image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
21



En los últimos tiempos oímos con cierta asiduidad la palabra (o el palabro, que ya no se con lo de la discriminación terminológica de sexos…) sostenibilidad, sin pararnos a pensar en su significado. Y sobre todo en su repercusión sobre un área concreta o, en un determinado espacio mas o menos ficticio, o cuando menos intangible, aunque con resultados muy a la mano de cuantos vivimos en este nuestro pequeño planeta y, mas cerca aún, en un país de sostenibles y sostenidos.

Entendemos por sostenibilidad todo aquello que es susceptible de ser sostenido. O mantenido, constante, uniforme, consecutivo o perpetuo. En lo que se refiere al significado que se le está dando en las masivas tertulias, mítines y conferencias, se encamina más hacia la sostenibilidad económica, ambiental (que si fuera medioambiental, sería la mitad), productiva. Pero si analizamos sin detalle cada uno de los apartados a los que se refiere la sostenibilidad, encontraríamos ciertas congruencias, que irremediablemente nos llevarían a un resultado que puede ser paradójico y sencillamente aterrador. 

En la sostenibilidad económica, en el aspecto de ser una economía sostenible, tendríamos que saber primero cómo se articula una economía que no rompa ciertas barreras de un crecimiento por encima de lo que la sociedad en la que se desarrolla, necesita para un equilibrio adecuado. Para ello hay que tener en cuenta el factor poblacional, en el que debería ser una constante, tanto el número de fallecimientos de población como de nacimientos, de manera que esta economía se mantenga en unos parámetros de movimiento económico-poblacional permanentes o sostenibles. Entre otras porque si entramos en un crecimiento económico por encima de estos parámetros o por debajo, estamos fluctuando la sostenibilidad en función de las necesidades de una sociedad creciente o decreciente. De hecho, el crecimiento económico sólo habría de darse si existe un crecimiento poblacional o si existe un crecimiento de riqueza económica, con lo que estaríamos fuera de los parámetros de sostenibilidad, dentro de unos márgenes que vendrían a corregir el defecto de desarrollo humano y personal de la población.

Un medioambiente sostenible, significa que no se puede dañar a nuestro entorno natural, por lo que las emisiones de hidrocarburos y otros contaminantes al aire, perjudican a la naturaleza y, por ende a nosotros mismos. Esto acarrea que la mayoría de ésta economía sostenible que pretendemos, y que está basada en la explotación de los recursos naturales, ha de desaparecer para reconvertirse en energías limpias, de manera que no afecten al medio ambiente. Reconversión de la fabricación de todos los medios de locomoción, de los aparatos eléctricos que nos aportan calidad de vida, de las formas de energías que utilizamos a diario, de utilización de materiales reciclables y su posterior reutilización, y un sinfín de cambios que afecta de una manera directa a la economía de un país. Por lo tanto, hay que tener en cuenta, una planificación sostenible del medio ambiente, en relación directa con la sostenibilidad económica.

Por otro lado, mantener una producción sostenible, significa que no se produce por encima de las necesidades poblacionales, ni afectando al medio ambiente. Significa que el tan voceado cambio social, si en algún momento de nuestra historia futura se produce, se basará en estos cambios, ya que el mayor desastre para la humanidad, no son las crisis como la que padecemos en estos tiempos de revuelta insensata. El mayor desastre pasaría por no buscar la sostenibilidad (ya que me daría miedo encontrarla), que es el camino que la sociedad debe emprender desde ya. En ese camino es donde se encuentra lo sostenibilidad. En la búsqueda, está el verdadero desarrollo de un país, no en alcanzar un modelo de sociedad que nos limitaría en muchos aspectos de lo cotidiano.

¿Cómo alcanzar un desarrollo sostenible? Es fácil. Con el control. Control de natalidad. Control de mortalidad. Control de producción y consumo de bienes. Control del bienestar social. Control de todos los sistemas económico-financieros. Control y más Control. 

¿Y quien ostentaría el Control? ¿Los Políticos? ¿Los ciudadanos? ¿Grandes Poderes Económicos-Empresas? ¿Un Poder Militar? Cualquiera que tuviese este enorme control, estaría fuera del alcance del control de cualquier otro estamento. ¿Da miedo verdad? Hoy tenemos ciertas sospechas de Grupos de Control masivo global. Entendemos que hay “algo” en la sombra, que nos gobierna o, al menos nos dirige como masa, hacia lo que es más o menos interesante a intereses ocultos.

¿Nos daría libertad como sociedad un desarrollo sostenible? Yo creo que no. En el momento en el que la sociedad alcanzase el momento de sostenibilidad puro o neutro, en ese momento, dejaríamos de tener libre albedrío, para convertirnos en autómatas formando parte de un engranaje sin sentido, que sólo puede conducir a una rotura del sistema. 

Por ello, no es el final del camino lo que ansiamos como sociedad, sino hacer el camino juntos, y recorrerlo durante el tiempo que nos sea posible, sin llegar a una meta definida.  Y si una sociedad decide hacer el camino de búsqueda junta, entonces habrá llegado el momento de la madurez social. Habremos alcanzado el mayor logro a que una sociedad puede aspirar, habremos conseguido que las desigualdades sean iguales para todos, que los pensamientos sean tan distintos como unificados en su objetivo, habremos conseguido la libertad de ser libres, y todo ello con la única guía de la esperanza.

 

Publicado en: Hacia la madurez social
Email del autor: alonso.almeria@gmail.com

Actions: E-mail | Permalink | Comments (19) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar '¿Qué es la sostenibilidad?' a Del.icio.us Agregar '¿Qué es la sostenibilidad?' a digg Agregar '¿Qué es la sostenibilidad?' a menéame Agregar '¿Qué es la sostenibilidad?' a Technorati Agregar '¿Qué es la sostenibilidad?' a Google Bookmarks Agregar '¿Qué es la sostenibilidad?' a Live-MSN Agregar '¿Qué es la sostenibilidad?' a FaceBook Agregar '¿Qué es la sostenibilidad?' a Twitter

Post Rating

Comments

German
# German
lunes, 21 de junio de 2010 6:14
El paradigma es encontrar un equilibrio entre crecimiento económico sin dañar el medio ambiente(lo que tú llamas sostenibilidad) y éso cómo se consigue?No es fácil en un mundo tan desigual como el que tenemos.Cómo impedimos que países tan atrasados o en incipiente transformación tengan derecho al desarrollo sin dañar el medio ambiente?.Dices que más control y apuntas al control de la natalidad como una medida de desarrollo sostenible,China hace un control de la natalidad y no creo que su desarrollo sea sostenible,es uno de los mayores contaminadores del mundo sino el que más.De modo que el desarrolllo sostenible debería ser la meta de los gobiernos sin embargo los enormes intereses en juego impiden su puesta en marcha a nivel global.Lo vimos en la cumbre del clima en Copenhage(fracaso total).Ahora mismo una especie tan amenazada como las ballenas quieren volver a la pesca masiva sin importarles que pueda desaparecer.Son muchos los intereses económicos en juego.Por qué la petrolera BP se le hace pagar miles de millones por el vertido de petróleo(con toda la razón)y a Wall Street nó?Si hacemos un control por una economóa sostenible que sea en serio,que haya sanciones a los que incumplen,porque si el control es como se hizo a los bancos apañados vamos.Dices que un desarrollo sostenible es fácil.Tú crres?No conozco ningún país que lo haya emprendido hasta ahora.
Carolina
# Carolina
lunes, 21 de junio de 2010 8:28
Pero entonces Ángel Luis como lo hacemos? La naturaleza no puede regrenerarse eternamente si eternamete la sobreexplotamos, todo tiene un límite, al igual que el modelo socio-económico.

Y está genial caminar juntos, pero más genial es querer un modelo viable, por ello veo en tu artículo un punto que no me convence.
Carolina
# Carolina
lunes, 21 de junio de 2010 8:31
Lo que veo en las críticas a la sostenibilididad, en el fondo es el miedo que tenemos a renunciar a determinadas cuestiones puramente materiales sin ir más allá. Y es cierto que la gente no tiene claro el término, y es artículo es muy bueno porque plantea el meollo, pero aún así no comparto las coclusiones a las que llegas.
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
lunes, 21 de junio de 2010 9:06
Lo que planteo Carolina, no es que la sostenibilidad en relacion con el medio ambiente, sea algo a lo que debamos renunciar en pos de un bienestar personal.
Hay algo que me preocupa y es lo siguiente. La sostenibilidad perfecta, en toda su amplitud, es la que se acerca a Un Mundo Feliz de Huxley. No quisiera vivier esa "sostenibilidad". Y ahí es donde opino que no es la meta lo que debemos obtener en un hipotético fin del camino, sino que en la búsqueda encontraremos el modo de ser conscientes de que los recursos naturales son limitados. En esa consciencia está el modo de desarrollo. Porque el hombre crece en número como especie. Se multiplica. El efecto multiplicador lo es tambien para el consumo y la explotacion de los recursos. Entonces como crecer en número de consumidores (devoradores), y decrecer en la explotacion de los recursos. Cómo sostener eso?.
Y si te paras a pensar un poco, en el plano de las basuras, en el de la economía, en el politico, en las energías, en la producción. Como conseguir una sostenibilidad, en un mundo que crece en habitantes, consumo, produccion, necesidades, desperdicios, etc. etc.
No planteo que la sostenibilidad sea mala, planteo como hacer para que la sostenibilidad pueda darse en un mundo como el nuestro, sin llegara a Huxley.
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
lunes, 21 de junio de 2010 10:02
German, claro que digo que un desarrollo sostenible es fácil. El modo de conseguirlo es el control. Controlar la produccion, la economia, el consumo, la población en cuanto a su número, la política, las relaciones sociales, etc.
El tema es si queremos este Control.
Yo no.
Por eso abogo por hacer el camino en la búsqueda, sin llegar a ninguna meta.
Carolina
# Carolina
lunes, 21 de junio de 2010 12:48
Gracias Angel Luis por las aclaraciones, entonces nuestras posturas se acercan más en este aspecto, y por cierto felicidades por traernos este tema, ya que como muy bien apuntas en el artículo, 'sostenibilidad' es un término que se usa muy alegremente y toca muchos puntos y muy importantes.

Lo que no acabo de comprender es cual es la imagen que te viene a la mente cuando planteas la sostenibilidad perfecta como hipótesis. Porque la sostenibilidad no solo lo es de la naturaleza, también lo es de la economía por ejemplo, que va muy de la mano con la sostenibilidad del planeta. Es que creo que hay algo del artículo que no he acabo de entender. ¿Porque llegaría a ser un mundo feliz? Me aventuro a pensar que es porque se basaría en una excesiva regulación y normativización de la vida, pero no se si es esto lo que te preocupa o a lo que te refieres, o es otro planteamiento.

Por cierto, para a quien le pueda interesar, os dejo aquí los datos de un libro que estoy leyendo y que me está gustando mucho y creo que está en estrecha relación con algunas cuestiones de tu artículo.

El libro se titula 'Camino se hace al andar' de José Luis Escorihuela, y es de Nous editorial. Año de edición: 2008. El autor es un hombre que vive en una de las llamadas ecoaldeas, pero me gustaría que eso no generara prejuicios antes de hora en aquellos que no estan por lo de las ecoaldeas (de hecho un di explicaré en un artículo el ánimo que mueve a las ecoaldeas, ya que hay gente que las simpliffica demasiado y las reduce en exceso, pero eso otro dia), porque a la que vas leyendo te das cuenta de que es una persona trabajada y con una visión amplia de la vida, así que os animo a acercaros a su lectura si teneis ganas y tiempo.
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
lunes, 21 de junio de 2010 13:29
Ahora has entendido mi punto de vista. Una sostenibilidad perfecta sólo puede conseguirse con el control de la sociedad en todos sus aspectos, demografía, economia, movimientos migratorios, producción, políticas, investigación, energia, etc.
Lo mas sostenible que ha vivido el hombre, es cuando estábamos en la Edad de Piedra, en pequeños grupos que sobrevivían como podían. Grupos que fueron creciendo, asentandose, multiplicandose, uniendose a otros....y hoy estamos en ciudades con millones, destrozando nuestro entorno natural.
En las ecoaldeas, ¿como se va a frenar la demografia y, si crecen demograficamente, como va a ser sostenible en el tiempo?
(Gracias por la recomendación, buscaré el libro)
Mi postura no es estar a favor o no de la sostenibilidad. Está claro que no podemos destruir como estamos haciendo, el medio ambiente. El artículo remarca mi preocupación por cómo vamos a llegar a la sostenibilidad. Y quien o quienes van a ejercer el control de lo sostenible.
German
# German
lunes, 21 de junio de 2010 15:40
Angel,es un asunto complejísimo que como tú apuntas es de díficil cobertura,pues es amplísimo y abarca muchos aspectos de la vida.Lo que no entiendo es tu enfásis en lo del control de la sostenibilidad.No entiendo muy bien a qué te refieres.Es en éste punto donde discrepo.Quçe es ejercer un control de la sostenibilidad?Mezclas el control de la natalidad,mortalidad,bienestar social.Tambien dices que te daría miedo encontrar la sostenibilidad......(?)Te agradacería ,si es posible,explicaras éste punto.Gracias.
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
lunes, 21 de junio de 2010 16:31
German, no es ejercer un control sobre la sostenibilidad. Es que para llegar a una sostenibilidad perfecta, sólo se puede hacer ejerciendo un control de todo: de la natalidad, de la mortalidad, de los movimientos demográficos, de la economia, de los recursos naturales, de los desperdicios, etc. Y ejercer ese control es lo que me preocupa. Quien y como se hará?. Ese es el gran problema.
Piensa que una sociedad en desarrollo, está constantemente creciendo. Tanto en población, como en consumo y, por lo tanto, en la explotación de recursos, en la fabricación de bienes y servicios, y también desperdicia y produce basura. A medida que la población crece, aumenta todo lo demas, y es por ello que el desarrollo sostenible de un pais, pasaría por controlar en primer lugar la demografía, para seguir con todo lo demas.
Y si algún día este es un pais sostenible, será porque todo esto se está controlando. Y esa es mi preocupación.
Por ello digo en el artículo que no es la meta el objetivo, sino el compromiso de caminar juntos en el afan de conseguirlo, pero sin llegar hasta el final.
German, se que es un poco complicado, reflexiona un poco sobre cómo se podría ser sostenible, dentro de un equilibrio de fuerzas y de desarrollo, en combinación con el constante crecimiento poblacional. Te darás cuenta de porque he escrito el artículo.
àlex
# àlex
lunes, 21 de junio de 2010 16:35
Yo creo que para que haya desarrollo sostenible no podemos esperar a que la sociedad alcance su madurez, porque todos sabemos que eso nunca va a a pasar, ya que la naturaleza humana no es así, aunque hubiera individuos concienciados (que los hay).
German
# German
lunes, 21 de junio de 2010 16:46
Bien,no creo que haya una sostenibilidad perfecta(ni la habrá).Cómo controlas la natalidad y mucho menos la mortalidad?Quién ejercerá ése control? ésa dices es tu preocupación.Es que cómo se controla éso no quién lo controla.China e India controlan la natalidad y no creo que su desarrollo sea sostenible sino todo lo contrario.El equilibrio de fuerzas y desarrollo es muy complicado,cuanto menos casi imposible,no creo que puedas controlar tantas variantes y todas a la vez(natalidad,mortandad,crecimiento económico,medio ambiente etc..).La sostenibilidad perfecta no existe.Influyen multitud de variantes.
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
lunes, 21 de junio de 2010 16:55
Por ahí van los tiros German, "sostenibilidad" es algo que se ha puesto de moda para todo. Ahora todo ha de ser sostenible. Y hay cosas que no pueden ser sostenibles, como por ejemplo el "desarrollo económico sostenible".
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
lunes, 21 de junio de 2010 18:07
Lo que planteas, Angel Luís, es un debate sobre las características del estado.
Es evidente que este control lo ha de realizar el estado, respondiendo así a tu pregunta, de quén lo ha de ejercer.
Entonces, el estado a de ser debil, permisivo, en la creencia que todo se regula solo. Un estado liberal.
O un estado fuerte, que nos represente a todos, y que sea inflexible con los abusos y agil en dar las respuestas ante los problemas que se presentan. Un estado que tenga presente a sus ciudadanos y sus problemáticas. Un estado social.
La clave de un estado fuerte, es que realmente represente a los ciudadanos y los intereses sociales.
Por poner un ejemplo. A mí no me da miedo que la policía lleve pistola. Lo que me daría miedo es que por falta de control, un psicópata se haya hecho policía.
Siempre puede dar miedo, por lo menos aquí, el control, ya que hemos pasado por el franquismo. Pero también pienso que si se hubiera controlado más a la BP, se hubiera podido evitar el vertido. Por lo tanto, para mi no es cuestión de mucho o poco control, si no de que ese control sea justo y sea para servir los intereses sociales.
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
lunes, 21 de junio de 2010 18:47
Es justo lo que planteas Carles, pero existen muchas formas de control. Y a lo que tu te refieres es a la organizacion socio-política del estado. Y obviamente el ejercicio del control sobre los asuntos a controlar, solo depende del tipo de política de quien gobierna. Pero este tipo de organización ya la tenemos. Con mayor o menor fortuna en su forma de ejercer el control.
La cuestión es como llegar a una sostenibilidad pura, sin la perdida de libertad, siendo libre-pensadores, y a la vez comprometidos.
Tan malo es un control estatal, con la pérdida de individualidad en beneficio del colectivo, como otro control estatal opuesto, en total libertad del individuo en beneficio del estado y su sistema.
Lograr ser sostenibles en un mundo global, sin fronteras (en europa), con importantes cambios migratorios, inestable economicamente, en permanente guerra en algun lugar (da igual si Irak, Afganistan u otro), con la amenaza nuclear terrorista, y las grandes personas de los gobiernos en la sombra, etc...lograr ser sostenibles es, ...imposible.
Otra cosa es concienciarnos para conseguirlo (caminar juntos). Porque esa conciencia, la transmitiremos a nuestros menores, y ellos a los suyos. El tiempo hará que en un momento dado, la sociedad en su conjunto, sea lo suficientemente madura como para adoptar un comportamiento social sostenible.
Carolina
# Carolina
lunes, 21 de junio de 2010 20:25
De nuevo Angel Luis, te felicito porque tocas el meollo, y te felicito porque más allá de las posturas que pueda tener cada uno, esto da para debatir rato largo y que salgan cosas positivas.

De nuevo creo que el libro que os comentaba es interesante, también toca meollos de este tipo :)
Carolina
# Carolina
lunes, 21 de junio de 2010 20:29
Creo Angel Luis, que esa sostenibilidad de la que hablas y que ves imposible por el temor a un control desmedido del estado sobre los individuos, nos lleva a hablar de la horizontalidad frente a la verticalidad.

Me encanta el tema, porque nos lleva a tantas cuestiones capitales que no comprendo que no haya suscitado más debate este artículo.
Carolina
# Carolina
lunes, 21 de junio de 2010 20:30
Bueno he dicho que la ves imposible, cuando debería decir que no ves el modo de llegar ahora tal y como está montado todo.
dazara
# Daniel Zaragoza
martes, 22 de junio de 2010 0:55
Desde mi punto de vista la sostenibilidad es un retorno al equilibrio. En sistemas complejos como el que se ha creado alrededor del ser humano, no podemos plantear la sostenibilidad como resultado de un planeamiento escrupuloso y alejado de la realidad humana en la que ha de tener lugar.

Podemos aspirar a esa sostenibilidad si socialmente lográsemos incorporarla como un paradigma. Probablemente las nuevas generaciones contribuirán en ese sentido. Poco a poco, a medida que tomemos consciencia de lo perjudiciales que llegan a ser algunos resultados obtenidos de manera irresponsable, iremos haciendo un cambio de mentalidad para dar cabida a una manera de hacer que incluye el futuro como una variable que depende del presente.
Marlon
martes, 22 de junio de 2010 4:27
TODOS los problemas en el fondo tienen que ver con el dinero, ¿no será que el problema es el mismo dinero? digo su diseño, se creación su funcionamiento, la tecnica para ponerlo en circulacion.
La gran mayoria de ciudadanos desconocemos esos pequeños detalles a pesar que el dinero forma parte fundamental para cada individuo
¿Cómo se crea el dinero? el que se atreva a descubrirlo, encontrará la causa de todos los problemas.
Y si vamos un poco mas allá, tambien podrá descubrir que la sostenibilidad solo será posible si introducimos OTRA forma de dinero, un dinero que no se cree a traves de la deuda.
mas informacion la pueden encontrar en:
dineroneutral.com
otrodineroesposible.jimdo.com

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas