si para las formas y lo social o de manera honesta y auténtica, como procuro vivir.
Sin embargo, no me siento víctima del tema pues todo ese rechazo me ha hecho profundizar en las heridas que llevaba a cuestas de niña y ahora ya es pasado. He recuperado mi fuerza de antaño, que juntada con la vulnerabilidad de mi ser, me permiten vivir más plenamente.
Disculpa que hable de lo personal, pero creo que en estos tiempos sobran teóricos y teóricas y se impone hablar de lo que uno y una ha aprendido de la propia experiencia. Para mí es lo que vale, sea una visión limitada como lo es (pues el punto de vista propio siempre es limitado, y por eso se nutre de las experiencias y visiones de los demás), pero al menos es desde el corazón.
Es cierto que no es un caso muy típico el mío, y que Cataluña también es un caso aparte, pero a mí me ocurrió esto: decepcioné a todo mi entorno familiar y social (a casi todo, me quedan buenas amigas y amigos que me conocen) y luché por vivir como yo creía, más allá de las demandas de los demás. Para mí eso es libertad: darte cuenta de que muchas veces no actúas desde lo que realmente sientes o quieres, sino para cumplir con las expectativas y ahorarrarte problemas emocionales.
No dudo que has viajado por muchos países...pero hablas de matriarcados cuando el hecho de que manden mujeres (en mi casa de origen mandaba mi madre, que era más hombre que mujer) no quiere decir que sean mujeres de verdad, sino mujeres con los valores del patriarcado. Estoy elaborando un artículo respecto el tema que es pero tener para después de St Jordi y el tema no es tan etiquetable como lo que apuntas...también yo he viajado, aunque no tanto como tú, y el patriarcado está en todos lados...sobre todo en los valores profundos. No dudo que tu caso también ha sido muy injusto. Gran oportunidad tienes para llevar a cabo un proceso hacia tu interior, que es una gran oportunidad, al menos a mí me ocurrió así...Por encima de todo están a mi entender la escucha al otro, la apertura de mente, y la no agresión...el mundo está llena de mujeres que para ser alguien han traicionado a su corazón...son patriarcales, aunque sean mujeres occidentales...a eso me refería...hasta que hombres y mujeres no aprendamos a alinear pensamiento, sentimiento y acción, el mundo seguirá lleno de injusticias...que pagarán nuestros hijos e hijas...
Saludos y abrazos Eduardo, se te echaba de menos...pero ojito con las palabras que son engañosas..

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas