image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio
02

Crisis del 29:
La crisis se inició en la primera potencia económica mundial, EE.UU., y concretamente en la bolsa de Nueva York, en las que las cotizaciones se hundieron en los últimos días de octubre de 1929, de tal manera que en un mes perdieron un tercio de su valor. Este crash bursátil acabó con un periodo de especulación al alza en la que los inversores contraían créditos para adquirir acciones, confiados en que el alza de éstas compensaría con creces el interés de tales créditos. Ello condujo a una sobrevaloración de las acciones, cuya alza no guardaba proporción con los beneficios realmente obtenidos por las empresas.

Crisis actual:
La especulación al alza del suelo y de la vivienda en EEUU y Europa de estos últimos 10 años ha llevado a un amplio sector de la población a contraer grandes créditos para comprar viviendas sobrevaloradas, basándose en la confianza de que las viviendas siempre subirían de precio, y que todos tendrían empleo en los próximos 30 años para poder pagarlos.

Crisis del 29:
Cuando finalmente la confianza se quebró y las acciones empezaron a bajar, los inversores no pudieron hacer frente a sus créditos y la crisis se trasladó al sistema bancario americano. La crisis bancaria tuvo efectos negativos en toda la economía, porque la contracción de los créditos puso en dificultades a las empresas y se tradujo también en un descenso del consumo. Se entró en una espiral de crisis, caracterizada por un fuerte descenso de los precios (especialmente los agrarios), la quiebra de empresas, la ruina de muchos agricultores y el aumento del desempleo.

Crisis actual:
Cuando en Agosto 2007 se produce la quiebra de bancos hipotecarios en EE.UU. debido a la falta de liquidez por la morosidad de las hipotecas de alto riesgo (subprime), caen las bolsas y los bancos centrales empiezan a inyectar liquidez a los mercados financieros. La confianza cae. Se produce una contracción del crédito y del consumo, llevando a la quiebra a pequeñas y medianas empresas y a importantes reducciones de plantillas en las grandes empresas. Aumenta de forma gradual el desempleo, que contribuye a elevar la morosidad de las hipotecas…

Crisis del 29:
El gran papel que los EEUU jugaban en la economía mundial hizo que en pocos meses la crisis se difundiera por otros países. Después de la primera guerra mundial los EEUU se habían convertido en grandes suministradores de capital a otros países y el mercado norteamericano era importante para las exportaciones de bastantes países. Los sistemas bancarios de Austria y Alemania fueron los primeros en verse gravemente afectados por la retirada de capitales norteamericanos y en verano de 1931 se produjeron varias quiebras.

Crisis actual:
Las titularizaciones de las hipotecas de alto riesgo y su venta a entidades financieras de todo el planeta, genera una especie de pandemia subprime que contamina todo el sistema financiero,


La crisis de 1929 sacudió totalmente la confianza en la capacidad autorreguladora del mercado. Tras el fracaso del Estado liberal, que consideraba la economía como un ámbito casi exclusivo de la iniciativa privada, se pasó al Estado intervencionista, es decir se le dio al Estado el papel de controlar y regular la economía.
Los economistas liberales clásicos, entre ellos Smith y su “mano invisible”, concebían las crisis que periódicamente sacudían la economía como momentos de ajuste.

 

Publicado en: Economía
Email del autor: 26390eir@gmail.com

Actions: E-mail | Permalink | Comments (7) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'La crisis de 1929 y la crisis actual' a Del.icio.us Agregar 'La crisis de 1929 y la crisis actual' a digg Agregar 'La crisis de 1929 y la crisis actual' a menéame Agregar 'La crisis de 1929 y la crisis actual' a Technorati Agregar 'La crisis de 1929 y la crisis actual' a Google Bookmarks Agregar 'La crisis de 1929 y la crisis actual' a Live-MSN Agregar 'La crisis de 1929 y la crisis actual' a FaceBook Agregar 'La crisis de 1929 y la crisis actual' a Twitter

Post Rating

Comments

Francisco
# Francisco
viernes, 02 de enero de 2009 12:06
Volvemos a caer nuevamente en el mismo error, cuando se nos deja a nuestro libre albedrío nos dejamos llevar por la avaricia.
Después de la crisis del 29 se creó el fondo monetario internacional y el banco mundial, pero ni siquiera con este invento evitamos caer en lo mismo. Esta vez aún hemos ido más lejos en el terreno de lo especulativo. Pero esta bién reflexionar sobre ello, pues todos hemos sido responsables, todos hemos querido participar en la fiesta del ladrillo, ahora también necesitaremos de todos para arreglar este embrollo.
Eloisa
# Eloisa
viernes, 02 de enero de 2009 14:33
Yo estoy deseando que dejemos de consumir, dejar de sentir la presión social de cambiar de vestuario, cambiar de coche, cambiar vajillas, y un largo etc..
Comprando se pierde mucho tiempo, para mi es como un tipo de esclavitud. Durante estas fiestas navideñas lo he sentido más intensamente que nunca. Era mucho más consciente de lo que estaba pasando y he tenido que comprar tantos regalos para compromisos familiares, totalmente innecesarios, porque todos ellos ya tienen lo necesario. Claro, que como les digo a mis familiares:"Este año no voy a regalar nada porque ya teneis de todo y quiero salir de la rueda del consumismo". No, todavía no puedo decirlo...
Roberta
# Roberta
domingo, 04 de enero de 2009 0:54
Parece que las dos crisis tienen en común que la mano invisible de Adam Smith no funciona muy bien, pero cuidado con el Estado intervencionista, porque el estado seguira manejado por la mano invisible. Solo queda una salida :el control por parte de la sociedad civil.
Dario
# Dario
domingo, 04 de enero de 2009 11:52
Muy buena observación Roberta
mon
# mon
domingo, 16 de enero de 2011 20:44
OH! muy buena web! haciendo comparaciones de crisis,.. eso sí, podrías haber puesto también de la del 1973 ( ya que también fue muy importante) pero que muchas gracias! me ha servido de mucha ayuda :)
Francisco Z. Lantos
# Francisco Z. Lantos
domingo, 17 de junio de 2012 16:39
¿PORQUE NO SE PUEDE COMPARAR EL PROBLEMA DE LA CRISIS ECONÓMICA MUNDIAL CONOCIDA COMO EL GRAN DEPRESIÓN DE LOS AÑOS 1929-1930 CON LA DE NUESTRA?

Hoy para muchos de nuestros nuevos tipos de males, surgidos después de la revolución industrial, a los que aún no hemos encontrado la solución para resolverlos, se suele oír opiniones que el hombre siempre ha encontrado las soluciones y medios para resolver todos sus problemas, esperando que hoy también ocurra lo mismo.

Esta cómoda y confiada creencia se basa en el que hasta los principios del siglo XX cuando la población del mundo ha sido aún de 2.300 millones y el consumo de energía de hombre se podía considerar como normal, que corresponde a su naturaleza especial humana, y la evolución y desarrollo de la vida ha sido bastante lenta para poder adaptarse con la conducta y actividades de los hombres de aquellas sociedades, esto realmente ha sido posible de realizar y era verdad.

Empero, hoy cuando la población del mundo con su 7.000 millones es tres veces más y la media de consumo de energía por persona extendida, por toda la población del mundo es 3-4 veces mayor de lo normal, al que multiplicando con 3(aumento de población) X
3-4 (aumento de consumo de energía) = 9-12 veces más consumo de energía que existía en los tiempos de la Gran Depresión en los años 1929-1930, pero que este antinatural y negativo cambio aún no ha llegado a su techo, sino que según las estimaciones de las Naciones Unidas, la población del mundo para el año 2050 puede alcanzar la cifra de 9.600 millones y el antinatural y enfermizo consumo de energía extenderse entre todos los países del mundo, lo que significaría 4 (aumento de la población) X 3-4 (aumento de consumo de energía) = 12-16 veces más consumo de energía que existía en el tiempo de la Gran Depresión en el año 1929-1930, que nuestro planeta tendría que producir durante estos 80 años, de los que hasta hoy, gastando ya gran parte de los recursos naturales de nuestro planeta, no hemos podido de satisfacer ni la mitad que el hombre contemporáneo por su modo de vida ha exigido, manifestándose ya el primer aviso, el actual crisis económico mundial, extendido esto ya entre todos los países del mundo.

Este hecho nos demuestra claramente que tomando en consideración, estos cambios tan drásticos, ya no vale la creencia que “el hombre como siempre, ahora también va encontrar la solución correspondiente”, que en este caso sería un autoengaño, por lo que para resolver este grave problema tendríamos que reconocer, que aceptando este negativo acontecimiento, (nunca existida en este escala), como algo natural y tratando directa y separadamente y sin relacionarla con una causa, como estamos haciendo, esto tendría que acabarse en un catastrófico fin, por lo que la única solución que nos queda es centrar nuestras investigaciones sobre la causa de este negativo acontecimiento, al que ya sabemos que es la extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida”, del hombre contemporáneo y la solución es de restablecer la justa “filosofía del mundo y de la vida”, de la especie humana, que exigiría el conocimiento real de la naturaleza psicosomática del hombre, que es un cuestión filosófica, que no nuestros economistas, quienes pretenden resolver este problema, sino nuestros grandes filósofos podrían encontrar la solución necesitada, cuyas “filosofía del mundo y de la vida”, al no coincidir con la indefinida, confusa e incluso contradictoria “filosofía del mundo y de la vida”, de nuestras sociedades, estas intentan despreciarlas, sin interesarse a sus ideas.

Madrid 29 de Diciembre de 2011 Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto
Francisco Z. Lantos
viernes, 21 de septiembre de 2012 20:37
v¿QUE DEBEMOS APRENDER DEL CRISIS ECONÓMICO MUNDIAL?

Este repentino negativo acontecimiento, tomando en consideración que este mal es sólo uno de los innumerables e interrelacionados males surgidos después de la revolución industrial, entre los que los más graves son el antinatural y desenfrenada expansión demográfica y también antinatural excesivo consumo de energía de los hombres de nuestras civilizaciones, los que ni las Naciones Unidas ni de otros Organismos Oficiales y Organizaciones Particulares, cuyos cometidos es de tratar nuestros males, no han dado suficiente importancia a este cambio en la conducta y actividades del hombres contemporáneo, y sin buscar la causa de nuestros males han tomado cada uno directa y separadamente, cayendo en un error de un mal médico quien intenta curar una enfermedad infecciosa manifestada en epidermis con pomada sin conocer la existencia de su causante, la de la infección.

Corrigiendo este erróneo enfoque de juzgar y tratar nuestros males, tomando el caso de crisis económico mundial y relacionarlo este problema con el antinatural crecimiento de la población del mundo y antinatural crecimiento de consumo de energía de los hombres de nuestras civilizaciones, que hoy con su 7.000 millones es 35 veces más que existió en la época de Jesucristo, y el consumo de energía por persona es 3 – 4 veces mayor de lo normal y lo que existió en la época de Jesucristo, significara 35x(3 – 4) = 105 – 140 veces más consumo de energía, pero que este negativo cambio de conducta del hombre aún no ha llegado a su techo y lo que se espera para que población del mundo para el año 2050 llegara de tener 9.600 millones o sea 47 veces más y consumo de energía se extenderá durante este tiempo también entre los países económicamente emergentes, que significa de 2/3 de la población del mundo, y multiplicando estos dos factores nos dará 47x(3 – 4) = 141 - 188 veces más consumo de energía que existía en la época de Jesucristo en mismo tamaño de planeta.

Creo que ante estos hechos no hace falta ninguna demostración que nuestro planeta no posee los necesitados materias primas para satisfacer este desorbitada exigencia de energías y si por un milagro hubiera poder resolver este demanda, las contaminaciones de tierra aire y agua que estos productos causarían, ninguna vida que componen nuestro planeta podría aguantar.

A pesar de estos hechos nuestros economistas continúan considerar este problema como coyuntural y respetando el erróneo modo de vida de los hombres de nuestras civilizaciones, buscan soluciones prácticas para resolver este problema, sin darse cuenta que para obtener el bienestar económica que exigen los hombres de hoy será indispensable asegurar puesto de trabajo para todas las personas, que con la emancipación de las mujeres se duplico la mano de obra en mercado, y con las nuevas maquinarias e instrumentos capaces de producir trabajos de 10 -100 personas será imposible de crear trabajos para todas las personas, y anular en constante crecimiento de desempleo, que si este podría resolverse la consecuencia será la destrucción del medio ambiente y biodiversidad de nuestro planeta será inevitable.

¿Que debemos aprender de estos contradicciones?, es de reconocer que nuestros innumerables e interrelacionados males surgidos desde la revolución industrial no son casuales sino son los manifestados efectos del erróneo modo de vida de nuestras sociedades y la única solución de resolver este grave situación es buscar la solución como poder restablecer la justa “Filosofía del mundo y de la vida” de la especie humana, que como hemos vista en la historia de la conducta y actividades del hombre, esto sólo puede obtenerse logrando establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de la naturaleza especial de especie humana.

Obtener este necesitado cambio, aunque puede parecer paradójico, no serán nuestros economistas, sino algunos sabios o filósofos quienes podrían encontrar la solución necesaria.

Madrid 16 de Noviembre de 2011
Francisco Z. Lantos
Doctor Arquitecto

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas
    
nike free run 5.0 baratas nike roshe run mujer online comprar nike roshe run baratas nike free run 3.0 v5 nike roshe run baratas china nike roshe run baratas nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas mujer zapatillas nike free baratas zapatillas nike roshe run baratas zapatillas nike free 5.0 zapatillas nike roshe nike free run outlet comprar nike roshe run nike free run 5.0 baratas nike roshe run baratas españa nike roshe run mujer baratas nike roshe run comprar nike free run 3 5.0 nike free 5.0 baratas comprar nike free 5.0 nike roshe baratas online nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas online nike roshe run hombre baratas nike free run baratas nike run roshe baratas nike roshe run mujer baratas nike free run 3 mujer baratas nike free 3.0 flyknit