image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
15

La idea del enriquecimiento individual en perjuicio de los demás empieza a ser cuestionada. Poco a poco está siendo sustituida por una visión en la que tiene lugar el avance conjunto donde todos ganan y nadie pierde. Cada vez menos gente piensa que se puede crecer a costa de otro y la competición va cediendo en favor de la colaboración. La certeza de que somos seres interdependientes, es decir, que lo que cada uno de nosotros hace repercute al conjunto, está calando cada vez más profundamente en nuestra conciencia.

A medida que este proceso se despliega a nivel personal, se hace evidente que es preciso fomentar un espíritu de armonía y cooperación en la política y la economía. Esta tendencia indica la necesidad de ir abandonando las organizaciones obsoletas, rígidas y piramidales del pasado para evolucionar hacia formas más participativas, horizontales y cocreativas. Las estructuras basadas en la autoridad, el dominio y la explotación se van vaciando porque no son acordes a los nuevos tiempos y se ven sustituidas por otras nuevas en las que los individuos que las forman han recuperado su propio poder y son dueños de las riendas de su destino.

El resultado de este proceso que se está produciendo en todos los ámbitos humanos es que la estructura piramidal y jerárquica que ha sido el sello distintivo de la organización social se está viendo sustituida por una estructura en forma de red. La implantación de esta estructura pone fin a la sumisión, delegación y dependencia e invita a compartir y cooperar entre iguales tras metas comunes.

La naturaleza ha diseñado muchas de sus estructuras en forma de red. Sin ir más lejos, las células que dan forma a nuestro cerebro, las neuronas, se conectan entre sí en forma de red y el resultado de esta colaboración es una de las piezas más complejas, eficaces y sorprendentes de la creación.

Una red, como organización social, representa la forma más flexible, libre y evolucionada, y no es más que una agrupación de elementos libres que deciden voluntariamente colaborar en pos de un objetivo común. Es la forma natural que utilizan los individuos maduros para relacionarse. Sus integrantes se relacionan de manera horizontal, es decir, de igual a igual, lo que posibilita su libertad, creatividad e iniciativa.

En la mayoría de la ocasiones es la necesidad la que nos empuja a colaborar. En el escenario de grandes necesidades globales que se está desplegando ante nuestros ojos en este momento la colaboración se hace indispensable. La degradación del medio ambiente, la violencia y la pobreza causadas por la desconexión con nuestra alma y el crecimiento ciego y materialista están provocando que las personas más sensibles se esfuercen en crear espacios de colaboración, ya que son retos con los que no podemos solos.

La redes son la arquitectura del mundo futuro. Pero para que puedan constituirse necesitan de seres que hayan recuperado su poder y hayan despertado a un nuevo estado de conciencia.

Sin ese despertar no hay cambio social que valga, no será más que una imposición de un sistema como ya ha ocurrido numerosas veces en la historia, en las que un sistema social supuestamente liberador sustituye a otro sistema opresor, convirtiéndose el primero, con el paso del tiempo, en un nuevo sistema opresor.

Lo que permitirá que en esta ocasión se pueda crear una nueva organización social es el despertar de cada uno de los miembros que la conforman. Es decir, que cada uno de nosotros deje de vivir ciegamente y consigamos que los motores que impulsan nuestra vida dejen de ser el miedo, la codicia y el ansia de poder.

Un porcentaje de la humanidad todavía relativamente pequeño, pero en rápido crecimiento, está experimentando ya en su interior la descomposición de los viejos patrones y el resurgimiento de una nueva dimensión de la conciencia. Cuando esa minoría alcance la masa crítica (un concepto usado en física y que significa la masa mínima necesaria, en un proceso de fisión nuclear, para que dicha fisión se produzca) es posible que algo realmente nuevo y liberador suceda.

Alberto D. Fraile Oliver
www.revistanamaste.com

Publicado en: Hacia la madurez social
Email del autor: contenidos@namasteweb.com

Actions: E-mail | Permalink | Comments (13) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Redes' a Del.icio.us Agregar 'Redes' a digg Agregar 'Redes' a menéame Agregar 'Redes' a Technorati Agregar 'Redes' a Google Bookmarks Agregar 'Redes' a Live-MSN Agregar 'Redes' a FaceBook Agregar 'Redes' a Twitter

Post Rating

Comments

host
# Marta Soler
martes, 15 de diciembre de 2009 11:36
¡Gracias Alberto! La Red nos permite colaborar, nos acerca y nos cambia. Y también nos iguala, independientemente de donde estemos físicamente, de donde vivamos.
Pero Internet también está siendo el verdadero instrumento de la globalización y está haciendo que la competencia también sea mucho más dura: una persona conectada a esta Red en Perú tiene acceso a los misma información y puede desarrollar el mismo trabajo que un español. No hay aranceles en este modelo.
Y justamente así tiene que ser así, pero los desequilibrios son obvios, y estos desequilibrios son parte también de nuesta crisis global.
antonio
# antonio
martes, 15 de diciembre de 2009 12:47
la red y todo lo que ello conlleva nos hace que estemos mas concienciqados de los enormes retos que tenemos por delante en todos los sentidos,pero a la vez tambien nos plantea preguntas que tenemos que hacernos: nos hace mas humanos, cuidamos mas la naturaleza que Dios ha puesto en nuestras manos, ayudamos a mi semejante, al que sufre, al que llora, al que no tiene nada en esta vida? son preguntas que siempre han estado ahy, la red es una gran invento si sabe mos usarla para el bien de todos, pero tambien es un arma de doble fino, si nos aisla, embrutece, etc etc. En los paises democraticos somos libres de decir y usar la red como queramos, pero podra decir lo mismo un chin@ u otra persona que viva en tirania. un abrazo a todo@s.
german
# german
martes, 15 de diciembre de 2009 18:05
Nada nuevo bajo el sol como diria aquel,internet es una gran herramienta pero la gente sigue pasandolo mal, hay hambre, miseria, dictaduras, egoismo, sufrimiento,ni redes sociales y seguimos mas solos que nunca seguimos igual o peor que cuando no habia nada , que a aportado todo esto que se llama internet, mas democracia pues no,igual o peor,si hay una globalizacion pero de la estupidez humana en general,nada nuevo,todo igual.
Alberto D. Fraile Oliver
martes, 15 de diciembre de 2009 18:13
Permitidme que intervenga, veo que los comentarios dan por hecho que hablaba de Internet en el articulo, y no es necesariamente así. Planteaba el trabajo en red, en general, más alla de los ordenadores. Si bien, la estructura piramidal jerarquica ha sido el patrón que hemos empleado en nuestra organización social hasta antesdeayer, planteaba que ahora la red es un nuevo modelo que está emergiendo y sus características son, entre otras, la horizontalidad y la interdependencia. Internet es una red, pero no la única.

Salud
Alberto D. Fraile Oliver
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
martes, 15 de diciembre de 2009 18:50
Estoy completamente de acuerdo con lo que planteas, Alberto.Y lo se por experiencia propia.Ya expliqué en mis artículos como intenté crear una comunidad rural basado en el principio del trabajo en red. Ni individualismo ni colectivismo, sino esta tercera via.
Y lo que falló fué la ausencia del trabajo de desarrollo personal de los interesados.
Aquí tenemos mucho la costumbre de etiquetar a las personas. Pero no solamente a los demás, también a nosotros mismos. Muchos parecían venirme con una etiqueta en la frente que decía: hyppie tolerante y solidario. Y precisamente los que mas presumían eran los mas intransigentes, fanáticos, egoistas e individualistas. En fin, es lo que hay. Es interesante que lo plantees, Alberto, para que esta conciencia valla calando en la sociedad.

Germán: Valoro que participes en este blog, porque todas las aportaciones son interesantes, y las que mas, las críticas, pero, ¿no crees que eres un poco negativo? Lo digo por ti mismo, a mi me es igual que sigas en la misma línea. Dices que Alberto no aporta nada nuevo, pero, ¿qué aportas tu con tu comentario?
Un buen meteorólogo es el que hace una buena previsión del tiempo en los próximos dias. Para explicar el tiempo que hace, no hace falta ser ningún genio. Si sacas la cabeza por la ventana y te mojas, es que llueve, no hay mas secretos. Muchos de los artículos de este blog son pensamientos y deseos de como puede ser una sociedad mejor a la actual. Para ver la que tenemos tampoco hace falta ser ningún genio. Basta sacar la cabeza por la ventana.
Un abrazas
Maria Oliver
# Maria Oliver
martes, 15 de diciembre de 2009 18:53
Hola,
gracias Alberto, y bienvenido. Me ha gustado mucho tu artículo, me gusta más tu comentario, justamente entraba ahora para decir que internet no es la única red! y que como tan bien, la cosa está en funcionar en red, en ser y sentirse nodos de una red... Creo que ése es el quid, ése y tener fe y paciencia, conciencia, Germán, no hay resultado inmediato que valga, creo, eso es seguir en la lógica binaria de siempre, causa-efecto, acción-resultado... estamos en otro modo, creo... el de la vibración, el de la onda...
Y me gusta muy mucho el párrafo final... lo de la masa crítica, (una masa crítica) la necesaria para la fisión, no la fusión... (y lo de la red como arqutectura del futuro... eso si, una red de imndividuos consciente, si no, estamos hablando de hilos anudados, no de red. H y lo de la horizontalidad y la interdependencia.... Desconocemos el poider de esa combinación: habrá que explorar!)
Salud, alegría y masa crítica.
Gracias Alberto!
Maria Oliver
# Maria Oliver
martes, 15 de diciembre de 2009 19:00
exacto, Carles, ya sabemos lo que hay, se trata de plantear algo nuevo, con fe, energía, ganas y sin amargura, que para eso está la realidad, las fotos de dilapidaciones en etiopía, el duomazo a Berlusco, Zapatero deszapatado, Copenhague en agua de borrajas, la mezquindad del vecino del quinto... blablabla, la lista es laaarga, prefiero pasarme el video de ayer, escuchar buena música, informarme sobre aquellos que hacen cosas increíbles como defender los derechos humanos en Zimbawe, alegrarme por gozar de Seguridad social, sonreir, ser coherente... en fin, creer a pies juntillas en que vamos a aprovechar este momento, en que lo estamos haciendo...
Un abrazo
german
# german
martes, 15 de diciembre de 2009 19:13
Carles no creo que sea negativo solo que desde mi punto de vista las cosas para mi no son como por ejemplo las ves tu u otro y no siempre veo todo negativo a lo mejor la realidad es para mi distinta. La critica sea negativa o positiva siempre es necesaria yo al menos lo veo asi. No he dicho que no aporte nada nuevo sino que no hay nada nuevo bajo el sol, pero es una metafora , en absoluto digo que sea valadi lo que dice, pero de eso a decir a todo amen.
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
martes, 15 de diciembre de 2009 20:18
Pero Germán, las cosas como son creo que las vemos muy paracidas tu y yo, y mucha gente mas. Lo único que yo quiero poner énfasis en como cambiarlas, como dice María, con energía e ilusión. Cuestión de matices.
Un abrazo.
Maria Oliver
# Maria Oliver
martes, 15 de diciembre de 2009 20:32
lapidaciones, que las dilapidaciones on otra cosa... en fin, cosas de las prisas y los parecidos, pido disculpas y me sonrojo.
Esther Ibañez
# Esther Ibañez
martes, 15 de diciembre de 2009 23:17
Muchas gracias Alberto por iniciar tu colaboración con nosotros. A parte de felicitarte por tu artículo, en el que has tocado uno a uno casi todos los principios que fundamentan esta página, también quiero felicitarte por la revista Namaste que editas y que contiene entrevistas muy interesantes. Algunas de ellas las has hecho a autores destacados de esta página como Jordi Pigem y Mario Conde.
A mi también me gustaría hacer hincapié en el concepto de sociedad en red versus sociedad piramidal. Muchas veces tendemos a relacionar la red exclusivamente con internet, ya que a raíz de su aparición se empezó a utilizar ampliamente este término. Pero el concepto red se puede aplicar a infinidad de formas de funcionar, entre ellas un término que me gusta especialmente es el Pensamiento en Red, donde sustituimos nuestra forma de pensar lineal basada en la oposición de contrarios por la interrelación de pensamientos, sin tener que colocarlos forzosamente en extremos opuestos. Desarrollar esta forma de pensamiento nos permitirá ser mucho más creativos.

Desde este término podría saltar al concepto de crítica, para intentar que Germán también entienda nuestro punto de vista, porque tengo la sensación de que no hay avance en este sentido. Germán, nos interesa conocer, cuando es posible, que puede aportar cada uno de los participantes en el blog. Cada uno de nosotros tenemos conocimientos en campos diferentes, experiencias de la vida diferentes, percepciones de nuestro entorno diferentes. Encontrar y aplicar esa diferencia por parte de cada uno para mejorar nuestro entorno social es lo que buscamos.
Por eso me gustaría saber, si te parece bién, en que campo profesional te mueves, cual es la vivencia del periodo actual de crisis desde tu punto de vista, como te imaginarías una sociedad mejor, que elementos serian necesarios y si se te ocurre algún tipo de acción colectiva para mejorar algún aspecto concreto.

Carles, me pregunto a hilo de tu comentario si sería posible crear algún espacio para estimular el desarrollo personal. No sé si es suficiente el comentar artículos, quizás deberíamos adentrarnos más en el terreno de las emociones como se comentó el otro día en el artículo de Santi.
Un abrazo a todos
boni
# boni
miércoles, 16 de diciembre de 2009 2:50
la zoociedad en que vivimos piramidal y perfectamente reglada en la que a cada uno de nosotros se nos impone un rol establecido a las circustancias tiene sus fallos,fallos abismales diria yo,por eso la tercera via ,las redes de ciudadanos libres que se unen en un objetivo comun,con la unica ambicion de hacer bien las cosas,de cambiar todo aquello que esta mal,de mejorar la sociedad y de integrar a todas las personas como lo que son,personas,no meros numeros de una estadistica que usar en beneficio de quien sabe quien,siempre han sido una molestia para aquellos que tienen sus posaderas bien asentadas en el poder.
Cambiar las cosas no es facil pero no es imposible,las redes se imponen en nuestra vida cotidiana cualquier persona monta su vida en su propia red ,donde valora a sus proximos de igual a igual ,el problema viene o vendra (espero)si lo que queremos hacer es cambiar el modelo de sociedad,hace unos años seria imposible imaginar algo asi,pero ahora tenemos una herramienta cuyo potencial esta todavia por descubrir...solo hay que descubrirlo
alfredo
# alfredo
miércoles, 16 de diciembre de 2009 8:55
Bonito texto que me hace recordar mi antaño adscripción al anarquismo, al socialismo libertario, a la democracia de Consejos. Horizontalizad, cooperación, no dominio ...Todo resurge, con otros nombres y otras formas, evitando los gravísimos errores como la violencia, el terrorismo de algunos...Espero que alguna vez se una gente y se organice para luchar por una democracia deliberativa, creando alguna asociación que aglutine. Pero se requiere una ardua reflexión, pensadores profundos, gentes de acción...La democracia libertaria, de redes, de Consejos, deliberativa...o el nombre que sea pero que defina lo que se pretende:ir tejiendo nuevos organismos e instituciones de democracia de base y deliberativa(que no es una mera democracia directa), donde se impulse la reflexión, y el consenso, organismos y normas que controlen ese poder, pues incluso un poder de base necesita de controles, para evitar la degeneración. La democratización dee los partidos y las democracia representativa, que de momento es necesaria y no se puede (ni debe, en mi oponión)suprimir .Todo esto y mucho más requiere de gente que reflexione teóricamente y desarrolle unas bases, no como Biblia o dogmas, pero si algo que sirva de punto de apoyo .No hay apenas experiencias históricas, lo único parecido fue la hungría del 56, hasta que los tanque bolcheviques lo aplastaron. Ahí se prefiguro algo interesante: Consejos obreros, con democracia interna, con democracia laboral,que impulsaban el cooperativismo las empresas de propiedad común, dirigidas por los mismos trabajadores resurgimiento de los partidos y asociaciones, prohibidas por el Estado marxista leninista, llamamiento a unas eleciones. Quiero decir que estaba naciendo algo nuevo, algo que mezclaba formas de democracia profunda, en red, o en palabras de la epoca democracia autogestionsaria, de Consejos de trabajadores, con democracia tradicional, representativa. La experiencia no duró, por eso no podemos saber si habría tenido éxito o no. Pero es casi la única experiencia que podría servir de estudio a un nuevo movimiento social, si alguna vez se decide a romper el cascarón
Saludos cordiales

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas