image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
09

Pedro era un jefe duro, autoritario, con carácter. Una de esas joyas taylorianas que creían en la dualidad empresarial. Sus órdenes no tenían fisuras, cuando él decía algo, se hacía y no se discutía. Dar tu opinión delante de él era un reto y una osadía que podía resultar muy cara.

Para él, la empresa era dividida por buenos y malos, jefes y operarios. Su misión era atacar al enemigo, y mantenerlos alejados de la zona amiga.

Para ello utilizaba todo tipo de artillería. Ligera: mirada altiva, semblante serio, negación del saludo. Y artillería pesada: mentiras, malos modales, gritos, despidos... Todo un arsenal dedicado a mantener alejado a todo aquel que osara dar su modesta opinión.

Su equipo no formaba parte del bando enemigo pero eran tratados de la misma suerte. Éstos habían aprendido a mantenerse poco activos y sólo lo hacían cuando eran ordenados directamente por Pedro. Todo un derroche de diversidad y creatividad.

Sus frases favoritas eran del tipo: "los operarios actúan con desidia, los operarios boicotean la producción, los operarios no saben trabajar, tenemos que cortar la cabeza a Fulanito, Menganito está en el punto de mira..."

Cuando había reunión de jefes, la mayoría del tiempo se la pasaban criticándose unos a otros, y el tema favorito -como no- era mortificar a los trabajadores. Cualquier nueva propuesta pasaba por martirizar a éstos. Y entre ellos, todo eran excusas a costa de lo mal que lo hacían los demás. Al acabar estas reuniones sumarísimas, salían de ellas con hambre de carne y se los podía ver paseando -acechando- inquietos por la sección en busca de alimento.

Un buen día salió el sol, la primavera hizo acto de presencia. El invierno fue duro y a punto estuvo la empresa de irse al 'carajo'. Un rayo de luz llamado ERE iluminó al clan familiar. Y decidieron contratar a un nuevo director general; Paco.

Éste había sido un antiguo operario que harto del mal ambiente y el despotismo de Pedro, decidió marcharse y buscarse la vida en otro sitio. Paco se prometió que algún día volvería y acabaría con semejante esquizofrenia. Esa rabia la supo canalizar y aprovechar para hacer el bien allí dónde estuviera. Para ello profundizó en técnicas de control de las emociones y ejercicios de meditación.

Y con esa pasión y amor por los demás acabó siendo un reconocido asesor de empresas. Fue duro, el mundo empresarial estaba liderado por auténticos psicópatas. Y allá dónde estuviera siempre había alguien ambicioso, sin escrúpulos dispuesto a ponérselo difícil. Pero ése no era asunto suyo; el decidió coger siempre el camino largo, desconocido. El camino de no pisar y perjudicar a nadie. Y con esa filosofía se fue ganando el cariño y admiración de los demás.

Al contrario de lo que se pueda suponer. No sacó su espada samurái y cortó la cabeza -que tan gustosamente muchos hubieran preferido- a Pedro y sus adláteres. Incluyó e integró a Pedro y sus 'soldados' en parte de su equipo y así demostró que el odio no puede ser el motor del mundo. En el fondo éstos eran víctimas y sólo necesitaban algo de cariño.

Después de seis meses la nueva cultura fue contagiando a toda la organización. Los operarios pudieron disfrutar del nuevo Pedro, ahora más cariñoso y con una sonrisa siempre en los labios. Se crearon grupos de mejora, en los que colaboraban directivos, operarios codo con codo. La empresa era cosa de todos y la resolución de problemas pasaba por la unión y la diversidad.

Y sonó el despertador… eran las 5 de la mañana, Paco se incorporó a golpe de despertador. Había tenido un sueño maravilloso... Se vistió, se puso el mono de trabajo y mientras conducía hacia la empresa se prometió que aquel sueño lo haría realidad. Y con una amplia sonrisa que inundó todo su rostro, apretó el acelerador.

Actions: E-mail | Permalink | Comments (19) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Cuento de verano…' a Del.icio.us Agregar 'Cuento de verano…' a digg Agregar 'Cuento de verano…' a menéame Agregar 'Cuento de verano…' a Technorati Agregar 'Cuento de verano…' a Google Bookmarks Agregar 'Cuento de verano…' a Live-MSN Agregar 'Cuento de verano…' a FaceBook Agregar 'Cuento de verano…' a Twitter

Post Rating

Comments

Sergio Gonzalez
# Sergio Gonzalez
miércoles, 09 de septiembre de 2009 8:49
Pedro tiene un problema personal de inseguridad, falta de autoestima, complejos varios y lo que debería hacer es ir al psiquiatra.
Federico Correa
miércoles, 09 de septiembre de 2009 12:37
Uno se ve reflejado en este cuento, o mejor dicho en este relato del a realidad de muchos. He vivido una situación parecida, con el Pedro de turno, perdón al resto de Pedros. Me llamaba la atención su perfil, siempre alguien tiene la culpa de lo que ocurre, jamás es su responsabilidad, cada nuevo fichaje cumple perfil pro-Pedro, pero lo más curioso es que en empresas donde Pedro es también el dueño, poco hay que hacer, este supuesto es el que viví, hasta que la empresa tienda a desaparecer, pero cuando existen personas por encima de Pedro, que en principio parecen capaces y coherentes,¿Porqué mantienen a este tipo de personaje que sólo crea malestar, tensión, envidia?. De todas formas como dicen en Aquarius, el ser humano es extraordinario, y existen muchos, muchos , muchos más Pacos que Pedros.
Andrea Sydow
miércoles, 09 de septiembre de 2009 12:39
gracias nacho, por nutrir este idealismo. una amplia sonrisa inunda mi rostro y sigo con mi trabajo
Enric Font
# Enric Font
miércoles, 09 de septiembre de 2009 13:08
Me encanta la ilusión y fuerza de Paco de apretar el acelerador para llegar antes a la empresa e iniciar con ilusión el proceso de cambio. Genial! Gracias por la historia.
Carlos Sánchez
# Carlos Sánchez
miércoles, 09 de septiembre de 2009 13:28
Bienvenido Nacho, ya teníamos ganas de leerte. El poder destructor del odio es total. Letal. Pero el poder constructor del amor es inmenso, infinito. Generalmente recibimos mucho más de lo que damos cuando estamos en la vibración del amor. Y es que el valor de una sonrisa o de una palabra amable es tan grande! Saber construir relaciones desde el respeto es permitir que la naturaleza siga construyendo con su fuerza.

Gracias otra vez Nacho,
Maura Calles
# Maura Calles
miércoles, 09 de septiembre de 2009 14:02
El sueño de Paco, ya se real y está al alcance de todos.
Si no quieres ser una victima en las depresiones económicas tienes que aceptar un compromiso y se están asumiendo compromisos en los que el triunfo se obtiene ayudando a otros a encontrar el suyo.
Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 09 de septiembre de 2009 14:06
Hola Nacho, a este paso habrá que nombrarte cuentista!
Gracias por recordar (reforzar?) la importancia de los sueños... desde la "pasión y amor por los demás".
Bien por ese acelerón, a conciencia!
Ramon Fernandez-Cid
# Ramon Fernandez-Cid
miércoles, 09 de septiembre de 2009 14:14
Yo suelo aplicar una estrategia que es la de devolver bien por mal,no es altruista,todo lo contrario,es muy maquiavélica ya que a mi me hace sentir bien, y al que me hizo mal previamente,si tiene conciencia,le hace sentir muy mal,es decir,deudor de mi.
Yo quedo como un hombre honesto,nada vengativo,y conciliador,lo que agranda mi imagen ante los demas;el otro queda como mezquino,rastrero y vil.
¿Quien gana?.
En muchas ocasiones he tenido la oportunidad de sacar mi Katana y cortarle la cabeza al que se lo merecía,y en alguna ocasión lo he hecho,aunque siempre he procurado que fuese de forma justa y ejemplarizante (con toda la razon,vamos...),después he evolucionado y he pensado que porque el otro sea un hijo de p..... no se justifica que yo tambien lo sea,así es que ahora hago lo que dije mas arriba (aunque me esté muriendo de ganas de sacar la Katana.......).
En mi trayectoria profesional me he encontrado a muchos Pedros,y la verdad es que a pocos Pablos,esa es la lástima y el desastre con que se encuentra la Empresa.
Por eso,decía yo,a proposito de la MTC y de lo que me indicaba María que un buen análisis del caracter de cada empleado y directivo y su clasificación como perteneciente a un tipo u otro de la Ley de los Cinco Elementos,y un buen programa informático de análisis de compatibilidad y la creación de modelos de competencia y proyecciones de caracteristicas y habilidades (reunir a los compatibles y sacar del grupo a los incompatibles) podría ser de utilidad.Al final,la moraleja es que importa, y mucho, para el funcionamiento de una Empresa ,como se llevan entre ellos sus componentes,cada uno en su responsabilidad y ocupación.Vicente Verdú dice que el modelo piramidal está obsoleto y que hoy,y en el futuro,será de mas utilidad un modelo horizontal o de red.Por lo tanto,las relaciones interpersonales serán cada vez de mayor consistencia (siempre lo fueron aunque no se tuvieran en cuenta).
Por poner un ejemplo deportivo: Acordaos que pasó en el Madrid cuando perdió a Makelele.
Gracias Nacho por el ejemplo y la oportunidad de comentarlo
Gabriela Germain
# Gabriela Germain
miércoles, 09 de septiembre de 2009 16:04
¡Felicidades Nacho! ¡Siempre contagiando optimismo!
carmen
# carmen
miércoles, 09 de septiembre de 2009 16:20
La verdad, es que Paco es una persona acomplejada que no afronta los problemas cuando se presentan y prefiere soñar con un mundo mejor donde le daran un premio por ser buena persona, se nota tu educación cristiana .
El premio está, en hacer todos los días tu trabajo lo mejor posible, sin necesidad de pisar a nadie, para satisfacer tus fusdtraciones personales, todo lo demás viene rodado
Ailed
# Ailed
miércoles, 09 de septiembre de 2009 16:34

Tenganlo por seguro que ese sueño lo tienen la mayoria de adultos aborregados desde el miedo, a permanecer en una empresa de este tipo solo por la "estabilidad" de un sueldo, obviamente mal pagado a fin de mes.

Creo que hay los adultos estamos por decirlo de cierta manera destinado a 2 grandes misiones o hacer ambas en el mejor de los casos.

1° Formar una Empresa, comenzando por encontrar su pasion en la vida y dedicarse a hacerla crecer, es como formar una familia, tienes q saber que quieres como empresa, buscar socios y colaboradores, buscar un ambiente adecuado y comenzar a producir, BRINDAR SERVICIOS O PRODUCTOS DE CALIDAD U SOBRETODO ELABORADOS CON MUCHA DEDICACION Y RESPETO POR EL CONSUMIDOR... imaginense que solo al consumirlo sientan como fue preparado, como se sentia ese trabajador.

2° Formar una Familia, comenzando por conquistar nuestra soledad y saber aprovecharla, tener pasion por hacer o brindar algo, si uno encuentra a otra persona Apasionada por la vida y entregada a su mision, si sus miiosnes de vida coinciden y ademas que es muy importante hay emeicones y sentmientos involucrados entre ellos, al juntarse tendran una familia con hijos traidos desde el amor, uno por el otro y respetando sus objetivos de vida, que lindo ya ser, no digo seria porque estoy convencida de que este mundo cambia para bien...

Finalmente si las misiones de vida coincidiron y hay algo que los hace sentirse atraidos mas alla de la atraccion fisica y el respeto por la vida del otro, si es posible la EMPRESA y la FAMILIA a la vez...

Desde mi aporte con mis chicos en el consultorio ire haciendoles dar cta de que aprendan a perdonar y sobre todo a no dejarse intimidar por temores de adultos como PEDRO

Saludos desde Perú A.I.L.E.D

A.tenta estoy al
I.nteres que
L.os Adultos dan a los niñ@
E.sperando sea una mirada
D.ulce y saber por fin que el mundo cambió.
Fernando Gonzalez
miércoles, 09 de septiembre de 2009 18:24
Más allá de una posible situación empresarial u organizacional, siento que a veces la lucha entre Paco y Pedro es interna; es decir, a veces luchamos por ser Paco, pero nuestro lastre emocional nos lleva a ser Pedro. Creo que la ilusión de ser mejor es legítima y en este caso, pero en un sentido figurado, un individuo con perfil "Pedro", también puede soñar con alcanzar a ser un "Paco"... y creo que sí lo hace!... pero falla al no saber manejar sus emociones.

Sin duda que nos encontramos con situaciones laborales similares, pero pensemos: ¿podemos atender un conflicto en la organización, cuando nuestra "organización interna" se encuentra aún en conflicto?... ¿nuestro "Pedro" interno sueña con su mundo mejor?

Gracias Nacho por el artículo! Exitos!

Fernando

SANTIAGO VILLAR PALLAS
# SANTIAGO VILLAR PALLAS
miércoles, 09 de septiembre de 2009 19:38
Lo curioso es que las organizaciones necesiten de sus "pedros". Los "pedros" no dejaran de existir, pero es a través de la cultura organizacional como podemos fomentar o inhibir su prevalencia.
Saludos. Santi
sita
# sita
miércoles, 09 de septiembre de 2009 21:39
Gracias. Para que cada vez existan mas Pedros REALES al mando de las empresas. un abrazo
Nacho Rivera
# Nacho Rivera
miércoles, 09 de septiembre de 2009 21:52
Gracias a tod@s por opinar y complementar la idea.

Debemos de ser capaces de ver a ese Pedro que todos llevamos dentro y a través de un estricto control de las emociones lograr apartarlo de nuestras vidas. Y así abrirle el camino a ese Paco que también todos llevamos dentro.

Un abrazo a tod@s.
Esther Ibañez
# Esther Ibañez
miércoles, 09 de septiembre de 2009 22:44
¡Cuanta razón tienes Nacho! Todos llevamos un Pedro y un Paco dentro de nosotros. El problema es el Paco real, que no tiene oportunidad de elegir entre ser Pedro o el Paco soñado.
Un abrazo
María Jesús Calle
# María Jesús Calle
jueves, 10 de septiembre de 2009 10:11
Gracias por el cuento!! Me quedo con el ejemplo de Paco, creo que todos tenemos la oportunidad de ser Pacos y contagiar al resto. Pienso que ninguna empresa necesita un Pedro para funcionar, la firmeza no se puede confundir con la tiranía y la falta de respeto.
Alexandra Pérez N
viernes, 11 de septiembre de 2009 19:41
Pues a todos los que tenemos un poco de alma de Paco, les digo que si es posible hacer los sueños realidad, que del mal paso, se puede hacer un buen camino.
Y a todo los que tenemos un poco de alma de Pedro, les digo que no hay mejor inversión que el respeto y la tolerancia y que sólo así se pueden evitar duros inviernos, trabajando en equipo; dos o más cabezas piensan mejor que una.
Excelente historia Nacho, felicidades!
estrella
martes, 17 de enero de 2012 22:24
esto es ta bien cagado ajajjajaajjajajajajajajajajajaajajajajajajjaajajajajajajajajajajajajajajajajja q ossssssssssssooooooooo

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas