image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
22

Cuento extraído del libro de Julian Barnard, titulado Remedios florales de Bach. Forma y función (Flower Remedy Programme, edición de 2008, páginas 287-291).

La Historia de los Viajeros

“Érase una vez diecinueve viajeros que emprendieron un viaje…

Este es el comienzo de la historia que Bach contó. Para ser precisos tenía dieciséis viajeros (sólo había completado Los Doce Curadores y Cuatro Ayudantes), pero eso apenas importa.* En su cuento, cuando todos están perdidos en lo profundo del bosque, en la noche, cada uno de los viajeros se comporta de acuerdo a una tipología. Agrimony se preocupa, Mimulus se atemoriza, y Gorse se da por vencido y piensa que se acostará para esperar la muerte. Más tarde, cuando ya han encontrado el camino seguro, todos muestran las fortalezas positivas de su tipología particular: Mimulus no conoce el miedo, y Gorse habla de la salida del sol en la mañana. Y así continúan guiando a otros viajeros y son un ejemplo para aquellos que no han hecho el viaje con anterioridad. A pesar de que la historia está concebida de acuerdo con la imaginería de un cuento de hadas, Bach no desarrolló el simbolismo asociado a ello. Todo lo que quiso hacer fue mostrar los remedios tipo en relación unos con otros, como un grupo, e ilustrar las diferentes maneras en las que cada uno reaccione frente a una experiencia común. Esto apunta hacia una herramienta muy útil para el diagnóstico. Es fácil ver las diferentes reacciones emocionales cuando permitimos a cada persona que cuente su parte de una historia. En términos prácticos, esto puede relacionarse con casi cualquier acontecimiento mundano. Podría ser ir al pueblo para un corte de cabello, para comprar un par de zapatos o para quejarse de algo, o bien lo que sucede cuando nos decidimos a ir de vacaciones. La manera en la que cada uno de nosotros maneja la situación mostrará  la forma en que tomamos las decisiones, el modo en que nos manejamos con una nueva experiencia, o como resolvemos las dificultades. Los remedios pueden ayudarnos con nuestros problemas en la vida.

Para contar la historia de los viajeros en la actualidad, los diecinueve remedios podrían ser colocados en una nueva situación, ya no caminando a través de un bosque pero sí en un viaje; imaginemos que están en un mini ómnibus yendo a una visita en grupo. Vervain es el organizador y ha hecho un buen trabajo manteniendo informado por correo electrónico a todo el mundo de los preparativos, pero resulta que Clematis no se ha despertado a tiempo. Impatiens piensa que no deben esperar más tiempo; dice que a las diez quiere decir a las diez. Ha amenazado con ir por adelante en su propio auto; tenso e irritable, quiere arrancar. ¿Pero quién va a conducir el ómnibus? Oak lo hará, dejará que los demás se recuesten y se relajen, que disfruten del viaje. ¿Relajarse? ¿Cómo puede alguien relajarse? Mimulus se está preocupando por el tráfico en la carretera y por la velocidad a la que deberán conducir; está muy atemorizado. Chicory se está sintiendo mal, tiene dolor de cabeza y quiere que todos esperen, mientras Centaury recibe instrucciones de ir a la tienda para comprar algunas pastillas más. Olive se sienta pacientemente en el ómnibus, pálido y exhausto. Al principio, Scleranthus se sienta en primera fila; luego se va al fondo y, finalmente, vuelve de nuevo al frente. Water Violet observa toda la actuación con diversión desdeñosa habiendo escogido el único asiento individual disponible. Finalmente, Clematis llega y, después de recibir un mal gesto de Vine, sube a bordo y, sacando un reproductor de CD, se coloca los audífonos y se pone a escuchar música. 

‘¿Adónde vamos?’, desea saber Wild Oat. ‘A quién le importa’, dice Agrimony con una risa, ‘con tal de que haya un bar’. Rock Water le lanza una mirada reprobadora y vuelve a la lectura de Los Doce Principios de la Perfección. ‘Hemos planeado la visita a un hermoso jardín’, explica Gentian, ‘aunque probablemente no lo logremos’, añade tétricamente. Justo en ese momento se produce un estrépito, sale humo del motor y el ómnibus cruje y se detiene. Gentian menea la cabeza. ‘Típico’, se dice a sí mismo, ‘así es mi suerte’. Rock Rose, con los ojos abiertos del miedo, entra en pánico. Pero Vine ya está en pie gritándole a todo el mundo que permanezcan en calma. Gorse, hundido en su asiento, no parece haber notado lo sucedido. ‘¿Qué vamos a hacer ahora?’, pregunta Cerato.

Vervain pronto tiene organizadas las cosas con el servicio de reparaciones y mentalmente ya ha escrito varias cartas con palabras fuertes para la compañía de alquiler de vehículos. Mientras reparan el motor, el grupo debe pasar la noche en un hotel cercano y este echo inesperado parece sacar lo peor de cada cual; solo Heather parece feliz y utiliza el tiempo para contar la historia de su vida a la recepcionista. El resto del grupo discute o llora. Water Violet ya subió a su cuarto y los dejó en eso. Parece que las cosas no podrían ir peor. 

Al día siguiente Gentian quiere abandonar el viaje y regresar a casa, insistir no parece tener sentido. Gorse está de acuerdo. Pero el pequeño Rock Rose, envalentonándose, dice que deben realmente intentarlo y llegar al jardín; si todo el mundo hace un gran esfuerzo para ser positivo aún pueden lograrlo. Chicory está a punto de decir que ha estado haciendo un esfuerzo todo el tiempo, aunque una mirada de Vine lo silencia. Pero, aunque están deseosos de intentarlo, ¿cómo van a encontrar el jardín? Cerato quiere saber. ¿Deberían de ir por ahí preguntando? En este punto, Water Violet da un paso hacia adelante; él puede mostrarles el camino, porque ya ha estado allí antes. 

De este modo, parten de nuevo tratando de animarse los unos a los otros todo el tiempo. Vine trabaja duro para ayudar al grupo y planea decirle amablemente a Centaury que no tiene por qué estar cargando con las maletas de todo el mundo; pero Centaury está en una profunda conversación con Mimulus y sonríe silenciosamente a Vine. Rock Rose le ha pedido confidencialmente el mapa a Vervain y le está preguntando a Water Violet por el camino a seguir mientras Vervain les escucha con atención. Gentian se siente seguro de que ahora llegarán a tiempo, y Chicory ha dejado de preocuparse por sí mismo y está cuidando a Olive. Gorse mira brillantemente a los campos por los que pasan y está haciendo planes, Oak ha permitido que Scleranthus conduzca y está sentado con los pies en alto jugando a las cartas con Rock Water (que se ha olvidado de criticar). Wild Oat está alegre escribiendo una historia sobre lo sucedido, y Clematis ha prestado su música a Impatiens, que ahora está relajándose, mientras él mira a su alrededor disfrutando el momento presente. Agrimony y Heather están sentados en silencio, con las manos cogidas. Y Cerato va a sentarse cerca de Water Violet. Juntos conversan sobre el cambio de estado de ánimo que se ha producido. 

El camino que han tomado los conduce finalmente a un estacionamiento junto a un río y de uno en uno atraviesan el puente cercano. Impatiens, por supuesto, es el primero en cruzarlo y se encuentra en la ribera del río rodeado de altos árboles con flores malva pálido visitadas por cientos de abejas. Se siente atraído por las flores y, respirando profundamente, comienza a relajarse por primera vez en meses. No muy lejos de allí ve a Mimulus entrando en la corriente del río por encima de algunas rocas, riendo y cantando tranquilamente para si mismo mientras admira unas bellas flores amarillas que cuelgan sobre el agua. Y también Clematis está allí cerca mirando hacia los árboles y observando con profunda atención unos pequeños capullos blancos que brillan como estrellas contra el verde oscuro de las hojas. A medida que los otros cruzan el puente, se detienen para hablar con Impatiens, con Mimulus y con Clematis y miran a sus flores. Qué similares son unos y otras. Después pasean, cada uno en su propia dirección, intentando ver si ellos también tienen un lugar especial en el jardín. Y, por supuesto, cada uno busca y encuentra sus flores creciendo felizmente en circunstancias perfectas. 

Rock Rose y Gentian tienen que caminar un poco más, porque tienen que ir hasta las laderas de las montañas, más allá del río. Wild Oat pasea por doquier, a través de todo el jardín, y encuentra que su planta particular crece en las orillas de todos los senderos. Hay árboles de Olive y cepas de Vine, arbustos de Gorse y árboles de Oak. El pobre Heather tiene un largo camino en solitario hasta la cima de la loma más lejana, pero no le importa en absoluto. Water Violet encuentra un estanque de aguas tranquilas, no lejos de un manantial que salpica frío y claro sobre las rocas. Hay un lugar perfecto para cada uno. 

Cuando el día está más entrado, regresan en grupos de dos o tres hacia el puente. Allí se encuentran a alguien que parece ser el jardinero. A medida que le hablan y le hacen preguntas, él les cuenta muchas cosas acerca de ellos mismos y de sus plantas individuales. Cerato quiere saber por qué sus flores son azules; Mimulus pregunta por qué la suya vive tan cerca del agua; y Oak se interesa por las raíces, las hojas y las flores, y por lo que significan. Cada parte de la planta, les dice el jardinero, tiene un significado y representa una cualidad del ser. Dónde y cómo crece una planta revela aspectos de esas cualidades. Al igual que Clematis e Impatiens se conducen de forma distinta como personas, también sus plantas se comportan de manera diferente. Sin embargo, algunas plantas o árboles tienen cualidades en común, tienen raíces profundas u hojas velludas, o un gesto particularmente erecto, y esas características son compartidas por ambas, por la persona y por la planta. Dentro del jardín hay muchos seres distintos, cada uno con una individualidad o alma. La cualidad del alma es la que informa el modo en el que la planta crece.

Mientras siguen hablando, Wild Oat está mirando a su alrededor y apuntando hacia otra parte del jardín, allá donde crecen los olivos, y pregunta dudoso, ¿quiénes podrían ser esos otros? En el lugar hacia donde apunta la tierra está perturbada y en algunas partes el suelo está arado; hay campos, setos, y grandes cantos rodados agrupados juntos en el centro de un terreno. Muchos de los árboles están floreciendo, cubiertos de flores, y muestran una gran exhibición de fortaleza y de propósito. Aquellas, dice el jardinero, son las personas que han sufrido en la vida, están aprendiendo cómo transformar su experiencia. El grupo de amigos mira confundido, pero todos quieren ir hacia allí y saludarlos. Cuando llegan se encuentran con Aspen, Elm, Red Chestnut, Willow, Wild Rose, y todos los demás; también son diecinueve. 

Con tanta gente hablando entre sí, es natural que empiecen a moverse en grupos. Red Chestnut comienza a decirles cuán preocupado ha estado al ver a Mimulus encaramado sobre las piedras en medio del río. Cherry Plum, imaginando lo asustado que él habría estado, comienza a respirar profundamente para calmarse a sí mismo. Y Aspen se para a su lado con sus hojas temblando, mientras Wild Oat, Scleranthus y Cerato en seguida empiezan a hablar con Gentian y con Gorse. Por supuesto todos se han encontrado ya antes, pero ahora viene a unírseles Hornbeam, Heather, Impatiens y Water Violet forman un pequeño grupo por su cuenta. Y así, a medida que hablan y aprenden acerca de sus historias individuales, se dan cuenta de que pueden ayudarse unos a otros y trabajar juntos en beneficio de todos. 

No sé exactamente cómo acabará esta historia, porqué aún está ocurriendo”. 

(* Collected Writings of Edward Bach, Ashgrove Press, páginas 75-6.)

Publicado en: Hacia la madurez social
Email del autor: yopa97@hotmail.com

Actions: E-mail | Permalink | Comments (7) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Sincronías: el sueño de Carles y el cuento que leyó Carolina' a Del.icio.us Agregar 'Sincronías: el sueño de Carles y el cuento que leyó Carolina' a digg Agregar 'Sincronías: el sueño de Carles y el cuento que leyó Carolina' a menéame Agregar 'Sincronías: el sueño de Carles y el cuento que leyó Carolina' a Technorati Agregar 'Sincronías: el sueño de Carles y el cuento que leyó Carolina' a Google Bookmarks Agregar 'Sincronías: el sueño de Carles y el cuento que leyó Carolina' a Live-MSN Agregar 'Sincronías: el sueño de Carles y el cuento que leyó Carolina' a FaceBook Agregar 'Sincronías: el sueño de Carles y el cuento que leyó Carolina' a Twitter

Post Rating

Comments

Maria Oliver
# Maria Oliver
sábado, 22 de mayo de 2010 19:02
bueno... he estado todo eldía fuera y al llegar me topó con esto. Gracias Carolina... junto con el sueño de Carles y la imagen "de marca" que nos colgó Chus... ¿qué más se pué pedir?

yo no dejo de pensar en el Cándido de voltaire, cuyo final bien podría haber sido " y así, a medida que hablan y aprenden acerca de sus historias individuales, se dan cuenta de que pueden ayudarse unos a otros y trabajar juntos en beneficio de todos. Bueno, es que ese es también el final del cuento de voltaire... y sueño con las comunidades de Fourier, los falansterios... tal vez en exceso normativizados, pero también articulados en relación a las distintas aportaciones para un fin común....

y, qué carai, feliz me siento, que Olivo soy, rodeada de tan genuina, variada y rica flora!!

lo que digo, hacia una política vibracional, de las sinergias, hacia una política homeopática... Bachiana... que la estructura estáobsoleta, es aburiida y necrosante...bien, hacia el monte, no todo es orégano, pero... ¿hacia donde si no?

Creo que toca, ya, ya actuar, en locercano, lo pequeño: comunidades de vecinos, cales, barrios, distritos, ayuntamientos... el resto vendrá... eso y acciones que afecten al consumo, ahí, ahí... el resto, echar raíces, brotar, cada uno a su estilo, en función de su condición...
Carolina
# Carolina
sábado, 22 de mayo de 2010 20:50
Maria!!! Que bueno que te inspire. Veo que andamos todos muy conectados por aquí :) Y que buena la relación con la historia de Voltaire.
dazara
# Daniel Zaragoza
domingo, 23 de mayo de 2010 23:46
Muy ilustrativo el comentario Carolina. Desconocía la historia que utilizó el Dr. Bach para relacionar los remedios entre si desde una acercamiento dinámico. Personalmente me resulta un poco galimatías, pero imagino que para el que profundiza en las diferentes tipologías de las flores de Bach le puede resultar un ejercicio nemotécnico muy útil.

María, comparto tu visión de la acción local. ¿Por donde empezarías? Tengo la impresión de que has reflexionado extensamente acerca de las posibilidades que se podrían llevar a cabo en un ámbito local.
Carolina
# Carolina
lunes, 24 de mayo de 2010 0:10
De echo el cuento se colgó en relación a un sueño que tubo Carles muy parecido al cuento, el mismo Carles se quedó sorprendido ante la sincronía entre el cuento que leí hace unos días y el sueño que tubo él esa misma noche, de echo ambos estábamos sorprendidos. De entrada lo que me interesaba transmitir era el mensaje de fondo en relación al sueño de Carles, más allá del tema de la flores en sí, que sería entrar en un tema a parte y muy extenso por cierto :)

El cuento no busca tanto técnicas de nemotécnia (ya que además en el tema de las flores no es tanto la memoria lo que importa si no profundizar en todas las esencias y conocerlas bien para luego comprender como se complementan e interactúan), sino más bien regalarle al mundo el mensaje de que más allá de las diferencias aparentes, hay esa unidad entre todas las cosas, tema este muy en sintonia con la historia de Carles.

Y todo ello en relación a la genial imagen que nos regaló Chus :)
Chus
# Chus
lunes, 24 de mayo de 2010 10:22
"...regalarle al mundo el mensaje de que más allá de las diferencias aparentes, hay esa unidad entre todas las cosas..."

Esa es la cuestión Carolina. Es la Galaxia de la imagen. Ese es el viaje.
Maria Oliver
# Maria Oliver
lunes, 24 de mayo de 2010 17:47
Hola, bueno, Daniel, he reflexiondo mucho en relación a la necesidad de acción, como tantos... sólo que no doy con acciones positivas, eficaces concretas... fluctuo entre varios tipos... es la deriva del cambio, viejas formas que no sirven, nuevas que no acabn de emerger... Eso si, creo que, lo más claro sería coordinarse en una agenda semanal de acciones puntuales a-consume que vayan sumando gente hasta hacerse un hueco en la estadística... Cierto, eso tiene el problema del sumar, de tener la paciencia y la fe que eso implica... Por otrolado veo, muy claramente el tema que nos tiene rondando por acá, la conciencia... que cada uno lleva una vida consciente, ética, coherente y que, en lo más posible, suelte dependencia del sistema, se independice de él, se deshaga de la esclavitud... La esclavitud es falta de opción, se trata de abrir el abanico, de dotarse de opciones: ,medicinas alternativas, servicios sin dinero, alternativas de "nucleo" distintas a la familia, otros modos de trabajar, otras formas de relacionarse y, sobretodo, otras formas de sentir y razonar... formas distintas al supuesto pensamiento, único.... en fin... tengo en cocina un artículo y Alfredo Astort, al pie del artículo de Nacho, creo, hablaba también de la necesidad de concretar acciones que tengan al consumos como... "plataforma", no tanto como objetivo...
un abrazo
dazara
# Daniel Zaragoza
martes, 25 de mayo de 2010 0:27
Cada día tengo la impresión más definida de que se avecina un cambio tremendo que comenzará en algunos países como España y se contagiará al resto. Se habla de él de manera abstracta al referirse a la desaparición de la clase media. Veremos el precio que pretenderán que paguemos.

Sin entrar en detalles, las propuestas que apuntas me parecen muy interesantes. Llevo varios años en el campo de las terapias alternativas como practicante y docente, aunque siempre he compatibilizado esa dedicación con otra más profesional en el mundo de la empresa. Espero con mucho interés tu artículo. Pienso que es necesario reencontrar la autenticidad y superar el glamour que nos envuelve.

Seguiré con gran interés tus comentarios, especialmente los relativos a las ideas que te van rondando.

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas
    
nike free run 5.0 baratas nike roshe run mujer online comprar nike roshe run baratas nike free run 3.0 v5 nike roshe run baratas china nike roshe run baratas nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas mujer zapatillas nike free baratas zapatillas nike roshe run baratas zapatillas nike free 5.0 zapatillas nike roshe nike free run outlet comprar nike roshe run nike free run 5.0 baratas nike roshe run baratas españa nike roshe run mujer baratas nike roshe run comprar nike free run 3 5.0 nike free 5.0 baratas comprar nike free 5.0 nike roshe baratas online nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas online nike roshe run hombre baratas nike free run baratas nike run roshe baratas nike roshe run mujer baratas nike free run 3 mujer baratas nike free 3.0 flyknit