image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
15



“Vamos a rasguñar esta piedra todos los días para llegar a ustedes en muy poco tiempo", dijo el ministro de minería chileno a los siniestrados al comienzo del rescate. Tras 69 días y con el concurso de alta tecnología y todo un pueblo oficiando de matrona, la tierra parió uno a uno a todos los mineros. Ahora la muerte aguarda en otros frentes, agazapada en otras simas. Ahora con lo que queda de esas uñas, con las manos que aún no manchamos el  resto del mundo, podemos “rasguñar” la dura piedra, la terca roca en otros desiertos, en otros rescates que nos competen a todos/as. A pie de esos abismos podemos apurarnos todas las gentes y naciones. Vamos a llegar también hasta ellos y ellas, hasta los últimos, los olvidados de la tierra. 
 
Las montañas que ha movido Chile, la humanidad también las puede trasladar. No conviene  olvidar su lección, el ejemplo de toda una nación unida para rescatar a los 33 trabajadores de las entrañas de la muerte. Chile ha conmovido al mundo en lo más profundo, ahora es preciso que el mundo afronte también sus urgentes retos globales y se conmueva a sí mismo, se estremezca de alivio, alegría y orgullo.
 
Más de mil millones de personas han seguido por televisión el histórico rescate. Más de mil millones de seres han apostado por la vida y enfocado su pensamiento para la resolución victoriosa de la operación.  Ahora toca mover las máquinas,  las mentes y los recursos a otros  abismos, ahora prima generosidad para rescatar otros millones de urgidos. Chile  nos ha  enseñado  que no hay imposibles capaces de doblegar una fuerte determinación colectiva a favor de la vida. Muy lejos de las cámaras y los objetivos, millones de humanos aguardan en lo profundo de sus propios  abismos.
 
Otra gesta ejemplar, ésta ya de alcance planetario, nos desafía. ¿Y si movemos  las  perforadoras y si nos unimos  no  sólo una  nación, sino toda la humanidad entera para  también culminar con éxito  el  rescate  de quienes aguardan sumidos  en su angosto y olvidado agujero? Bien invertidos  están los  15 millones de dólares  para   rescatar  a los 33 mineros  chilenos, pero tampoco deberíamos escatimar  en invertir para devolver la vida a quienes tiritan en otras negras honduras. Fabriquemos, enviemos a esos avernos todas las cápsulas que devuelven al sol la vida.
 
925 millones de personas están atrapadas en la sima del hambre y  la pobreza extrema, sin embargo no es necesario  cavar tanto para salvarlas. El último informe de la FAO cifra en esa cantidad de seres humanos el objetivo de un rescate imprescindible. Según esta misma agencia de la ONU y según ese mismo informe de septiembre pasado, cada seis segundos muere  un niño de malnutrición.
 
Podemos levantar otros campamentos a la esperanza en mitad de otros desiertos para asistir a otras porciones de humanidad. No tienen gafas negras, ni detrás el apoyo determinante de todo un pueblo y su gobierno, pero sí los mismos ojos, el mismo  corazón, el mismo alma.
 
Hay treinta y tres cruces que no fueron, apunta el escritor chileno Hernán Rivera Letelier, hay muchas más tumbas que con coraje solidario y acción eficaz y coordinada a nivel planetario se pueden también evitar. Al igual que los chilenos, la humanidad aguarda manifestar la potencialidad profunda de su espíritu aunado. “Aquí no se trabajó buscando oro o petróleo o diamantes. Lo que se buscaba era vida. Y brotó vida, 33 chorros inmensos”, afirma el susodicho escritor que también fue minero en el mismo desierto de Atacama. Rivera menciona el monumento de vida que se ha alzado en mitad de ese páramo: “El rescate es una prueba de que cuando los hombres se unen a favor de la vida, cuando ofrecen conocimiento y esfuerzo al servicio de la vida, la vida responde con más vida”.

Queda unirnos en torno al resto de las vidas que zozobran, queda levantar monumentos a la vida sobre el subterráneo del abandono, el desamparo, el analfabetismo, el sufrimiento... Juntos/as podemos empujar las más poderosas perforadoras para arrancar millones de vidas a un destino incierto. Juntos podemos  seguir  burlando la desesperación y la muerte, vencer para siempre  el hambre y el resto de lacras globales.
 
“Tenemos ricas empanadas esperándolos, asados y chanchitos..., mantengan la fe y el esfuerzo", decía también el mismo ministro Golborne a los mineros abismados, cuando aún no les habían pasado víveres. Ahora sí, florecidas las sonrisas sobre el desierto más árido, propinados y televisados por todo el planeta esos abrazos eternos, tapado el agujero de la mina de San José, ahora sí, “chanchitos” para todos, en toda la faz de la tierra, “asados y ricas empanadas” descendiendo a todas las profundidades, colmando todos los estómagos olvidados…
 

 

Actions: E-mail | Permalink | Comments (7) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar '“Chanchitos” para todos ' a Del.icio.us Agregar '“Chanchitos” para todos ' a digg Agregar '“Chanchitos” para todos ' a menéame Agregar '“Chanchitos” para todos ' a Technorati Agregar '“Chanchitos” para todos ' a Google Bookmarks Agregar '“Chanchitos” para todos ' a Live-MSN Agregar '“Chanchitos” para todos ' a FaceBook Agregar '“Chanchitos” para todos ' a Twitter

Post Rating

Comments

German  Pinto
# German Pinto
viernes, 15 de octubre de 2010 7:33
Desgraciadamente todo lo que se ha montado con el tema de los mineros es un circo mediático mundial,propiciado por el gobierno chileno y los medios.Sobre las causas que propiciaron que quedaran atrapadas ésas personas,silencio total.No quiero decir que no tenga mérito el que se haya salvado la vida de los mineros,ni mucho menos,pero de las infrahumanas condicines en las que trabajaban de éso no se habla.Hay estaba el presidente de Chile en primera fila,uno de los mayores empresarios del país,con intereses en muchos sectorews,en el minero tambien,.Ahora haciendose la foto,pero ántes jamás se le vió por ninguna mina,interesandose por las condiciones de explotación el la que trabajaban,no ólo en Chile ,en muchos sitios del planeta trabajan así,infrahumanos.Hay tantas minas,pozos mentales que salvar,tenemos muchas minas San José por todo el mundo.Millones de personas a las que salvar y que mueren ante el silencio de todos.Y ojo,que no se debe quitar el mérito que tiene semejqante hazaña,se vé que con tecnología y voluntad se logra éso y más,ojalá no mueran millones de personas por ésa misma falta de voluntad,de unos gobiernos muchas veces corruptos y unas personas que miran hacia otro lado mientras muchas"minas"necesitan ser rescatadas del abismo.
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
viernes, 15 de octubre de 2010 13:59
Gracias Koldo, sabía que el rescate de los mineros iba a inspirarte un estupendo artículo a favor del amor y la solidaridad. No todos los días suceden hechos como este. Estamos acostumbrados a escuchar sobre la parte negativa del ser humano y muy poco sobre la positiva. Confiar en nuestra parte positiva es necesario para desarrollarla.
chus
# chus
viernes, 15 de octubre de 2010 14:52
Para bien o para mal, existen una serie de inercias en los medios informativos que les arrastran a llenar sus cabeceras, columnas, editoriales, artículos, etc., como capítulos de seriales informativos que se mantienen en circulación durante un tiempo a veces bastante volátil. En este caso creo que somos afortunados porque este serial ha ayudado a sensibilizar y a poner de manifiesto los valores humanos, positivos y negativos, ante la conciencia global. Gotas preciosas en una copa cuyos contenidos suelen un cóctel aciago de sucedáneos, parcialidades y manipulaciones según el interés de referencia. Pero cuando la magnitud de los hechos, por si misma, es la noticia, y consigue trascender, aunque sea un rato, las conciencias no pueden mirar tan fácil a otro lado.
German  Pinto
# German Pinto
viernes, 15 de octubre de 2010 15:45
Esther sería posible un artículo de Santiago Niño semanal?La verdad es que son estupendos y nos ayudarian a entender mejor todo lo que pasa.
dazara
# Daniel Zaragoza
sábado, 16 de octubre de 2010 13:27
De la respuesta que ha provocado la desgracia extraigo la unidad de un pueblo para hacerla frente. Sin tener datos al respecto, estoy convencido que millones de ciudadanos de todo el mundo, pero muy especailmente chilenos, han rezado todos los días para que todo acabase como así lo ha hecho. Los que no han rezado, se han solidaizado íntimamente con las víctimas, los atrapados y la gente que les ama, que han vivido la experiencia con esperanza, pero tambien, como no, con temor.

Quince millones de dolares, o sea, 1.785.205.859,46 Pesetas, es decir, Mil setecientos ochenta y cinco millones, doscientas cinco mil, ochocientas cincuenta y nueve pesetas. Probablemente hubiese costado mucho menos proveer de las medidas necesarias para evitar el accidente.

Al final, el Estado corre con los gastos y la empresa desaparecerá ahogada por la imposibilidad de hacer frente a las deudas, o cambiará de identidad para no hacer frente a su responsabilidad.

Espero equivocarme y que además de dirimir responsabilidades, el gobierno de dicho país provea de los instrumentos necesarios para la inspección y persecución de los delitos laborales, dado el caso que nos ocupa. Si no es así, que el partido político en el gobierno, y de manera subsidiaria sus votantes, devuelvan hasta el último ¿dolar? que han gastado, y que claro está, debían gastar para salvar, aunque sólo fuese, una vida humana.


Nadie piense que resto importancia al rescate y a la vida de los mineros. Me alegro y comparto mi alegría con todos los que así lo sientan.

Por cierto, mi enhorabuena al presidente chileno, y a todos a quienes incumbió, por la excelente gestión del conflicto.


Recomiendo este enlace donde se analiza el proceso:

http://bit.ly/cZ3Tgh
Gabriela Germain
# Gabriela Germain
lunes, 18 de octubre de 2010 16:05
Que tristeza me deja en el alma este bello artículo.
Como negar que el rescate fue una epopeya. Como negar el valor de los rezos y energías bien orientadas en el nombre del amor.
Inevitable concluir que no hay desafíos imposibles.

Inevitable preguntarse qué debe suceder entonces para que se aúnen así las voluntades, se abran las billeteras, se aúnen los corazones.
Que tiene que suceder que no logran terremotos ni maremotos, ni catástrofes mudas como el hambre.
Qué tiene que suceder...
University T Shirt printing
jueves, 29 de diciembre de 2011 12:11
nice post,i like it very much,but i think u can think it in another way then,cause it will be interesting

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas