image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
21

El Tao nos dice: “fluye con el rio. Ni siquiera nades porque eso también es luchar sutilmente. Sólo fluye con el rio. Cuando luchas surgen los problemas, aparecen las enfermedades, vienen las neurosis y surgen en ti toda clase de angustias.”

Está demostrado científicamente que el 80 por ciento de las personas esconden sus ideas, sus verdaderos sentimientos en pos de una mayoría, de una opinión pública que asusta y no nos deja fluir libremente.
Así que vivimos en un mundo falso, creado por el miedo y las apariencias, que nada es lo que parece. Vivimos en una mentira, intentando ser algo o alguien que no somos, viviendo en una absurda pesadilla. Y claro, como toda mentira, ésta no encaja con nosotros, y sentimos que nuestras vidas son un fracaso.

Las mentiras nos hacen más neuróticos, recelosos, iracundos. Cómo no serlo, siendo infieles a nuestras verdaderas convicciones. ¿Qué mundo, sociedad, aprende oculta en la mentira, oculta en una máscara? ¿Cómo debatir, discutir, confrontar opiniones si la mayoría de nuestras actitudes no son sinceras? ¡¿De qué verdad hablamos si ésta está oculta en lo más profundo de nuestro ser?!

Si partimos de una mentira nos será imposible encontrar soluciones que se acomoden a nuestra verdadera esencia. De una mentira sólo puede surgir otra mentira.

No se trata de luchar por nuestras ideas, eso se lo dejamos a los revolucionarios. Nosotros simplemente no nos escondemos. Avanzamos sigilosamente, sin violencia, pero abriendo camino. El revolucionario se esconde en la masa. Actúa por motivos egocéntricos, impulsados por el miedo. Pero nosotros avanzamos libremente, guiados por la vida, y sin miedo a equivocarnos. Al contrario, nuestro paso firme nos llevará al auto aprendizaje, al error, y a la rectificación. Sólo se aprende cuando uno sigue su propio camino. Muchas veces nos saldremos de el y deberemos rectificar, pero sólo se puede  rectificar si sabes cual es tu camino.

A veces nuestro camino converge con el de otros, es momento de sinergias y nuevas experiencias, aprovéchalas pero no pierdas tu individualidad.

Hemos perdido nuestro camino, y hemos arrastrado con nosotros al resto del planeta, alterando el orden natural de las cosas. Flora, fauna, clima… Hemos dejado de fluir en sintonía con nuestro universo.

Otra traba es la impaciencia, vivimos en la sociedad de la “pastillita”. Queremos que todos nuestros males se curen rápido, automáticamente, necesitamos tomar nuestra píldora milagrosa. No le damos tiempo a nuestra naturaleza, intuición e instinto a encontrar el camino; a auto regularse. Curamos el síntoma pero no la causa. Y así seguimos; chocando con los mismos errores una y otra vez.

De ahí el eterno recurso de las dictaduras de izquierdas, de derechas, la revolución, el comunismo, esas píldoras caducadas, inservibles, con tantos efectos secundarios, pero que cansinamente vuelven a salir a la luz. ¡Qué falta de creatividad, qué pérdida de tiempo! ¿Aprenderemos alguna vez?

 

Publicado en: Hacia la madurez social
Email del autor: nriveratrader@gmail.com

Actions: E-mail | Permalink | Comments (21) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Fluir o sucumbir' a Del.icio.us Agregar 'Fluir o sucumbir' a digg Agregar 'Fluir o sucumbir' a menéame Agregar 'Fluir o sucumbir' a Technorati Agregar 'Fluir o sucumbir' a Google Bookmarks Agregar 'Fluir o sucumbir' a Live-MSN Agregar 'Fluir o sucumbir' a FaceBook Agregar 'Fluir o sucumbir' a Twitter

Post Rating

Comments

Esther Ibañez
# Esther Ibañez
jueves, 21 de mayo de 2009 10:23
Sabias palabras Nacho, gracias por recordarnos la importancia de fluir. No resulta nada sencillo para nuestra sociedad occidental, vivimos apegados a nuestros deseos. Para fluir hay que confiar en la sabiduria de la existencia, contactar con nuestra esencia, dejarse llevar y confiar. Lo que ahora nos puede obligar a desapegarnos de algo que creemos importante para nosotros, puede resultar despues fuente de felicidad.
Un abrazo
Maria Oliver
# Maria Oliver
jueves, 21 de mayo de 2009 10:52
..."caminante no hay camino" y "hoy es siempre todavía"... sabias palabras que nos dejó Machado (eco de tantos otros aforismos, milenarios a veces, sabios siempre)... La masa no sabe del tiempo, sólo de relojes, ni quiere caminar, sólo andar por sendas ya abiertas, ya trazadas... Das en el clavo Nacho, una reivindicación necesaria de la individualidad, eso sí, limpia de -ismos....
Estamos en un momento crucial (ça passe ou sa casse, dicen en Francia), a "vida o muerte"... en una crisis. La masa debe dejar de serlo, sí. Mientras exista, mientras pensemos en ella, nos equivocamos... Existe, sabemos como funciona, sabemos cuán difícil es transformarla --que no es lo mismo que manipularla!-- pero: confío en el instinto de supervivencia de la especie, santa ingenuidad o gesto inaudito, el mal existe e impera... confío en la capacidad de los hombres y mujeres de hacer que la masa redevenga especie.... como dices, volver a la individualidad, a fluir sin máscara, al deseo, al placer (que no al anhelo, ansiedad o el goce) nos llevará a la especie... a lo mejor no será en el tiempo necesario para que las cosas vuelvan a su cauce pronto (!)... pero de eso se trata, de trabajar hoy por una especie mejor... mañana, `por una estela... no sé si aprenderemos (quiénes? desde aquí lo hacemos), pero sé que lo intentamos, no sé si "podremos"... eso no Tiene respuesta...

O sí, creo que la respuesta a tu pregunta es una utopía, lo siento, un no lugar, algo que no sucede ahora, hoy, sino que está sucediendo... una empresa que no se preocupa por resultados inmediatos... algo por lo que remamos, y ya, sin esfuerzo, con preocupación, responsabilidad y constancia, con la valentía de no saber qué final tendrá, con la certeza de que hay que hacerlo, con el coraje que da el deseo (utópico?) de que sea, de que se de: si la masa deviene especie, si la GENTE se deja de --ismos y auna sentido común, saber e instinto de supervivencia --que no tiene nada que ver con el "sálvese quien pueda neoliberal y de Titanic de pacotilla"-- entonces habremos aprendido y, habrá futuro (la posibilidad de un presente para otros, que eso es el futuro, no otra cosa).
Gracias por abrir una ventana a pensar en todo ello y a no darte respuesta,
un abrazo
Nacho Rivera
# Nacho Rivera
jueves, 21 de mayo de 2009 11:23
La respuesta está aquí, ahora. En este preciso momento.

Nos dejamos embelesar por conceptos, o bonita teorías, sueños de una noche de verano. Las respuestas no están en ningún libro. No, el cambio empieza ahora, con los detalles, con el día a día, con esas pequeñas cosas que pensamos no son importantes y sí lo son, y mucho.

Sólo podemos cambiar lo que está a nuestro alcance, cada uno individualmente. Yo sólo puedo cambiar mi mundo, y tú el tuyo. Pero la suma de todos esos mundos es el de todos.

Convirtamos la utopía en algo más manejable, accesible, que de cabida a los hechos y no sólo a las teorías. Vivamos en el mundo de lo posible. Y sobre todo no esperemos recetas mágicas de nadie, acaban siendo muy indigestas.

Un abrazo.

Juan Trigo
# Juan Trigo
jueves, 21 de mayo de 2009 12:07
Gracias Nacho, precisamente yo temía haber sido demasiado duro en mi ultimo artículo diferenciando la palabra Re-Ligión de religion y apuntando lo que en sufismo se entiende por las falsedades de confiar en la fe (valga la redundancia, ya que la palabra con-fianza sgnfica fe compartida), pero como tu citas a Gurdjeff, tal vez de los más duros en sufismo, me tranquiliza, especialmente por sus diferentes advertencias en contra de refugiarse en la fe para siguir lo que el bautiza por "cuarto camino", que no es otra cosa que el camino del buscador del conocimiento, al que jamás de llega refugiandose en la fe.
Manu
# Manu
jueves, 21 de mayo de 2009 12:34
Gracias Nacho por tu articulo, altamente inspirador y transformador...

Maria:
Touché por lo de pacotilla ;) gracias



Andrea Sydow
jueves, 21 de mayo de 2009 13:17
gracias por hacernos acordar de la fluidez del momento - es el único que hay
joan muñoz
# joan muñoz
jueves, 21 de mayo de 2009 15:26
Gracias Nacho por tus líneas...desde hace unos meses incluyo en mis correos la frase "go with the flow - déjate llevar por el corazón" y la verdad es que los resultados desde que lo practico en primera persona son sorprendentes y en los demás también..... lo compartía el otro día con Carles Sanchez :-) ....tomemos las riendas de nuestra vida.... subiéndonos al flow ♥
Sergio
jueves, 21 de mayo de 2009 18:04
Recojo el comentario de Esther (Hola Esther!) sobre el desapego. Y os adjunto un escrito que el centro de meditación donde voy, me envió sobre el Apego-desapego:

- El apego es un importante obstáculo que tenemos que superar para progresar en nuestro desarrollo espiritual. Para ello, necesitamos prestar una atención completa a nuestro ser. Dejar que el pasado sea pasado y preguntarnos: ¿Qué es lo que he de hacer a partir de ahora?

Quejarse, criticar y competir con los demás son tres hábitos que no nos permiten desarrollar una actitud espiritual. Estos hábitos son como enfermedades o defectos que no nos permiten elevar nuestra conciencia. Si permanecemos libres de los mismos, nos podemos considerar un alma afortunada.

El apego hace que nos atrapemos en diferentes limitaciones. Para superar el apego es necesario alejar nuestro intelecto de temas limitados, con una comprensión profunda y fortalecer la conciencia ilimitada y nuestra conexión interna con la fuente de pureza y verdad.

Necesitamos reconocer dónde estamos apegados, influenciados o reprimidos. Hay tantos apegos sutiles que nos pueden atrapar: el apego a nuestras acciones y al fruto de nuestros esfuerzos, a las relaciones, a nuestras propias ideas y percepciones, a nuestro cuerpo, etc.

Tenemos que revisar: ¿Estamos atrapados en alguna relación o en conflicto con alguien? Es mi responsabilidad personal prestar atención a estos aspectos, nadie puede hacer esto por mí.

Espiritualidad significa liberarse de todas estas cosas y convertirse en una flor fragante que esparce la fragancia de sus virtudes. Como la flor de loto que flota sobre aguas estancadas, hermosa y desapegada de las mismas y abierta a la luz del sol. Un aspecto fundamental es reconocer que la naturaleza original del alma es de pureza y desapego. El apego es una debilidad adquirida.

Por tanto, tenemos que meditar en la experiencia del ser original y eterno, libre de apegos, lleno de luz, fortaleza y verdad. A través de nuestra naturaleza y comportamiento, los demás deberían ver que estamos realmente personificando el cambio hacia un mundo mejor

Un abrazo a todos
Beatriz González
# Beatriz González
jueves, 21 de mayo de 2009 19:29
Estoy de acuerdo con todo el contenido y aprovecho para apuntar un pequeño dato. Cuando hablamos de MENTIRA, evidentemente todos estamos de acuerdo. Pero, quizás el mayor de los problemas de hoy en día es que a título personal, a cada uno se nos cuelan muchos goles. Me explicaré. Nuestro desarrollo como personas se organiza en diferentes capas (tal como una cebolla) y la capa más exterior no puede modificar la más interior. Somos conscientes de lo exterior y no tanto de todo lo estratificado en las capas más interiores. Todos funcionamos con una base de principios y creencias que se van integrando paulatinamente y se arraigan en esas primeras capas. A veces ocurre que mantenemos principios y creencias que ya no nos sirven y claramente el resultado puede apuntar a vivir una mentira. Realmente no es una verdad, pero hasta que no eres consciente de ello tampo es una mentira. En todo caso sí una incoherencia. Estoy completamente de acuerdo en que tenemos que vivir coherentemente, sentir y expresarnos en una misma línea, pero eso solo ocurre cuando estamos en sintonía, cuando eliminamos las barreras de lo que realmente no es nuestro. Yo solamente encuentro un camino: LA ATENCIÓN CONSCIENTE y la OBSERVACIÓN.
Sergio Gonzalez
# Sergio Gonzalez
jueves, 21 de mayo de 2009 20:02
No está mal, razonado y cierto, no obstante, ¿ no será que lo que estamos viendo es, precisamente por falta de Fe ?? la gente no tiene fe en nada, ni siquiera en si mismo, como has dicho, el individuo se convierte en masa. La Fe no se tiene, se busca, se trabaja y es una constante en la vida, y precisamente la búsqueda de ésta constantemente, es lo que nos hace mejores, mas sencillos, mas humanos, mas personas. Para mi, claro.
mayka
# mayka
jueves, 21 de mayo de 2009 20:34
He leido todo cuanto hay se publica, y estoy con todo, vivimos en un mundo falso, a lo nuestro diria yo, somos solidarios con quien nos apetece, pero metamos todos y salvece el que pueda, el artiuclo es interesantisimo, porque no hace ver, la realidad de la vida, teniamos que ser mejores, y mirar mas por los mas deprotegidos, que los hay, pero creo y pineso que todo el mundo no es igual, yo podria cada persona en su lugar, en le aspecto de quien mas tenga mas ayude, no los que menos tienen son los que ayudan, y si tocamos el gobierno ya para que es mejor dejarlo a parte porque yo ya hay ya me esplayaria bien, en fin en resumidas cuentas yo felicito este articulo porque si se repasa bien se puede sacar mucho punto que hay hay, en fin solo que aqui estamos con el articulo y mi apoyo hay lo teneis en todo felicitaciones y muchas gracias por todo saludos buen fin de semana tengais todos, siempre lo mejor mayka.
Gabriela Germain
# Gabriela Germain
jueves, 21 de mayo de 2009 22:07
Nacho, me parece brillante lo que expones. Resuena con mi anhelo interior.
Per debo preguntarte ¿Cómo se fluye en rebeldía?
Nacho Rivera
# Nacho Rivera
jueves, 21 de mayo de 2009 23:14
Gracias a tod@s por vuestra aportaciones.

Gabriela, en el momento que fluyes te conviertes en un rebelde. No puede ser de otra manera. Chocas ineludiblemente con enormes rocas aferradas a prejuicios, apegos, miedos y paradigmas.
La parte que no fluye no tolera que tú busques tu camino. Ellos te convierten en rebelde. Pero tú sigues fluyendo, no es forzado, no es violento, es seguir el curso de tu más íntima esencia.
Como dice Sergio, fe en ti mismo.

Un abrazo a tod@s.



Gabriela Germain
# Gabriela Germain
viernes, 22 de mayo de 2009 0:56
¡¡¡Wau!!!
Gabriela Germain
# Gabriela Germain
viernes, 22 de mayo de 2009 0:59
El miedo es fe en lo negativo. Este fluir de que hablas es todo lo opuesto. Es confianza en la vida, en la naturaleza y en la propia existencia. ¡¡Que estimulante mirada!!
simon alia
# simon alia
viernes, 22 de mayo de 2009 9:19
Gracias Nacho y a todos, me ha gustado mucho el artículo , y creo tambien que es el verdadero camino; y curiosamente cuando en alguna ocasión he tenido que despegarme de algo a lo que me sentía entrañablemente unido (para dejarse llevar por el fluir) ,por un lado me he sentido más cerca de mi mismo , pero paradojicamente se ha producido como una confirmación de esa "unión " de una forma más libre y verdadera...... no se cómo explicarlo , es como cuando no nos esforzamos por retener nada , lo que está hay es por la propia sintonía que coincide con nosotros y se manifiesta .
Saludos
Mercedes Falcon
# Mercedes Falcon
viernes, 22 de mayo de 2009 9:24
Gracias nacho por el artículo, muy revelador, pero no lo son menos todos los comentarios. Creo que son varios los artículos que indican una relacion muy estrecha entre el miedo y la mayoria de los males, crisis,....sin embargo cuando durante un instante, somos conscientes de ser nosostros mismos de "fluir" yo porlo menos experimento una felicidad..... muy bueno el artículo de veras
Manuela
# Manuela
viernes, 22 de mayo de 2009 10:10
Un gran artículo, Nacho. Pero es tan profundo... Hablas de demasiadas cosas y se haría imprenscindible desmenuzar y crear artículos del artículo. Las opiniones de los compañeros son también muy formadoras.

Pero sabes lo más importante para mi? Saber que no estoy sola, que hay mucha gente que piensa como yo, que necesita salir, sacudirse el polvo de tantas cosas de nuestra herencia cultural. Es muy difícil, pero hay que empezar por algún sitiio. No es este un mal comienzo.

El artículo y sus comentarios son dignos de un buen coloquio y a partir de ahí, en progresión geométrica, hacer, dejar, enseñar a que la gente empiece a "fluir".

Gracias por hacer que hoy me sienta un poco mejor.

Un abrazo, Manuela
ignacio s. leon
lunes, 25 de mayo de 2009 21:10
Felicidades Nacho:
tienes mucha parte de razón, y aunque coincida, tambien he aprendido a ser tolerante con los que piensen en contra, pues vivimos en una realidad RELATIVA y no absoluta. En el fondo, fondo, radica el elemtno de SER CONSCIENTE de cuanto pensamos, hablamos y obramos.
Desperdiciamos un montón de oportunidades por dejarnos llevar por nuestro ego (dixit S.Jensen) y por gran cantidad de prejuicios culturales, sociales, religiosos y politico-morales.
Por eso que hace tiempo que me aplico la máxima: SIN CREER EN LA FE NI LA FILOSOFIA NI EN LA POLITICA, SOLO ME QUEDA EL ARTE (Puede que tenga algo de verdad)
Enhorabuena en cualquier caso !!
Jose Carmelo
# Jose Carmelo
jueves, 02 de julio de 2009 13:05
Gracias Nacho por ser como eres....................

Saludos
Ailed
# Ailed
jueves, 03 de septiembre de 2009 21:59
La mentira tiene patas cortas, y el autoengaño es una que le gusta ponerse protesis para hacernos creer que es lo que necesitamos...

la mentira lo unico que nos da es tiempo, viendola del asp positivo, pero a veces ese tiempo es mal invertido al creernos nuestra propia mentira...

El miedo nos paraliza, bueno habra que fluir en él tambien, para no sucumbir a la desesperanza o caer en el hueco de nuestros fracasos...

y si nos damos cuenta que nos hemos mentido de la peor forma, no seamos tan estrictos y aprendamos a perdonarnos de corazon.

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas