image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
21
Actions: E-mail | Permalink | Comments (35) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'El sueño de Carles' a Del.icio.us Agregar 'El sueño de Carles' a digg Agregar 'El sueño de Carles' a menéame Agregar 'El sueño de Carles' a Technorati Agregar 'El sueño de Carles' a Google Bookmarks Agregar 'El sueño de Carles' a Live-MSN Agregar 'El sueño de Carles' a FaceBook Agregar 'El sueño de Carles' a Twitter

Post Rating

Comments

Carolina
# Carolina
viernes, 21 de mayo de 2010 22:22
Que genial!!!!!!!!!!!!!!!!!!! jajajaja, me encantaaaaaa!!!!! ;)
Carolina
# Carolina
viernes, 21 de mayo de 2010 22:28
Ostras!!! que fuerteeeeee, ahora sí que estoy alucinando pepinillos!!! Son 19 los viajeros... como en el cuento que leí!!!!! ...

Por cierto Esther, ya te lo he enviado.
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
viernes, 21 de mayo de 2010 22:42
Lo fuerte sería que ahora Chus nos dijera que esta composición la hablia hecho hace una semana, ¡Entonces me rendiiría a los pies de la física cuántica!

Lo he recibido Carolina, pero es que todo va muy rápido y no doy a basto... Lo cuelgo en breve.

Abrazos luminosos....no se que decir, me he quedado sin palabras
Carolina
# Carolina
viernes, 21 de mayo de 2010 22:48
Tranquila Esther, era para asegurarme de que mi correo va tirando, porque siempre me da algún que otro problema con los envíos.

Por mi parte, ya me he rendido a esas conexiones más allá de la materia. Esto sí que es estar conectados con el todo...jajaja.
Carmen Cayuela
# Carmen Cayuela
viernes, 21 de mayo de 2010 22:48
Un autobús descubriendo el Universo, es volador, es la versión moderna de la alfombra mágica, con diecinueve tiernisimos avatares expectantes al comienzo del viaje, y vaya viaje. Una imagen brillante, gracias Chus.

Un abrazo
Maria Oliver
# Maria Oliver
viernes, 21 de mayo de 2010 23:41
jajajajaja, me chiflaaaa! me encanta! Genial Chus, gracias!!! allé vamos, síiiiiiiiiiiiiiii!
Qué buena compañía, que fantástica conexión, qué linda prueba de... eso, la existencia, la acción, el poderío de eso....

Crisis 2010 es ya un puente de hidrógeno... Me rechifla la agilidad, la cintura que teneis/tenemos, síiiiiiii

Una imagen brillante, como dice Carmen: que brilla, resplandece, vibra, alegra, embellece... buf!
manu
# manu
sábado, 22 de mayo de 2010 2:44
Siempre soñé en ir en un autobús de dos pisos en el piso de arriba :))) Chus, tu lo has hecho posible !!! Y encima con tan buena compañía.
Abrazos siderales...
Carolina
# Carolina
sábado, 22 de mayo de 2010 8:39
jajaja Manu, otro que está conectadísimo, que cuánticos estamos todos ;)
Nacho Rivera
# Nacho Rivera
sábado, 22 de mayo de 2010 10:00
¡Gracias Chus!

El viaje es largo y la compañía insuperable... Disfrutemos de ello!!!

Un conectadísimo abrazo a tod@s!!
German
# German
sábado, 22 de mayo de 2010 10:26
Fantastico,mejor imposible en tan buena compañía,adelante .
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
sábado, 22 de mayo de 2010 19:13
Esto es genial. Ya no se que decir.
El sueño era como explica Carolina en su cuento. Era un autobús, creo,pero muy ancho y espacioso. Cada uno tenía un portafolios, lleno de papeles, que repasaba, explicándome su proyecto. Yo no lo veía claro,pues éramos todos demasiado heterogéneos, pero aún así decidí confiar. Ïbamos a un lugar donde ninguno de los presentes habíamos estado antes. Creo que una excursión al campo. Las caras no correspondían a nadie de los que os conozco personálmente. Tampoco salía ningún nombre, excepto el de María Oliver. Entonces me desperté.Era de madrugada. Cuando me sucede esto, es porque sé que es importante que recuerde el sueño.
Parece que algo nuevo se va moviendo de verdad, pero no se precisar qué forma tiene hacia donde vamos. Sin embargo me vienen buenos presentimientos a la mente.
Por cierto, esto no es Urano. Es un Neptuno como una casa de payés. Ahora solo hemos de poner un poco de Saturno por nuestra parte,y, andando que es gerundio.
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
sábado, 22 de mayo de 2010 19:17
Muchísimas gracias por la composición, Chus. Y también atí Carolina, por el cuento.
Como veis, en mi sueño, la historia se queda interrumpida.
Un abrazo viajero.
Carolina
# Carolina
sábado, 22 de mayo de 2010 20:42
Carles, menudas pedazo de sincronías, ¿eh?. Es que la vida es así, aunque nos perdamos siempre en lo meramente material. Que bueno que te vibre en positivo, la cosa se mueve y seguro que el lugar al que nos dirigimos es un buen lugar, sin duda alguna :)

Por cierto, acabo de llegar del curso de Flores de Bach que estoy haciendo para aprender más sobre las flores y les he explicado esta sincronía y les he dado la página web, ya es el tercer mes de curso y lo que queda.
Esta conexión con el mundo, se me ha agudizado desde que tomo Aspen :) El mundo de las flores es realmente apasionante.
Carolina
# Carolina
sábado, 22 de mayo de 2010 20:45
Por cierto Carles, tu sueño se interrumpe a mitad de camino, pero fíjate que en el final de cuento dice que no se sabe como termina la historia, porque todavía está ocurriendo... Genial!!
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
sábado, 22 de mayo de 2010 22:13
Claro, no acaba el sueño y la historia tampoco, porque somos nosotros quien tenemos que escribirla.
Esta semana me ha resultado muy especial inmersa en esta sincronía grupal, percibiendo como algo fuera de nosotros tiene vida propia. Este es el significado del Neptuno al que se refiere Carles. Lástima que este tipo de estados no pueden durar mucho tiempo. Hoy, alguien cuya opinión sobre estos temas tiene mucha importancia para mí, ha calificado este proyecto de "abstracto". Supongo que se refería con ello a que no veía que tuviesemos las ideas muy claras sobre que tipo de linea o acciones queríamos llevar. Me ha desanimado un poco su comentario. Supongo que este es el Saturno al que se refiere Carlas. Saturno representa las estructuras que nos sostienen, lo material y Neptuno lo intangible, los sueños.

Voy a ver como digiero esto de "proyecto abstracto".

Un abrazo a todos
Carolina
# Carolina
sábado, 22 de mayo de 2010 22:35
Esther estos estados siempre estan ahí, pero falta conectarse con ellos, sentirlos, vivirlos. Ahora ha sucedido esta sincronía tan clara, pero vendrán otras nuevas.

Sobre los de 'abstracto' no te desanimes, la cuestión es concretar, pero es que estas últimas semanas todo está un poco difuso en todos los sentidos a nivel general, en el dia a dia de mucha gente, ahora falta ir dibujando posibilidades. Casi ná, jeje.

Ultimamente tengo sensaciones muy diversas y he notado que estos últimos días la gente anda inquieta, poco centrada y con sensaciones de presagio, pero eso no tiene porque ser malo, algo estamos gestando que aún no ha salido a la luz :)

Y como de lo que se piensa se cría... pensemos en positivo :)
Carolina
# Carolina
sábado, 22 de mayo de 2010 22:39
En lugar de ver el Neptuno como una amenaza de abstracción, veámoslo como la magia previa a la acción creativa. Tanto Neptuno como Saturno son necesarios en todo este proceso.

¿Para cuando un encuentro? ¿Aunque sea para compartir sensaciones y de ahí marcar ya algún objetivo?
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
sábado, 22 de mayo de 2010 22:45
Gracias Carolina por tus ánimos.

Acabo de darme cuenta de una cosa muy importante en esta sincronía que tu habías mencionado en un comentario anterior pero que yo no había captado en toda su magnitud.

Yo recibí el correo de Chus con esta imagen ayer sobre las 21:30. En ese momento nadie había mencionado que en el cuento viajaban 19 viajeros. He revisado los comentarios escritos de ayer y no se dice en ningun momento, pero Chus había elegido 19 avatares para colocar en el autobús. Esto si que lo encuentro una sincronía-telepatía importantísima porque se concreta de forma numérica y muy precisa.

Al darme cuenta de ello, rápidamente ha desaparecido el efecto del comentario sobre "proyecto abstracto". He sentido que tenía que confiar,como bien dices Carolina, en que algo nuevo se esta gestando.
Maria Oliver
# Maria Oliver
sábado, 22 de mayo de 2010 22:49
Ei! gracias por aclarar las referencias a los planetas, que cuando Carles dice eso de esto es muy Neptuno, o falta Saturno, ami que recién me inicio en esa maravilla que es la adstrología, me suena como lo del golpe de angostura de los cócteles...
Bromas a parte, Carles, no será eso de que sólo aparezca mi nombre un puente de hidrógeno al cuento que andaba leyendo Carolina? por lo de Oliver, Oliver tree... (mi mote a menudo es Oliver Oil...)
y Esther, precisamente esa ruminación-observación sobre la estructura que "debe" emerger es lo que me tenía desasida, desanimada, descorazonada y... ya iba ganando forma una idea, la ha cobrado definitivamente desde que rondo por acá again: la cosa estructura es l que esta en crisis, voilà... El derrumbe empieza por el andamiaje... La vosa es como en el cuento de Carolina, en la imagen de Chus, estamos yendo... a lo radicalmente nuevo, tanto, que no va a haber estructura... más qaue la que vayamos encontrando, generando.... Esto no es aquello de a rey muerto, rey puesto... Se hunde el andamiaje, la estructura exterior... caen torres... y, bueno, desde el suelo toca levantzrse y andar, en pelotas, sí, ese es el quid, con lo que llevamos no puesto, no, sino dentro.... Y... no hay estructura preconcebida que valga, pues no hay edificio que apuntalar... NO hay que apuntalar, hay que seguir haciendo bien las cosas, dejar de hacerlas mal, cada uno en su microesfera... lo macro nos escapa, aliena y... es pensamiento inutil, fuga de energía... Y macro, no es lo mismo que el todo(s), no?

creo que no me explico bien, voy a meditar, a ver si me aclaro
Carolina
# Carolina
sábado, 22 de mayo de 2010 22:52
Sí Esther, a eso iba ayer. 19 viajeros en el bus y 19 viajeros en el cuento, de ahí que la sincronía haya afectado a varias personas y que se vea el efecto final hoy a estas horas :)

Cuando vi la composición de Chus conté los viajeros por curiosidad, al principio conté 18, pero los reconté de nuevo y cuando vi 19 entonces sí que aluciné pepinillos, jajaja.
Esther Ibáñez
# Esther Ibáñez
sábado, 22 de mayo de 2010 22:55
Nos hemos cruzado Carolina, es verdad, tanto neptuno como saturno son necesarios. Yo los relaciono con tierra y agua. Cuando se mezclan forman el barro, adquiriendo cierta solidez pero facilmente moldeable.
Nuestra sociedad racionalista esta fundamentada sobre todo en los principios de Saturno. Existe una verdadera falta del elemento neptuniano, espiritual, inspirador y creativo. Quizás por eso necesitemos profundizar en él.

La inspiración que tuve ayer, de corte saturnino, tengo que profundizar en ella. No es una idea facil de vender en absoluto, ni siquiera fácil de realizar. Pero si me gustaría explicarla porque creo que en algun momento en los próximos 5 años esto va a suceder, aunque probablemente surgirá de la necesidad.

Quiero escribir un artículo hablando de todas las acciones que se han propuesto en estos últimos debates y explicar mi idea, pero para ello necesito también explicar claramente la situación en la que creo que nos encontramos. Adelanto que tiene que ver con el problema dinero real/dinero virtual, mi tema favorito.

Un abrazo
Carolina
# Carolina
sábado, 22 de mayo de 2010 22:56
Ay Maria!!! que genial tu aportación, me encanta!!! Clara como el agua. Has captado la cosa de maravilla y me encanta tu forma de abordarlo, ahí, ahí!! ;)

Gracias!!!
Carolina
# Carolina
sábado, 22 de mayo de 2010 22:59
Pues esperaremos con interés esta propuesta.
Carolina
# Carolina
sábado, 22 de mayo de 2010 23:08
Es que aún estoy fascinada con esto que ha pasado.. parece magia, sin yo haber dicho en ningún momento el número de viajeros y sin Chus haber leído el cuento antes de colgar su composición, Chus pone 19 caritas en el bus... como dice Esther... que emocionante...

Me voy a dormir con un dolor de cabeza bestial, pero feliz como una perdiz... o feliz como una de los viajeros de ese bus cósmico :)

Carmen Cayuela
# Carmen Cayuela
domingo, 23 de mayo de 2010 16:28
En el 87, estando en el último año de carrera tenía una asignatura "Historia de las Ideas Políticas" impartida por un profesor nada ecuánime, así que ocho personas del curso solicitamos en mayo un tribunal que nos examinara de la materia, unos días después soñé que en el examen salía el tema 19 , llegado el día a finales de julio un miembro del tribunal sacó dos bolas de un saquito de treinta, una de ellas era el tema 19, excuso deciros las caras del tribunal contemplando a ocho personas escribiendo sin parar con sonrisa de oreja a oreja, fue el último examen de la carrera y el más compartido y celebrado. Me lo ha recordado este 19 de otro mes de mayo.

Un abrazo
Chus
# Chus
domingo, 23 de mayo de 2010 18:27
La idea del autobús me vino directamente de la lectura de lo que contaba Carles sobre su sueño, y quizá también animada por las intrigantes expectativas del proyecto de Esther. La pura imagen inicial era la de un autobús con las caras de los avatares o símbolos de los que escribe en el blog, asomando por las ventanas, en un viaje nocturno, onírico.
Así que me puse a buscar imágenes de autobuses en la web, y después de un rato, en el que la mayoría de las imágenes correspondían a perspectivas angulares, donde no me cabían los avatares, encontré un bus que coincidía con las expectativas. También me costó encontrar una foto de una carretera en el sentido de la marcha… Luego, fui juntando las capas de imágenes, y rellené las ventanitas con avatares, sin contarlos… No sé si había espacio para más o menos, pero así quedó.

También “alucino pepinillos” con la coincidencia. :-) Creo que desde ahora, cuando aprecie una sincronía, una huella de esas características, “alucinaré pepinillos.”

El 19 es un número especial en el tarot y en este contexto, porque hacer referencia a una Clave llamada “El Sol”, ilustrada en la versión que más suelo recordar, con un disco solar con rasgos humanos radiando su energía sobre un jardín de girasoles en el que danzan de la mano dos niños desnudos de diferente género. Más allá de las alusiones a la energía solar y al sol como una forma de consciencia, se plantea a los niños como aquellas criaturas regeneradas que empiezan a crecer en los individuos una vez que han percibido o entrado en contacto con el plano de la realidad interna o trascendente. Son los niños del “quinto reino”, más allá de los reinos mineral, vegetal, animal y humano, son las nuevas criaturas cuya naturaleza y cuyo ADN empieza a estar basada y recombinado en y con premisas de unidad, armonía, fraternidad universal, etc.
Son el mismo tipo de niño a que se hace referencia en el Evangelio, cuando se dice que al Renio de Dios solo se puede entrar como niños…
Ese tipo de criatura está naciendo y creciendo en muchos lugares del mundo ahora mismo y a la vez, y ese tipo de criatura está bailando la misma danza sincrónica y está recibiendo y transmitiendo el mismo mensaje en la misma longitud de onda. Muchos lo interpretarán de muchas formas distintas en cuanto al lenguaje y procedencia del mensaje, dependiendo de sus propias formas de cultura, psicología, espiritualidad, entorno, pero el mensaje es el mismo. Y aunque suele ser un mensaje más allá de las palabras, una voz que clama en el silencio, sus manifestaciones siempre tienen que ver con formas o estados de participación en un tipo de consciencia que en su singularidad abarca y complementa las expresiones individuales del “cuarto reino” por llamarlo de un modo.
En cuanto al viaje, y al sueño… Tiene tanto de viaje a lo desconocido como de viaje de vuelta a casa. Más que un viaje de sueño, es un viaje de despertamiento, a algo que ya somos, que ya forma parte de nuestro ser y estar y de ser de nuestros vecinos y compañeros de viaje, algo que ya llevamos debajo de la “ropa.” Con esto quiero erradicar toda noción de carencia o de falta. Viene de fábrica, de serie.
Abrazos luminosos
Chus (muy contento de que os hay gustado tanto)
Carolina
# Carolina
domingo, 23 de mayo de 2010 19:06
Que bonito lo del Tarot. Gracias Chus por traernos de vuelta el tarot para seguir dando forma a esa sincronía, me gusta el Tarot como herramiento de autoconocimiento, pero no lo conozco aún con suficiente profundidad así que no me atrevo mucho a comentar, en general, jajaja. Muchas gracias de nuevo, creo que era la guinda que faltava :)
Sagrario Arana
# Sagrario Arana
domingo, 23 de mayo de 2010 19:51
Acabo de ver el preciosísimo cuento que nos ha contado Carolina y la preciosísima imagen que ha elaborado Chus. Me han maravillado las dos cosas… y el espíritu lúdico festivo y presto a la aventura que se respira. Me han encantado también los nombres de los viajeros, tan exóticos, exuberantes y clorofílicos
Chus
# Chus
domingo, 23 de mayo de 2010 20:18
Me parece a mi que la guinda que faltaba era la aparición de Sagrario, cuyos conjuros justicieros y libertarios me invocaron a este Jardín. El círculo se ha completado. :-)
+ abrazos luminosos
Chus
Carmen Cayuela
# Carmen Cayuela
domingo, 23 de mayo de 2010 21:05
Hola a tod@s

No había leído el comentario de Chus pero estaba sincronizada y dándole vueltas al 19 había recordado que el Arcano XVIIII del Tarot es el Sol, así que fuí en busca de Sallie Nichols y encontré lo que sigue:

“El Sol del Tarot posee unas características humanas, con las cuales el hombre puede establecer una relación consciente. El motivo de esta relación humana queda subrayado por los dos niños que juegan juntos amigablemente.

Nos hemos alejado ya de la oscura complejidad del paisaje impersonal de la luna, hacia el sencillo mundo de la infancia solar, donde la vida no es ya un desafío, sino más bien una experiencia para ser disfrutada. Es un mundo de juegos inocentes, donde podemos recobrar la espontaneidad perdida que nos es inherente. Podemos descubrir de nuevo la armonía interior que sentimos cuando niños ante las divergencias que nos asustaban y nos separaban de nosotros mismos y de los demás…

Ala McGlashan, en su libro El país salvaje y bello, llama a este área de experiencia el “clima del encanto”. En el siguiente pasaje nos explica cómo entrar en este soleado jardín:

“El encanto es un secreto y el secreto es éste: crecer lentamente y escuchar; dejar de pensar, dejar de moverse, casi dejar de respirar; crear una quietud interior en la cual, al igual que un ratón en una casa deshabitada, las aptitudes y alertas puedan surgir fácilmente para el uso cotidiano. Démosles la bienvenida puesto que son los niños perdidos del género humano. Démosles afecto y atención, pues se han debilitado con siglos de olvido. En compensación, ellos abrirán nuestros ojos a un nuevo mundo, dentro del mundo conocido, nos darán la mano, como hacen los niños, para conducirnos allá donde la vida siempre nace, donde el día siempre amanece.”

McGlashan describe perfectamente el estado interior representado por el Sol, recordándonos, como hace el propio Tarot, que este “clima de encanto”, no es de un país distante que encontraremos en los cielos, sino simplemente una nueva manera de experimentar el mundo conocido. Llegamos a este jardín secreto, no a través de un intelectualismo estéril, sino que lo hacemos a través de un juego imaginativo. Cuando este nuevo sol amanece dentro de nosotros, hace que el espectro total de la realidad exterior brille para nosotros como nunca hizo antes…

El jardín cercado del Sol crea un tipo similar de clausura – un sagrado témenos -, un lugar sagrado donde todo lo oscuro y oculto puede ser traído a la luz. Sólo dentro de un lugar consagrado como éste pueden salir a la luz los instintos opuestos, transformados en niños desnudos.

Los niños simbolizan algo recién nacido, vital, experimental, primitivo y completo. Los niños no son conscientes de sí mismos; cuando uno es consciente de sí mismo, se siente lleno de dudas, dividido…Es el censor interior el que somete a escrutinio toda acción y palabra, matando toda creatividad espontánea.

Los niños de esta carta del Tarot juegan entre sí libre y naturalmente. Cada uno de ellos está en armonía consigo mismo, se mueve en armonía con su compañero y con la naturaleza toda. Cada uno se acerca al otro sin miedo a ser rechazado y, dado que cada gesto surge espontáneamente desde el corazón, no es ni rechazado ni mal interpretado…

Nos sentimos atraídos instintivamente hacia los niños, pues éstos simbolizan la naturaleza misma. Cuando uno mira a los ojos a un niño, conecta de nuevo con la inocencia y la pureza de su propia naturaleza básica. El niño simboliza el arquetipo del sí mismo, la fuerza conductora central de la psique humana con la que todos estamos sintonizados cuando somos niños. A medida que el ego se desarrolla, decidimos alejarnos de esta identificación con la naturaleza inconsciente y a menudo, al hacerlo, perdemos el contacto con ella. La primera mitad de la vida es generalmente el viaje de un ego, un estadio de desarrollo necesario en nuestra cultura occidental. Cuando finalmente hemos dejado nuestra huella en el mundo y nuestro sol se halla en el zenit, entonces podemos volvernos hacia dentro para redescubrir al niño que perdimos y unirnos de nuevo a él de una manera más consciente, curándonos así del estado de alienación interna impuesto por la civilización. El Sol representa la reconexión del héroe con el lado perdido de sí mismo, lo cual le proporcionará la experiencia directa de la iluminación celestial y de la vida trascendente.

En su ensayo “La psicología del Arquetipo del Niño”, Jung habla de “Niño Eterno” de la siguiente manera:

“ Es a la vez los dos: principio y fin, una criatura inicial y Terminal. Existió antes de que el hombre fuera y la criatura Terminal será cuando el hombre ya no sea. Psicológicamente hablando, esto significa que el “niño” simboliza la esencia preconsciente y postconsciente del hombre. La esencia preconsciente es el estado inconsciente de la primera infancia; la esencia postconsciente es una anticipación por analogía de la vida después de la muerte. En esta idea queda expresada la naturaleza que abarca la totalidad de la psique…El “niño eterno” es en el hombre una experiencia indescriptible, una incongruencia, una desventaja y una prerrogativa divina…”

Como Jung indica claramente, el “niño eterno”, al ser una imagen arquetípica, abarca muchos opuestos. Su aparición en nuestro Tarot podría simbolizar una regresión al “estado inconsciente de la primera infancia”, donde el ego está contenido, inmaduro y dependiente; o también podría representar la “naturaleza que abarca la totalidad de la psique” de un ego maduro que se relaciona naturalmente con el sí mismo…Pero esta figura del Tarot nos ofrece algunas claves que nos indican que el héroe no está en peligro de regresión hacia un comportamiento infantil. Los niños juegan en un lugar vallado, asegurando de esta manera que las visiones que puedan conseguir no se derramarán ni se verán ahogadas por ninguna invasión procedente del inconsciente. A los pies de los niños yacen dos pepitas de oro que nos recuerdan la piedra filosofal…Finalmente, el arquetipo del niño se presenta bajo la figura de dos niños: un niño y una niña, símbolo de los opuestos armónicos, de la interacción creativa.

En nuestra serie del Tarot hemos visto representadas muchas veces las oposiciones…En el Sol, por primera vez todos los opuestos pueden interactuar directamente y de manera humana…

El motivo de niños gemelos es familiar en mitos y leyendas y aparece a menudo en nuestros sueños. Simboliza habitualmente un potencial creativo de proporciones inusitadas…Otra pareja de gemelos famosos de la mitología griega, Cástor y Pólux, pueden verse todavía en nuestras noches, pues fueron inmortalizados al dar su nombre a dos estrellas. Uno de estos hermanos representa al hombre y el otro a su opuesto celestial. Cada vez que miramos hacia ellos nos recuerdan que cada uno de nosotros es también “gemelo”. Cada uno tiene un ego y cada uno tiene una figura que le acompaña, una parte inmortal, como suele decir la terminología junguiana. La consciencia del otro aparece siempre con la fuerza de una revelación. En nuestro Tarot esta consciencia aparece repentinamente, como un rayo de sol.

A pesar de que esta carta representa un momento de gran luz espiritual, es muy significativo que su sentido esté encarnado en dos cuerpos físicos, representados de manera terrenal…Aquí, cuerpo y alma son representados como iguales, y cada uno de ellos demuestra con un gesto un amor compasivo por el otro.

El sentir cuerpo y alma iguales y que actúan entre sí armónicamente no es fácil…En el nacimiento, el espíritu se identifica con el cuerpo, enterrado como estaba en la carne. Para entenderlo mejor, como niño, es su cuerpo; las necesidades de la carne (hambre, etc…) predominan, pero, a medida que el niño crece, las necesidades espirituales (de posesiones, de identidad, de significado) empiezan a aparecer. A menudo estas necesidades están en conflicto con los instintos del cuerpo, de manera que hay que separarlos para reconocerlos y poder proceder a la elección consciente…Sólo cuando el espíritu ha sido separado, clarificado y purificado, puede unirse de nuevo al cuerpo de una manera más consciente. Entonces, las necesidades tanto del espíritu como de la carne, Logos y Eros, consciente e inconsciente, pueden ser reconocidos y relacionarse de una manera tal que se devuelva a cada uno lo que le pertenece.

El sol es la fuente de toda vida en este planeta. Recibimos su energía directamente a través de sus rayos, e indirectamente del carbón y del gas natural, que absorbió y acumuló su poder desde miles de siglos atrás. Toda la energía del viento procede también indirectamente del sol, dado que lo causa el calentamiento de la superficie de la tierra, al derramarse sobre ella el calor del sol.

Observar cómo la gran rueda del sol se mueve solemnemente a través de los cielos, transciende brevemente el tiempo lineal de nuestra existencia cotidiana, con sus categorías de causa y efecto, y nos pone en contacto con el mundo a-causal de los arquetipos. Allí, los acontecimientos no aparecen en secuencias consecutivas en “el tiempo”, parecen más bien agrupados alrededor de un centro, como los rayos del sol…En estos momentos de intenso conocimiento, uno piensa que es una coincidencia significativa más que la causa de algún efecto, lo que atrae este grupo de acontecimientos, manteniéndolos unidos entre sí.

Su preocupación por el bienestar de nuestro planeta despierta en nosotros un sentimiento recíproco de responsabilidad y dedicación a la parte trascendente del sí mismo que, para el hombre, ha simbolizado el sol desde el principio de los tiempos.

Como podemos esperar, el Sol, cuyo número diecinueve puede ser reducido a uno, es una carta “semilla” que señala el final de una fase de desarrollo dando comienzo a una nueva.

El Sol representa ese momento en que el héroe, habiendo abandonado el mundo de las opiniones estériles y de los dogmas formales, da un paso adelante hacia el mundo soleado de la experiencia directa y del conocimiento puro.”

Abrazos soleados

dazara
# Daniel Zaragoza
lunes, 24 de mayo de 2010 0:01
Bueno, lamento el retraso. Si hay sitio en el autobús me apunto. Junto a Sagrario, veintiún asientos están ocupados. Simbólicamente "El Mundo" ¿Auspicioso, no?
manu
# manu
lunes, 24 de mayo de 2010 0:44
Daniel, justo las dos ventanas libres que quedan entre la foto del mundo ;)
Chus
# Chus
lunes, 24 de mayo de 2010 10:35
Daniel, si no cabes tú, ¡no cabe nadie!
Angel Luis Alonso
# Angel Luis Alonso
lunes, 24 de mayo de 2010 19:44
En un mundo que viaja tan rápidamente, este viaje en autobus amenizado con la mejor compañía, me hace regresar a un pasado escolar, de inocencia perdida y gran ilusión. Recuerdo que las llegadas y las estancias a veces, eran lo de menos, y que lo que mas se recuerda era el viaje.
Quisiera volver a vivir la intensidad de la emoción al subir hacia un viaje, y que me lleve a volar con la imaginación hacia un mundo en el que las personas sientan orgullo de ser honestas. Ese mundo escondido tras el trillon de estrellas de la via lactea, lejos de la avaricia, las guerras, el poder. Un nuevo mundo que podamos construir desde el conocimiento de los errores, pero con el optimismo de la esperanza.
Veremos que al final, ese mundo no esta tras las estrellas, sino en lo mas hondo de nuestro corazón.
Chus
# Chus
lunes, 24 de mayo de 2010 22:00
¿Y no es un privilegio tan siquiera atisbar que tras unas pocas capas de apariencia cómplice, de miedo y de ignorancia, a nuestro lado viajan y laten corazones que son hijos y hermanos de las estrellas, dignos de ser esperados, aceptados y abrazados en ese plano del ser que ya todos compartimos?
¿Hay mayor aventura, mayor desafío?
Y si no... ¿Qué merece la pena ser esperado?

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas
    
nike free run 5.0 baratas nike roshe run mujer online comprar nike roshe run baratas nike free run 3.0 v5 nike roshe run baratas china nike roshe run baratas nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas mujer zapatillas nike free baratas zapatillas nike roshe run baratas zapatillas nike free 5.0 zapatillas nike roshe nike free run outlet comprar nike roshe run nike free run 5.0 baratas nike roshe run baratas españa nike roshe run mujer baratas nike roshe run comprar nike free run 3 5.0 nike free 5.0 baratas comprar nike free 5.0 nike roshe baratas online nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas online nike roshe run hombre baratas nike free run baratas nike run roshe baratas nike roshe run mujer baratas nike free run 3 mujer baratas nike free 3.0 flyknit