image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio
24

Aunque hay indicios claros de cambio, el tipo de empresa que hoy en día mayoritariamente subsiste continúa siendo jerárquica y orgánicamente medieval. Su modelo ha quedado obsoleto, es caro y no hace felices a las personas; sin embargo esta tipología es todavía aplastantemente frecuente. Clama al cielo que otro modelo es posible y necesario. El artículo de Ignasi Alcalde complementa este hecho:

http://www.crisiseconomica2010.com/Inicio/tabid/36/articleType/ArticleView/articleId/189/Conciencia-reevolucion-y-redes-sociales.aspx

Este otro texto que este enlace refiere, también apoya esta idea:

http://blog.consultorartesano.com/2009/06/dilema-exito-reputacion-empresarial.html

Por otro lado, además, nuestro país es de los de más baja productividad y con el mayor número de horas de presencia en el puesto de trabajo, algo que es más que una mera chifladura organizativa.

El modelo en el que todavía estamos –la idea actual de empresa- surge de la última mitad del siglo XIX, momento en que los imperios caen o ceden su monopolio a favor de la iniciativa privada. De esta misma época es la caída de las murallas que constreñían el crecimiento de las viejas ciudades para dar paso a los ensanches; coincide con ello que también cae el monopolio vaticano y surgen, por ejemplo, la Teosofía y otras corrientes alternativas. También cae un modelo organizativo –el del estado como único empresario- y va siendo sustituido por otro que es el que más adelante cimentó la economía liberal. Sin embargo, aún con esta revolución organizacional, el modelo imperial quedó improntado en las empresas que se fueron creando.

Como curiosidad citaré que de dicha época es cuando surge la fotografía, que libera a la pintura de la “obligación” figurativa. El inconsciente empieza el camino de su liberación –cae su muralla- a través del arte y del psicoanálisis. Caen las barreras pero no los límites, que se hacen más intangibles. Sin embargo, y por esto mismo, el funcionamiento interno de esas empresas nuevas sigue inspirado en aquellos imperios desamurallados. El capitalismo es imperio sin muralla.

A lo que iba. En la empresa tradicional, el producto o servicio y la ganancia conforman su razón de ser. A tal fin incorpora a personas que puedan ejercer la función que esa razón necesita. Dicho de otro modo: el modelo maquinista (o maquinizador) concibe a los trabajadores como máquinas sin alma, cuya utilidad es satisfactoria en la medida en que encajan y funcionan como piezas en un motor. El marxismo ya habló bastante de ello. Pero ahora, con la crisis, surge la necesidad de otro modelo organizacional más horizontal y democrático.

Imagínense, ya que también se está reivindicando, el papel del talento y de la creatividad, que la empresa del futuro no surgiera como consecuencia de un producto, sino que éste surgiera como consecuencia de la relación de afinidad entre personas, y que tal relación y suma de talento de todas ellas fuera lo que determinara el diseño de su producto y no, como hasta ahora, en el que el encaje del trabajador-máquina en el catálogo de funciones preconcebidas mata su talento y su alma. Si un día se llegara a generalizar este modelo, las personas pasarían de ser maquinalmente explotadas a felizmente aprovechadas (en el mejor sentido de la palabra).

Entre los lectores, ¿hay alguien que esté participando en una empresa cuyo producto sea emanación de la suma de talentos y no de una función preconcebida?

De estos dos modelos se puede hacer una metáfora: la empresa tradicional en la que cada uno de sus miembros toca un instrumento que debe seguir una partitura con contenidos preconcebidos; y la empresa de nuevo cuño, cuyos componentes forman parte de un grupo de jazz, capaces de improvisar siendo a la vez fieles a un espíritu colectivo.

Publicado en: Hacia la madurez social
Email del autor: gabriel@pangea.org

Actions: E-mail | Permalink | Comments (5) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Clasica o Jazz' a Del.icio.us Agregar 'Clasica o Jazz' a digg Agregar 'Clasica o Jazz' a menéame Agregar 'Clasica o Jazz' a Technorati Agregar 'Clasica o Jazz' a Google Bookmarks Agregar 'Clasica o Jazz' a Live-MSN Agregar 'Clasica o Jazz' a FaceBook Agregar 'Clasica o Jazz' a Twitter

Post Rating

Comments

Maria Oliver
# Maria Oliver
miércoles, 24 de junio de 2009 23:56
Gabriel, enhorabuena. El símil es perfecto!!! Me encanta (como me fusta y mucho, ese link interno, si )... ojalá, ojalá, incorporemos jams, solos (engastados, sin perder el hilo, en los que luciendose uno, se luzca el combo!), improvisación, al grupo, que la empressa swinguee!!!... eso requiere escucha, mucha, y mirarse a los ojos... y un buen batería-que no pierda comba... ny que el combo sea consciente del valor y talento de cada uno... Pro si, tu artículo debería ser prólogo en todas las asignaturas de una ebussines... es prclaro, gracias!!! (pd, te lo voy a usar, y mucho!!!!)
Sergio Gonzalez
# Sergio Gonzalez
jueves, 25 de junio de 2009 15:03
Gabriel, según en que tipo de empresa, es evidente que el capital humanao y talento son vitales, en otras, no tanto. No obstante, estoy de acuerdo con lo que dices, pero yo no culpo al modelo organizativo o de producción preconcebida, pues la empresa que hace coches, no hace pantanos, sino a los derecho laborales excesivos que lastran la movilidad y consecuentemente la iniciativa y el arrojo. Por otro lado, te has olvidado del elemnto mas importante de todos a lo hora de hablar de empresas. El riesgo. ¿ Quién lo asume ?? el que pone el dinero. Los horarios, el estar en una oficina, creo que ya no es necesario y lo importante son los resultados, y no la productividad, pero opinan eso la mayoría de trabajadores ??? creo que no ?? La cultura, la formación, el haberlo visto en casa es fundamental. Por lo tanto, en mi opinión, debemos empezar, si queremos ser mas libres y mas creativos, a empezar a asumir algunos riesgos. Todo no puede ser.
Gabriela Germain
# Gabriela Germain
jueves, 25 de junio de 2009 16:11
Sergio ¿Cuales derechos laborales son excesivos?
Sergio Gonzalez
# Sergio Gonzalez
viernes, 26 de junio de 2009 17:56
Gabriela, te los enumero:
1.- La indemnización por despido.
2.- El excesivo tiempo de prestación de desempleo y su falta absoluta de control.
3.- Los sindicatos, que mas que aportar, desaportan.
5.- El absentismo presencial, que no es un derecho, pero es una realidad y de las graves.
6.- La mentalidad de que el trabajo es un derecho y no una obligación.
7.- El funcionariado público, con sus escandalosos y anticuados derechos adquiridos.
Gabriel Gutiérrez
domingo, 28 de junio de 2009 12:22
Sergio, María, Gabriela.... muchas gracias por el contraste.

Todo se irá haciendo. El modelo organizativo actual, el que todavía es mayoritario, irá cayendo por su propio peso. Un nuevo tipo de compromiso deberá ser percibido y alentado. Está claro que ello no será posible en todos los casos, por lo menos de forma sincronizada. Ni tampoco será posible en todos los tipos de trabajo. Sin embargo, en donde sea posible, lo que está obligando a dar pasos en pro de este cambio está siendo el descompromiso por parte de las personas. Esto es algo que clama al cielo por lo evidente.

Posiblemente el modelo convencional todavía en uso, en el que se contrata a las personas para que ejerzan funciones preconcebidas, irá cediendo o transformándose en otro que incluya el desarrollo integral, la creatividad y el aprovechamiento del talento aunque este rebase el marco de dichas funciones. El paso de una jerarquía verticalizada a una forma de participación interna más horizontalizada, favorecerá grandemente este hecho. Esto es a lo que las organizaciones deben dirigirse si no quieren que la deserción del compromiso y del talento vaya a más. Algo tendrán que hacer las empresas para promover un tipo de estímulo en sus equipos que vaya más allá de las recompensas monetarias. Habrá un momento que, para que una persona se sienta comprometida con la empresa necesitará ser tratada como accionista.... accionista del talento colectivo.

Un abrazo
Gabriel

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas
    
nike free run 5.0 baratas nike roshe run mujer online comprar nike roshe run baratas nike free run 3.0 v5 nike roshe run baratas china nike roshe run baratas nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas mujer zapatillas nike free baratas zapatillas nike roshe run baratas zapatillas nike free 5.0 zapatillas nike roshe nike free run outlet comprar nike roshe run nike free run 5.0 baratas nike roshe run baratas españa nike roshe run mujer baratas nike roshe run comprar nike free run 3 5.0 nike free 5.0 baratas comprar nike free 5.0 nike roshe baratas online nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas online nike roshe run hombre baratas nike free run baratas nike run roshe baratas nike roshe run mujer baratas nike free run 3 mujer baratas nike free 3.0 flyknit