image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
04



Los convocantes valoran satisfactoriamente esta primera gran cita por la paz que nace dentro.


Aún quedaron asientos vacíos pero se irán llenando. Irán llegando de todos los lugares, de todos los credos, de todas las edades y condiciones sociales. Aún  quedaron sillas vacías en el gigantesco Palacio de  Deportes de Madrid, pero  había que comenzar algún día a llenar esos amplios aforos para la paz y el arranque fue extraordinario. En medio de las gigantescas  y frías instalaciones deportivas ardió el fuego de la fraternidad. El 24 de octubre fue sólo el comienzo de un futuro trabajo aunado entre grupos y entidades que apuestan por esa sagrada paz que nace en el interior de cada ser humano.

Fundación Ananta, Fundación Valores-Carta de la Tierra, Instituto Potencial Humano y Fundación Cultura de Paz y fueron los convocantes de este “Contigo Somos + Paz-X aniversario de la Carta de la Tierra”. Detrás, todo un elenco de casi 50 organizaciones y personas físicas que se brindaron igualmente a apoyar tan importante  cita de unidad.

Había que comenzar a exteriorizar a gran escala la unión interna que se está fraguando, había que manifestar ya físicamente la fraternidad que está emergiendo. Escribimos  para los que tuvieron la suerte de estar presentes en esa mañana grande, también para los que enviaron su espíritu, para los que no lo vieron con los ojos de la carne. La cifra de asistentes se acercó a los 3.000, lo cual constituye la mayor meditación por la paz y la fraternidad que nunca se haya realizado en nuestro país. Aún quedaron asientos vacíos, pero nos consta que por toda la geografía ibérica había muchas almas sintonizadas con esos instantes de profunda unión en lo interno.

Escribimos para la historia, para que se sepa cuándo los humanos comenzaron aquí a llenar grandes aforos deportivos en calve de armonía y conocordia, escribimos para un mañana en el que este género de actos estará a la orden del día. En el futuro será habitual confraternizar más allá de nuestros credos personales en lo más puro de nuestras almas. Será habitual unirnos en la palabra sagrada, en el silencio unificador, en la invocación aunada y poderosa, gentes de diferente filiación espiritual. A partir del domingo 24 de octubre ya será más fácil, pues hay precedente. Se podrá avanzar en este tipo de futuras unidades de acción, pues ya  se ha ensayado.

Os ofrecemos algunos breves, pero significativos extractos de los discursos de ponentes. Más difícil nos será  atrapar la música de Ocno, Luis Paniagua o Ravid Goldschmidt, más difícil será atrapar los guiños traviesos de los duendes, describiros cuando los  gnomos de la utopía de la "Fábrica de los sueños" remontaban los cielos empujándonos  también a cada una de las miles de personas presentes, a la cumbre de la emoción. No,  no hallaremos las palabras. Quizás las fotos que acompañan estas letras os sugieran algo de la ternura, el color y la fantasía con las que Marisa Tejada y sus duendes nos cautivaron a todo el público. 

Oradores para la paz

El acto lo presentó María del Pinar Merino, de Fundación Valores, quien fue dando la palabra a cada uno de los ponentes. Para que no hubiera duda alguna, María Toscano lo dejó  bien claro desde el primer momento: la verdadera paz es una conquista de adentro. La catedrática y conocedora profunda de mística comparada, colocó el desafío de la paz bien cerca de cada quien: “El obstáculo de la paz somos nosotros mismos”. Invitó a ganar la “otroidad”, como parte de nosotros mismos, a “comunicamos de profundidad  en profundidad, de alma a alma”. Redondeó afirmando: “Siendo el otro, no tenemos  que asimilar al otro”. Desde “nuestro propio lago interior” la oradora sugirió abrazar la infinidad y el universo.

Ya en un plano más concreto, abundó en la verdad como necesidad pública: “Necesitamos la verdad como condición de paz”. Igualmente Toscano apuntó que no puede haber paz mientras perdure el hambre, la injusticia, la persecución, la ignominia, la violación…

Por último vinculó la verdadera paz al amor, pero matizó que se refería a un amor profundo e incondicional, nada fácil, “amor como capacidad de comprender al otro, amor como plenitud del ser humano”. Sus últimas palabras fueron en referencia a la alegría como el fruto de la paz.

Por su parte, el cirujano Mario Alonso Puig quiso mostrarnos cómo transitar de un corazón en guerra  a un corazón en paz. El argumento para ese mutuo respeto se manifestó contundente: “El otro es tierra  sagrada”. Después puntualizó: “En realidad todo ser humano es tierra  sagrada, aunque no esté en su mejor momento”.  Ensalzó a continuación el valor de la compasión: “cuando el otro es agresivo conmigo, hay un profundo dolor dentro de sí mismo…” y de la misericordia, “que quiere decir enviar nuestro corazón al otro”. Seguidamente apuntó lo más difícil: “enviárselo sin plantearse siquiera, si el otro merece  o no el corazón”.

El médico y escritor condujo también sus palabras hacia el amor. Describió las diferentes formas de amor en función del grado de correspondencia que esperamos: “finalmente se ama sin necesidad de  ser amado, sin otro deseo y otro gozo que el de amar”. Se despidió con un “Namasté”, que es un saludo en sánscrito que indica: “me inclino ante la luz y la belleza que hay en tu interior”.

Seguidamente Federico Mayor Zaragoza ejerció una vez más con fuerza y poder su liderazgo indiscutible en el marco de una ciudadanía consciente y comprometida. El viejo profesor y diplomático, el incansable defensor de los derechos humanos y trabajador por la alianza de las civilizaciones, se arrancó con fuerza: “Necesitamos una movilización general. Ya nunca más la mano armada, sino la mano tendida… La paz  en uno mismo, en el hogar, en el aula, en el pueblo, en la ciudad…, la paz en el mundo entero”.

A continuación arremetió contra el “adagio perverso”: “Si quieres la paz, prepara la guerra”, e hizo votos por un nuevo rumbo planetario: “La paz es el fruto del trabajo  cotidiano. Todos los días hemos de luchar contra la pobreza. Todos los días han de ser para nosotros días de paz. Tenemos que estar a la escucha de los demás…”.

Emocionó al auditorio cuando recitó la declaración de las Naciones Unidas, cuando lanzó ese llamado que él tanto ama: “Nosotros los pueblos, la gente…, tenemos que evitar la guerra a las generaciones venideras”. Obviedades que en su potente y ronca  voz adquirían una emoción inigualable: “Todos somos iguales en dignidad…”

No escatimó tampoco autocrítica: “Hemos ofrecido la vida a los designios del poder, a terceros. Hay que formar ciudadanos libres y responsables. Más allá de las formalidades de la democracia, hoy hay otras formas civilizadas de expresión. Contamos para ello con nuevos medios”.

Apeló a desterrar la cultura del dominio y abogó por la gran transición hacia una cultura de conciliación y de paz. Animó en esa misma dirección a desvivirnos en favor del otro: “No podemos mirar para otro lado cuando observamos los pingües beneficios que obtienen las empresas occidentales en el tercer mundo a costa de mano de obra barata y agotamiento de recursos. No puede ser que haya gente que muere de hambre, cuando  nosotros tenemos de todo”.

Seguidamente inculcó nuevo coraje a la ciudadanía allí representada: “Los ciudadanos somos los que dirigen el mundo, el mundo lo han de dirigir las democracias genuinas. No puede ser que sólo los más prósperos de la tierra, los que gozan de mayor poder político o económico nos dirijan. No debemos permitir que sean  siempre los mismos”.

Por último trajo hasta el palacio deportivo la presencia del  poeta García Lorca, que hace algunas décadas ya  había profetizado que no tardaría  en  llegar: “una  gran explosión  espiritual que permitiría a todos los seres humanos vivir iguales en dignidad”.

He aquí las últimas palabras en la alocución de quien ha entregado su vida entera a la paz: “Caminemos hacia la interdependencia global y responsabilidad universal... El destino común nos hace un llamamiento para  buscar un nuevo comienzo. Para cumplir  esta promesa debemos cambiar de mentalidad y de corazón. “¡Contigo la paz es posible!”.

Por último, subió a la tribuna de oradores quien suscitaría una y otra vez los aplausos de un público adherido a su mensaje. Joan Antoni Melé, con su invitación a ser consecuentes y responsables en la vida práctica de los ideales que proclamamos, terminó de ganar el corazón de los asistentes.  Melé hizo un llamado muy directo a cada uno de los presentes a implicarse de forma real con el nuevo mundo que ya está emergiendo y a privar de energía al sistema imperante. Pero antes de lanzarse a ganar para el compromiso ético y social a quienes atentos escuchábamos su discurso, contó la bella historia de una navidad en los frentes de la primera guerra mundial. Allí soldados de un lado y otro de las trincheras llegaron a confraternizar en unas fechas tan especiales. En medio del campo de batalla afloró de forma espontánea la paz y la concordia. Quienes se estaban matando optaron, siquiera por unos breves momentos, por los cigarros compartidos, el partido de fútbol y el mutuo muestreo de la fotos de los seres queridos....

Tras la bella historia real vino el argumento claro, rotundo, incuestionable: “Es muy fácil echar la culpa a la banca de los males presentes. ¿Son los bancos los codiciosos o somos todos los que hemos participado en la creación de este mundo? En treinta años  que he estado en banca tradicional, entre las miles de personas que se han acercado a mi despacho interesadas por algún producto financiero, ninguna me ha preguntado por lo que hacíamos con ese dinero y sí por cómo sacar el máximo beneficio”.

Seguidamente le entró a su tema bandera: espiritualizar la economía. “La economía es el ámbito en el que todos nos relacionamos. Todos nos necesitamos, todos podemos  tener  una relación fraternal. Ahí empieza la nueva economía: descubrir cada quien sus capacidades para aportarlas al mundo en forma de trabajo. Ya no contagiar más miedo, sino descubrir quiénes somos y qué podemos aportar al mundo”.

El peculiar banquero puso alto el destino humano: “Hemos creado una economía animal y sin embargo el ser humano no se guía únicamente por instinto. El ser humano puede  estar por encima de las circunstancias, puede elegir crear, puede elegir su destino. Eso poco tiene que ver con el animal”.

Melé argumentó sobre la necesidad de incluir la bondad al servicio de la transformación de la sociedad: “Tenemos más poder del que creemos. Hemos de aplicar nuestras  capacidades al servicio de la humanidad. Los seres humanos somos un organismo  global. Es vergonzoso que haya tanta gente que se muere de hambre, teniendo como tenemos la humanidad  más poder económico y tecnológico que nunca”.

Más adelante afloró el Melé más combativo: “El mercado no es libre. Eso es una falsedad. No existe la ley de la oferta y la demanda. Es falsa esa confianza en el mercado de, ‘tú preocúpate de lo tuyo que el mercado ya lo  regulará todo’.  Lo que son inexorables son las leyes de la  naturaleza… Lo que es sagrado es la dimensión del ser humano… El otro es tan sagrado como nosotros”.

Después vino también su propia invitación a la rebelión: “No puede ser que nos  dejemos seducir  tan  fácil. No debemos  adaptarnos a esta sociedad que está  enferma. Debemos cambiar el mundo. Cada quien ha de ver cómo contribuye a la construcción de la nueva sociedad”. Y aportó también posibilidades prácticas de cambio: “A la hora de consumir y a la hora de ahorrar votáis. Cada adquisición, cada producto o servicio que contratáis es un voto. Habéis de ser conscientes de  a dónde  va vuestro voto. No podéis permitir que con vuestro dinero se  hagan las cosas que se están haciendo”.

Por  último concluyó: “Ya no se debe tratar de educar para ganar dinero, sino para ser  hombres y mujeres “de provecho” para la sociedad, como se decía antes. La motivación tiene que ser la ética, el deseo de cambiar el mundo. En un organismo cada parte, cada célula, afecta a las demás… Ha llegado el momento de que la gente tome en sus manos las riendas de su destino. Estamos en pie de paz”.

Meditación para la paz

Marta Matarín, del movimiento internacional Brahma Kumaris, condujo la meditación final, los instantes mágicos en que nos pudimos sentir un solo ser, en un solo latido, en un solo pulsar de paz, unidos también al Cielo cualquiera sea la forma, los colores como cada quien lo pinte.

Antes de sumergirnos en la profunda paz de la meditación, esta profesora de meditación señaló que “desconectándonos de nosotros mismos, de quien en realidad somos, no podemos alcanzar la paz”.  Dejó claro que ser espiritual “no es sentarse en una nube y no hacer nada”, sino más bien “aprender a respetar todas las formas de vida, profundizar  en el reconocimiento de nuestro verdadero ser, recobrar el equilibrio perdido,  reconectar con la verdad y el amor profundos”.

La alocución de Marta fue una invitación a la sencillez, a la responsabilidad, a la transformación, a la no violencia…:  “Es conveniente alejarnos del consumo excesivo. La naturaleza humana necesita encontrar su oasis de paz. Necesitamos cultivar una visión elevada para el mundo”. En ese sentido Marta sugirió “visualizar la estrella que somos, la paz que somos, entrar en un espacio de silencio o de paz total como si estuviéramos bajo los rayos de un sol espiritual”.

En esa misma línea práctica invitó a “absorber toda la paz, todo el amor que somos, a absorber toda la quietud de estos momentos”. En el ejercicio de meditación colectiva lanzó esta bella sugerencia: “Visualizad la tierra aquí con nosotros. Vamos a regalarle a la tierra la paz que estamos experimentando, el amor y el agradecimiento que en este instante sentimos. Sentimos la vibración de estos momentos. Sentimos la energía del sol espiritual brillando sobre nosotros, inundando toda la tierra. Esta es la semilla de la paz que está siempre con nosotros. Cuando deseemos la podemos  hacer crecer…”.

Las últimas palabras de Marta resuenan aún en nuestros corazones: “La paz está sólo a un pensamiento de distancia. Todos somos paz, irradiando paz al mundo. Paz, paz, paz...”Con el acto del Palacio de Deportes ha triunfado la paz, pero sobre todo ha triunfado el  trabajo grupal, la unión de diferentes personas, grupos y fundaciones tras un alto ideal de fraternidad y paz interior. El evento del 24 de octubre ha abierto horizonte hermoso de nueva cooperación. La Tarea continúa. Sólo juntos podremos.
 

Actions: E-mail | Permalink | Comments (26) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Somos + paz tras el 24 de octubre ' a Del.icio.us Agregar 'Somos + paz tras el 24 de octubre ' a digg Agregar 'Somos + paz tras el 24 de octubre ' a menéame Agregar 'Somos + paz tras el 24 de octubre ' a Technorati Agregar 'Somos + paz tras el 24 de octubre ' a Google Bookmarks Agregar 'Somos + paz tras el 24 de octubre ' a Live-MSN Agregar 'Somos + paz tras el 24 de octubre ' a FaceBook Agregar 'Somos + paz tras el 24 de octubre ' a Twitter

Post Rating

Comments

German  Pinto
# German Pinto
jueves, 04 de noviembre de 2010 7:36
Magnífico Koldo,me he quedado impresionado,un placer éste artículo,verdades como puños,qué mas cabe decir,me ha emocionado las palabras de los ponentes.Ojalá llegará a quién tiene que llegar,sí a ellos y a todos nosotros.A toda la humanidad y que se acabe de una vez todo el sufrimiento que provocamos en los demás cada cual a su maner unos más que otros.Todos viajamos en éste planeta y no hay otro de recambio.
chus
# chus
jueves, 04 de noviembre de 2010 8:40
Más que como puños, Germán, como manos abiertas para dar y recibir. Aunque entiendo la sensación de fuerza que transmites.
Creo que es importante asimilar que existe ese espíritu, ese impulso, y que existen personas abiertas a él. Más cada día.
Me suscribo sin reservas.
Namasté, Koldo
Jorge Arráez
# Jorge Arráez
jueves, 04 de noviembre de 2010 17:51
Estupenda la labor periodística, Koldo, ¡GRACIAS!;

Que bueno que nos cuentes estas cosas, porque “me perdí” el telediario de A3 en que lo “echaban” y no me enteré de “ná”. Bueno, supongo que si sabéis cuando lo “reponen”, informareis por aquí, ¿No?

Por cierto, y fuera bromas, quiero aprovechar para recomendar un libro del Dr. Mario Alonso Puig: "REINVENTARSE". No os puedo dar más datos de editorial y todo eso porque el libro lo dejé a alguien (como debe hacerse con los buenos libros), pero de corazón y con la cabeza: LO RECOMIENDO.

Me resulta reconfortante sentir (lo digo por el Dr. éste) que cada día la CIENCIA se acerca más al ESPIRITU. Se acerca más abiertamente, con menos arrogancia y mejor actitud.

Lo dicho, GRACIAS POR TRANSMITIR “LAS NOTICIAS” IMPORTANTES.
chus
# chus
jueves, 04 de noviembre de 2010 20:10
Es un tema peliagudo, el de la ciencia y el espíritu, con muchas aristas y facetas. Como en tantas cosas, los valores están distorsionados. Y uno de ellos es el de la confianza. Tenemos depositadas unas dosis de confianza en la ciencia, en la medicina, en la religión, todo ello dentro de la ortodoxia, que no tienen por qué corresponderse con la realidad. Hay unas grandes vacíos entre lo que son las capacidades reales del conocimiento humano, científico y médico, que se rellenan con unas grandes dosis de confianza y credibilidad. En resumidas cuentas, confiamos en la imagen de que sabemos mucho y en realidad sabemos muy poco, y de lo poco que sabemos, mucho tiene que ver con hipnosis colectivas, justo lo que se le suele achacar a la paraciencia y a la paramedicina. A tales hipnosis contribuyen los sistemas basados en el sostenimiento del "estatus", que al fin y al cabo es el mismo "yuyu" con el que respetábamos a los chamanes de la tribu.
Mucho del conocimiento que se imparte, que se estudia, tiene poca aplicación práctica y es una pérdida de tiempo, y sirve para alimentar un sistema de escalafones de estatus. Y ahora se nos une el fenómeno de la indefinición y de la incertidumbre respecto a tantas actuaciones de la ortodoxia, que no acabamos de comprender o de asimilar, como es el reciente caso de la polémica sobre las vacunas. Y al mismo tiempo, desde las ventanas de internet se produce un costante aporte de informaciones asombrosas que desafían la cordura... Un santón hindú lleva décadas sin comer ni beber, le examinan científicos "oficiales" 24 horas al día durante 10 días seguidos y el tipo ni come, ni bebe, ni excreta ante el asombro de los vigilantes cientíticos. Así, delante de sus narices, se cuestiona el conocimiento científico, y por cierto, nadie se rasga las vestiduras, todos siguen chupando del paradigma y venga pastillas. Solo queda plantear el fraude (como si no tuviera otra cosa que hacer durante décadas el viejillo) o la complicidad. Y ahí voy, que llegamos a un punto muerto, donde cada cual se puede alinear en un frente del debate. La ciencia no puede explicar cosas, pero tampoco acpeta que se las expliquen, y mientras tanto, administra nuestro destino en nombre del método científico, la prueba del algodón oficial...
Y en medio estamos todos, que no sabemos a qué atenernos. Y en perpendicular, los intereses económicos que se benefician del consumo, tanto de la ciencia y sus derivados, como de la proliferación de productos "del otro lado." ¿Qué hacemos? ¿De qué nos fiamos? ¿A qué nos entregamos? ¿Dónde está la seriedad?
Creo que no nos queda otra que emprender el viaje de la educación, de la responsabilidad sobre la propia salud, sobre el propio conocimiento, sobre la propia opinión. Y es precisamente ahí donde se puede verter el ingrediente mágico, la clave: la confianza.
Con esto no busco criticar a los profesionales de la medicina, sino poner de relieve ese ingrediente que tanto obra en las curaciones. Pero ¿Cómo demuestras según el método científico que la confianza o la fe son fundamentales? ¿Cómo lo demuestras a un tribunal que está predispuesto en su contra, porque no hay evidencias "materiales" y el mero hecho de aceptarlas pudiera ocasionarles descrédito en sus estamentos?
Por eso no queda otra que empezar desde el individuo y para el individuo.
Jorge Arráez
# Jorge Arráez
jueves, 04 de noviembre de 2010 21:31
¿Qué hay, Chus?, un saludo;

Noto en tu comentario un cierto tufillo a resentimiento ante LA CIENCIA, o supongo que más bien; ante los Científicos. Me recuerdas mucho a mí.

Podría extenderme dando y quitando LA RAZÓN a lo INCIERTO de LA CIENCIA, pues he sido muy BESTIA contra la “titulitis” que nos rodea, pero…

…Ahora, que me voy sosegando ( Que no resignando ) en mi faceta CRITICA, me cuestiono para qué serviría “extenderme” en razonamientos. De hecho, ante alguna de las dudas que planteas, intento imitar la postura del SABIO GALLEGO y añado interrogantes a los tuyos. Y que cada cual SIENTA, PIENSE y HAGA lo que le plazca.

Me pongo a ello…

Tu - ¿Qué hacemos?
Yo - ¿Qué y para qué quiero hacer?
Tú - ¿De qué nos fiamos?
Yo - ¿De “quien” quiero yo desconfiar?
Tú - ¿A qué nos entregamos?
Yo - ¿Para qué quiero yo rendirme?
Tú - ¿Dónde está la seriedad?
Yo - ¿La quééééé?

SALUD y FELICIDAD
chus
# chus
jueves, 04 de noviembre de 2010 21:52
Hola Jorge.
Bueno, más que tufillo... Es destacar que en la ciencia y en el conocimiento, pasa algo como con la materia oscura y la energía oscura en el universo. Nadie sabe lo que es a ciencia cierta (nunca mejor dicho) y no obstante, hay mucha más de esa materia y energía oscuras que de la que se puede percibir con nuestros actuales instrumentos científicos. Esta ahí, hay mucho, pero no se sabe qué es. Y luego se sonríen de la gente que cree en Dios :-)

Luego, está el fenómeno de la inercia y la resistencia de la "comunidad" científica oficial, el sanedrín... En más de una ocasión, científicos como Newton o algunos otros que han entrado en la historia por la puerta grande, tenían que vérselas con la oposición, la incredulidad y el sabotaje de sus contemporáneos, y eso suele ser lo habitual en cada era. Eso me hace presuponer que ahora mismo también existe un gran espacio de inercia y de resistencia al cambio y a la osadía, por parte de la ciencia.
Y también, que su apego materialista al convencionalismo, al rebaño, al qué dirán, a no dar el cante, y a servir a quien financia su investigación, pues todo eso y más es un impedimento para que la ciencia abra la frontera hacia el espíritu. Más bien se vanaglorian en denigrarlo, desde la tribuna del sanedrín oficial, tan importante para sus carreras... Demasiado plomo como para levantar el vuelo. Demasiado fácil es ser apóstoles solo de la duda...
Por lo demás, me parece que hay gente muy interesante por ahí...
Y bueno, creo que mantener la capacidad de hacerse preguntas es un signo mayor de salud mental y de combate a la artrosis neuronal.
Aunque lo de responder a preguntas con más preguntas... ;-)
Koldo Aldai
# Koldo Aldai
viernes, 05 de noviembre de 2010 10:10
La verdad necesita ser aseverada para poderla integrar dentro de nosotros/as. El único problema es que neustras posibilidades de constatación son límitadas. Nos hace falta aún buenas dosis de intuición y de fe. Tenemos leyes como de la analogía que nos permiten adentrarnos en el misterio. Evidentemente la Ciencia ha de acompañar al ESpíritu, pero una ciencia humilde, sabedora de sus infinitas limitaciones.

EL acto de "Contigo somos más paz" fue entrañable. Si bien es verdad que estuvo, en cuanto a cantidad de asistentes, por debajo de lo previsto, fue un arranque en este tipo de meditaciones multitudinarias por la paz y la fraternidad humanas.
Eduardo Martinez
sábado, 06 de noviembre de 2010 21:12
Muy estimado dear friend Chus,

Para una vez que se habla de lo único que merece la pena discutir, debatir, utilizar nuestro tiempo y nuestros recursos, LA PAZ, vas y distraes al prójimo con algo tan poco relacionado con LA PAZ como la Ciencia.

Siento no haberme enterado del evento porque yo hubiese ocupado una de las sillas vacías.

Muchas gracias Koldo por ese estupendo reportaje. Es encomiable todo lo que se dijo y se intenta, pero por desgracia, siendo pragmático es "wishfull thinking". El ser humano sigue siendo un animal salvaje y egoísta. El único animal que, además, mata por placer y por soberbia, para exhibir sus trofeos, sean de otros animales o de seres humanos: Francisco Franco, Pinochet, Pol Pot, George Water Bush…

En cuanto a la Ciencia, dear friend Chus, el día que se plantee un artículo sobre ese tema (te emplazo amablemente a ello) te contestaré oportunamente.

Dejemos que hoy LA PAZ tenga su protagonismo en honor a Koldo.

Friendly greetings, Edward Martin, Angloandalú
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
domingo, 07 de noviembre de 2010 0:23
Muchas gracias Koldo por la síntesis que nos has hecho del evento Contigo somos + paz.
Me alegro mucho del éxito de la convocatoria. 3000 personas reunidas en domingo no esta nada mal. Tras leer las frases más relevantes que nos citas de los ponentes y de sentirme plenamente identificada con sus ideas, ciertamente aumenta la esperanza. La consciencia indudabemente esta creciendo. Cada vez surgen más voces en todos los campos clamando por lo mismo: un mundo más justo y solidario vehiculizado por nuestro mayor don humano, nuestra capacidad de amar.
chus
# chus
domingo, 07 de noviembre de 2010 10:41
Tienes razón Eduardo. Se me cruzaron los cables. Debe ser al visita de S.S.
Justo acababa de leer un post de un médico con ciertos planteamientos interesantes muy ante la enfermedad, (Jorge Carvajal: "la enfermedad es mi problema, mi responsabilidad") y creo que lo mezclé con la relación de ponentes y exposiciones que hace Koldo, y tiré del hilo y se me cruzaron. ("My apologías"...:-))
En lo que no estoy (always friendly) muy de acuerdo contigo es en comparar con los pobrecitos animales e incluso poner en la categoría de "seres humanos" a los nombres que has citado. Más bien, les depondría de tal categoría, incluso como un "award" anual.
Y, otra vez, encantado por saber de los 3000 (y eso que muchos no nos enteramos). Yavé no fulminará Sodoma, aún.
Por lo demás, namasté y shalom.
Chus
dazara
# Daniel Zaragoza
domingo, 07 de noviembre de 2010 11:36
Hola Koldo, grcias por ponernos al corriente del acto. Coincido con el resto de lectores en que un acontecimiento de este tipo es todo un éxito solo por el hecho de que llegue a celebrarse. Si además se reunen 3.000 personas ya es para que salga en los medios, por lo menos en las páginas de cultura. Pero bueno, tampoco me extraña que no se hable de ello. Es mas mediático hablar del Papa.

Me consta que en Barcelona se quiso impulas un proyecto para convertir el castillo de Montjuic en un Centro de Paz, un referente para promover el espíritu de paz. Creo que ha quedado en nada... ¿Sabes algo acerca de ello?

Siempre me ha atraido la posibilidad de que se crease un foco de paz permanente. Un espacio no solo físico, sino tambien psíquico, contando con la participación de los miembros más destacables por su calidad humana de diferentes tradiciones espirituales para generar en el un foco de divulgación e irradiación del espíritu de paz.

Enhorabuena a todos los que habeis hecho posible el acontecimiento. ¿Vais a colgar algo en Youtube?
Koldo Aldai
# Koldo Aldai
domingo, 07 de noviembre de 2010 12:56
Sí, todo el acto fue grabado. Lo están editando. Tienen previsto sacarlo en you Tube. Buen domingo
Eduardo Martinez
domingo, 07 de noviembre de 2010 19:20
My dear friend Chus,

O dejas de tomarte un güiski cuando lees mis comentarios o te voy a llamar Such.

Lee de nuevo mi comentario. Encontrarás que estoy llamando a esos nombres "El único ANIMALl que, además, MATA POR PLACER Y POR SOBERBIA, para EXHIBIR SUS TROFEOS, son FF y Cía. Lo de seres humanos va por los millones de pobrecitos que fueron vilmente asesinados por esos animales.

Estimada Esther,

Siento estar en desacuerdo contigo con que "nuestro mayor don humano, (sea) nuestra capacidad de amar".

La realidad me dice que si eso fuera así y no completamente al revés, no existirían las guerras, el hambre, la pobreza, la falta de sanidad, educación, vivienda, etc. etc. etc. en el mundo.

Otro gallo nos cantaría si fuérais las mujeres las que dominaseis los gobiernos, las instituciones, el capitalismo, las armas. Dudo mucho que las Madres actuasen de manera que sus hijos muriesen en las guerras o de hambre o de enfermedades. Pero... desafortunadamente estamos regidos por el patriarcado de la maldita biblia. Dios no puede ser como ahí se le pinta: criminal, salvaje, hijo pródigo, cainista, sádico...

Mi Dios, el Dios de Todos los Seres Humanos, es un ser amable que hace lo que puede pero al que se le fue de las manos la fabricación del hombre macho. Mientras que exista el patriacardo en el mundo, seguiremos teniendo la soberbia y el egoísmo como nuestras mayores "virtudes". El amor y la sensibilidad están tan degradados como, por desgracia, estáis las mujeres (salvo escepciones de la regla).

Friendly greetings, Edward Martin, Angloandalú y Ciudadano Global medio feminista (os recuerdo que no me gustan los extremos de la Ley del Péndulo)

chus
# chus
domingo, 07 de noviembre de 2010 19:48
Porbe Dios, en que líos le meten... Lo crean a imagen y semejanza de su criatura, lo interpretan, lo enarbolan, lo niegan y lo reniegan, y proyectan sobre Él toda esa serie de límites y cualidades que no somos capaces de administrar por nosotros mismos...
Yo si estoy de acuerdo con Esther. Donde hay amor, la vida triunfa. Es el requisito básico, fundamental. Y todo lo que pasa, en mi opinión, está gobernado por el proceso universal del florecimiento y de la evolución de la instrumentación humana de esa energía básica. Por cierto, la mejor definición de Dios en términos no negativos: Dios es Amor.
En el arte, en la ciencia, en la política... ¡Hasta en la religión! Donde hay amor, la vida triunfa.
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
domingo, 07 de noviembre de 2010 21:29
Vaya Eduardo, me has dejado fascinada con tu comentario. La definición de la actual forma de organización social es un patriarcado con la exaltación de los valores masculinos, muy necesarios, pero que en exceso son dañinos. Yo también pienso que los valores femeninos son muy necesarios para el resurgir de una nueva sociedad más justa. No me refiero a mujeres en el poder, sino a valores femeninos, como la sensibilidad, la capacidad de empatizar y la horizontalidad en las relaciones, entre otros.

Creo que el gran error de la mujer ha sido creer que debía competir para igualar al hombre, cuando realmente tenemos mucho más que ofrecer siendo nosotras mismas.
Eduardo Martinez
domingo, 07 de noviembre de 2010 23:03
De acuerdo contigo amigo Chus:

"Donde hay amor, la vida triunfa".

¿Triunfa la vida en Occidente con la Crisis Económica que tenemos debido a otra cosa distinta al Amor?

¿Triunfa la vida en África, Asia, Oceanía, América Latina (Parte del Norte, Central, Caribe y Suramérica?

¿Triunfa la vida en España, en especial en Cataluña y el País Vasco?

La frase me encanta pero la realidad me decepciona. O no hay amor y por eso la vida no triunfa en ninguna parte o tenemos que asumir que el Amor no sirve para triunfar. No podemos ser incongruentes con los hechos por muchos "wishfull thinking" que tengamos. ¿No crees?

Friendly greetings, Edward Martin, Angloandalú y lo vuelvo a repetir para que Esther no se asombre en el futuro: y medio feminista. De acuerdo en parte con tus predicamentos, aunque, en general, lo estáis haciendo bastante bien para el poco tiempo que lleváis de libertad vigilada, prácticamente en una quinta parte de la Tierra. El resto sigue sin haber libertad alguna y así les va con el patriarcado dichoso de los cojones (con perdón)

Jorge Arráez
# Jorge Arráez
lunes, 08 de noviembre de 2010 0:08
Amigo Eduardo (cosas de la Red: Te llamo amigo sin habernos presentado. Tu verás que haces con ello);

He leído en tu último comentario algunas cositas que me provocan dudas y discrepancias que no quiero pasar por alto (para seguir siendo amigo)

- Sobre tu aclaración a Chus, explicando que el ser humano muestra a esa recua de innombrables como TROFEOS (Seres dignos de admiración, respeto y monumentos en su MEMORIA - digo yo, con retranca -), ¡Vale!, Deduzco que no darás por finalizada ahí la lista de los mismos, por tanto:

Eso de “pobrecitos que fueron asesinados…”

…¡¿Pobrecitos?!..., ¡¿Que “fueron”…?!

- ¿Quieres decir, entonces, que ya no mueren más pobrecitos ¡HOY!?, ¿Empleas el pretérito a propósito?

- ¿A quien llamas “pobrecitos”? ¿A las VICTIMAS de los TROFEOS?

Yo, es que, lo entiendo al revés. Para mí las victimas de esos animales casi INDIGNOS (aunque nos joda, tengo que poner el “casi”) del SER HUMANO…

… Esos son los TROFEOS, los que merecen, los que son MÁS DIGNOS de SER HUMANOS y de ocupar un espacio en nuestra MEMORIA, aunque sea recordando a esos “pobrecitos” que matan a tantos a diario.

¿Entiendes mi punto de vista? Quiero decir que, para mi, tu VISIÓN del SER HUMANO es NEGATIVA, igual que cuando “reprendes” a Esther” por decir que “nuestro mayor DON HUMANO es el AMOR”. Podemos discutir sobre si es el que predomina, el que abunda, el que hay en mayor cantidad… Pero los DONES HUMANOS no se cuantifican así. Yo creo que ese puede ser uno de los DONES que nos hace MEJOR SER HUMANO, uno de los que MAYOR grado de VALOR nos aporta a nuestro concepto de HUMANIDAD, lo que más nos separa del resto de animales, aunque no sea el Don más generalizado entre la especie.

- Por último: Una reprimenda a ti y a Esther…

…¡POR MACHISTAS!

A ti (Eduardo), por “hacer la pelota” a las mujeres pretendiendo que los VALORES que tu entiendes POSITIVOS; son femeninos y que si ellas dominaran el mundo todo sería mejor. ¡Unas narices, yo soy HOMBRE y no renuncio a la sensibilidad y similares que a lo mejor tu o Esther consideráis “mariconadas”!, Si, así lo digo, pá que os “choque” Es más si tu (Eduardo) creyeras eso de verdad y aún no te has operado para cambiar de sexo es que eres un Cabrón como esos TROFEOS que antes mencionabas, (de buen rollito.)

Y a ti (Esther), por recoger el guante y creerte que esos VALORES que citas son femeninos. Tiene cojones (y perdonad mi rudeza pero soy hombre, sensible y con vicios que mantengo a propósito), que yo, HOMBRE RUDO, PELUDO Y DOMINANTE, deba reeducarme para escribir “el/la, nuestros/as, amig@s tod@s, y similares, en aras de un respeto a la MUJER.

Acaso alguna feminista (en realidad MACHISTA) cree que los VALORES tienen SEXO. Eso es tan absurdo como pretender que esos mismos VALORES se pueden adquirir matemáticamente con la incorporación de la mujer a las labores de mando. Todo es absurdo, pero es tema para mucho debate y ya he metido bastante GUERRA en un artículo para LA PAZ, Perdón Koldo.

Otro apunte y ya paro. Eduardo, no me confundas mi concepto de DIOS y de ESPIRITU. No des por hecho que el Dios en el que tu crees es el mismo para todos los humanos, porque si dices que es amable y no se que más… No es igual que lo que yo Sé: que hay DIOS. Yo se que hay DIOS, pero no me atrevo a describirlo porque cada cual lo define como quiere y no tiene porque ser amable. YO SÉ QUE HAY DIOS, aunque tu solo CREAS en TU DIOS. Yo no CREO EN DIOS, SE QUE HAY, pero no sé Que es. Tu quieres imponerme un DIOS amable y luego me pedirás que lo adore y vete tu a saber a cuantos “pobrecitos” tendré que matar en su nombre. ¡NO!, Tu cree lo que quieras pero no me digas lo que tengo que hacer ni creer. Y… ¡NO!, Me niego a cambiarme de sexo para ser sensible.

PAZ Y AMOR
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
lunes, 08 de noviembre de 2010 9:02
Creo Jorge que has mali nterpretado nuestras palabras, al menos las mías.
El término machista se refiere a la creencia de que el hombre es superior a la mujer. En ningún momenteo Eduardo y yo hemos manifestado nada similar.

Los valores por supuesto no tienen sexo, pero hay ciertas diferencias entre hombres y mujeres, entre elllas las que estan mediadas por diferentes proporciones de hormonas sexuales y que confieren diferentes características, no tan solo físicas, sino también psicológicas. Por ejemplo, lla gran cantidad de andrógenos presentes en el macho de lla especie dota de más desarrollo muscular, fuerza y agresividad. Otras de las diferencias entre ambos sexos viene influida por la larga historia de diferentes roles que ha promovido el desarrollo de ciertas cualidades en uno y otro lado. Por ello, aunque la diferencia en cualidadades posiblemente debida en su inicio a un rol distinto como animal mamífero en la procreación y conservación de la especie no sea tan grande, la clara distinción de roles vivida a lo largo de la historia ha incrementado sus diferencias.
Nadie ha dicho que el hombre no sea sensible o no tenga tanta capacidad de amar, pero te daré un ejemplo: observa un debate entre hombres en torno a economía en la televisión por ejemplo, y dime si la sensibilidad, la empatía, la horizontalidad, son cualidades presentes en ese debate.
jorge Arraez
# jorge Arraez
lunes, 08 de noviembre de 2010 9:30
Esther; No, no he malinterpretado tus palabras y tampoco es cierto que a pesar de ello, tu "seas" MACHISTA, ni Eduardo, tan solo que algo nos queda de nuestra educación y de nuestros ancestros.
Mira si es así, que si sigo con tu misma argumentación, podría mandar a las mujeres a criar a los niños a casita. Pero de esto preferiria discutir en otro hilo, que aqui va la cosa de PAZ Y MEDITACIÓN CONJUNTA
Un abrazo y muxa PAX
chus
# chus
lunes, 08 de noviembre de 2010 10:19
Eduardo, el amor triunfa en todas partes donde se abre el grifo de la Fuente. Donde no se abre, triunfan otras cosas que son sucedáneos del producto verdadero, sucedáneos sin capacidad de saciar. En todos esos sitios que me citas, donde hay crisis, etc., en todos hay grifos. El tema es que nadie te puede abrir el grifo, si acaso estimularte con el ejemplo de actitudes, pero abrirlo, es una experiencia individual. Graves consecuencias ha tenido el intento histórico de abrir ese grifo desde fuera y de imponérselo al rebaño.
Sus recursos son inagotables y los ciclos de la Naturaleza humana y divina lo purifican, como pasa con el agua. Sus motivaciones y sus retribuciones no tienen parangón. Quien actúa desde esa corriente, porque es una corriente, un flujo, ya no puede olvidar, y el resto de motivaciones son vientos estériles en las regiones áridas de recuerdos de pesadillas.
Si te entretiene buscar su carencia, encontrarás innumerables ejemplos que satisfacen la inquisición de la mente y de la razón, pero la sed permanece.
No hay más que probar a abrir el grifo, es decir, encontrar algo que se ame y hacer algo por amor. Eso si que es difícil... Desbrozar la maraña de motivaciones, tamizar la cosecha y seleccionar la semilla, y regarla con ese agua. Es más fácil seguir las pistas de su carencia, pero en ello ¿qué puede haber sino justificar la renuncia o la falsa impotencia para expresarlo? ¿Es que da miedo el amor hasta el punto de ponernos el DIU moral?
Eduardo Martinez
lunes, 08 de noviembre de 2010 10:41

No más comentarios sobre otros aspectos que no estén relacionados con la PAZ, sino estaría contradiciéndome a mí mismo.

Jorge respeto todas tus opiniones aunque no las comparta y por supuesto por el hecho de pertenecer al mismo foro, yo considero amigos a todos y me ofrezco como amigo a todos. En la amistad hay muchos grados. Estamos en el grado primero en general y en el segundo en algunos casos donde se ha tenido la oportunidad de congeniar o de conocer personalmente.

Amigo Chus, te digo lo mismo que a Jorge en cuanto a una potencial contestación. Aclaro y confirmo que, por simpatías, te considero amigo de segundo grado, si me lo permites.

PAZ y Amor para todos.

Friendly greetings, Edward Martin, Angloandalú
chus
# chus
lunes, 08 de noviembre de 2010 11:10
Esther, las diferencias entre la constitución tanto físicas como sicológicas, racionales y emocionales entre los sexos, creo que siempre tienen un factor muy importante, el que la base de tales diferencias radica en la complementariedad de las mismas, en la relatividad de las mismas a una interacción cuya base es la creación y procreación cultural de la especie humana.

Si el organismo físico del macho tiende a la especialización y el desarrollo en la expresión de la fuerza, la habilidad manual industriosa, es porque se complementa con la naturaleza gestante y cuidadora/protectora femenina. Es cuestión de polaridad. Positivo y negativo, activo y pasivo,¡Pero siempre desde el punto de vista de la interacción! Pero la misma polaridad complementaria cambia sus polos en los planos de expresión humana. En el terreno emocional y sentimental, la mujer es positiva, estimulante, "entiende" el lenguaje de la emoción y la sensibilidad y se maneja en ese campo con una naturalidad y una necesidad que para el hombre es inasequible, un hombre que es pasivo, (¡hasta qué puntos a veces! ¿verdad ladies?) dependiente, grosero (por carencia) sordo, mudo, ciego... ¡Pero que es capaz de conquistar el mundo por obra y gracia de determinado estímulo femenino!
(recordemos la inspiración de la "musa")
La polaridad y sus características se invierten en el terreno racional, lo mismo, pero al revés... El hombre es capaz, se halla en su "terreno natural" de proveer formas, marcos, estructuras, para la explicación, para el entendimiento, para "cuadrar" el mundo... Se puede quedar extasiado por la cuadratura formal allí donde la mujer se quede insensible por el logro (¿Y a mi qué me importa?)...
Y es lo mismo que hace la naturaleza femenina en el terreno del mundo físico y del cuerpo humano, la misma compulsión básica (y si no, veáse la tremenda inversión de recursos vitales femeninos en el cuidado de la imagen y la forma y la inmensa dependencia acerca del mismo.) La mera alusión de un estímulo negativo masculino acerca de la imagen, de la apariencia, o de la emisión sensorial femenina (olores, ruidos, etc.,) puede hundir en la miseria a una fémina y dejarla contraida como una pasa.
Lo mismo que si cuestionas una visión racional, lógica, ¡evidente! masculina con un argumento emocional femenino... ¿Pero si es lógico? ¿Como puede ser tan estupida y no verlo? se abruma el macho... Y así sucesivamente.

Pero la riqueza de la diversidad estriba, insisto, en su complementariedad. Así, un hombre puede recibir un estímulo emocional y sentimental que le impulse y le otorgue metas, y una mujer puede recibir el "anclaje" formal en el terreno racional y estructural que para la naturaleza masculina es algo fijo y para la femenina es volátil. Lo mismo, pero a la inversa, una mujer puede dirigir y fijar la volatilidad emocional y sentimental del hombre con su control natural del lenguaje y la expresión en ese campo (Y hasta qué niveles!!!) Y aunque cambien los planos, persiste la interacción complementaria. El receptivo en un plano se vuelve emisor en otro, la activa se vuelve pasiva, pero siempre desde la complementariedad, desde la mutua necesidad.

Plano físico consciente: hombre activo, estimulador, dominio natural, H+
mujer pasiva, receptora, dependiente... M-
Plano físico energético/sensorial/inconsciente: Lo inverso. H- y M+
Plano mental/racional: Lo inverso (como en el físico) H+ y M-
Plano emocional/sentimental: Lo inverso (como en el energético) H- y M+

Ahora bien, este es el punto de partida, pero la gran revolución desde hace no mucho tiempo, es que cada polo está descubriendo que en si mismo hay una simiento del opuesto, y está empezando a rebasar las formas y las costumbres desde el pasado, cultivando esa semilla de polaridad con resultados inequívocos de éxito. Por ejemplo, hace solo unas pocas décadas, las mujeres eran, en sus habilidades físicas, bastante torpes, a menos que tales habilidades hubieran sido educadas en la repetición y en la rutina (para eso son superiores desde la base natural, en el plano físico.) Hablo en general. Pero ahora da gloria ver qué grados de habilidad física y desenvoltura han conseguido, no hay más que ver el deporte.
Y no tiene que ver solo con la liberación de la represión cultural, sino con una exploración de las capacidades y de las posibilidades, en un marco nuevo de supervivencia.
Creo que este camino va hacia que tanto el hombre como la mujer experimenten en su propia vida al universo polar, con nuevos desarrollos, cada cual desde su polo hacia un ser andró-gino más completo y más interactivo y comprensivo.
Pero queda claro que la diferencia solo tiene sentido porque es complementaria en sus interacciones y necesidades mutuas de los sexos.
Y claro que esto tiene muchos ángulos y matices y complicación en los estereotipos, pero ahí va...
Abrazos luminosos polares
Chus


chus
# chus
lunes, 08 de noviembre de 2010 11:15
Un añadido a la teoría del grifo, Eduardo, y es que no solo es abrirlo, sino poder poner la escudilla para recibir lo que se te da. En este caso, me siento agradablemente bendecido por tu gracia y por la que se nos concede a ambos de participar en ello.
Yours in the Fountain
Chus
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
lunes, 08 de noviembre de 2010 14:30
Fantástica disertación Chus. Totalmente de acuerdo en la polaridad fruto de una necesaria interacción y en la presencia de la semilla del contrario en la propia naturaleza.
Había recogido la idea de Eduardo para constatar precisamente la necesidad de interacción entre cualidades masculinas y femeninas en la organización política y social. Existen mujeres en las organizaciones pero utilizando tan solo sus valores masculinos. Ejemplo: Carmen Chacón embarazada como ministra de Defensa.

Me gustaría insertar tu comentario como artículo para mañana y seguir el debate allí.
Jorge Arráez
# Jorge Arráez
lunes, 08 de noviembre de 2010 16:59
Chus, MARAVILLOSA la metáfora del grifo.

Útil para el AMOR, para la FELICIDAD, para la PAZ, o para el nombre que le queramos dar. Enlaza a la perfección la idea de que no se ayuda a nadie salvo a uno mismo y que solo se puede pretender “servir de ayuda” para que cada cual, a través de LA CONSCIENCIA y LA RESPONSABILIDAD, sepa aceptar las pistas para abrir “su” grifo.

Preciosa la metáfora, chus.

Sobre lo que respondes en tu último comentario, no lo discutiré aquí por los motivos ya expresados (no toca), pero es tema fértil y te aseguro que discrepo mucho.

Eduardo; GRACIAS por tu Respeto y Comprensión, y espero no haberte ofendido con mis formas. Solo busco “zarandear” un poco la PAZ para que no se haga aburrida. Por lo demás, confío que en próximos “contactos” amplíes un pelín mi libertad (que entiendo me he tomado mucha) y me confieras pronto el 3er. Grado. Por mi parte, sigo ofreciéndote mi amistad, sin reservas.

SALÚ, FELICIDAD y PAZ PARA TODOS
Eduardo Martinez
lunes, 08 de noviembre de 2010 18:31
¡¡¡¡YYYUUUPPPIII!!!

Salú, Felicidá, Pá, y musho Amorrrr para el H+ y la M+

El Edu

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas