image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Espiritualidad
28

Estimulado por los recientes artículos de Nacho y de José Antonio…

El Juicio, o El Juicio Final, es el arcano nº 20 de la serie de los arcanos mayores del Tarot. Representa una etapa de la evolución de la consciencia humana en la que ésta, tras un proceso de crecimiento y maduración, se abre a la perspectiva y al influjo de un plano superior y unitario en la consciencia total.

Las figuras humanas de la imagen simbólica son de color gris, color que sugiere el equilibrio de los opuestos (la mezcla de los colores exactamente complementarios nos da el color gris) un estado que representa la maduración y la cosecha obtenida en un proceso vital evolutivo de confrontación de experiencias. Las figuras, que representan a las fases de la consciencia humana, (auto-consciencia –masculina, subconsciente-femenina, y la “nueva criatura generada de la nueva interacción-infante) se yerguen en unos ataúdes flotantes, también grises, abiertos, y con forma de prisma rectangular, lo que sugiere que las figuras que resucitan han conseguido liberar sus fases de expresión de la percepción tridimensional y ahora están enfocando dichas fases en la atención a una fase superior, unitaria y ubicua, representada por el Arcángel que aparece entre las nubes, haciendo sonar una trompeta que emite 7 rayos, 7 vibraciones sonoras.

Las actitudes de las criaturas “resucitadas” (de la experiencia tridimensional sujeta a la polaridad y al cambio) son significativas, especialmente la concerniente al la figura masculina, y a los poderes o cualidades de la consciencia que ésta representa: la percepción auto-consciente, la razón, la atención, las cualidades del cerebro superior humano. En el resto de la serie del Tarot, en las claves precedentes, las figuras humanas masculinas adoptan diversas actitudes y funciones, cada una con su significado, pero diferentes a ésta. Aquí la actitud del “homo sapiens” pensante y racional, es de recogimiento, de entrega, de enfocar su mirada, su atención, hacia esa realidad interna que por fin se le revela, aquietando su obrar, o el obrar que siempre ha creído que era “suyo”, atendiendo a una vibración y a una percepción que es nueva para él.

La imagen femenina, que representa al inconsciente personal, eleva los brazos en una actitud de recepción al influjo superior. El inconsciente personal ha sido deliberadamente liberado de la sumisión a las premisas sugestivas de la anterior fase de lo que representa la figura masculina. Ese poder femenino del inconsciente, con todas sus capacidades creadoras indirectas, dependientes de la dirección auto-consciente, ya no tiene que desarrollar, cultivar, gestar y parir en forma de realidad circunstancial, (el mundo en que vivimos y sus formas de recombinación) todas esas premisas que estaban basadas en la exclusiva percepción de la separación.
Ahora se le permite abrirse completamente al influjo del arquetipo activo y vibratorio de la ley universal y su perfección y actividad regeneradora, redentora y equilibrante, representada por los 7 rayos de la trompeta y el sonido de la música de las esferas, la música única que suena en todas partes. Incidentalmente, esos 7 rayos y su actividad son las vibraciones afinadoras sanadoras que re-estructuran y afinan los 7 centros energéticos del ser humano conocidos como “chakras” en las tradiciones orientales, o como las 7 estrellas internas o los 7 metales alquímicos de las tradiciones esotéricas occidentales. Ahora, la fase auto-consciente permite que se de esa influencia sin obstrucciones, incluso la promueve cuidadosamente con su nueva actitud.

La resultante es el nacimiento de una nueva criatura, hija de esta nueva situación en la que la auto-consciencia ya no bloquea al inconsciente con sugestiones de separación, y le deja recibir el influjo armónico de la música interna unitaria, y permite la plasmación de los arquetipos de Belleza y Perfección que se ocultan en la Ley de la Naturaleza, apoyada y reforzada por la instrumentalidad de la capacidad humana, una instrumentalidad que ahora coopera con la naturaleza aportando su capacidad creadora y artística. Esa criatura está completamente abierta y solo atiende, a una nueva fase de percepción unitaria, que rebasa la percepción tridimensional espacio-temporal, el nuevo “Hijo del Hombre” el exponente del 5º Reino de la Naturaleza.

Tanto el número de la Clave, 20, como el simbolismo del estandarte, (4 cuadrantes blancos y 5 rojos de las 9 divisiones cuadrangulares en las que se puede subdividir el cuadrado de su figura) son símbolos de la multiplicación de 4 x 5, números que en el Tarot están representados por la Clave 4, El Emperador, y la Clave 5, El Hierofante. El Emperador es la expresión y el poder de la máxima autoridad humana, la Razón, y el Hierofante, (el papa) lo mismo respecto a la máxima autoridad divina en la Tierra: la Intuición (la recepción de guía o conocimiento interior o espiritual obtenida tras una fase de receptividad y entrega.) Esta multiplicación de 4 x 5 es la combinación perfecta de ambos aspectos, de las actitudes y ejercicios que representan, razón e intuición, apoyándose el uno en el otro, fundiéndose en una mezcla exaltada de lo que conocemos como poder temporal y poder espiritual.

Y este es el estado al que alude el simbolismo de “El Juicio Final”,  la resurrección de los muertos, la resurrección y restauración de la conciencia humana atrapada en la cuadratura de la percepción tridimensional, parcial, separada, cada uno en su ataúd flotante en ese mar que representa la conciencia unitaria en la que vivimos todos, sometidos a los flujos y reflujos de sus mareas. La nueva criatura despierta al influjo de una radiación emitida por lo que unos llaman dios, o en esta escala de valores sicológicos la “súper-consciencia”, y empieza a referir sus percepciones a un nuevo marco de relaciones y de entendimiento, a una nueva escala de premisas que se basan todas ellas en la unidad, en la globalidad, en la pertenencia a un organismo universal que se mueve al son de una sola música, la “música de las esferas”, el “sonido del silencio” y el “verbo” que “era al principio” al que se refiere el comienzo del Evangelio del San Juan, el verbo que se transforma en la Luz que habita entre nosotros. La pura luz que ilumina las fases y el escenario de nuestra consciencia ahora mismo.

El momento del “Jucio Final” no es un momento temporal que señala el fin del mundo y de todas las cosas, salvo para la experiencia tridimensional limitada, sino el momento en que se hace realidad para la percepción, la experiencia y la existencia de un plano de realidad interno y unitario que penetra y disuelve todas las falsas apreciaciones conseguidas con el anterior tipo de percepción y entendimiento.

Y creo que hoy es el día en que se puede decir que en muchas fases de la consciencia de los habitantes del mundo se está produciendo el despertamiento a la nueva dimensión de la consciencia, muchos ataúdes empiezan a entreabrirse y atisbar la luz, cegadora al principio, como quien se despierta con la luz de la mañana, de una nueva atmósfera desconocida; muchísimos enfoques están cambiando, muchas veces por el impulso de la crisis y de la necesidad, hacia una perspectiva global, unitaria, interdependiente, que cuestiona todas nuestras limitaciones y egoísmos, todas nuestras posesiones materiales basadas en la ilusión de permanencia y separación. Tiempo es ya para que, entre tanto vocerío cacofónico emitido por lo que es llamado “legión”, dejemos un espacio de silencio perceptual para captar ese sonido, ese rumor de fondo que nunca ha dejado de sonar.

Abrazos luminosos
Chus

Publicado en: Espiritualidad
Email del autor: chusantis@yahoo.es

Actions: E-mail | Permalink | Comments (15) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'El Juicio Final, el rumor que se avecina' a Del.icio.us Agregar 'El Juicio Final, el rumor que se avecina' a digg Agregar 'El Juicio Final, el rumor que se avecina' a menéame Agregar 'El Juicio Final, el rumor que se avecina' a Technorati Agregar 'El Juicio Final, el rumor que se avecina' a Google Bookmarks Agregar 'El Juicio Final, el rumor que se avecina' a Live-MSN Agregar 'El Juicio Final, el rumor que se avecina' a FaceBook Agregar 'El Juicio Final, el rumor que se avecina' a Twitter

Post Rating

Comments

German  Pinto
# German Pinto
jueves, 28 de octubre de 2010 7:57
Insuperable texto ,te has superado como escritor Chus,la única pega es que para los que no creemos excesivamente en éste tema ,lo vemos como literatura ficción ,sin ninguna base científica(lo dicen expertos) pero que para los iniciados en el tema imagino lo haréis con entusiasmo y mi respeto a vosotros.Con ésto no quiero descalificar el mérito que has tenido en hacerlo y que tu tiempo te habrá llevado.
Gabriel
# Gabriel
jueves, 28 de octubre de 2010 11:44
la realidad que vivimos empezó siendo una ficción
Carolina
# Carolina
jueves, 28 de octubre de 2010 12:26
Cuanto tiempo sin leer una de tus artículos arquetípicos, jeje. El significado de la carta viene muy al pelo :)
Maria Oliver
# Maria Oliver
jueves, 28 de octubre de 2010 12:57
Muchas gracias Chus... sugerente y... cierto. No será que es el arcano 2.0?
Alleerte he pensado en Origen, la peli con Brad Pitt... en la que viene a decirse: "vayamos a la realidad, salgamos de este sueño, que esto es un sueño. Necesito realidad"... De eso hablaba ayer con Toni Pons, que usó ese ejemplo como ilustración del cambio de paradigma...
Muy a pelo, en efecto... Será este en verdad el gran juicio del que se habla en la Belle Verte?....
ahí estamos, en todo caso... qué bien! gracias de nuevo. chus, enhorabuena
(y eso del despertamiento --mira que es feo el palabro!--es por no usar despertar?
chus
# chus
jueves, 28 de octubre de 2010 13:06
Para satisfacer la necesidad de "realidad", a veces parece que hacemos como con las arenas movedizas, cuanto más te mueves, más te hundes... Dicen que la manera de salirse es no agitarse y tratar de flotar...
Y sí, María, es un palabro, me has pillado, y eso que suelo tratar de huir de ellos, cuando hay uno más sencillo. Qué bonito es "despertar", le sobre el "miento."
Maria Oliver
# Maria Oliver
jueves, 28 de octubre de 2010 13:10
digo,Leonardo di Caprio, perdón... es que los rubios se me dan mal...
y eso,de desperta-miento nada. despertar, así aciertas, jaja
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
jueves, 28 de octubre de 2010 13:37
Me has recordado la configuración social tan perfecta de las hormigas.
Actuan en bloque con una consciencia única en la que cada individuo piensa en el conjunto. ¿Habeis visto como cruzan un río las hormigas? Se entrelazan unas con otras en una cadena para que las demas les pasen por encima. No importa el sacrificio de unos cuantos individuos si es en beneficio de la comunidad.
¿Despertará la raza humana alguna vez a esta realidad?
marga
jueves, 28 de octubre de 2010 13:41
una gozada leer tu interpretación del arcano 20.Chus."una experiencia esotérica..
difícil de entender,quizá,para los no iniciados. A mí "me cuadra"..Ojalá que a todos los que lo lean,les diga "algo".. lo que tan bién explicas.Gracias.
chus
# chus
viernes, 29 de octubre de 2010 8:55
A mi las hormigas me llevan a pensar en que el ser en sí es "el hormiguero" y su cuerpo, constituido por células móviles, se extiende y labora al unísono siguiendo una misma directriz inconsciente y natural. Me gustó la película de Antz, en la que una hormiga "despertaba" en su auto-consciencia, y funcionaba "al revés" que las demás, planteándose múltiples contradicciones...

El despertar de los seres humanos, también llamado "iluminación", empezaría por una revelación o visión en el plano de la auto-conciencia, de la naturaleza unitaria y holográfica de todos los seres humanos, y de un atisbo ya imperecedero de la energía unitaria sentida en uno y en todos, como la misma cosa. Una especie de reconocimiento del Yo-soy en todo lo que Yo-es.
Una sola consciencia que es como la Luz, se refleja en una infinitud de facetas de una sola gema universal, cada reflejo un individuo y una aportación a la perspectiva del reconocimiento de la Belleza y del Ser de la Creación. En este caso, el reflejo conseguido es la percepción de esa comunidad y de esa comunión. El individuo y su identificación como Yo soy, se disuelve en la experiencia del Yo-Soy unitario que está viéndose reflejado en él, como faceta particular, así como en todas las facetas, y se eleva a esa visión y experiencia (para "nosotros" "colectiva") que posee y ejerce esa meta-Consciencia (Aplíquese a todo lo que JC llamaba "Padre", por ejemplo en cuanto decía que "es el Padre en mi el que hace todas estas cosas...")

La consecuencia es el comienzo de la disolución de las apariencias de separación y su transformación de pobreza en riqueza, y el comienzo del establecimiento de un nuevo marco de relaciones y modelos basados en esa revelación, percibida con algo más que el intelecto, por eso lo llaman "Iniciación." Y también el comienzo de la "transmutación alquímica", en la que el plomo de saturno, la percepción y experiencia de una existencia material y separada, se transmuta en el oro de la percepción y la experiencia de la unidad de la Vida, en y desde el corazón de todos los seres.
Los alquimistas verdaderos, cuyo arte estaba velado por la apariencia de la transmutación metálica física, decían que una condición indispensable para sus logros (su transmutación y su trascendencia) era la "gracia de Dios", con lo que sugerían que, en realida, todo ese proceso estaba auspiciado y dirigido por la meta-Consciencia que se expresaba a través de ellos y de todos los demás seres, como la Identidad que se expresa en todas las hormigas de un hormiguero, pero con el añadido de haber despertado a esa percepción y experiencia de modo auto-consciente, y de reconocer la directriz desde esa misma perspectiva.
Inisito en que hoy en día se están dando muchísimos movimientos de "abrir el ataud", con la particularidad y la riqueza de que se dan desde muchas perspectivas o aproximaciones diferentes, con una especie de apostolado polifacético acuariano, aparentemente libre de servidumbres a corrientes religiosas o caminos trillados, aunque como decía, en realidad es el mismo impulso y la misma causa lo que activa y supervisa el proyecto, y el objetivo y la fase del despertar también es lo mismo.
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
viernes, 29 de octubre de 2010 11:13
Creo que lo que auna la "Super-conciencia" humana, tiene como denominador común, los anhelos, los deseos.
Todos, en cualquier parte del mundo, deseamos casi lo mismo.
Derechos humanos, paz, igualdad, certeza relativa futura, suficiencia, justicia, amor, un futuro...
chus
# chus
viernes, 29 de octubre de 2010 11:54
El punto es que cada uno somos especializaciones de esa misma energía o impulso que se expresa en nuestros deseos, anhelos, etc., y el cambio de perspectiva al considerar esa "mismidad" es lo que disuelve barreras, libera de ataduras, y nos abre a considerar al otro como "también yo", con un efecto hermanador y multiplicador que nos enriquece con las diferencias en lugar de oprimirnos con ellas y con la consideración única de nuestro propio reflejo.
Si es que es verdad... ¡Deseamos "casi" lo mismo!
Y ese "casi" es lo que los alquimistas transforman. Transforman el veneno mortal del sentido de la separación en el elixir de la inmortalidad, mediante algunos procedimientos, entre los cuales, en el terreno psicológico, figura la inversión de perspectiva y la consecuente inversión de modelos. Es una clave de este arcano. Una de las llaves del ataúd. Es la receptividad, la elevación a la perspectiva del Ángel del símbolo.
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
viernes, 29 de octubre de 2010 16:35
Es un placer leerte, Chus. Maravillosas tus explicaciones y encantadora la tertulia.
Divertida ocurrencia la de María, imaginándose que este puede ser el arcano 2.0 que nos haga despertar la conciencia a través de la red.
Esperemos que hagamos honor al encabezamiento de la página, y aprovechemos la crisis para cambiar, extendiendo por el mundo este apostolado polifacético acuariano.
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
viernes, 29 de octubre de 2010 23:15
Precioso texto Chus. Esta perpectiva de la clave El Juicio como un abrirse a una nueva percepción fuera del mundo material-tridimensional-separado, a la percepión del universo como una unidad. Precisamos de pensamiento o acción que deriven de este nuevo estado de consciencia, incluido el pensamiento político.

El otro día pensando en las individualidades diferentes como distintas formas de expresión de la Unidad, en como convivir con armonía en colectivo partiendo de las distintas expresiones individuales, pensé en la luz del arcoiris. Cómo un haz de luz blanca se transforma en los 7 colores del arcoiris al atravesar las gotas de agua de la atmósfera. Este es uno de los ejemplos que nos muestra la naturaleza para evidenciar que la diversidad que se genera de la unidad puede mostrar belleza y armonía. Y son 7 los colores, como los 7 rayos de la trompeta.

María, este será nuestro arcano 2.0


carmen cayuela
# carmen cayuela
sábado, 30 de octubre de 2010 10:38
Es reconfortante este acercamiento al Arcano del Juicio Final que nos regalas, gracias Chus.¿Podrías contarnos un poco más acerca del 5º Reino de la Naturaleza?

Un abrazo
chus
# chus
domingo, 31 de octubre de 2010 9:31
Algunas ideas sobre el Quinto Reino…
Es el que sigue en la escala evolutiva en la serie: mineral, vegetal, animal, humano y… Hay unas cuantas denominaciones para el siguiente paso. Algunos lo llaman el hombre espiritual. Así como del tercer reino (animal) surge el cuarto (humano), en el que nace y se desarrolla la conciencia del yo, del individuo aparentemente separado, en el quinto esa consciencia despierta a un nuevo estado de percepción y de identidad que tiene que ver con la experiencia de la Unidad de la Vida en todas sus expresiones y en la integración de esa experiencia en un nuevo organismo, en una nueva mentalidad y en nuevo orden de modelos y actitudes.

El individuo ya se reconoce, no solo racional o especulativamente, sino por algún tipo de experiencia inequívoca de revelación o de comunión, como el portador, el instrumento, el partícipe, (como una bahía abierta a un gran océano) de una Conciencia única omniabarcante y omnipenetrante (omni-okupa, si me perdonáis el término) que le brinda su ser y su identidad, y disuelve los restos de una conciencia separada y dividida, enfocada en lo transitorio y en lo ilusorio. Esa experiencia le cambia para siempre y le abre las puertas del nuevo reino, en el que ha re-nacido.

Por el conocimiento experimental de esa su esencia y su naturaleza, que supone un paso más allá de la experiencia de la consciencia del cuarto reino, reconoce la verdad de que es hermano de todo lo que es, porque en todo lo que es, encuentra y reconoce esa misma raíz, causa, sustancia y operación.
La criatura del 5º reino no nace, se hace, o “es hecha” (en el sentido de alcanzar ese estado como “una gracia recibida”, testimonio que comparten los que describen esa “ascensión.”) Ese acceso no se consigue por herencia genética, ni recibida ni otorgada. Es decir, los hijos no reciben esa condición de los padres por herencia. Por eso algunas veces son conocidos como los “dos veces nacidos.” El acceso se produce como un hito en el desarrollo de la evolución de la consciencia a través del ser humano, en el cual, mediante la experiencia de la polaridad en su consciencia tridimensional, se va gestando en un camino de experiencia, la necesidad de una visión y una realización más completa que la que proporciona el nivel humano de percepción e identificación. Ese Anhelo sublimado y depurado en el largo camino, consigue el despertar a la nueva dimensión, tal y como una estalagmita se funde finalmente con la estalactita que la crea, en una columna. Esa columna es el nuevo habitante del 5º reino, y a pesar que siga desenvolviéndose en un ambiente en el que la separación y las ilusiones consecuentes persisten, la nueva criatura ya posee una referencia incuestionable acerca de su verdadera naturaleza comunitaria con y en, la vida universal como un solo ser, y actúa en consecuencia a esa nueva premisa.
Abrazos luminosos
Chus

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas