image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
14



El mundo de los animales es un mundo de lucha por la supervivencia y nosotros también tenemos ese aspecto animal en nuestras vidas, aunque en el caso de los animales están integrados en la naturaleza y regidos por sus leyes básicas, nosotros tenemos la posibilidad de influir en ella y nos percibimos como separados de lo que llamamos naturaleza.

En el proceso evolutivo del ser humano, es necesario tomar conciencia de la individualidad que tiene la posibilidad de elegir, en principio desde la inconsciencia casi total, inducidos por  hábitos mentales inconscientes, esto me gusta, aquello no, y lo que ni me gusta ni no me gusta, no existe, la pregunta sería ¿de donde surgen estas opiniones?

Digamos que esos hábitos mentales que nos inducen a pensar de una determinada manera están condicionados por nuestras experiencias individuales y por las colectivas, educación, cultura, momento histórico...

A la vez que esta individualidad evoluciona, debido a que somos seres sociales las formas de relación también lo hacen, del clan, pasamos a la tribu y la necesidad de pertenencia a un grupo se instala en el inconsciente colectivo y forma parte  de la percepción de la vida  de cada individuo, aunque eso sí, el enfrentamiento rige la relación entre los grupos.

Debido a que la mente tiende a creer que somos lo que percibimos, nos identificamos con toda esta información fragmentada y nos dividimos en una gran cantidad de opiniones duales que surgen directamente de una interpretación reactiva y neurótica de esa autoconciencia y pasan a ser el filtro por el que vemos la realidad. A eso le llamamos, ego, yo...

Nuestra identidad personal depende en gran medida de las interacciones entre  estas opiniones, bueno-malo  egoísmo-altruismo, frío-calor, derecha-izquierda, madrid-barça y de las relaciones con "los otros"...

La esencia de esta forma de entender la realidad es la supervivencia, o sea la lucha, la guerra, las diferencias acentuadas como paradigma de la existencia, yo y mío frente a tu y tuyo, competitividad, productividad, búsqueda de  poder.

Esto tiene sus expresiones en el mundo en el que vivimos que desde la más tierna infancia se estimula la lucha, eso sí "civilizada" entre unos y otros y por lo tanto con uno mismo. La historia se cuenta de guerra en guerra y con buenos y malos, el deporte competitivo se vive con pasión y está considerado como positivo, cuando es una gran maquinaria para generar frustración y separación, las relaciones humanas están basadas en el poder neurótico que es la energía que rige todo el entramado social en el que vivimos desde el individuo,  hasta el ser humano como especie, con formas sutiles aparentemente inocuas como la educación condicionada o el ocio sin contenido, y otras extremas como la violencia, el hambre y las guerras.

Los seres humanos como especie vamos alimentando con nuestros pensamientos y acciones,  este gran ego colectivo basado en la ignorancia que a la vez nos influye y arrastra hacia la autodestrucción personal y colectivamente...

¿Te resuena todo esto? todos intuimos que este proceso está en marcha y tenemos dentro de nosotros esa lucha entre la sabiduría que quiere expresarse, la búsqueda de la autentica libertad y por otra parte los miedos y limitaciones que nos autoimponemos...aunque los vemos como amenazas externas...

Una forma habitual de evitar la responsabilidad personal es la táctica del avestruz, esconder la cabeza, en nuestro caso pequeños compromisos que facilitan el autoengaño, o buscar los grandes culpables concretos de todo lo que está pasando y proyectarles nuestra frustración, así seguimos alimentando intensamente la separación, por tanto el ego individual y colectivo que se hincha como un globo y que cuando ya no pueda soportar más presión...

¿Hasta cuanto somos capaces de soportar? quizá sea esa la pregunta que se nos está haciendo, por defender esa identidad basada en simples ideas abstractas y opiniones personales vacías ¿cuanto sufrimiento necesitas para poder abrirte a la vida sin reservas?

Creo que es tiempo de elegir: vida, tierra, armonía, sabiduría y eso pasa por recuperar el poder personal desde la responsabilidad, abrir  conciencia,  revisar lo que tenemos por verdades y crear nuevas formas de relación entre los seres humanos.

Estamos en un momento apasionante de la existencia del ser humano, cada uno debemos asumir nuestra responsabilidad para que el cambio sea natural, cuando la fruta está madura cae del árbol. Hay muchas frutas maduras y comienza el tiempo  de la cosecha...

Cuando se entiende que entre el frío y el calor la diferencia solo está en los grados, y que realmente el frío en sí mismo no existe, simplemente es ausencia de calor...

Tenemos la posibilidad de crear un mundo basado en valores y para ello debemos encontrar formas de cooperar basadas en aquello que nos une, conociendo de dónde venimos y adonde queremos ir, ahora es el momento...

Afortunadamente el inconsciente colectivo no se rige por mayorías, está en continuo cambio y tu formas parte de este proceso seas consciente o no, cada pensamiento, cada emoción, cada decisión influyen en el resto de los seres de este planeta.

Hemos visto grandes cambios externos que por cercanos aún no podemos valorar adecuadamente (Muro de Berlín, CCCP, Caída del Sistema Financiero Internacional, Sistema político cada vez más desacreditado, grandes multinacionales en quiebra, manipulando y condicionando gobiernos) A esto lo llaman crisis y lo es pero solo de una forma de entender la vida, también se le puede llamar parto. En los próximos tiempos vamos a ver como las estructuras más sólidas se transforman o disuelven progresivamente de forma incomprensible.  Esto no es adivinar el futuro, es ver el presente con claridad y los procesos que se han desencadenado en los últimos años, cada vez con más velocidad.

Como han visto y anunciado desde diferentes perspectivas numerosas personas el cambio está en marcha y es imparable, citaré a un gurú del Marketing, por lo que ha representado este concepto en los últimos años,  el francés François Lemarchand dice que pasamos del Marketing del tener al tiempo del Ser, dicho con otras palabras de una sociedad agrícola e industrial basadas en la producción, a la de la información y la globalización y  ahora llega la conciencia, todo esto en un corto periodo de tiempo e interaccionando a nivel planetario en esta época.

Esto supone grandes cambios en la forma de entender la vida que se reflejan en las estructuras internas y externas que vienen de detrás y deberán adaptarse o desaparecer.

¿Qué podemos hacer?

Es tiempo de experiencias personales y compromiso con el mundo que está surgiendo, desde la apertura de conciencia podemos colaborar en este emocionante nacimiento.

Soltar las formas basadas en lucha, competitividad, productividad, lo económico como base de las relaciones humanas y comenzar a cooperar en la búsqueda de la esencia que nos permita evolucionar como especie y cree las condiciones para que podamos encontrar mejores condiciones para el desarrollo individual de cada vez más personas.

La energía que impulsa este proceso es la confianza, una confianza que une, que trasciende las visiones enfrentadas, que no se deja engañar por el interés neurótico personal o grupal.

Que hace aflorar lo mejor de cada uno respetando los ritmos individuales e influyendo positivamente en el subconsciente colectivo. Esa confianza que nos lleva a reconocernos como naturaleza.

Debemos ir más allá de yo y mío, con agradecimiento hacia esta etapa del proceso que es necesaria para poder trascenderla y esto solo se puede hacer de forma individual pero con consciencia global. Trascender también el grupo cerrado que actúa como proyección externa de yo y mío para interactuar de forma abierta, de ahí surge la experiencia de Red,  Redes de cooperación libre, formadas por individuos maduros que se comprometen desde donde están, que saben que están abriendo grietas en las antiguas estructuras, pero lo hacen desde la creatividad, desde la inclusión, desde el corazón, evitando la lucha y creando paz.

Una multitud de Redes de luz que nadie puede controlar y a todos beneficia de forma natural, un tsunami de conciencia por tanto intangible que disuelve lo rígido y ayuda a fluir hacia una nueva realidad no demasiado diferente en apariencia, aunque profundamente diferente en esencia.

Quiero formar parte activa del proceso con la máxima consciencia posible, para sanar algunas heridas hay que aceptar el dolor, quiero sanarme y estoy dispuesto...

Quiero dejar a "mis" hijas y a los "tuyos" también la mejor herencia, la semillas debidamente plantadas y abonadas de un mundo más humano donde la confianza fluya por infinitas redes basadas en cooperación y morir en paz.

www.sostenibleycreativa.es

Publicado en: Hacia la madurez social
Email del autor: aqueloo@aqueloo.es

Actions: E-mail | Permalink | Comments (9) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Del individualismo a la cooperación libre, Redes de confianza' a Del.icio.us Agregar 'Del individualismo a la cooperación libre, Redes de confianza' a digg Agregar 'Del individualismo a la cooperación libre, Redes de confianza' a menéame Agregar 'Del individualismo a la cooperación libre, Redes de confianza' a Technorati Agregar 'Del individualismo a la cooperación libre, Redes de confianza' a Google Bookmarks Agregar 'Del individualismo a la cooperación libre, Redes de confianza' a Live-MSN Agregar 'Del individualismo a la cooperación libre, Redes de confianza' a FaceBook Agregar 'Del individualismo a la cooperación libre, Redes de confianza' a Twitter

Post Rating

Comments

German
# German
miércoles, 14 de julio de 2010 8:08
De acuerdo en la mayoría de lo que dices,sin embargo tu optimismo no lo comparto al 100%.La naturaleza nos ha hecho seres sociables y desde la infancia nos educan en un individualismo feroz que se refleja ya de adultos.Competitividad en todos los ordenes de la vida.La crisis dices puede ser una catarsis para el cambio.Puede que sí o puede que NO.Muchas crisis ha habiedo a lo largo de la hisroria y en unas se ha avanzado y en otras hemos vuelto a empezar pero a peor,como ésta crisis actual ,que están desmantelando todo lo conquistado en siglos de lucha.El ser humano no escarmienta nunca y cae en los mismos errores de siempre, solo que en una crisis tan tremenda como ésta se lleva por delante a millones de personas a la frustración o la miseria o a ambas desde luego.Quisiera tener como tú ésa confianza aunque la veo lejana por puro interés y egoismo de las personas.Mientras seguimos viendo como mueren y saquean sus riquezas naturales por unos países ricos que utilizan su poder y usura para aplastar a los demás.Hablas de redes ,donde estan?quisiera verlas en real porque en la conciencia no me sirven para nada.Quisiera ser optimista como tú pero me cuesta,son percepciones distintas pero que vamos a parar a los mismo:El ser humano que coopera con lods demas.
Ferran Caudet
miércoles, 14 de julio de 2010 12:40
Te comprendo perfectamente, no es optimismo es una elección consciente, la decisión de a que quiero dedicar la energía vital, construir o a críticar, se que el proceso será muy duro, pero si elegimos el camino adecuado cada paso nos ofrece la energía que necesitamos para avanzar.
Si dejamos que el miedo y el lado izquierdo del cerebro dominen las acciones u omisiones, ¿como nos sentimos? que podemos hacer desde ahí...
No se trata de no ver los problemas sino de enfocar en lo que sentimos, buscar a los que también estan haciendo lo mismo, construir redes y expandirlas.
Quieres saber alguna, www.sostenibleycreativa.es te puedo decir que se está creando todo un entramado que nadie controla y es imparable.
Es tiempo de acción coordinada, de cultivar y descubrir la cooperación y confiar...eso no impide estar bien despierto a lo que ocurre y colaborar en la medida que se pueda.
Es tiempo de sabiduría y responsabilidad, desde ahí podemos convertir este caos en la gran oportunidad como especie, y el trabajo de cada uno es personal e intransferible.
...gracias por leer el artículo y responder...un abrazo
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
miércoles, 14 de julio de 2010 19:19
Gran artículo ferran, mucho mas profundo de lo que puede aparentar en una primera lectura.
No tengo conocimientos en Sociología, como para responder como el artículo merece. Pero considero que la opinión desde cualquier ámbito, sobre un asunto como este, es importante.
Como algo básico para que esta evolución social se produzca, tenemos por un lado el egoísmo-la generosidad. Esta sociedad ha de prescindir de uno para desarrollar el otro. Cualquier crecimiento social ha de darse en un concepto de generosidad amplio, personal e individual. Es algo necesario. Y tanto desde la ciudadanía como desde los distintos poderes. ¿como si no, se producirá el cambio y la evolucion?
Por otro lado, algo que fundamenta nuestra evolución personal, individual y grupal, es la educación. Tanto la educación en valores y principios, como en conocimientos y desarrollo. A mayor y mejor educación mas comprensión de las estructuras sociales y su vinculación con lo personal.
Y si estas dos condiciones se dan, para un determinado grupo que, siendo aleatorio, influye en los grupos de alrededor, el crecimiento del número de ciudadanos liberados del yugo de esta sociedad artificial, consumista y competitiva, puede elevarse de forma exponencial.
Yo también quiero dejarle a los mios mi mejor herencia. Y también a los tuyos.


Ferran Caudet
jueves, 15 de julio de 2010 14:10
...gracias Angel Luis, creo que es una cuestión de creer en el ser humano, que es posible y dejar de dedicar atención, (energía) a lo que separa, manipula o simplemente es poco "creativo", eso es lo viejo, lo que hay que superar y disolver...
Los grupos son "faciles" de influenciar a traves de los medios tradicionales, o mediante egos fuertes o carismáticos, las comprensiones que surjen de las experiencias personales, son más estables y dificilmente manipulables, es tiempo de experiencias directas...
Me parece muy valiosa tu reflexión de que el cambio se produce por próximidad y de forma exponencial.
Como ejemplo es interesante revisar como ocurrió la caida del muro, dejando aparte temas partidistas, es valioso tenerlo presente, una comunicación poco elaborada, una ola de entusiasmo colectivo y se disuelven todas las estructuras en pocos días desapareció todo un sistema, Sin conflictos, para llegar ahí tenemos que ir creando las condiciones, persona a persona, colectivo a colectivo, sumando gente abierta, creando sinergias...esa es la tarea ¿sabes una cosa Angel luís?
Leer tu respuesta me ha emocionado, y he llorado, nos lo merecemos ya es tiempo de vivir en paz.
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
jueves, 15 de julio de 2010 17:45
Sin dejar de estar en la realidad cotidiana, yo dejé de creer en los poderes y en la política hace tiempo. Me desengañé mientras veía como de un partido levantaban la alfombra para esconder la basura de otro partido. Aunque se que existen honestos, en la labor política española esta palabra desapareció hace mucho tiempo.
Tampoco creo en ninguna religión. Tambien ahí existen alfombras.
¿Que decir del poder económico?
Y tras esto, ¿que nos queda?
Nosotros. El hombre como especie, como conjunto. El ciudadano en armonica convivencia consigo mismo.
Soy bastante ingenuo, y creo en la raza humana en su futuro, aunque el futuro mas inmediato es bastante incierto.
Ojalá este cambio que parece se está generando, prospere.
Un gran abrazo Ferran. Y si, es tiempo de paz y serenidad.
Maria OliviaTorres
# Maria OliviaTorres
jueves, 15 de julio de 2010 21:13
Ferran,la conversación que colocas es muy poderosa, para mi, para la humanidad, segun creo. He estado navegando y leyendo algunos autores, he tenido esta conversación conmigo misma, la consultora en la que trabajo tiene estas conversaciones...urge el cambio en los estados de conciencia, y está lejos de ser involuntario, como lo dices en una de tus respuestas, el cambio no es desde las mismas estructuras mentales desde las que siempre hemos actuado, los modelos mentales y la identificación con el pensamiento y la mente... los niveles de conciencia necesarios para hacer frente a la nueva era tienen más que ver con la conección con el ahora, el momento presente, donde aparecen el amor, la divinidad, la espiritualidad, la presencia, la compasión... y eso sólo lo podemos encontrar dentro de nosotros... con el desapego del ego...
en eso estoy, no estoy en la claridad... ando buceando... y me ancantó leerte!
Ferran Caudet
viernes, 16 de julio de 2010 11:16
...gracias, que bueno sentir como nos refuerza a todos compartir comunicación desde dentro, como cambian las percepciones...
Os dáis cuenta como nos influenciamos, ese es el poder que tenemos, cada decisión, cada pensamiento, cada acción influye en los "otros" y en el entorno.
Esto que hacemos es parte del cambio, a mi tambien me gusta leeros y quizá sentiros ahí cerca, estamos en el mismo camino cada uno con su conciencia, seleccionar bien, que ambitos y personas frecuentamos, aceptando aquello que nos va llegando sin juzgar, en la medida de lo posible...
María Olivia se siente tu sensibilidad, un placer
Angel Luis, cada estructura está formada por personas, si estas recuperan su poder personal, si despiertan, la estructura comienza a servir en vez de manipular, ¿ignorancia egotica o sabiduría? esa es una elección que estamos haciendo, se trata de hacerla conscientemente...un abrazo
Mamaia
jueves, 19 de enero de 2012 14:25
Sometimes I wish I would have lived in some other times, but when I think about what happened in the past I believe is better now.
la roulette en ligne
jueves, 06 de diciembre de 2012 7:52
Do not hesitate to ask about any term or concept that you can understand, for basic you please.

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas