image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
31



Existe la inquietud,  no es un latido: es continua y evidente. La creación de muchas páginas como ésta, las búsquedas de una mayor conciencia, el inicio de una compresión de que todas las formas de vida son una sola y están tan unidas que una depende como una célula de la otra. Y la transparencia de todo cuanto está sucediendo en nuestro alrededor, porque nada permanece oculto aunque lo escondan,  lo demuestra. Es una sensación de que, tal como están las cosas, no llegamos ni a puerto, a ninguna parte. No es un runrún, un esporádico gorgojeo. Es mucho más. Es definitivamente todo un sentimiento generalizado. Es una percepción tan nítida, una fotografía de la familia humana, de que por el camino que vamos todo este insólito, estúpido, andamiaje (propio de ignorantes) que hemos construido se nos cae sin remedio. Y como este sentir está en la cartelera de todos los días,  lo que está por venir no nos va a coger por sorpresa. Es casi, casi, una muerte anunciada o un suicidio colectivo.
 
Cómo los hombres llegamos hasta aquí, hombres y mujeres estamos en el mismo paquete, tiene una sencilla explicación. Sería un pensamiento pequeño, irrisorio, un consuelo de tontos, eso de que la culpa la tienen los demás. Sólo una excusa. Y es que el primer paso para poder comenzar de nuevo es asumir nuestra responsabilidad, de que estamos como estamos porque lo hemos permitido; ni más ni menos, ni menos ni más. Porque somos nosotros los que elegimos a nuestros gobernantes, quienes toman las decisiones en nuestro nombre. Somos los que consumimos hasta lo inconsumible, y lo innecesario. También los que hacemos las diferencias entre unos y otros, los que creamos la pobreza de muchos y la riqueza de unos pocos. Los que permitimos el juego ese de que para que uno gane otros muchos pierdan; y encima: aplaudimos. Los que destruimos, aún desde el silencio por permitirlo, sin detenernos; nos destruimos, machacamos, hasta entre nosotros mismos. Y como esto no es suficiente, arrasamos además, aún desde el estómago (ñam ñam), con todas las formas de vida que nos pasan por delante (crudas o cocinadas).
 
¡Parece que hemos dejado de creer en nosotros mismos! Los mejores gobiernos de la humanidad ni se sentían, pasaban desapercibidos, no ocupaban la mitad de los noticieros y, como no interferían en las labores cotidianas, el pueblo se dedicaba tranquilamente a sus ocupaciones. Antes de aplicar las leyes, las acataban ellos primero. Los cargos colectivos, comunitarios, no eran remunerados pero sí obligatorios, quizás el equivalente a que hoy cobrasen el salario mínimo quienes desempeñan labores colectivas: lo mismo que sucede hoy en día en comunidades indígenas que han llegado relativamente ilesas a nuestros días. La primera norma que se aplicaba era la de la “deferencia”, eso de ponerse detrás de los demás y no en primera plana de la pasarela, eso que se llama llanamente: dejar pasar. El cuidado de los recursos del país era casi una labor sagrada, no un saqueo o un asalto como lo es actualmente. Se respetaban las leyes de la naturaleza que, a diferencia de las de los hombres -que terminan en la papelera para ser sustituidas por otras nuevas que correrán el mismo destino-, siempre tienen vigencia. Y si el gobierno está en orden, es claro y transparente, honesto en sus actuaciones, el pueblo no está inquieto ni recurre a las astucias. Y lo que hoy abunda no son gobiernos, son desgobiernos, desprovistos del elemental sentido común y sin ningún tipo de sensibilidad social. Y es en manos de ellos que hemos dejado Nuestras decisiones.
 
¡Parece que hemos dejado de creer en el Poder de Uno, en nosotros mismos! Y es que por ahí se empieza. Se puede cambiar el mundo, primero, cambiándose a sí mismo. Desde los pensamientos, desde las intenciones (la intención es un músculo) y desde las acciones; a eso se llama coherencia: armonía con uno mismo. “Y cuando la dirección es una sola nada ni nadie la detiene; es imposible, es una fuerza que se regenera y transforma, que avanza sola”. Es  algo tan simple como una palabra sincera que llega al corazón de los hombres y que puede mover multitudes en un segundo. En momentos tan curiosos como estos que estamos viviendo, podemos parar un país para empezar de nuevo: así, ¡en un ya! Acabar con los políticos inútiles y todo el séquito de ladrones que abunda en las esferas del poder, sólo por una cuestión de higiene social: en un momento. Podemos poner fin a la guerra y a la industria que la sustenta y de la que se benefician solo unos pocos desalmados: sólo con proponérnoslo. Podemos hacer caer una economía basada en el petróleo y abrirnos a energías alternativas y libres hoy a nuestro alcance: sólo de querer hacerlo. Podemos crear y mantener empresas, y también quebrarlas; porque si no consumes Coca-Cola la Coca-Cola se va y, por supuesto, siempre será mejor el agua. Podemos tener un mundo sin fronteras: de tan sólo sacar los límites que nos dividen. Podemos hacer que todas las religiones sean una porque la suma de todas es la misma. Podemos con cualquier barrera, obstáculo, porque ni los idiomas nos alejan, porque hablemos lo que hablemos, digan lo que digan, y de uno quererlo es más lo que nos une que lo que nos diferencia.  

Alfredo Astort
Fundador de "Ajoblanco"
Entrevista en Diario de Mallorca

Publicado en: Hacia la madurez social
Email del autor: alastort@gmail.com

Actions: E-mail | Permalink | Comments (27) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar '¿Muerte anunciada o suicidio colectivo?' a Del.icio.us Agregar '¿Muerte anunciada o suicidio colectivo?' a digg Agregar '¿Muerte anunciada o suicidio colectivo?' a menéame Agregar '¿Muerte anunciada o suicidio colectivo?' a Technorati Agregar '¿Muerte anunciada o suicidio colectivo?' a Google Bookmarks Agregar '¿Muerte anunciada o suicidio colectivo?' a Live-MSN Agregar '¿Muerte anunciada o suicidio colectivo?' a FaceBook Agregar '¿Muerte anunciada o suicidio colectivo?' a Twitter

Post Rating

Comments

German
# German
miércoles, 31 de marzo de 2010 6:14
Podemos, podemos peo no queremos?Ono nos dejan quererlo?nos dejan siquiera intentarlo?.Creo que la gente no es tan tonta y sabe perfectamente lo que quiere,otra cosa es que le dejen hacerlo.La gente no quiere paro,sin embargo tenemos 4 mill.y medio,la gente no quiere especulación d la vivienda y sin embargo 4 se han forrado a costa de la mmayoría.Quién se ha beneficiado de éso, los banqueros usureros de toda la vida.Quién pudo impedir que éso sucediera?La gente normal NO,los gobiernos que dejaron al mercado que hiciera lo que le diera la gana y miraron para otro lado.No tenemos la gente normal que haya pobreza sino que los que tiemen la riqueza no la quieren compartir.EN los pueblos sabios indígenas todo lo comparten ,lo poco que tienen y cuidan su entorno como cosa sagrada y en algunas tribus cuando alguién muere crren que se convertiran en un árbol y asi ésa persona muerta dá vida y el ciclo natural sigue.Cuantas cosas aprenderiamos de ellos.Pero nos embotan para no pensar,solo consumir,derrochar,y amargar la vida a los demás.
Nacho Rivera
# Nacho Rivera
miércoles, 31 de marzo de 2010 9:51
Es complicado porque el sistema basado en el trabajo-consumo no crea hombres libres. Es después de un largo camino que algunos se dan cuenta que esto no es lo correcto. Pero la gran mayoría sigue obediente a un sistema, que entre otras cosas, no lo cuestiona, o si cuestionan algo es que les bajen el precio de la Coca Cola.

Pero sin duda, como muy bien haces en el artículo, tenemos que seguir insistiendo en ello. Que sean cada día más los que se cuestionen las cosas, y vean que en la acción diaria está el cambio. El poder del individuo es enorme. ¡¡Tenemos que gritar más fuerte que ellos!!

Gracias por el artículo.
Un abrazo a tod@s.
Manel Vilaseca
# Manel Vilaseca
miércoles, 31 de marzo de 2010 10:59
Alfredo, gracias por tu articulo, me ha parecido muy interesante.
No creo que la gente sean tan culpable de lo que ocurre como piensas.
Creo que la manipulación de los poderes hacia la gente, crea una ignorancia que hace que los individuos sigan ciegamente los mandatos consumistas y por ende se desarrollen sociedades homogéneas y sin libre albedrío, destructoras de todo lo natural, creadoras de un modo de vida totalmente artificial, material y sin espíritu. Creo que la aparición de páginas como esta, demuestra una tendencia, un lento pero seguro despertar de una conciencia colectiva, que siempre estuvo allí. Una conciencia llena de sabiduría que explotará sin remedio en el momento oportuno. Y pasar del tercer *cuadro al que casi ya hemos llegado al primero.
*imagen ilustrativa de este texto (magnifica)
marc masmiquel
miércoles, 31 de marzo de 2010 12:38
el texto, alfredo, me parece muy ilustrativo. quizá sea importante sentir el cambio, y no lo digo en un sentido figurado, creo que cuando podamos imaginar y sentirnos como parte de algo más grande, entonces sea posible coordinar y materializar movimientos comunes. siempre pensamos en la inteligencia como algo individual, sin embargo desde muchos frentes (la semiología, la música, la física de partículas, etc etc) de curiosidad humana: vemos algo, que la inteligencia puede ser (y es) algo colectivo, conectado, conectivo. cuando empecemos a disolver egos y apuntar hacia un cambio colaborativo, ahí está la esperanza. por otro lado, hay muchos movimientos en marcha que son de nuevo claro síntoma del cambio de point of view de muchas estrategias... con la mirada puesta en nuestros ancestros y a la vez en el presente, pues está claro que siendo tibios nos vamos al garete... change now!
acovaleda
# Aníbal Covaleda
miércoles, 31 de marzo de 2010 14:18
Breve ironía:

“Ni muerte anunciada, ni suicidio colectivo….hasta en estos trágicos sucesos, debe haber acción humana, voluntad…..por favor, no molesten. Déjennos seguir durmiendo nuestra prolongada siesta, acurrucados en nuestros sueños….cobijados bajo este porvenir…de ilusiones.”

Fuera de lo irónico, muy buen artículo Alfredo.

Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 31 de marzo de 2010 15:34
Hola, casi no tengo tiempo ahora Mil gracias Alfredo por este estupendo artículo, genial... that's going on! y como dice aníbal, ni muerte ni suicidio, goteo a conciencia, de conciencia, uno más uno más uno más uno....
Coherencia entre razób y corazón, coherencia cardíaca.... cuando el corazón canta, se alegra, goza, da... la onda del electro es coherente... ahí estamos, hagamos que crezca, a pesar de todos los pesares, contra todo pesar y pronóstico... sorprendámonos, intentemos ese nuevo camino: uno+uno+uno+uno+uno unidos por una onda coherente, de coherencia cardíaca.... una lucha no lucha, permeable, porosa, cardíaca, de corazón a razón, de razón a corazón.... no sabemos en qué dará, no importa, esta siendo, y crece... Gracias Alfredo! hasta luego (vuelo o nado a comer que ya es hora!)
Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 31 de marzo de 2010 15:40
sólo una cosa más: manel: ya estamos en el tercer cuadro del tríptico del Bosco, sólo que es pelo distinto y, no figura en él, en un rincón, abriendo la perspectiva la mancha de azul que somos, el violeta o naranja que abra un hueco en esa escena.... Nueva porque no se trata nooooooooooooo de volver a la primera, sino de volver a habitar la segunda, no?
Y si, felicidades esther por las imágenes que acompañan a los artículos, esta de hoy y todas, siempre atinadas!
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
miércoles, 31 de marzo de 2010 17:32
Te agradezco el artículo, Alfredo. Efectvamente, de nosotros depende. Pero, ¿somos culpables de que ellos puedan?
Como dice Manel, las armas con las que cuentan son colosales. Medios de comunicación, manipulaciones. Nos controlan mediante el miedo: a perder el trabajo, a la delincuencia, a no poder mantener la familia...
Tampoco podemos reprochar a la gran masa que se deje manipular. Es posible que todos nosotros lo estemos o lo hayamos estado en algún momento.
Miremos de ahora en adelante. Tomemos conciencia y ayudemos a los demás a tomarla.
Carolina
# Carolina
miércoles, 31 de marzo de 2010 18:22
Muy buen artículo. Pero como apunta Carles, no siempre se le puede reprochar a la población la inacción que se arrastra. Creo más bien, que debemos aprender a borrar la programación enfermiza a la que se nos ha sometido, pero todo requiere su tiempo.
Mientras tanto, a ver si conseguimos romper etiquetas y prejuicios de una vez y hacemos algo útil por todos nosotros. Sin prisa, pero sin pausa.
Blas
# Blas
miércoles, 31 de marzo de 2010 18:38
Sí que queremos...solo hace falta un martir. Mientras no haya uno aun nos queda la tele y el sofá, y si nos cabreamos mucho, el teclado.
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
miércoles, 31 de marzo de 2010 19:24
Desde aquí propugnamos una sociedad más horizontal, sin líderes, ni vivos ni muertos. Ya se que es lo que ha habido hasta ahora, pero la mirada se ha de dirigir más al futuro que al pasado.
A ver si aprendemos a utilizar el teclado para construir y no solo para compensar nuestros cabreos.
Un abrazo, Blas.
Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 31 de marzo de 2010 19:39
...hablamos, nos llenamos la boca con la necesidad de confiar.... ¿Confiamos realmente en el poder de la confianza?

No consumo nada, más allá de la puritita observación y confianza en el cambio que experimento, que constato, que siento y en el que creo. Vivo, procuro vivir cada día en coherencia con la onda cardíaca esa, por llamarle de algun modo. Y si está feo el mundo y podrida la cosa nostra y hay faena, más que faena, faenaza pero.... siento una tremenda curiosidad y alegría: confío, está sucediendo, sucede, a través de todos los traveses y tenemos la gran suerte de vivirlo: hoy, acá, ahora... más allá, la incógnita, lo que sea.... estamos acá, ahora y si vivimos en esa pulsación y somos coherentes con ella, solo queda atenderla, quererla, desearla,.... su poder está más allá de mi, radica en ella misma, en que yo, y tu, y el, y ella, y cada vez más vayamos vibrando a su son... un sonido de conciencia, de acciones aparentemente ínfimas, de entrega al querer, al amor, al suavizar, al desprenderse de la rabia, al vive y deja vivir pero no dejes de reclamar justricia, humanidad, limpieza, higiene del sistema, ko demás, vendrá (o no). En todo caso, humildemente, entiendo que eso, el gran cambio ya, el salvar el mundo, no esta en mi mano, no...
Cristóbal Cervantes
miércoles, 31 de marzo de 2010 20:08
Magnífico artículo, Alfredo, saludos a todos,

se nota que sientes lo que dices, estoy muy de acuerdo contigo, me vas a permitir que comparta algunas ideas que me vienen tras su lectura, como dices al principio "existe la inquietud, no es un latido: es continua y evidente. La creación de muchas páginas como ésta, las búsquedas de una mayor conciencia, el inicio de una compresión de que todas las formas de vida son una sola y están tan unidas que una depende como una célula de la otra", esa es la gran noticia en estos tiempos de crisis global, crece una nueva conciencia, una nueva esperanza,

entiendo que para evitar el "suicidio colectivo" es necesaria la cooperación mundial, no un gobierno mundial, pero nuestras instituciones y organizaciones no están preparadas para eso, los estados-nación y el sistema económico y empresarial están diseñados para proteger sus propios intereses en competición con otros,

el mundo dispone de los recursos financieros y humanos para actuar en esta situación de emergencia, como bien dices, podemos, podemos eliminar la pobreza en el planeta con sólo reasignar una parte de los gastos militares, podemos...

podemos pero no lo hacemos, en mi opinión, la principal dificultad para una acción eficaz coordinada a nivel mundial es la falta de voluntad y preparación de las personas y las instituciones para asegurar las supervivencia en el planeta,

una serie de "creencias" muy extendidas nos impiden ver la realidad de emergencia mundial y actuar en consecuencia,

por ejemplo la creencia de que los recursos planetarios son infinitos y que el planeta es un sumidero inagotable de nuestros desechos, que podemos manipular el mundo a nuestro alrededor para adaptarlo a nuestros deseos personales, económicos, nacionales, sin medir los efectos secundarios como la destrucción del equilibrio ecológico,

o la creencia de que la vida es una lucha en la que sobreviven los más aptos, que justifica la competencia sin control y crea una brecha creciente entre un grupo cada vez más reducido de poder político y económico y la marginación de la mayoría de la población,

la sabiduría económica todavía dominante es que la competencia es buena y que el libre mercado regido por la "mano invisible" distribuye la riqueza. Cuando uno actúa por su bien, también actúa por el bien de la comunidad. Sin embargo la penuria de casi la mitad de la población mundial demuestra que este principio no funciona en el mundo actual, donde la desigual distribución del poder y de la riqueza distorsiona el funcionamiento del mercado,

por último, pero no menos importante, persiste la creencia de que el egoísmo y el egocentrismo que caracteriza a la gente actual es la expresión inalterable de la naturaleza humana, que no puede cambiar y no va a cambiar. La gente siempre ha perseguido sus propios intereses y siempre será así, y en todo caso se interesará por su familia, empresa, comunidad o nación,

estoy convencido de que cada más personas están adoptando nuevas formas de pensar y actuar, esta página es un ejemplo de esa nueva conciencia planetaria,

perdona por el largo comentario, por cierto Alfredo, viví en directo la maravillosa primera etapa de Ajoblanco, ¡Ay!

Manel Vilaseca
# Manel Vilaseca
miércoles, 31 de marzo de 2010 20:10
Maria, yo dudaba entre la primera y la segunda... pero es posible que sea tan distinto lo que nos espera, que quizás no se parece a ninguna de las tres.
Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 31 de marzo de 2010 20:45
Perdona Manel, demasiado rápido te leí...
y rumiando la cosa, igual sí que como apuntas se trata de volver al uno, a la edad de oro, como la entiene Ovidio, como la entiende el Bosco... una edad armónica y abundante, pues no hay deseo más allá de lo que hay en ella.... Igual el quid es: vivir acá y ahora en ese dos devenido tres, como si estuviéramos en el uno, no? eso ya es novedad....
Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 31 de marzo de 2010 20:46
Por cierto, Cristóbal, me alegro de que rondes de nuevo por acá!
Carolina
# Carolina
miércoles, 31 de marzo de 2010 20:53
Me ha gustado mucho tu comentario Cristóbal.
Lali
# Lali
miércoles, 31 de marzo de 2010 23:54
Alfredo gracias por el artículo, PODEMOS, sí es cierto, y como dice también María, está ocurriendo...se puede ver por la calle, en nosotros mismos, aunque también se observa mucho sufrimiento y padecimiento...Cristóbal, gracias por tu lista de falsas creencias, si le añadimos la de que la vida cuanto más larga mejor que es la que rige todo el sistema médico nos ahorraríamos una pasta enorme invertida en salvar a quien no quiere ser salvado...y si desde niños no viésemos que a nuestros padres les importa más el trabajo que nosotros, tendríamos todos una relación diferente con el trabajo...pero se está andando, pasito a pasito, cada uno con lo que puede asumir, y estoy de acuerdo en eso de que la culpa o responsabilidad no es nuestra exclusivamente, porque puede fomentar un cargar con lo que es del colectivo, nuestra responsabilidad, la de cada uno, es individual como el latido de cada corazón...
gracias, de nuevo
walter
# walter
jueves, 01 de abril de 2010 10:15
Todos estos pensamientos están muy bien pero no dejan ser eso, pensamientos, todo el mundo sabe lo que hay que hacer cada 4 años, pero no lo hacen, políticos que pueden ser reelegidos hasta mas de 20 años en el cargo, senadores con 86 años, presidentes de cajas de ahorros con mas 76 años queriendo quedarse hasta que mueran, un país con una cultura que no condena la corrupción, artistas al calor del poder, etc, etc, un país en que los ciudadanos quiere dar pelotazos tras pelotazos, que si la play, que si la birrita, que si los amigos, un viajecito Low cost, mientras se vaya tirando que mas da. Y esto no lo cambia nadie porque cuando el sistema se arruinó fue el gobierno y pagó y no pasa nada ni pasará. No hay prensa libre todos toman partidos, no hay televisión libre ni radio libre manipulan a diestra y siniestra, sindicatos pagados via fondos europeos bajo la etiqueta de formación, si es que el circo es muy grande pero que muy grande como para que se caiga.

y ahora además la gente no puede ir a la iglesia porque ya se sabe que la moral escasea en algunas parroquias y sus consignas no calan, entonces que haces SHOPPING, consumo y luego ya se verá. Se vive en España como en ningún lugar y se siguirá viviendo así porque nadie va a cambiar nada y sino al tiempo.

Recomiendo un libro "La Dictadura de la incompetencia" de Xavier Roig.
carmen cayuela
# carmen cayuela
jueves, 01 de abril de 2010 21:07
Gracias, Alfredo, por el precioso debate que has suscitado. Maria, gracias por el aliento y la alegría, estoy contigo, si trabajamos en la dirección del Universo, si latimos conscientes de que nuestro corazón es el suyo, cambiaremos, nosotros y el mundo.
Un abrazo
Miguel Santeliz
# Miguel Santeliz
jueves, 01 de abril de 2010 22:06
Hay pequeñas colectividades que tienen el problema claro y actúan en forma comunitaria. He visto de cerca las villas ecológicas, vecindarios que buscan responder al reto del Acabose haciendo jardines comunitarios, educación comunitaria y hasta almuerzos comunitarios y construcciones verdes.
Puede ser discutible de que sea un comienzo tardío pero es definitivamente sólido.
Si el individuo está realmente dispuesto a cambiar su forma de vida debe pensar seriamente en cómo obtiene sus alimentos. Si no los produce directamente ( pequeños jardines o huertos ) puede involucrarse de otra forma en que colabore con su producción. Su beneficio mas inmediato será la AUTONOMIA: esa sensación de que no depende del supermercado. Otras cosas no menos importantes vendrán por añadidura una vez logrado este primer paso.
El petróleo, la energía mas barata que haya tenido alguna vez la humanidad, tiene sus días contados lo que significa que tendremos que depender de nuevas tecnologías que provean energía a nivel local y de lo local. Al no tener la humanidad excesivas fuentes de energía puede que opte por disminuir su población.
El capitalismo como sistema económico se sustenta en ilimitados recursos naturales pero éstos, ya se sabe, están contabilizados - lo cual quiere decir que son finitos.
Los apegos materiales como ilusión o medida de felicidad van dando paso a otra compresión distinta del universo. Esas señales están ahí y creo que van a adquirir Momentum.
Viéndolo bien, ni siquiera hace falta hacer mucho análisis sobre estas cosas pues van a ocurrir no importa qué. De que unos sobrevivan a estos nuevos paradigmas y otros no dependerá del grado de comprensión que cada cual tenga del panorama.

Maria Oliver
# Maria Oliver
jueves, 01 de abril de 2010 22:45
Miguel: es eso exactamente eso la autonomía como beneficio, como horizonte (nada lejano!)

¿No te gustaría traernos un artículo hablando de esas comunidades, de esos huertos, de esos almuerzos? Amplificar desde acá esos ejemplos, sólidos, como dices... yo conozco alguna, pero a juzgar por lo que dices no tan bien como tu ni, sobretodo, con esa claridad de miras y de exposición. En fin, espero leas esto... y te animes.

y como dices, no se trata de analizar sino de aportar ejemplos concretos, existentes, de como se comprende, se va comprendiendo ek panorama, de como se van articulando respuestas... coherentes,
un abrazo, a todos.
(gracias carmen por hacerte eco de la alegría ;-)
Carolina
# Carolina
jueves, 01 de abril de 2010 23:54
Miguel!!! genial tu aportación!!! Hace falta hablar de esas comunidades, sí señor, del cultivo ecológico, de la permacultura, la bioconstrucción, la cooperación entre personas, las comunidades que trabajan para hacer que el mundo sea un lugar mejor. Esas comunidades que comentas forman red, se apoyan mútuamente y se dan a conocer al mundo, en fin, hay tanto que decir de estas comunidades que ya hace años que van andando y habriendo camino. Mucha gente cree que hace cuatro días, pero hay algunas que llevan ya muuucho tiempo, y ahí están trabajando día a día!!!!

Yo misma quiero formar una comunidad de este tipo, porque cuando descubrí ese mundo mi corazón y mis horizontes se ensancharon. Hay tantísima gente que ya esta cambiando el mundo aunque no lo parezca, que los que aún no hemos emprendido nada a nivel individual nos olvidamos fácilmente de que hay otras realidades más allá de nuestras propias fornteras personales y que además estan mucho más cerca de lo que creemos.

Me entusiasmo cuando leo comentarios como el tuyo Miguel, ahí, ahí, dando visibilidad a esas realidades que ya estan en marcha, claro que sí!!!

Por ahora en mi caso hasta que no tenga terreno donde realizar el proyecto, me centro en aprender sobre la agricultura ecológica basada en técnicas ancestrales y respestuosas con el medio y en la bioconstrucción, para aprender paso a paso y llevarlo a la práctica en mi propio proyecto, también miro el tema de las renovables para aprender un poco y más cosas.

Estoy ilusionada y al ver la de proyectos que hay a nivel peninsular y a nivel europeao el futuro no me parece tan feo, negro y oscuro como lo pintan, porque se que el modelo actual tiene los días contados más allá de si se intenta parchear o no, caerá por su propio peso y si hacemos las cosas bien no tiene porque arrastrarnos con él, no creeis??

Soy una apasionada del tema que planteas Miguel, jajaja, y freno que si no me embalo a explicar mil cosas que se me ocurren y que darían pa rato y rato, jajaja.

Y siguiendo la propuesta de Maria, porque nos nos escribes un artículo sobre el tema Miguel? :)
Carla
# Carla
sábado, 03 de abril de 2010 19:20
Alfredo, estoy de acuerdo en que estamos en la via rapida viajando apresuradamente hacia la auto destruccion, eso esta claro, pero me quede con las ganas de saber mas, alguna posibilidad de cambio, alguna iniciativa que haga la contra parte de la estupidez ciega...
Lei un pequeno libro, "2012: Planning for Extraordinary Change" de John Petersen, donde expone como hemos llegado al punto crucial con el tema del petroleo, la crisis economica, social, etc., luego continua con una vision del enorme e inevitable cambio que ya es inminente... al final hay informacion para conectarse con gente que esta generando formas nuevas de pensamiento, alternativas para que el cambio no nos destruya...
Asi como los Maya, habemos muchos que sentimos que hay una posibilidad de comenzar de nuevo, claro, no sera facil, pero al menos, hay que intentarlo o morir luchando...
Un beso enorme.
Carla
Alfredo Astort
# Alfredo Astort
domingo, 04 de abril de 2010 16:50
.. pues de verdad, que gracias a todos, por estar aquí. Dicen, y lo creo, que hay un karma que es también global, y que por algo estamos viviendo en este preciso momento, en esta situación que tenemos ya tan clara (de derrumbe de unos sistemas que fenecen), probablemente por que cada quien puede aportar una parte de las respuestas, una parte muy importante de las soluciones. Que además creo, que son muchas, porque más que una respuesta en concreto, es una dirección, consciente y responsable, a seguir. Y que va desde algo tan simple como una sonrisa que sale de dentro, a cerrar un grifo. De un consumo responsable, a ceder el paso, a dejar pasar; detenerse es una buena manera de observarse, de conocerse. Que va de esa búsqueda que unos llaman espiritual
- y que no es mas que preguntarse que estamos haciendo aquí ( en esta vida), ¿a que hemos venido?, ¿cual es la lección que se nos pide que aprendamos para darnos cuenta de que todos somos uno?-, a dar ejemplo: porque los hombres somos como los monos que aprendemos por imitación, y cada acción tiene su consecuencia. Que va de no dejar que otros se apoderen de nuestras decisiones, esos que predican la paz y juegan a las guerras, a aprender de los comportamientos de las tribus como comunidades colectivas que funcionan con autonomía y con un respeto ejemplar hacia la madre tierra. Soy de los convencidos de que todas las alternativas están en nuestras manos; ya! Comenzando por no repetir lo que no funcionó (como sería votar por las misma marca de políticos), porque de hacer lo mismo corremos el riesgo de no tener más oportunidades para rectificar. Gracias Miguel por esa buena abertura, Carla por tus búsquedas, Carolina por tus comentarios sentidos, a Cristóbal por tu manera de decir las cosas, a María por ir moldeando, a Walter, a Lali, Manuel, a cada quien y cada cuál, a todos por mostrarse, por decir, por estar, y por decirlo de alguna manera: por ayudarme a seguir diciendo. Vienen tiempos de abertura, transparentes, sin tramas, sin segundas intenciones!.....; y somos todos los que estamos para un buen comienzo. 1Abrazo; el mismo para todos.
Carolina
# Carolina
domingo, 04 de abril de 2010 20:19
Gracias a ti Alfredo, por tu artículo, por la energía que transmite tu comentario, por estar convencido en la posibilidad muy real de ese cambio que queremos y por compartir todo eso con nosotros.

Un fuerte abrazo para ti.
Alfredo Astort
# Alfredo Astort
jueves, 01 de julio de 2010 15:53
... y podemos quedarnos quietos esperando a que todo lo que se esta derrumbando nos venga encima!. ( A veces pienso que así debería haber terminado el escrito anterior, poruqe me da la sensación de que esto es lo que está sucediendo).

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas
    
nike free run 5.0 baratas nike roshe run mujer online comprar nike roshe run baratas nike free run 3.0 v5 nike roshe run baratas china nike roshe run baratas nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas mujer zapatillas nike free baratas zapatillas nike roshe run baratas zapatillas nike free 5.0 zapatillas nike roshe nike free run outlet comprar nike roshe run nike free run 5.0 baratas nike roshe run baratas españa nike roshe run mujer baratas nike roshe run comprar nike free run 3 5.0 nike free 5.0 baratas comprar nike free 5.0 nike roshe baratas online nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas online nike roshe run hombre baratas nike free run baratas nike run roshe baratas nike roshe run mujer baratas nike free run 3 mujer baratas nike free 3.0 flyknit