image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio
28

Muchas/os piensan, seguramente -probablemente- porque están convencidas/os de que es así, que utilizando las mismas herramientas que han precipitado al sistema a su actual estado es factible retornarlo al momento anterior al inicio del desastre, y no, no porque el agotamiento al que el sistema ha llegado es fruto de su evolución y tal evolución ha sido participada por las herramientas que han contribuido a agotarlo, por lo que difícilmente dichas herramientas podrán retornar nada a un momento anterior a que comenzasen a actuar. Pero hay más.

Los procesos y utensilios que han contribuido al agotamiento del sistema fueron puestos en marcha por necesidad: si no se hubiese permitido (concedido) un endeudamiento creciente a la población, si no se hubiese permitido (practicado) un desperdicio creciente de recursos, si no se hubiese llevado a cabo (incentivado) una dinámica de consumo desmesurado (desmedido), el crecimiento económico se hubiese detenido (no se hubiese producido), lo que no era asumible en el momento en el que el sistema se encontraba (nunca es asumible algo así cuando se cree -no cuando se piensa- que lo contrario es posible). El objetivo era aumentar el PIB, como fuese, del modo que fuese, y se consiguió.

Lo que sucede es que se olvidó (o no, pero se entró en un bucle inevitable) la regla más antigua que rige la Economía: que el precio (o el coste: a esos niveles se confunden) de lo que sea que se haya hecho, alguien, alguna vez, en algún lugar y de alguna manera, acaba pagándolo, y el precio del crecimiento que el planeta ha tenido en los últimos quince años (un crecimiento negativo también es crecimiento) es el agotamiento del modo de funcionamiento del sistema: del modo que ha propiciado, posibilitado, ese maravilloso crecimiento.

Es decir, ni es posible volver al momento anterior, ni es posible arreglar nada con las medidas que han contribuido al derrumbe del modelo que hemos estado utilizando; en otras palabras, ni es posible retornar a la adolescencia, ni es factible curar con bebidas espirituosas el problema de estómago causado por el abuso de unas bebidas espirituosas que se bebieron para sentirse feliz y animado cuando se era adolescente (o no tanto). La población tiene que continuar creyendo que sí, que el milagro es posible porque, de momento, conveniente es que lo crea; porque, de momento, la población tiene que continuar con sus rutinas; y de momento la gente lo creerá porque desea creer que es posible volver al ayer, porque necesita creerlo.

Ya no volveremos a ser lo que fuimos ni a usar lo que usamos; faltan meses para la completa conciencia de ambos hechos, pero ya se están vislumbrando cambios, fisuras en un mensaje hasta hace poco monolítico: expertos que hace escasas semanas pronunciaban unas palabras ahora dicen otras (a veces las contrarias), Gobiernos que argumentaban manifestaciones con una certeza cierta ahora diluyen sus razonamientos y se refieren a plazos más largo (e indefinidos), instituciones que razonaban de un modo ahora han modificado su enfoque. De momento todo es muy sutil, todo es muy flotante, pero, también muy diferente. El resultado es el enquistamiento de la incertidumbre.

La solución no puede estar en lo viejo: está en lo nuevo, en un nuevo modo de funcionamiento, en un nuevo modelo económico y social, pero con él ya nada será como antes porque nada puede ser ya como antes: aquella playa virgen y desierta hace tiempo que sólo pervive en nuestro recuerdo. Y las cosas nuevas siempre son difíciles, sobre todo si suponen vivir peor.
Aunque, en el fondo, todo es cuestión de imaginación: un automóvil no deja de adquirirse por falta de financiación, sino por ecologismo; la vida de un abrigo no se prolonga seis años por falta de renta, sino por eficiencia; el viaje a las Maldivas no deja de hacerse por inaccesibilidad al crédito o por disminución de la renta, sino porque en el pueblo de los suegros se conserva el tipismo de lo auténtico; las dos botellitas de Mumm de cada fin de semana, la corbata de Hermes, no dejan de beberse, no deja de comprarse porque la tarjeta haya sido anulada hace meses, sino porque la cerveza con gaseosa es más sana y un polo de cuello alto de mercadillo más llevadero.

En LA solución, con LA solución, objetivamente se vivirá peor (con relación a lo que nos habían dicho que era lo conveniente: en el último boom -suena a título de film taquillero, ¿no?: ‘The Last Boom’- el broker que no tenía un apartamento en Chelsea o en Kensington o en Merylebone por el que había pagado, al menos, un millón de pounds no era nadie: tenerlo era lo conveniente), pero la gente no lo vivirá mal porque se construirá un modelo personal-social en el que todo sea adaptable. ¡Que remedio!: si las revoluciones ya no están de moda algo habrá que hacer para llegar a mañana, ¿no?.

(De nuevo: podría haber eliminado los paréntesis: es parte del texto. Se está diciendo que algunas economías están empezando a recuperarse, y lo están haciendo, se dice, debido a que exportan. Bien. Esa pretendida recuperación va a ser temporal y va a durar lo que dure el impulso de las ayudas e inyecciones: nada crearán porque nada se crea en las crisis sistémicas, pero, además, lo que sucede es que si alguien exporta es porque alguien importa, y si hoy un país exporta, algo tendrá en ello que ver los fondos inyectados y algo tendrán que ver los fondos inyectados por los Gobiernos de los países que importen en las economías importadoras. (Ya, ya: la financiación: alguien tiene que comprar / tendrá que comprar toda la deuda generada, pero eso es otra historia).

En ese esquema, temporal, transitorio, España no participa, ¿por qué?, pues por su modelo productivo, esa cosa de la que cada vez se habla menos porque, supongo, quienes aventaban el tema han visto lo que el tema supone. Resumamos.

España tiene una demanda exterior débil porque no es competitiva debido a que su productividad es baja ya que su nivel de inversión (pública y privada) es reducido y su dintel de cualificación no es el adecuado … ya que produce bienes y servicios de bajo valor añadido; y, a la vez, España tiene una demanda interior -consumo- tanto para inversión como para cachivaches que es función de la tasa de ocupación de su población activa y del volumen de crédito que se conceda a esa población. Junten todo, sumen, resten y simplifiquen.
España lo tiene mal, muy mal, francamente mal, no ya para unirse a esa recuperación temporal, sino pensando en mañana. A España le cayó del Cielo un Maná que se utilizó como se utilizó, eso ya no importa, pero que se acabó, y España tiene lo que tiene: lo que tenía, y poco más; bueno, no, bastante más: ocho millones de habitantes más que contribuyeron a recoger ese Maná que ya no cae y bastantes ciudadanas y ciudadanos que nacieron al calor de ese mismo Maná).

La solución: debe irse pensando ya en ‘el día después’: ‘The Day After’ (Nicholas Meyer, 1983). Pienso que, como aproximación, deberíamos ir ya pensando en el día de después de la crisis. Insisto: como aproximación. Para meditar apunto una serie de premisas de partida y unas cuantas medidas que estarían en línea con esas premisas. Ni una ni otra lista son exhaustivas. (Dirán que son planteamientos bastante fuertes, y sí; pero es que, recuerden, tenemos que afrontar un cambio sistémico).

Publicado en La carta de la bolsa
Agosto 2009

Publicado en: La crisis
Email del autor: 26390eir@gmail.com

Actions: E-mail | Permalink | Comments (22) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar '3- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a Del.icio.us Agregar '3- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a digg Agregar '3- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a menéame Agregar '3- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a Technorati Agregar '3- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a Google Bookmarks Agregar '3- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a Live-MSN Agregar '3- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a FaceBook Agregar '3- Reflexión sobre la crisis económica. Santiago Niño' a Twitter

Post Rating

Comments

host
# Marta Soler
lunes, 28 de septiembre de 2009 10:08
No puedo evitar comentaros lo que acabo de leer: "El Gobierno subirá el IVA al 8% y al 18% a partir del 1 de julio del 2010. A partir de entonces, el tipo reducido del 7% pasará al 8% y el tipo general del 16%, al 18%. Quedará invariable, en el 4%, el tipo mínimo, de alimentos y medicinas."
¡Dos puntos de subida! Y nos dicen que la comida quedará invariable en el 4% Pero en el carro de la compra hay muchas cosas que no tienen un 4% :(
Para muchas familias todavía va a ser más díficil llegar a final de mes.
Sergio Gonzalez
# Sergio Gonzalez
lunes, 28 de septiembre de 2009 10:17
Además del agravamiento de la situación de España, que no tiene un tejido industrial como el alemán o el francés, se suma la deuda que ha adquirido el Esatado a base de subsidios y mas subsidios, junto con una política laboral que no funciona, y no la quieren, por que nos e atreven, a cambiarla, además de tener una Administración gigantesca, con un funcionariado que como la ley laboral, nadie se atreve a tocar, lastran y lastran la deuda y consecuentemente la recuperación económica. Se suben los impuestos para que España no entre en quiebra. pero si subes los impuestos para recaudar mas y loq ue consigues es cargarse la recuperación y la producción y el gasto o ocnsumo, es evidente que no recaudarás mas. Elemental, solo un imbécil no lo entendería, pero es que el imbécil, lo tenemos sentado en la Moncloa. Que le vamos a hacer...........es lo que tiene la democracia.....
Carlos Sánchez
# Carlos Sánchez
lunes, 28 de septiembre de 2009 13:46
Una parte muy importante de la competitividad de nuestras empresas se ha ido en la adquisición de naves industriales y de oficinas. Los empresarios se han visto caso obligados a comprar el continente de sus actividades económicas porque de lo contrario, la banca limitaba sus capacidades de financiación. En cambio, si la banca tenía una garantía hipotecaria, el empresario podía endeudarse. Esta práctica ha sido muy perversa porque ha endeudado el tejido empresarial en "ladrillos" no invirtiéndose esas cantidades en desarrollo de nuevos productos, en innovación, en formación del equipo humano o en mejora de procesos. PAra más inri, esa dinámica de adquisición de patrimonio inmobiliario llevo los precios por las nubes significando un enorme esfuertzo de las empresas que compraron durante el ciclo alcista, que fue muy largo. Incluos muchos empresarios se plantearon el cierre de su actividad para dedicarse a gestionar su patrimonio inmobiliario, que ya les daba suficientes ingresos y se ahorraban tantos esfuerzos y problemas con el personal de la mercantil.

Ahora queda un parque de naves y oficinas que valen mucho menos de lo que costaron a sus propietarios, muchos de ellos empresarios, que no quieren vender a pérdida y están comprometiendo el futuro de sus empresas.

Hemos visto que el modelo de "todos propietarios" es insostenible y, sin embago, vemos como el Estado sigue queriendo desarrollar VPO's y VPT's. Es sólo un ejemplo de que Santiago tiene mucha razón. Se intenta salir de la crisis con las herramientas que nos conjureon a ella. Yo ya estoy preparado y mentalizado a vivir en crisis el resto de mi vida, porque esta crisis va a durar más años que yo (en el supuesto caso que se agoten mis días en tardía senectud).
alfredo
# alfredo
lunes, 28 de septiembre de 2009 16:36
Yo sigo soñando con la salida del socialismo cooperativista y democrático. Los trabajadores pueden organizarse y cambiar el sistema progresivamente. En empresas sociales, autogestionadas, sin patronos, se puede ser más productivo, al combinar libertad, igualdad y solidaridad entre sus componentes .Trabajando 35 horas a la semana, pues no se es más productivo ampliando jornadas. Impulsando las energías renovables, la ciencia y la investigación, un turismo de calidad, impulsando el alquiler...Para eso se necesita un movimiento cívico político que no existe hoy por hoy, que controle la trasparencia de las administraciones, de los cargos públicos, que limite los salarios impidiendo sueldos excesivamente alto(como proponía, por ejemplo la UCE), mientras se extiende ese proyecto cooperativista
antonio
lunes, 28 de septiembre de 2009 18:52
creo que de esta crisis ,si es que algun dia salimos de ella, saldremos mucho mas pobres, nuestros bolsillos mas menguados aun de lo que estan, ya nada volvera a ser igual, pasara mucho tiempo hasta que veamos una luz y para entonces como dijo aquel:tos calvos.
vericad
# vericad
lunes, 28 de septiembre de 2009 19:25
Leñe, clarificador el penúltimo párrafo. Todos lo veíamos pero no acertábamos a describir el peligroso mecanismo de la dependencia del motor económico "construcción".
Juan Trigo
# Juan Trigo
lunes, 28 de septiembre de 2009 19:52
“¿Qué podemos hacer?” ¿Recuerdan amigos aquella película “El Año que Vivimos Peligrosamente”, de Peter Weir, con Mel Gibson, Sigourney Weaver, y Linda Hunt acerca de la caída de Sukarno? Pues me ha venido a la memoria el último párrafo (como dices Vericat) del tercer artículo de Santiago Niño Becerra. ¿Recuerdan como el personaje que encarna Linda Hunt, para mí el personaje central de la trama (aunque tal vez no de la película), pregunta machaconamente: “¿Qué podemos hacer?” Aparte, claro de abstenernos en las próximas elecciones… para dejar el campo libre a los disciplinados votantes del PP (la derecha siempre ha ganado los conflictos en base a la disciplina de sus bases, disculpen la redundancia).

Bueno, simplemente es una reflexión por la envergadura cósmica de la situación creada por el aprovechamiento de nuestro infantilismo social – léase comodidad – por quienes se han encaramado al poder.

En La Vanguardia del viernes un artículo de una fantástica periodista que lamento no recordar su nombre nos recuerda lo que significa reciclar y economía sostenible: ¿Estamos dispuestos a limpiarnos el trasero con papel reciclado, como se hacía antes, a no forrar los libros con film de plástico, a tomar la iniciativa sobre lo del uso de carritos para la compra en sustitución de las bolsas de plástico, como se hacía antes… y muchos etcéteras más?

El poder solo corrompe y/o se aprovecha de quien se deja.

Sergio Gonzalez
# Sergio Gonzalez
lunes, 28 de septiembre de 2009 21:05
¿ Qué podemos hacer ? excelente pregunta.......pensar, imaginar y sobre todo, sobre todo, arriesgar !!!!!!
Sharker
# Sharker
lunes, 28 de septiembre de 2009 23:12
¿qué podemos hacer?

Os pongo una frase escrita por Martin Niemöller, pastor luterano alemán, durante la segunda guerra mundial:

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.


El sistema nos está ahogando y nadie dice ni hace nada, cada vez conozco más casos de mobbing, pero como a mi no me afecta yo tranquilo que cada palo aguante su vela!!! Qué error!!! Algún día, no lo dudes amigo, te tocará a ti. Y ahora volvamos a preguntarnos que hacer, para empezar, actuar!!
alfredo
# alfredo
martes, 29 de septiembre de 2009 8:52
Estoy de acuerdo amigos, hay movimientos y grupos que podrían unirse. Verdes, Por un mundo más justo, AReNcI, movimientos ciudadanos...así se podría plantear un movimiento ciudadano alternativo que propusiera reformas .El problema es quién da el paso de aglutinar. Yo me sumaría gustoso
Esther Ibañez
# Esther Ibañez
martes, 29 de septiembre de 2009 11:13
Alfredo, siempre esperamos que venga un lider, alguien que aglutine, que nos conduzca y con ello siempre caemos en elmismo error, ser manipulados y verticalizar los movimientos, unos pocos arriba y la mayoría abajo. Ha pasado innumerables veces a lo largo de la historia y no conseguimos salir del círculo vicioso. Pienso que e necesario movernos de una manera diferente, horizontalmente y sé que no sabemos como hacerlo porque es algo demasiado nuevo y poco experimentado. Pero este es el mayor cambio que la sociedad puede vivir y precisa de un aprendizaje continuo, del ensayo-error, sin desanimarnos porque el proyecto es de mucha envergadura.
Desde que empezamos en esta página puedo percibir muchos cambios en la manera de comunicarnos, en las ideas que se transmiten aqui. Poco a poco van tomando forma, cada vez hay más aspectos en los que todos nos sentimos identificados.
Cuando hablo con Marta Soler, la persona que da soporte técnico a esta página, Marta me comenta que nos falta acción, que tendríamos que empezar a proponer acciones concretas especialmente hacia donde dirigir el consumo porque sino todo se queda en palabras. En parte, Marta tiene razón, pero mi sentir me dice que ese momento llegará cuando nos veamos forzados por las circunstancias, si para entonces (creo que queda menos de un año), conseguimos crear una red sólida de personas comprometidas y conscientes, las acciones podrán ser llevadas a cabo de una manera más efectiva.
No obstante, todo esto que digo esta basado en la intuición, sería interesante que cada uno de vosotros también pudieseis comentar vuestras intuiciones ya que la creación de una red civil horizontal como mecanismo de control del poder vertical, es algo tan nuevo que precisa de altas dosis de intuición.
Un abrazo
alfredo
# alfredo
martes, 29 de septiembre de 2009 12:33
Ester, hola amiga. No me refiero a un líder, un mesías. Me refiero a un partido, un colectivo, una asociación, que consiga ir uniendo en una alternativa a otros con una visión socioeconómicas diferente(en mi caso yo soy afín al socialismo cooperativista, otros son verdes..., pero creo que en este tipo de movimientos puede encontrarse una afinidad en la busca de una sociedad de individuos y trabajadores libres e iguales...)
Perdonar si se ha entendido mal
Esther Ibañez
# Esther Ibañez
martes, 29 de septiembre de 2009 14:36
Alfredo, no hay nada que perdonar. Te había entendido en parte, pero aproveché para puntualizar lo que creía importante.
A mi tambien me gustan las ideas del socialismo cooperativista en su base, al igual que la de los verdes. El problema es que creo que es importante trascender la idea de grupos políticos porque siempre nos conducen al mismo sitio, quedarnos con la base filosófica, cn su parte positiva y trabajarla en el día a día. Por ejemplo, personas que estan en el paro, pueden unirse y formar una cooperativa. No necesitaríamos que se implantara a nivel político. Si cada vez hay más cooperativas que funcionan bien y que coexisten con la empresa privada vertical, los empleados podran elegir de que forma trabajar. Si además estas cooperativas funcionan con premisas claras de protección al medio ambiente se incoorpora la filosofía de los verdes. Y así sucesivamente...
Tenemos que cambiar la manera de funcionar desde abajo, creo que desde arriba es imposible.
alfredo
# alfredo
martes, 29 de septiembre de 2009 16:00
Estamos de acuerdo en parte Ester. Pero sería en mi opinión necesario crear un movimiento cívico político que pudiera aglutinar movimientos o partidos de estas ideas. Con democracia interna. Es decir con cargos elegidos por las bases por un tiempo, y con posibilidad de cambiarlos. Es decir un" partido" diferente, dirigido por sus militantes y afiliados .Partido diferente que impiulse y apoye esos cambios, como el cooperativismo por ejmplo, o la economía sostenible. Quizá es difícil, pero no es incompatible crear un movimiento político que sea a la vez de base,y que apoye movimientos de base y los impulse, pero que también sea realista y luche por tener representación parlamentaria, y que, pueda ser votado, ¿porque no?. Bueno, es la idea que tengo hace tiempo en la cabeza.Un saludo afectuoso
Esther Ibañez
# Esther Ibañez
martes, 29 de septiembre de 2009 23:12
De acuerdo Alfredo, solo que me gustaría ponerle otro nombre diferente a "Partido político". Necesitamos palabras nuevas para ideas nuevas.
Otro saludo afectuoso para tí
Davide
# Davide
jueves, 01 de octubre de 2009 11:59
Hola Esther,
debo decirte que estoy totalmente de acuerdo con tu compañera Marta; para mí cualquier idea, cualquier consejo, cualquier "buena palabra" que no vaya acompañada de su acción correspondiente pierde casi todo su valor, y digo casi porque considero que si al menos están escritas, tarde o temprano pueden recuperar su fuerza, y como decía la canción del verano "una acción, reacción y repercusión".
Hace tiempo que muchos de los aquí presentes nos vamos preguntando ese ¿que podemos hacer? y no veo que crear asociaciones, grupos o organizaciones sea una idea de fácil realización. Siempre he pensado que los recursos están ahí y siempre lo han estado aunque posiblemente no lo sepamos. Nuestra sociedad, nos guste o no, se basa en el compra y vende, sea lo que sea, en cualquier escala pero en toda nuestra vida, no hacemos más que comprar y vender. Para mi entender como consumidores natos que somos todos (en mayor o menor cuantía) es ahí donde puede radicar nuestra fuerza. Nosotros somos libres de comprar lo que queramos, podemos ejercer esa decisión y lo bueno sería poder ejercerla con conocimiento de causa/efecto. Como bien nos va diciendo nuestra Generalitat de Catalunya:"la era de los pequeños gestos ha comenzado"
Todas esas pequeñas decisiones diarias de por ejemplo "que leche compro?" la Ato o la Pascual podrían estar basadas no en su publicidad o en su marketing de promociones sino en hechos como ¿donde se envasa? ¿Cómo? ¿es una empresa ecológica? ¿es una empresa ética? ¿tiene medidas de conciliación familiar?.... etc. Si la respuesta es sí a todo, es un ejemplo de las empresas que queremos para nuestro futuro,entonces demos nuestro soporte con la compra de sus productos. Utilizemos la compra inteligente, pero ojo,muchas grandes multinacionales ya está al caso de esa tendencia y a veces nos la venden en falso.... La cuestión seria como siempre de donde sacamos la información, ¿será información contrastada? ¿será adulterada?
Que es mejor,comprar un Seat o un Nissan, o cualquiera de los dos es mejor que un Ford o un Hyundai. Es lo mismo beber Fontvella que Aquarel?
Igual de importante que la compra inteligente seria también el consumo responsable... todos son temas ya oídos y leídos,pero sigo creyendo en sus argumentos, sigo creyendo que esa es la fuerza que tiene nuestra sociedad consumidora, no creo en la fuerza del voto ya que según voy viendo,vaya a donde vaya el voto, el resultado global va a ser el mismo, aunque con otros protagonistas.
Esther Ibañez
# Esther Ibañez
jueves, 01 de octubre de 2009 16:20
Gracias Davide, esto que relatas sobre le consumo es precismente de lo que hablamos Marta y yo. El problema es que no tenemos la información real para decidir e intuimos que de todos los productos necesarios, muy poquitos cumplirian los requisitos éticos para ser consumidos.
Probablemente tenemos que escribir un artículo que solicite este tipo de información, si entre las personas que leen o escriben comentarios, alguién puede dar datos porque conozca la manera de funcionar de algunas empresas.
Esta es una labor que debemos hacer entre todos, de momento la mayoría se dedican a leer, a opinar, pero la labor de investigación sobre este tema precisa tiempo y dedicación. Yo personalmente me siento desbordada por la tarea diaria de encontrar autores para escribir y organizar la aparición de los artículos en esta página. Siempre hago llamamientos verbales y algunas veces escritos para que cada uno asuma partes de una tarea y asi entre todos podamos dar vida a este proyecto. Pero en cambio, recibo muchos correos de personas dando ideas, enviando recortes de prensa,esperando que no sé, quizás yo las desarrolle y yo no dispongo de más tiempo del que tengo.
Digo todo esto y espero que no se interprete como una queja, sino como un llamamiento a la colaboración. Emplear todos un poco de nuestro tiempo en la realización de tareas que sean más afines con nuestras cualidades e intereses para poder construir una autentica red de acción.
Una vez un amigo me comentó entusiasmado: ¿Esther, te das cuenta del poder que tenemos realmente? Imáginate si nos ponemos de acuerdo en retirar nuestros ahorros de una determinada entidad, de una manera lo más discreta posible, podemos hacerla desaparecer. Y si esa entidad fuera una de las más importantes hasta podría ser una forma de presión al gobierno y a las medidas fiscales que se estan tomando.
No hace falta violencia, ni manifestaciones multitudinarias, tan solo una revolución silenciosa pero efectiva.
Para ello tenemos que practicar en el diálogo también, solo así podríamos ponernos de acuerdo.
Sinceramente, creo que la filosofía que se encuentra en esta página y en algunas otras de la red, es el principio de la gran revolución civil silenciosa del siglo XXI.
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
viernes, 02 de octubre de 2009 19:17
Esther, en el fondo todo es lo mismo. Todo depende de nosotros. Si somos pocos, no tenemos fuerza. Tanto da si creamos un partido político como si proponemos un boicot a una empresa. En Alemania, hace años, cuando la Shell quiso hundir una plataforma petrlolífera en el Mar de Norte, se promovió un boicot. El resultado fué un descenso de la facturación de un 30% No tuvieron mas remedio que rectificar y desmontarla, en vez de hundirla. Eso es poder. Aquí (en España) hablamos mucho y no hacemos nada. Un directivo del BBVA recibe una prima multimillonaria por dejar su cargo. Muy bien,es una entidad privada y pueden hacer lo que quieran.Pero sus accionistas,aunque tengan pocas acciones, a la hora de delegar el voto, han de ser los que den su opinión, pues esa prima va en detrimento a los beneficios de la sociedad. Pero los clientes del BBVA también tienen algo a decir.A los que les haga mal la vista tanto dinero para ese personaje, pueden ir al banco y cerrar su cuenta, explicando sus motivos. ¿Os imaginais que el 30% de los clientes cerrasen su cuenta?
Una conocida trabajaba en el Alcampo de Mataró.Le hicieron ir una noche para hacer un inventario.Tuvo que desplazarse 5 Km. en ciclomotor en invierno,con lluvia,a las dos de la madrugada. Cuando llegó le dijeron que en realidad solo había trabajo para 45 minutos, que fué lo que le pagaron. Pues que se sepa como tratan a la gente allí.
En el Mercadona, en cambio, siguen una exquisita polítaca de conciliación de la vida laboral y familiar. El resultado es que el índice de nacimientos de las trabajadoras de Mescadona es el doble que del conjunto de las trabajadoras del país.
También nos las pueden dar con queso.Recientemente se hicieron algunos comentarios sobre las bombillas de bajo consumo y la conveniencia de su uso. Al argumento de que no son buenas para nuestra salud, por la calidad de la luz que emiten, habría que añadir que en realidad no contribullen al ahorro energético, ya que hay que tener en cuenta la energía que consume su reciclage, que no compensa el que antes ha ahorrado.
Pero como bien dices, Esther, recopilar estos datos es trabajo, por más que sea interesante.
Un abrazo.
Big Brother Lesbian Scene
sábado, 24 de abril de 2010 15:00
�� x234122 Buy amoxicillin 500mg it is best antybiotic for pneumonia and also antibiotic for bronchitis. In our pharmacy You can buy amoxicillin no prescrition.

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas
    
nike free run 5.0 baratas nike roshe run mujer online comprar nike roshe run baratas nike free run 3.0 v5 nike roshe run baratas china nike roshe run baratas nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas mujer zapatillas nike free baratas zapatillas nike roshe run baratas zapatillas nike free 5.0 zapatillas nike roshe nike free run outlet comprar nike roshe run nike free run 5.0 baratas nike roshe run baratas españa nike roshe run mujer baratas nike roshe run comprar nike free run 3 5.0 nike free 5.0 baratas comprar nike free 5.0 nike roshe baratas online nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas online nike roshe run hombre baratas nike free run baratas nike run roshe baratas nike roshe run mujer baratas nike free run 3 mujer baratas nike free 3.0 flyknit