image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
20

¿Es posible resolver los problemas actuales de la Humanidad (guerras, genocidios, hambre, asesinatos, crisis económicas causadas por la ambición, pobreza, etc.) sin resolver antes los problemas en nuestra propia Casa?

Yo creo, sinceramente, que no es posible. Y al hablar de problemas propios me refiero expresa y concretamente al trabajo del autoconocimiento y a la realización de que todos los seres humanos somos UNO. Mientras que nos sintamos separados, solos y enfrentados y con miedo al resto de nuestros hermanos, no seremos conscientes de que al hacer mal a otro ser humano nos lo estamos haciendo también a nosotros mismos.

En esta tesitura, mientras que no vayamos a la fuente de estas calamidades no podremos eliminarlas y solo conseguiremos, mediante la imposición y la fuerza, transitorias y pequeñas mejoras pero no la eliminación de la raíz del problema, la causa principal, de que unos seres humanos hagan el mal a otros. Y la causa es la ignorancia, porque el problema, el enemigo del AMOR, no es ni mucho menos el odio, sino la ignorancia, ya que la ignorancia genera miedo y el miedo genera violencia y odio. Eliminemos la ignorancia, reconozcámonos hermanos, y de este medo irá desapareciendo el recelo y el miedo, y una vez sin miedo….¿qué sentido tendrán el odio y la violencia?

Mucho se habla en los medios informativos de lo que está ocurriendo en Palestina y el despropósito de la violencia gratuita de Israel. Pero ¿es que hay asesinados de primera clase y de segunda y de tercera? Porque en África se cometen asesinatos de decenas de millares de seres humanos, con mucha más violencia e impunidad que en Palestina y no se organizan manifestaciones y muy pocos se rasgan las vestiduras.

Cuando hay genocidios entre los Tutsis, cuando los hay entre otras tribus africanas, cuando millones de niños del denominado "tercer mundo" --un eufemismo muy apropiado para descargar nuestras conciencias y el complejo del mundo con este mensaje de que esas cosas ocurren en otro mundo--,  ¿no se nos cae la cara de vergüenza al manifestarnos y exigir en la calle soluciones para unos problemas que tenemos cerca y no para otros que ocurren en "otro mundo"?

En Palestina mueren vilmente asesinados a sangre fría más de mil palestinos, pero en África más de 20.000 africanos son igualmente asesinados sin que la ONU ni la OTAN ni los "defensores de la democracia Estados Unidos" intervengan en el asunto. Quizás la diferencia sean solo los intereses geopolíticos que despierta la zona de Oriente Medio y la ausencia total de intereses políticos de los países "civilizados" en unos pobres y pequeños países en los que se matan sus ciudadanos entre sí a millares.

Ya no valen revoluciones políticas, ya no sirven soluciones por arriba, ha llegado el momento de la Revolución Individual, el momento de que asumamos nuestra HERMANDAD HUMANA, y dejemos el miedo y la ignorancia a un lado para empezar a ser, de verdad, una HUMANIDAD.

Actions: E-mail | Permalink | Comments (15) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar '¿Por dónde empezamos? ' a Del.icio.us Agregar '¿Por dónde empezamos? ' a digg Agregar '¿Por dónde empezamos? ' a menéame Agregar '¿Por dónde empezamos? ' a Technorati Agregar '¿Por dónde empezamos? ' a Google Bookmarks Agregar '¿Por dónde empezamos? ' a Live-MSN Agregar '¿Por dónde empezamos? ' a FaceBook Agregar '¿Por dónde empezamos? ' a Twitter

Post Rating

Comments

Esther Ibañez
# Esther Ibañez
lunes, 20 de julio de 2009 10:08
Gracias Jorge, un artículo estupendo, donde tocas varios puntos claves. El primero ha sido esclarecer que el odio, tal y como lo entendemos, no es tal, es tan solo miedo al sentir que alguien nos resulta amenazante. Esto se aplica a nivel individual y colectivo. Descubrir esto te hace cambiar radicalmente en tu forma de relacionarte con los otros. Si uno es generoso y dá simplemente por el placer de dar, tarde o temprano ese otro que puede resultar amenazante o que incluso crea que nos odia, cambiará de actitud.
El problema lo tengo cuando intento aplicar esta premisa al grupo de personas que ostentan el poder, aunque sepa que son humanos, que tienen las mismas necesidades emocionales que yo, que adoran a sus hijos, que se hunden en el desespero ante la muerte de sus seres queridos, que necesitan sentirse queridos...
Probablemente tuvieron una madre muy exigente o un padre que nunca se sintieron satisfechos con los logros de sus hijos y que por eso necesitan de una forma compulsiva escalar y escalar para obtener un reconocimiento. Aún viéndolos de esta forma, me dan miedo, porque tienen mucho poder sobre nuestras vidas y por eso me pongo a la defensiva. En este caso no puedo actuar con generosidad hacia ellos porque ni los conozco y no puedo revertir la situación aunque lo desease.
Un abrazo
rosa
lunes, 20 de julio de 2009 11:17
Gracias de nuevo Jorge, por compartir con nosotros sabiduria. Efectivamente, esto de hacer limplieza general en la casa de los vecinos y no barrer la nuestra es muy español. No queremos hablar de lo que tenemos en casa y mientras no resolvamos lo nuestro, como tu bien dices, no vamos a revolver lo de los demás. Pero aquí yo pregunto ¿Interesa? ¿Interesa que estos paises dejen de pasar hambre, dejen de tener guerras, dejen de estar explotados por sus propios jefes tribales (que por cierto financia occidente), dejen de estar esclavizados, dejen de estar prostituidos y prostituidas, dejen de estar enfermos (donde iban a hacer pruebas las farmaceúticas?)? La Economía Canalla se hace dueña del mundo y los que estamos en otra dimensión o sólo en otra latitud, nos lavamos la conciencia con lindos eufemismos, con crear ong's, adoptar niños, hacer viajes a paises "éxoticos" o como hacen algunos programas vergonzantes ir a vivir a una tribu a ver qué tal.... Para que haya ricos SIEMPRE tiene que haber pobres y este caso de lesa humanidad no nos es ajeno, pero como queda lejano ¿a quién le importa que parte del mundo sea una escombrera humana?
Un saludo
Andrea Sydow
lunes, 20 de julio de 2009 11:48
gracias jorge, por otorgar tu voz y formular estas cuestiones tan urgentes.

rosa, no es espanol el no barrer en su casa. es humano. y el primer paso para terminar la guerra, la violencia "alla fuera" es empezando a terminarla dentro de nosotros. suena muy, muy fácil y es todo un reto. yo diria un reto que nos acompanhará hasta el útlimo dia de nuestras vidas.

empezar a acceptarnos a nosotros mismos en todos los aspectos de nuestra condición humana es un primer paso hacia esta paz que poco a poco se manifestará afuera de nosotros. hacer las paces consigo mismo es el primer paso hacia la paz en el entorno - y no al reves.

suena fácil? es todo un reto. creo que vale la pena empreenderlo y volver a empezar en cada minuto. el perdón ya no es una opción. es una necesidad para empreender esta jornada.

un grande abrazo desde berlin

www.perdonradical.es
Sergio Gonzalez
# Sergio Gonzalez
lunes, 20 de julio de 2009 12:15
Y sobre todo no hay que olvidarse de la incultura, la falta de formación propiciada por los gobernantes de los paíeses pobres. Está claro que los países ricos son culpables, por omisión u ocultación de tales injusticias por intereses o por que no interesan, pero los dictadorzuelos que gobiernan estos países son escarnio público al mas puro estilo partisano con Mussolini........
diego
lunes, 20 de julio de 2009 14:51
Básicamente de acuerdo con los presupuestos de la revolución individual. Mi única pega es que más bien el miedo alimenta la ignorancia que al revés. Hoy en día existe gran cantidad de información mediante libros, revistas, Internet e incluso algunos programas de la tele, pero en general la gente no quiere cuestionar sus premisas vitales, y eso es una cuestión más de miedo que de ignorancia. No obstante, admito que la diferencia es un fino matiz y que puede verse al revés.

Luego, es cierto que mucha gente no tiene tiempo para informarse, o dice que no tiene tiempo, pero nuevamente es una cuestión de miedo, de liberarse de las cadenas que le aferran y gozar de una vida con más tiempo para informarse, dialogar, etc.
María Oliver
# María Oliver
lunes, 20 de julio de 2009 15:28
Gracias Jorge, por recordar sencilla y claramente algo tan importante y gracias a tod@s por vuestros comentarios...
Cierto que la Fraternidad y aquello de "humano, tan humano"... deberían regir nuestros actos, to dos... Como dice Andrea, el perdón, el autoconocimiento, la práctica de la conciencia y practicar una ética coherente, hasta en los más mínimos gestos, no es tarea nada fácil, pues conlleva, como señalais todos, una actitud firme para con el miedo... que adopta tantas y tantas formas y que se mueve siempre, en las sombras... hacerlo consciente, arrojar luz sobre el (ellos, suelen andar en grupo, los miedos), nombrarlo, determinarlo, reconocerlo es un grsn antídoto... saber y vivir sabiendo que todos somos individuos de una misma especie, miembros de un sólo rebaño, significa mirar a los ojos, directamente a nuestros hermanos, a lo que de igual, de fraterno hay en el otro, por muy diferente que se haya pretendido, o pretende que sea...

Y pa echarle salsa, no os perdais este corto, proverbio chino de Javier San Román, , nominado a los goya 2008, visión lúdico festiva de aquel proverbio de Confucio: entristecéte no porque los demás no te conozcan, sino por no conocer a los hombres...

http://www.youtube.com/watch?v=EpXfHrnghAk

abrazo fraterno, salud y alegría!

Jorge Ramos
lunes, 20 de julio de 2009 15:30
Muchas gracias a tod@s por vuestras enseñanzas maravillosas. Y sobre lo que dices sobre el miedo y la ignorancia, Diego, siento que realmente podemos decir, como se suele decir, "¿qué es antes, el huevo o la gallina?"
En efecto, el miedo a descubrir que estamos equivocados, el miedo a desmontar muros y construir puentes, el miedo a lo distinto, a lo imprevisto, a lo diferente, a lo que no entendemos, nos impide aprender y salir de nuestra ignorancia. Por lo tanto, veo como cierta la afirmación tuya de que "el miedo alimenta la ignorancia".
Pero no es menos cierto también que la ignorancia de lo que realmente somos, la ignorancia de lo que realmente son todos los demás seres humanos, la ignorancia de que somos TODOS UNO y de que solo hay UNO manifestado en la infinita multiplicidad, genera miedo. Porque la ignorancia genera miedo, realmente, al menos en mi caso.
En definitiva, y para no enrollarme, el miedo y la ignorancia van cogidos de la mano y se retroalimentan entre sí. Tanto da si en un caso el miedo genera la ignorancia como si en otro la ignorancia provoca el miedo. Mientras tengamos miedo, no AMAREMOS ni seremos capaces de perdonar. Mientras seamos ignorantes, tendremos miedo, y nuestro miedo nos impedirá AMAR.
Es dificil, es comprometido y es como lanzarse a volar sin red. A mí, particularmente, me dá miedo soltarme a volar, pero cada vez estoy un poquito más seguro de que no tengo ya otra alternativa y elijo el AMOR y rechao el miedo; elijo el PERDÓN y rechazo la culpa, elijo la PAZ y rechazo el conflicto.
Y ahora, a trabajar por alcanzar estos objetivos y hacerlos realiidad en nuestras vidas. Porque, a estas alturas de la película...¿podría alguien decirme si podemos hacer algo mejor que AMAR?
Pedro Feliu
lunes, 20 de julio de 2009 16:59
Enhorabuena por el artículo. Estoy muy de acuerdo con estas reflexiones. Ya hace 40 años que Noam Chonsky habla de la des-educación como un sistema educativo expresamente mediocre capaz de convertirnos en productores-consumidores pero con escasa consciencia del mundo y ningún espíritu crítico. Evidentemente la ignoracia está dirigida. Marina nos enseña que la desconfianza es el primer motivo de conflictos entre pueblos, etnias, y probablemente tambien entre vecinos, hermanos, etc. Ojalá consigamos revertir esta desconfianza, de poco a poco, cada uno desde su circulo cercano, y esto es un camino hacia la paz, sin ninguna duda. El único progreso posible y deseable es aquel que nos lleve a ser desarrollarnos como seres humanos, en los valores humanos fundamentales. Lo demás es pura distracción tecnológica.
Un abrazo y enhorabuena por el blog.
Cristóbal Cervantes
lunes, 20 de julio de 2009 17:33
Magnífico artículo, si no cambiamos cada uno/a de nosotros/as no aportaremos nada al cambio global, porque los que pueden cambiar las "cosas", los políticos y los empresarios, no lo van a hacer, lo políticos porque dependen de los votantes y mientras estos no cambien ellos tampoco cambiarán, y los empresarios tampoco cambiarán el modelo económico mientras no cambien los consumidores, los ciudadanos en definitiva,

el cambio comienza por cada uno, pero a diferencia de la noción de "iluminación" antigua cuando se buscaba la transformación espiritual para vivir una experiencia mística de unión con el todo, pero el mundo seguía igual, ahora la nueva aspiración en ser uno con todo para responsabilizarnos por lo que está sucediendo, la meta ya no es meramente la transformación del individuo, sino la evolución del yo, la cultura, la sociedad, la naturaleza y cosmos a través del individuo,

un abrazo fraterno de Cristóbal
Carles Nebgen
# Carles Nebgen
lunes, 20 de julio de 2009 18:08
Totalmente de acuerdo.Recuerdo que hace tiempo un hombre con formación en el budismo Zen nos hizo precisamente esta pregunta. ¿Qué es el contrario del Amor ? Todos dudamos,¿odio? ¿desamor? No, es el miedo, como tu muy bien dices.Me hizo reflexionar mucho este planteamiento.
Pero hay otro aspecto a considerar, para romper este círculo maldito miedo -ignorancia -miedo. El ego.Es uno de los mayores males.Recuerdo también que entré en una pequeña librería en una barriada de Mataró. Entonces entró una persona mayor al que la dependienta se le dirigió como Sr. Presidente. Cuando se marchó, la dependiente me lo explicó: Acababa de ser elegido presidente de la escalera, y pidió a todas las personas que se relacionaban con él que se le diriegieran por el título de Sr. Presidente.
Supongo que este Ego no deja de ser ignoráncia. Y el abandonar el Ego genera miedo a perder la identidad. Pero, ¿ Quienes somos realmente nosotros ? Nos podemos engañar (ignorancia) pensando que somos este Ego.
Y este Ego genera competividad, desigualdades,envidias. Hemos de demostrar que somos más, mejores, tenemos más cosas, aunque no las necesitemos ni nos hagan más felices.
Un buen artículo Jorge.
Nacho Rivera
# Nacho Rivera
lunes, 20 de julio de 2009 19:29
Gracias Jorge.

Yo lo resumiría con ser Responsable, responsabilidad. Vivimos escondidos en la masa, ella es responsable de todo. Es muy fácil esconderse tras ella. La sociedad, el mundo, el destino...nada es culpa mía.

Pero cuando aceptas ser responsable de tu vida y de tus actos, ya no puedes esconderte en la masa. Pasas a ser un individuo. Y ahí entra el miedo. Miedo a ser responsable. Es más fácil vivir en una prisión y echarle la culpa a los demás.

Tienes que responder, elegir y aceptar tus decisiones. Y para ello hay que ser consciente, vivir despierto,alerta. Empezará a nacer una bella sensibilidad dentro de ti.

En ese camino a lo desconocido, surge la libertad. La masa te dará seguridad, pero perderás toda la música y alegría de vivir en libertad. La libertad te llevará al conocimiento, al verdadero aprendizaje.
Aprender de la masa es otra forma de ignorancia, es conocimiento prestado. No surge de tu propia experiencia.

Podemos ser una nota libre,diferente llena de amor y alegría, o ser una única nota, gris, triste,asustada y enferma.

Lao Tsé decía: conoce la unidad y conocerás la totalidad.

Un abrazo a tod@s.
Juan Trigo
# Juan Trigo
lunes, 20 de julio de 2009 21:22
Caramba Jorge, no puedo aportar gran cosa. Estamos en la misma línea. Ahora solo tenemos que ser capacesde convencer (qué poco me gusta esta palabra compuesta de con y vencer). En mi último artículo utilicé el concepto de Dios de los Sufis para centrar el tema en la revolución interna que, parafraseando al príncipe Kropotkine, es permanente; la revolución es permanente. Y así como la revolución del los pueblos tiene por objetivo liberarlos de sus cadenas, la interna tiene exactamente el mismo objetivo. Así como sin libertad no hay ciudadanos, sin libertad no hay Amor.

Me atrevo a reformular tu pregunta: ¿Cuándo empezamos?
Esther Ibañez
# Esther Ibañez
lunes, 20 de julio de 2009 22:43
Podemos empezar ya con un sencillo ejercicio. Elegimos una persona de nuestro entorno, social o laboral que no nos guste mucho o incluso que no nos guste nada. Asumimos que todos somos Uno y cambiamos nuestro modo de relacionarnos con esa persona, a ver que alcance tiene este nuevo enfoque

Otro ejercicio puede ser el de buscar una persona de nuestro entorno social o laboral que sepamos que lo esta pasando mal y ofrecer nuestra ayuda, nuestro apoyo, pero no como puro formulismo:"si necesitas algo dímelo", sino con acciones reales.





Manu
# Manu
martes, 21 de julio de 2009 13:03
Gracias Andrea Sydow por la página de www.perdonradical.es

Totalmente de acuerdo ... lo viví, . . .

maria alvarez rodriguez
# maria alvarez rodriguez
martes, 29 de septiembre de 2009 12:05
No sé por dónde empezar con todos estas maravillosas reflexiones.
En primer lugar agradecer a Jorge el haber llamado a esa puerta tan importante.
En segundo lugar (a ver si me expreso con la suficiente claridad) compartir 2 afirmaciones que plantea Jorge.
Todos somos UNO. Completamente de acuerdo y el único camino para la paz es el AMOR. Completamente de acuerdo también.
No es un ejercicio fácil y requiere mucho conocimiento personal y sobre todo aceptación. Una vez conseguido eso sin mirar las barbas del vecino podremos, en nuestro día a día, poner en práctica "las buenas voluntades del AMOR". El problema está en la "poca motivación" personal que se observa en general y en la "desgana y conformismo" de muchos al dejar llevar su vida por las riendas de otros.
Es por eso, que agradezco mucho estas reflexiones. Lo ideal sería poder llevarlas a la práctica de manera comunitaria e incluso "pelin" revolucionaria. No me refiero a darle la vuelta a lo que tenemos hoy. Sino más bien redirigirnos a nosotros mismos hacia ese camino del AMOR, identificarse con el de al lado y compartir en un grupo social todas estas reflexiones y que el grupo pueda llegar a ser tan grande como la propia humanidad.
Yo creo seriamente en aquello de que la energía positiva sólo atrae a energía positiva y se transmite.
Un saludo a tod@s

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas