image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
09



Tomamos prestado el título de la famosa canción de Bob Dylan de los años 60 que marcó esa época. En efecto, en esos años los tiempos comenzaron a cambiar y últimamente los cambios se están acelerando. Hemos expresado varias veces en el blog nuestra visión de la crisis actual, desde hace más de 3 años venimos diciendo que, en nuestra opinión, esta es una crisis sistémica global, es decir, el sistema capitalista mundial está en crisis. No es la primera crisis del capitalismo, ya ha pasado por varias en sus dos siglos de existencia, la última fue el crash de 1929, y si no aprendemos de los errores de esa crisis volveremos a equivocarnos, otra vez. En esta ocasión las causas de la crisis son, en primer término la superación de la capacidad de endeudamiento, y en segundo lugar por el fin del petróleo barato.

Las alternativas de salida de la crisis son dos, por un lado que el capitalismo llegue a su paroxismo aumentando su sed de violencia, control y explotación, o por el contrario una salida cooperativa, solidaria, ecológica, la nueva conciencia que emergió en los años 60. Crisis se define como el momento en el que lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer. En nuestra opinión lo viejo es el sistema capitalista con su conciencia materialista, individualista, consumista y competitiva, y lo nuevo es la conciencia planetaria, la ecología, la paz, la cooperación, la libertad, la creatividad, la espiritualidad, y todos los valores que comenzaron a extenderse en la década de los 60.

Esa nueva conciencia no es totalmente nueva, pero hasta ahora había estado reservada a mujeres y hombres sabios o místicos. Hace 2.500 Sócrates dijo: "No soy un ateniense, ni un griego, sino un ciudadano del mundo". Muy poca gente ha repetido esa conciencia planetaria a lo largo de la historia, pero en los 60 pudimos ver el planeta por televisión, un planeta azul, sin fronteras, en medio del inmenso universo, una casa común, la conciencia planetaria se extendió.

Un ejemplo, pequeño, de ese cambio es el vídeo (en dos partes) de la conferencia de Arcadi Oliveres que publicamos en la última entrada del blog, "Yo soy marroquí y voy a salir el día 20 de febrero". En apenas dos meses, y sólo con el boca a boca en Internet, ha sumado más de 600.000 vistas en Youtube. Arcadi es uno de esos cristianos de base que lleva toda su vida dedicado a la justicia y la paz, con un c.v. impresionante no busca la fama, el dinero o el poder, sino actuar de buena voluntad buscando el bien común, conozco muchos de esos cristianos comprometidos, la mayoría anónimos, están en la línea de la Teología de la Liberación, para ellos espiritualidad y compromiso social van unidos.

Lo que es sorprendente es que Arcadi lleva décadas dando charlas a auditorios minoritarios, como este vídeo que es una conferencia en una modesta asociación de inmigrantes, y de pronto en dos meses lo han visto más de 600.000 personas.

El otro día, un amigo escritor que lleva media vida escribiendo sobre nueva conciencia y ecología me dijo que es ahora cuando puede vivir de ello.

Son dos ejemplos de que los tiempos están cambiando, los que llevan más de 30 años diciendo que este sistema no funcionaba, siguiendo la emergencia de esa nueva conciencia en los años 60, tienen ahora más audiencia que nunca, porque efectivamente todo el mundo está comprobando que este sistema está en crisis, y hacen falta fuentes de luz y esperanza, los líderes emergentes.

Pero no esperemos líderes que nos salven, el nuevo liderazgo es colectivo, cuántico, no personalista, como estamos viendo en las revoluciones árabes.

Pero, como hemos dicho antes, la "otra" salida de la crisis es la evolución "lógica" del sistema hasta su paroxismo, aumentando su sed de violencia, control y explotación. Una señal preocupante de ese cambio es que el sueño de siempre de los capitalistas había sido un estado mínimo que sólo cumpliera dos funciones: garantizar que los contratos (comerciales, mercantiles, laborales...) se cumplan, y el orden en las calles, para todo lo demás el "mercado libre". Ahora el primer ministro británico anuncia la privatización de todos los servicios públicos menos justicia y policía, para garantizar los contratos y el orden en las calles.

Si uno estudia la historia del pueblo inglés verá, o al menos eso es lo que me parece a mi, que tienen la rara habilidad de adelantarse a su tiempo, de innovar, en política, economía, cultura, muchas cosas que han salido de allí se han extendido por todo el mundo después. En este contexto, no sería de extrañar que esta medida se extendiera al resto de países occidentales.

En varias ocasiones hemos comparado en el blog esta crisis con la crisis de duelo, la crisis por la que pasa una persona cuando se enfrenta a la muerte, a la pérdida de un ser querido, a un gran tránsito. Las cinco etapas de estas crisis de duelo son: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

En nuestra modesta opinión, y pensando globalmente, estamos terminado el largo paso de la negación a la ira, en las revoluciones árabes se habla de "días de la ira". La crisis pareciera que ya no la niega nadie, como pasaba al principio, pero todavía se niega la profundidad de la crisis, y lo que es peor, mucha gente sigue pensando que tarde o temprano volveremos a lo de antes, y eso es imposible. Por ejemplo, el gobierno español hace apenas un mes (mil días después de iniciada la crisis, más de 3 años después del principio de la crisis) que ha comenzado a cambiar su discurso de que teníamos el sistema financiero más solido del mundo a admitir que tenemos algunos problemas y lo vamos a tener que pagar entre todos los españoles.

El problema de la deuda es global, se ha superado la capacidad de endeudamiento de personas, familias, empresas, bancos y administraciones públicas. Y el principal problema es la deuda privada, no la deuda pública. Hace ya mucho tiempo que circulan internacionalmente informes económicos sobre la situación de la banca en España y no son muy optimistas.

El primer ministro británico es el único, que yo sepa, que le ha dicho a sus ciudadanos que las cosas nunca volverán a ser como antes, apenas acaba de llegar y ya ha despedido a medio millón de empleados públicos, ha recortado las ayudas sociales, y promete privatizar todos los servicios públicos menos justicia y policía, mientras está de gira por los países árabes vendiendo armas, precisamente ahora.

Son los dos futuros posibles, y depende de nosotros, de cada uno de nosotros. Como dice Leonardo Boff, nos queda una revolución por hacer, asumir que la vida es cambio y evolución y que todos y todas somos co-creadores del futuro.

Actions: E-mail | Permalink | Comments (10) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Los tiempos están cambiando' a Del.icio.us Agregar 'Los tiempos están cambiando' a digg Agregar 'Los tiempos están cambiando' a menéame Agregar 'Los tiempos están cambiando' a Technorati Agregar 'Los tiempos están cambiando' a Google Bookmarks Agregar 'Los tiempos están cambiando' a Live-MSN Agregar 'Los tiempos están cambiando' a FaceBook Agregar 'Los tiempos están cambiando' a Twitter

Post Rating

Comments

Cristobal Cervantes
miércoles, 09 de marzo de 2011 6:57
Gracias por la compartir el artículo, aprovecho para matizar algunas cosas,

la competitividad tiene cosas buenas, es algo inevitable y en muchos caso positivo, y la eficiencia y la productividad no son negativas, no pretendo defender modelos socialistas o comunistas, el mercado libre es lo ideal, en la línea que defendía Adam Smith, junto con una educación en valores, que haría que la conciencia moral de los individuos guiara el mercado como mano invisible, pero sin valores el mercado libre tiene sus fallos, por ejemplo permitir que mueran todos los días 30.000 niños por hambre, la desigualdad, etc,

en mi opinión la individualidad, la competitividad, la eficiencia, la productividad, son positivos, pero también la cooperación, la ecología, y otros valores no sólo economicistas, en la visión economicista de la vida coinciden derecha e izquierda, el sistema capitalista pone el acento en el yo y el comunista en el nosotros, mi propuesta es un punto intermedio,

siempre que escribo intento ser lo más integrador posible, pero es muy difícil, no defiendo una ideología política o religiosa determinada, no propugno un sistema de creencias cerrado con dogmas, no tengo ningún interés particular, simplemente creo que lo mejor para la humanidad en estos momentos es la integración, la unidad, la cooperación, no la división, el enfrentamiento y los intereses particulares,

no opto por el yin o por el yang, porque la vida es yin y yang, las dos cosas, igual que un vaso de cristal está formado por el cristal y el vacío del centro, sin vacío no sería un vaso sino un bloque de cristal, por lo tanto el vaso es el cristal y el vacío, las dos cosas,

tampoco es que sea relativista, un error en el que cae, en mi modesta opinión, una parte del progresismo,

si critico el individualismo no es porque defienda el colectivismo, soy el máximo defensor de la libertad y la autonomía de cada persona, lo que critico es la ideología del individualismo insolidario y aislado de la comunidad,

si critico al capitalismo no es porque defienda el comunismo u otros sistemas, lo que intento es buscar lo mejor de cada sistema y sumarlo para crear algo nuevo y mejor,

lo que pasa es que a veces es difícil decirlo todo, por ejemplo, en el artículo critico que el gobierno español no haya reconocido los problemas de la banca hasta hace un mes, pero con eso no defiendo a la oposición que tampoco ha dicho nada hasta ahora,

en fin, espero que os guste el artículo,

abrazos y besos
German  Pinto
# German Pinto
miércoles, 09 de marzo de 2011 8:00
Magnífico Cristobal,eres un consumado escritor desde luego.Ya no nos sorprende nada de lo que está pasando,el gobierno por mentiroso y trincón,la oposición?menuda oposición...apaga y vamonos.Es una tragedia lo que tenemos aquí,un gobierno miserable y una oposición que no dice nada y que cuando dice algo es mejor que esté callada!!.Gurtel,Camps,Eres en Andalucia todo está podrido pero más podrida está la sociedad española que prefiere mirar a otro lado y no rebelarse luego como dicen tenemos el gobierno y la oposición que nos merecemos.........
chus
# chus
miércoles, 09 de marzo de 2011 8:51
Gracias por el artículo Cristóbal.
Me ha gustado mucho lo que sigue, por lo que implica. Es una vía de futuro.

"Pero no esperemos líderes que nos salven, el nuevo liderazgo es colectivo, cuántico, no personalista, como estamos viendo en las revoluciones árabes."
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
miércoles, 09 de marzo de 2011 9:08
Gracias Cristobal por tu visión tan personalmente explicada, de las razones de los cambios individuales, dentro de los cambios colectivos.
Espero que la nueva concienciación que surge de la sociedad civil, sea un contagio social que se instale en todos los estamentos, pues no basta que los ciudadano comprendamos que los valores son el pilar para la evolución personal y social, sino que estos valores han de ser asumidos por todos y en todas partes. Se están viendo destellos de que algo está cambiando. Pero también de que algunos poderosos, no quieren permitir ese cambio. El yin y el yang. Es en estos tiempos cuando la sociedad ha de alzar la voz, sin violencia, para defender que el valor económico de una sociedad no es medible, si no se utilizan parámetros de riqueza espiritual, valores que sustenten un crecimiento en libertad, pero para todos, no sólo para unos.
Estos cambios evolucionan despacio en sus primeras etapas. Cuando la revolución estalla, significa que el hastío social ha llegado al límite de lo soportable. Y como dices, en España aún estamos asimilando la segunda de las cinco etapas del duelo.
¿Hacia dónde nos llevará todo lo que está sucediendo a nivel global, y mas concretamente a nivel español?
Pues creo que nadie lo sabe. Muchos predicen en forma de profetas, calamidades extremas, y otros bonanzas futuras. Algunos hasta desastres que acabarán con nosotros, la humanidad. No creo en ninguna de estas profecías, aunque tampoco puedo negarlas. Lo que si se puede afirmar es que estamos ante un cambio de paradigma, del que no sabemos hacia donde nos lleva.
Buena suerte a todos y esperanza.
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
miércoles, 09 de marzo de 2011 16:30
Excelente artículo de revisión Cristóbal, es un placer volver a leerte de nuevo. De hecho, con muchas de tus palabras has estimulado ciertas rutas en mis pensamientos de las últimas semanas. Empecé a escribir un comentario, pero me he extendido tanto, que casi prefiero colgarlo como artículo para mañana.
Me ha gustado mucho la revisión de artículos anteriores que has ido enlazando ya que me ha permitido viajar en el tiempo al recordar todos aquellos momentos en los que debatíamos telefonicamente lo que estaba sucediendo.
Y la verdad, es que hacer ese acto de revisión ayuda a ver la situación con más perspectiva.
Gracias de nuevo Cristóbal me ha resultado muy útil tu reflexión. Mañana tendrás mi comentario colgado como artículo.
Un abrazo
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
miércoles, 09 de marzo de 2011 18:52
He cambiado de opinión Cristobal. Al final no lo cuelgo como artículo, así que te lo dejo aquí.:

Llevo semanas revisando la evolución del pensamiento y del sentir colectivo ante este cambio de paradigma emergente, intentando vislumbrar hacia donde podemos dirigirnos en nuestros próximos pasos. Así te lo comenté en privado cuando recibí tu artículo. Sé que el futuro- como tú me respondiste- se escribe en el día a día, con cada pequeña decisión, con cada acción, pero aun aceptando totalmente este punto de vista, considero muy útil poder intuir hacia donde se dirige la corriente colectiva para aprovechar su fuerza. Esto es principalmente lo que estoy intentando averiguar.

Me ha ayudado recordar las cinco fases de la crisis del duelo que has mencionado. Como médico las he vivido en muchas ocasiones a través de las experiencias de otras personas enfrentándose a enfermedades irreversibles. No siempre es fiel a la misma secuencia, en ocasiones se saltan fases o se estancan en alguna de ellas, como en la ira o la depresión. Pero ciertamente es un buen guión que ayuda a aceptar cualquier tipo de duelo. En todas las crisis nos enfrentamos a la pérdida y al resurgir de algo nuevo y es precisamente ese momento crucial, entre la aceptación de la pérdida y la emergencia de lo nuevo, un momento plagado de incertidumbre que puede generar mucha angustia.

Mencionas que en este momento nos encontramos socialmente en el paso de la negación a la ira, pero me gustaría establecer una distinción. Actualmente en la sociedad nos encontramos con dos planos diferentes de conciencia. Uno es el generado en internet por todas aquellas personas que están preocupadas por la profundidad de esta crisis que no afecta tan solo a lo económico sino a todos los planos de la existencia humana, desde el espiritual hasta en nuestra manera de relacionarnos con lo cotidiano. El otro plano de conciencia se encuentra en el día a día de todos los ciudadanos, donde la evolución de conciencia al no estar conectada a un ejercicio intelectual diario inspirado por los ideales, es mucho más lenta.

El momento actual clama por una nueva visión que reestructure en esencia nuestra forma de entender el mundo. Es precisamente en internet donde se está gestando el nacimiento de esta nueva visión. El pensamiento nacido de la actividad intelectual en Internet a nivel global sustituye a otros sistemas anteriores desarrollados a lo largo de la historia, tales como las reuniones de intelectuales de la Ilustración, realizadas a menudo en sus lugares de residencia y perfiladas mediante la escritura a través de comunicación epistolar, o bien las famosas tertulias en los cafés de finales del siglo XIX y principios del XX o las nuevas visiones desarrolladas en las universidades durante los años 60. En cada periodo histórico el pensamiento intelectual construido e inspirado por los ideales ha surgido en diferentes ubicaciones según la idiosincrasia del momento.
Estos dos planos de conciencia han existido siempre en todas las revoluciones: uno pertenece a la construcción del pensamiento inspirado en el ideal y el otro a la acción real que corresponde a una voluntad de cambio.

Repasando revoluciones anteriores, en concreto la revolución francesa y la comunista, observo que en ambas existe un decalaje importante de tiempo, de décadas, entre la construcción del pensamiento emergente y la voluntad de cambio. Fueron necesarios muchos años para que el pensamiento emergente impregnara, aunque fuese ligeramente, a la mayoría de la sociedad y que además se combinara con grandes cuotas de sufrimiento social.
En nuestra crisis actual también existe un desfase de décadas entre la construcción del nuevo pensamiento inspirado por el ideal y el sufrimiento social. El pensamiento fue construido- como muy bien has explicado- en la década de los 60, y quedó hibernado hasta la llegada de la crisis del 2010. Ahora, a través de internet, se recupera, divulga, adapta y desarrolla el nuevo pensamiento, pero tan solo tiene calado para alcanzar la voluntad de cambio en aquellos países donde han existido grandes cuotas de sufrimiento ahora maximizadas por el efecto de esta crisis económica sistémica, como es el caso de los países árabes. Y este no es el caso de España obviamente.

Precisamente por ello, por no haber alcanzado las cuotas necesarias de sufrimiento social, en España continúa la distancia entre los dos planos de conciencia y de ahí que también las fases del duelo se encuentren en diferentes momentos. En el día a día de los ciudadanos no se ha abandonado completamente la fase de negación, pero en Internet se fluctúa entre ira, negociación y depresión., en un movimiento circular sin salida.

Estoy de acuerdo contigo Cristóbal, respecto a la necesidad de un liderazgo colectivo y no individual. Este ha sido otro de los regalos que nos ha ofrecido Internet. Nadie puede hacerse propietario de las ideas, estas, una vez en la Red, viajan, se expanden, sin dejar apenas rastro de cómo se originaron, poniendo en evidencia que lo importante es que impregnen y no a quién pertenecen. Con la desaparición del liderazgo individual, muere por ende la búsqueda de reconocimiento social como principal motor de acción en los movimientos de cambio, y con ello, deja en su desnudez el deseo puro de conseguir un bienestar colectivo sin ser contaminado por las tiranías del ego, que a menudo alejan a los individuos de su objetivo inicial.
Cristobal Cervantes
miércoles, 09 de marzo de 2011 22:53
Queridas amigas y amigos, no tengo palabras de agradecimiento para vuestros amables y muy interesantes comentarios, ayer me avisó Esther de que hoy iba a salir publicado el artículo, y tenía preparado el comentario que aparece al principio que he publicado esta mañana antes de comenzar a trabajar, pero ahora entro y leo tantas cosas interesantes que me dan ganas de contestarlas una a una, especialmente el comentario de Esther, que es magnífico,

pero tengo un dilema, estoy muy cansado, soy un "currito" que mañana se tiene que levantar muy temprano, Esther, te animo a que publiques tu comentario como artículo mañana, planteas cosas muy interesantes, y mañana sí podré participar en los comentarios,

el artículo lo publiqué en mi blog hace unos días y ha generado una debate enorme, tres economistas famosos me han felicitado, Marco Antonio Moreno, del blog Jaque al Neoliberalismo y El Blog Salmón, Juan Carlos Barba, de colectivo burbuja y autor de la famosa web defcon (un millón de visitas en un año), y Ramón Morata, del blog Artículos claves, ha sido republicado y enlazado en varios blogs, lleva más de 200 "me gusta" en Facebook, donde ha sido muy compartido, en fin,

si no publicas el artículo mañana igualmente intentaré contestar a todos los comentarios mañana, lo prometo, ahora tengo que terminar unas cosas en casa, y después de me voy a acostar :-)

abrazos y besos para todos
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
jueves, 10 de marzo de 2011 12:10
Hola Cristobal, tu artículo me trae a la memoria uno mio de febrero pasado, publicado aquí mismo:

http://www.crisiseconomica2010.com/AprenderconlosBlogs/tabid/58/articleType/ArticleView/articleId/371/Teoria-revisionista-del-sistema-economico-global.aspx

Como me dijo D. Mario Perea, los cambio son lentos, así como confirma Esther, respecto de las distintas velocidades. D. Mario me decía que los grandes cambios, los profundos, son a sangre y fuego, como ocurre ahora en el Magreb.

Prefiero la lentitud de las distintas velocidades, sin sangre ni fuego. Prefiero un "efecto mariposa" lento, paulatino, que cale en la sociedad, toda, en sus sentimientos, en su proceder, en cada modelo de vida individual, entendiendo que forma parte de un todo, sin perder identidad.
Prefiero lágrimas de esperanza, que rojos colores manchando aceras y madres desesperadas buscando a sus combatientes hijos y maridos.
Prefiero crecer despacio. Asimilando cada milímetro de libertad, de conciencia, de conocimiento.
Prefiero creer que es posible. Prefiero tocar el fondo con mis pies para tomar impulso.
German  Pinto
# German Pinto
jueves, 10 de marzo de 2011 12:44
No podemos esperar más ASnjel,los pueblos oprimidos no pueden esperar más.O éso o seguimos igual.Nadie quiere lagrimas,pero a veces no queda otra.Mientras ésos golfos sanguinarios saquean y masacran a las poblaciones nosotros seguimos confortablemente en el sofá.Ni un músculo se mueve de la cara mientras yo siga viviendo bien.
Cristobal Cervantes
jueves, 10 de marzo de 2011 21:51
Seguimos los comentarios en el artículo de hoy de Esther en respuesta a este artículo...

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas