image


A lo largo de la historia la sociedad ha sido siempre controlada por un poder vertical, que en sus diferentes variantes, nunca ha demostrado ser válido para garantizar el bienestar de todos los que la componen.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre ante una crisis económica, cuyas dimensiones y posibles consecuencias son desconocidas por la mayoría de nosotros. Como ciudadanos, percibimos falta de transparencia por parte de las clases políticas e intuimos que seremos principalmente la sociedad civil, los que sufriremos más duramente sus consecuencias, como ha ocurrido siempre en el devenir de la historia.


Nuestro proyecto va dirigido a encontrar nuestro valor como individuos para comprobar el propio poder y conectarlo entre todos a modo de red.
¡Algo absolutamente nuevo puede emerger!

El nuevo poder de la sociedad civil

¡Forma parte! 
 

Enlaces Relacionados
    
Blogs Amigos
    

 



Crisis económica, una oportunidad para el cambio
  Inicio  >  Hacia la madurez social
08

Todas la dimensiones de lo que supone ser un ser humano, y el ser tratado como tal, no han sido aún incorporadas al cálculo económico del capitalismo”  

Peter Drucker


Desde que empezó esta crisis a hacerse notar han sido muchos y muy variados los inputs que hemos recibido día tras día y muchas y muy variadas también las sensaciones que hemos ido teniendo a medida que la información recibida iba mejorando el nivel de detalle y de análisis. En un inicio, hemos asistido atónitos al desmorone del sistema financiero internacional. Cuando digo “atónitos” hablo del nivel de perplejidad general porque hay personas que ya esperaban esta gran rotura del sistema. Nuestra compañera y amiga Esther Ibáñez ya vaticinaba a principios del 2007 el desastre -recuerdo los dos artículos que publicó en este blog en los que demostraba una evidente correlación entre los grandes cambios sociales y sistémicos de nuestra civilización y la posición de ciertos planetas1 -.

Hemos asistido a la debacle de entidades financieras como el Nothern Rock y Bear Stearns, quienes declaran sus acuciantes problemas de liquidez y acaban siendo intervenidos (sept 07 y mar 08 respectivamente), en enero de 2008 la cartera hipotecaria de Countrywide Financial acaba en manos de Bank of America. Comenzamos a saber que la Reserva Federal (FED) está inyectando miles de millones de dólares en los bancos comerciales. En julio de 2008 IndyMac Bancorp se declara en quiebra. Posteriormente vemos como la ultraliberal administración Bush se ve obligada a rescatar a las agencias nacionales de financiación hipotecaria Fannie Mae y Freddie Mac. Y mientras nos damos cuenta de que algo realmente gordo está pasando vemos como en paralelo los bancos de inversión acuden a la “barra libre” de liquidez que les ofrecía la FED para destinar ese dinero a la compra de futuros en materias primas (claro, cualquiera se atrevía a comprar productos estructurados después de la debacle) que les permitiera ganar unas rápidas plusvalías con las que salir del atolladero.

Segundo round de la crisis: la escalada indecente de los precios del petróleo, del maíz, del trigo, de la soja y del aceite de girasol como consecuencia de esa barra libre. El 15 de septiembre de 2008 Lehman Brothers se declara en bancarrota y al día siguiente, La Fed tiene que acudir al rescate de la primera aseguradora norteamericana de Credit Default Swaps (CDS) AIG con una aportación de 158.000 millones de dólares hasta la fecha. El 21 de septiembre de 2008 Goldman Sachs y Morgan Stanley –primer y segundo bancos de inversión- solicitan su transformación en bancos comerciales sujetos a la supervisión de la FED. Cuatro días más tarde, la primera caja de ahorros de EEUU, el Washington Mutual de Seattle, se declara en quiebra.

Europa no queda inmune a este caos y el efecto en cadena atraviesa el atlántico. La lista de damnificados es larga y extensa. Por no extenderme demasiado citaré al británico Alliance & Leicester comprado por el Santander, el Halifax Bank of Sctoland comprado por Lloyds TSB, operación para la cual las autoridades británicas de la competencia tienen que hacer la vista gorda, el RBS, el Fortis y el Santander compran el holandés ABN Amro. Los gobiernos del Benelux acuerdan la intervención sobre el Fortis Bank manteniendo minorías de bloqueo en su consejo. Yo lo llamaría más que intervención, nacionalización para ser más exactos. Posteriormente vemos como el Gobierno Británico nacionaliza el Bradford & Bingley. En Alemania el rescate del Hypo Real Estate Bank. En Islandia, el gobierno islandés se ve obligado a nacionalizar el banco Glitnir, el Landsbanki (segundo banco del país) y al Kaupthing (primer banco del país). En fin, la retahíla de desastres financieros seguirá enviándonos señales sobre la inédita gravedad de esta crisis hasta la fecha.

Todas y cada una de estas entidades que menciono y muchas más cometieron el pecado de la avaricia. La avaricia es la que los llevó a especular en pro de un beneficio rápido y suculento. En este espejismo del dinero rápido y del crecimiento por el crecimiento cayeron también una cantidad ingente de “julais” que creyeron a Madoff y sus promesas de pingües beneficios, entre otros muchos “julais”. Hago este amplio repaso para que no se nos olvide que esta crisis la hemos construido todos sumando nuestras pequeñas e insignificantes avaricias.

La crisis inmobiliaria española, a pesar de que tiene muchos otros factores condicionantes, también fue alimentada por la avaricia. Porque esos condicionantes hicieron que el valor de los inmuebles subiera y subiera sin solución aparente de discontinuidad. Todo el mundo podía hacerse rico. La fórmula era evidente. Compras hoy por un precio y vendes mañana por otro superior. ¡Bingo!. ¿Para qué pagar a sesudos economistas si ganar dinero es tan fácil? Un buen amigo me dijo “Carlos, yo le doy a mi hijo Pablo (de cinco años) un dossier de venta, lo dejo en la entrada de un centro comercial y sale con la venta hecha”. Esa broma ilustraba perfectamente la deriva de nuestra “pujante” sociedad.

Si nos detenemos ante los damnificados de esta crisis podremos contemplar una muy triste realidad que nos debería consternar a diario. No sólo cuando leamos artículos como este. Estos damnificados son, en primer lugar, los trabajadores. Aquellos quienes su poder de toma de decisiones es el más limitado de todos. En segundo lugar las pymes, quienes han visto sesgada su capacidad de endeudamiento de manera arbitraria. En tercer lugar, los mercados, que se empobrecen a causa de la concentración empresarial y la desaparición de pymes reduciéndose el nivel de competencia. Y, por último, el medioambiente. Si. Cualquier esfuerzo que las empresas estuvieran realizando para limitar sus emisiones de CO2 o para incorporar sistemas de producción menos contaminantes se habrá detenido ante el incierto escenario que se cierne sobre sus cabezas fruto de esta crisis. Dicho de otro modo: el Protocolo de Kyoto tendrá que esperar. Otro desastre.

Mi nivel de consternación ha enraizado convirtiéndose en crónico porque tras comprobar que la avaricia se instaló en nuestro modus vivendi y se convirtió en el leit motiv de nuestras sociedades, empresas y negocios llevándonos a todos a este desastre sin precedentes, en vez de reaccionar ante la crisis como lo hace una persona ante una dolencia cardiaca, por ejemplo, parece ser que ahora toca el “bueno, ahora es momento de salvar los muebles sea como sea” y esta reacción de supervivencia nos impide comprender con total profundidad y amplitud el origen de esta enfermedad que estamos padeciendo.

Está bien. Ahora ya sabemos todos que eso se acabó. Todos somos buenos analistas a toro pasado. Entonces ¿cómo podemos actuar para comenzar a cambiar las cosas desde hoy mismo y no a partir del mes que viene porque ahora tenemos que salvar los muebles? Esta pregunta es clave para la reactivación de la economía y para la reactivación de, lo que es mucho más importante, nuestra dignidad como habitantes de este maravilloso planeta.

Gracias a esta crisis he podido conocer las visiones de lo que debería ser un nuevo paradigma social que no estuviera orientado al beneficio y al crecimiento rápido. Si no al crecimiento sostenible. Ecológico. Ético. Palabras que me parecieron, hace muchos años ya, románticas y bien intencionadas pero poco realistas. Hoy siento vergüenza por haber pensado así, aunque no era un pensamiento fruto de la atención plena o de la conciencia, es evidente. Así que gracias, una vez más, a las crisis hemos avanzado y evolucionado no siempre en el sentido de la marcha correcto. La historia nos ha enseñado que, en muchas ocasiones, el sentido escogido había sido una huida hacia delante. Esto lo sabemos porque se sucedieron nuevas crisis que reclamaron nuevos enfoques o reajustes para seguir avanzando.

Siento en lo más profundo de mi ser que cualquier avance que la humanidad desee para sí deberá pasar por el tamiz de la sostenibilidad. Nunca avanzaremos concentrando riqueza. Nunca avanzaremos privatizando los beneficios empresariales y socializando sus pérdidas. Nunca avanzaremos actuando en clave individual separados del resto del mundo. Nunca avanzaremos sin saber amar de verdad a todo lo que nos rodea. Nunca avanzaremos sin comenzar hoy dilatando las soluciones hasta mañana o hasta el mes que viene. Nunca avanzaremos sin reconocer los mismos derechos que queremos para nosotros al resto de los ciudadanos del mundo.

Es la hora de actuar. Hoy. No mañana. Aprovechando la plataforma de voluntarios que congrega Wikihappiness, la plataforma de Red de Redes que está organizando Carmen Espada y el pujante crecimiento de entradas diarias que está experimentando crisiseconomica2010.com, queremos organizar un movimiento de consultores voluntarios que asesoren gratuitamente a aquellos empresarios interesados en impulsar el cambio a “empresa consciente”, es decir, a implementar de forma real el compromiso con los valores de la ética, la ecología y la sostenibilidad. ¿Cómo? Asesorando a estos empresarios en cómo deben planificar y articular un proceso de este tipo evitando tensiones y extracostes innecesarios. El 15 de mayo nos reunimos con varios empresarios interesados en iniciar este cambio. Si un grupo de empresas cambian sus actitudes para con sus proveedores estaremos llevando a cabo un cambio real desde el sistema. Este es un camino muy esperanzador para influir en un cambio social de verdad. Si alguien está interesado en tener más información acerca de esta iniciativa que contacte conmigo a través del correo electrónico que aparece al final de este artículo. Hoy. No mañana.

1Ver Ciclo Astrológico del Capitalismo: Ciclo de Plutón, de 19 de febrero de 2009 y La Crisis del 2010: Ciclos Plutón-Urano, épocas de revolución, de 18 e marzo de 2009. Ambos de Esther Ibáñez.

Actions: E-mail | Permalink | Comments (13) RSS comment feed |
Compártelo
Agregar 'Valentía, estrategia y responsabilidad' a Del.icio.us Agregar 'Valentía, estrategia y responsabilidad' a digg Agregar 'Valentía, estrategia y responsabilidad' a menéame Agregar 'Valentía, estrategia y responsabilidad' a Technorati Agregar 'Valentía, estrategia y responsabilidad' a Google Bookmarks Agregar 'Valentía, estrategia y responsabilidad' a Live-MSN Agregar 'Valentía, estrategia y responsabilidad' a FaceBook Agregar 'Valentía, estrategia y responsabilidad' a Twitter

Post Rating

Comments

Manu
# Manu
viernes, 08 de mayo de 2009 9:27
Bien por Peter Drucker!!!
Juan Trigo
# Juan Trigo
viernes, 08 de mayo de 2009 13:17
Muy bien Carlos, ¿diseñamos la hoja de ruta a partir de esa reunión del 15 de Mayo? Lo interesante es conocer qué han opinado esos empresarios que, sin duda, deben estar estrujandose el cerebro y jugandose la piel por sobrevivir en el ruedo.
Datos sobre la experiencia de la sostenibilidad. Hoy La Vanguardia publica un artículo titulado "Brokers del Aire Limpio" en relación al comercio del balance de CO2 emitido a la atmósfera.
http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20090508/53699537325/los-derechos-de-emision-de-co2-crean-un-mercado-abierto-a-inversionistas.html
A lo mejor hay que montar un mercado para el resto de los factores de la sostenibilidad, porque el capitalismo (léase la codicia endémica humana) solo entiende las cosas (los cambios posibles) en su idioma.
Es decir, si queremos proponer algun cambio que recoja esta crisis para revertir la tendencia destructora, tendremos que hacerlo proponiendo un substituto que siga distrayendo/alimentando la ansiedad humana.
Me explico: La gente por si misma no puede renunciar a buscar fuera de si mismos algo que de sentido a sus vidas. Podemos hacer una larga lista de frases afortunadas como la del creador del Management Grid de los 70, pero observa que la gente en el mejor de los casos las lee, se impresiona y las olvida inmediatamente.
Verás, no es pesimismo, cuando quieres resolver un problema has de ser realista. Pesimista querria decir pensar que no hay solución. es muy diferente.
Bien, ¿montamos una hoja de ruta para proponer a la gente un decálogo (o centálogo) de cosas que la hagan sentir la vida sin destruir al planeta, es decir destruirse a sí mismas?
Marí­a Oliver
# Marí­a Oliver
viernes, 08 de mayo de 2009 14:42
Estupenda iniciativa Carles, la de esa "consultuoría en valores", ese es el quid, creo. Muy bien expuesto como has llegado a proponer una solución coherente con tu "despertar" con tu toma de conciencia apareada a la crisis... (vamos bastantes en ese barco, creo)
Modificar la linea a seguir, y ser proactivos en nuestros ámbitos con esa nueva linea...Aunque, elaborar esa hoja de ruta, Juan, es seguramente más largo de lo que a primer "golpe de ojo" o de corazón pueda parecer... será fruto de reuniones y escuchas y diálogos... ¿qué tal de un resumen de esa primera reunión, para empezar?

Los principios básicos no son muchos creo: ecología, sostenibilidad, cierta austeridad y compromiso feroz con la coherencia... cómo se articula eso
al "mercado" en cada caso, es cosa de las nuevas consultoras. Luego está el terreno individual, de la gente... que seguirá otros derroteros, aunque en la misma linea y en relación de vaso comunicante,para que los clientes devengan usuarios concienciados y concienzudos, coherentes y ejerzan su capacidad de elección y defensa de un "producto", no?

Habrá que hablarles en su idioma (a los empresarios), por eso la idea de una consultora que proponga "estrategias" en otra dirección pero que beneficien a la empresa --sentido etimológico: emprendimiento, aventura, arranque, compromiso-- es fundamental, basal, y ahí los que hablais el idioma de la empresa, de la industria valeis vuestro peso en oro!

Esta mañana he asistido a una de las conferencias auspiciadas, entre otros, por Repsol y telefónica, del congreso para jóvenes, "lo que de verdad importa" en el que se va hablar durante todo el día de la importancia de los valores...(como valor de empresa, para emprender cualquier acción --con sentido--)... Algo está cambiando, sí...

Gracias Carles por tu análisis y propuesta... La hoja de ruta, Juan, ¿no es la que elaboramos desde aquí? Igual si que hay que redactar uin decálogo... pero creo que es más eficaz cambiar aquello que "opera", aquello que ya funciona como "ejecutor", que se articula y está articulado como grupo de acción... se trata de cambiarles la dirección. Desde aquí y otros mil sitios, después del esfuerzo y el tiempo que requiere una lectura atenta, meditada, rumiada... que cada cual haga en conciencia lo que deba (y para lo de la conciencia... Nasruddin, la literatura de los humanistas, los cuentos populares... confiar en que eso hará su camino --ya lo está haciendo... de lo micro a lo macro, como el agua hunde una muralla, desde los fundamentos, sin que se note... Creo que hay que confiar en ese ese "corpus" de la sabiduría y en su difucsión, ese conjuno --nasruddin, cponfucio, socrates, los humanistas, los iluminados franceses... los cuentos populares... son más que un decálogo, no?)
Un abrazo
Jordi Pigem
# Jordi Pigem
viernes, 08 de mayo de 2009 16:43
Gracias, Carles, por el claro resumen de los episodios clave de la crisis y por la iniciativa de la consultoría voluntaria hacia la sostenibilidad.

Sólo una puntualización, en raleción con el CO2 y Kyoto. Por lo que tengo entendido, las emisiones de CO2 (a nivel tanto mundial como español) bajaron por primera vez en 2008, alrededor de un 5%, y probablemente bajarán un 8% este año. Sobre todo debido a la caída de la producción industrial. Los ecosistemas del mundo (y las costas que se libran de crostas inmobiliarias) creo que se han alegrado de la crisis del sistema que los destruía ;-)

Salut!
Beatriz
# Beatriz
viernes, 08 de mayo de 2009 21:05
Agradecida Carles de leer tu artículo; agradecida pues veo que la línea de proponer a los empresarios (en su 'idioma' como bien apunta Maria Oliver) un punto de vista diferente y me temo que más eficaz que el se ha seguido hasta ahora, tiene 'buena pinta'. Particularmente no soy muy ducha en macro economía, economía empresarial... tengo 'más a mano' las economías de cada día, la doméstica y creo que es una óptica válida. Observo detalles, sí, -como todos- que confirman lo que indicas.
Y los bancos, los bancos con sus políticas, se me ocurre pensar en ellos ahora...
Sin prisa pero sin pausa, me gustaría sugerirte si me permites.
Te sigo con interés y tb te animo. Fuerza y saludos.
Beatriz.
Gabriela Germain
# Gabriela Germain
viernes, 08 de mayo de 2009 21:25
Carlos, les deseo éxito y te pido por favor que no dejes de contarnos como les va en la reunión del 15 con los empresarios. ¡Un abrazo!
Jose Luis Montes
# Jose Luis Montes
viernes, 08 de mayo de 2009 22:25
Hola, amigos, solo apuntar al excelente artículo de Carles (que por otra parte, había tenido la deferencia de hacerme llegar con antelación y el cual suscribo) que nuestro enfoque es holístico (esa palabra tan de moda ultimamente). Es decir: que no vale de nada que una empresa monte una fundación y meta mucho dinero en acciones solidarias y en publicitarlas, si luego no es coherente aplicando medidas de igualdad salarial, de compromiso con el medio ambiente o de presión sobre proveedores para que sus métodos de producción sean sostenibles en toda la amplitud de la palabra.

Es decir, y resumiendo, que una "empresa comprometida" como las que tenemos en mente promover debe ser coherente en sus actuaciones en varios ámbitos: medio ambiente, solidaridad, métodos de producción justos y respeto a las personas (clientes y empleados) ... seguramente me dejo algo y hay micho trabajo por desarrollar, pero clarito tenemos que buscamos un desarrollo de coherencia integral.

Namaste
Esther Ibañez
# Esther Ibañez
viernes, 08 de mayo de 2009 23:21
Muy buena iniciativa Carlos y Jose Luis, esperamos ansiosos que nos continueís informando de su evolución. A ver si es posible empezar a dar paso a la acción y poder ir cambiando poco a poco nuestra forma de funiconar.
Carlos, muy buen repaso a la evolución de la crisis, vale la pena recordarlo de vez en cuando, ya que todo esta sucediendo tan rápido que es fácil de olvidar y las amenazas del sistema financiero continuan.
Bien por el centálogo de cosas que hagan sentir la vida sin destruir al planeta que propone Juan Trigo. No se Juan, si te refieres exclusivamente a las empresas, pero creo que deberíamos extender el centálogo a todas las personas.
HORACIO LUIS DE FERRARI
# HORACIO LUIS DE FERRARI
sábado, 09 de mayo de 2009 2:40
Sin duda alguna Peter Drucker, ese gran formador de opiniones tomó al capitalismo por las astas y lo encaró de la manera que más le duele. Que acepten tal como lo dijo Karl Marx que el valor agregado del que se han apropiado no les pertenece ni lo quieren admitir. El pasivo ambiental que han dejado y siguen dejando, supera lejos sus acreencias. Si el sistema capitalista y sus beneficiarios aceptaran esta verdad. La Revolución estaría, ganada, la crisis superada y ya podríamos hablar de los "más " mas iguales y menos pobres.
Begoña María
# Begoña María
sábado, 09 de mayo de 2009 4:49
GRACIAS, GRACIAS Y MÁS GRACIAS¡¡ Enhorabuena por compartir vuestros conocimientos y sobre todo... por esta "nueva" sabiduría. Esto de encontrarse con personas, con profundos ideales, acompañadas de iniciativa, fuerza, buenas intenciones ... Trasmite tanta sensación de esperanza.

Sabéis trasmitir buena "energía". Me llena y emociona enormemente, haber tenido la suerte de enlazar con vosotros por "casualidades" de la vida, o por la inquietud, ilusión, por la FÉ de que el SER HUMANO tiene en su interior la SABIDURÍA para ir construyendo DÍA a DÍA un MUNDO MEJOR.

CREO además, que habéis dado con la clave: COMPARTIR, TRASMITIR ... "La UNIÓN hace la FUERZA" y sobre todo ... "La FÉ MUEVE MONTAÑAS" ... "Querer es poder" ...

Ánimos mil y seguid así¡¡
Cristobal
sábado, 09 de mayo de 2009 16:47
Magnífica iniciativa, creo que si una "masa crítica" de empresarios cambian pueden provocar un cambio global hacia una nueva cultura empresarial más consciente, espero que nos mantengas informado,

felicidades y ánimo,
Carlos Sánchez
# Carlos Sánchez
domingo, 10 de mayo de 2009 23:04
Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Juan, estoy de acuerdo contigo aunque lo de poner precio a la contaminación creo que no se ajusta muy bien a una ética universal porqué ¿quién pone el precio y quién gestiona el destino de ese pago? Me recuerda a las bulas papales de los viernes de cuaresma, salvando la distancia. En centálogo me parece absolutamente necesario. Cuento contigo Juan.

La comida es precisamente para buscar un espacio de entendimiento y desarrollar el proyecto desde la perspectiva y preocupación empresarial. Pensamos en la creación de una clasificación independiente que se nutra de ingenieros jubilados y universitarios de último año de carrera, por ejemplo, que ofrezcan su voluntariado para este fin. Un sistema de auditoría de esta clasificación independiente y voluntaria garantizaría su seriedad.

El primer voluntario para iniciar este proceso hacia el compromiso ha de ser el empresario, obviamente.

Jordi, es cierto, el descenso de la cartera de pedidos industrial ha repercutido en una menor producción de CO2. Esta crisis tiene muchas cosas buenas y esta es una de ellas. Pero no es fruto de un esfuerzo consciente. En cualqueir caso, muchas otras iniciativas ecológicas habrán quedado aparcadas hasta que las aguas amainen y lo entiendo porque en estos momentos cualquier inversión innecesaria se postpone por prudencia. Debemos ayudar a todo aquel empresario que desee dar este paso para que lo haga cuanto antes y con los mínimos costes de transición.

Os mantengo informados de los siguientes pasos. Gracias otra vez y un fuerte abrazo a todos.
Santiago Villar
# Santiago Villar
lunes, 11 de mayo de 2009 23:00
Carlos tu entusiasmo es un combustible que es capaz de aupar hasta los alicaídos, que agazapados en su caparazón se resisten a intervenir en el mundo. Ciertamente, parece que la "dirección por consciencia" y la necesidad que los valores no sean un mero ropaje (para conferir legitimidad a un negocio que sólo pretende vender más) es un camino acertado. Lo realmente importante es que los valores determinan nuestras actitudes, "nuestra forma de comprendernos y de comprender a los otros". Las actitudes dibujan nuestros "modelos"...., ¿qué modelos debemos adoptar?..., con esta pregunta podremos plantearnos una "hoja de ruta"...,
Gracias Carlos por tu luz.

Post Comment

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Agenda

    
Temas                        
    
Autores
Alberto D. Fraile Oliver (4)
Alfredo Astort (2)
Andrea Sydow (1)
Angel Luis Alonso (48)
Aníbal Covaleda (2)
Anna Mercadé (2)
Anónimo (1)
Antonio de Miguel (1)
Arnau Rebés (1)
Arturo Escartín (1)
Axelle Vergés (2)
Betzie Jaramillo (1)
Blanca Muñoz (2)
Carles Nebgen (20)
Carlos Guerrero (2)
Carlos Sánchez (29)
Carmen Cayuela (17)
Carolina T. Godina (6)
Casimiro López (3)
Chus Santisteban (10)
Congreso de la Sociedad Civil (2)
Conxita Tarruel (2)
Cristina Andreu (3)
Cristóbal Cervantes (32)
Daniel Alarcón Zwirnmann (1)
Daniel Zaragoza (5)
Eduardo Martínez (1)
Eduardo Vidal (8)
Maria Oliver (46)
Eric Jökin (2)
Esther Ibañez (173)
Fady Bujana (2)
Felipe G. Coto (1)
Ferran Caudet (1)
Francisco Rubiales (4)
Gabriel Gutierrez (27)
Gabriela Germain (4)
Germán Pinto (7)
Gloria Rebolledo (2)
Gonzalo Aliaga (1)
Henry Fuerniss (2)
Ignacio S. León (1)
Ignasi Alcalde (2)
Jaime Izquierdo (1)
Javier Monserrat (4)
Javier Arias (5)
Javier Cejudo (1)
Javier Segura (1)
Joan Martí (6)
Joaquim Braulio (3)
Jordi Pigem (6)
Jorge Arráez (2)
Jorge Ramos (8)
José María Hernández (29)
José Carlos García Fajardo (1)
Josep Crusellas (1)
Josep Puig (1)
Juan Carlos Ferrando (4)
Juan Trigo (34)
Julian Prieto (1)
Kico (5)
Koldo Aldai (29)
Lali Valls (6)
Mª Dolors Oller (3)
Manuel Ángel García (1)
M.Vilaseca (2)
Manuel Delgado Ruiz (1)
Miguel Á. Ortega (5)
María Rodríguez (2)
Mario Conde (1)
Marisol Ramoneda (1)
Rafael J. Rodriguez Sanchez (2)
Mesas de Covergencia ciudadana (1)
Miguel A. Delgado Gonzalo (3)
Miguel Angel Múgica (3)
Miguel Haag (2)
Nacho Rivera (25)
Oliver Style (1)
Pere Feliu (6)
Gabriel Fernandez (12)
Principia Marsupia (10)
Rafael Cobo (1)
Sagrario Alia (1)
Sagrario Arana (25)
Santiago Salcedo (2)
Santiago Villar (36)
Sebastian Corradini (1)
Sergio González (18)
Toni Pons (4)
Vicenç Fulcarà (2)
Jose Luis Montes (2)
Walter Trujillo (3)
Xavi Martín (59)
Yago Sobrevías (1)
    
Fechas
    
nike free run 5.0 baratas nike roshe run mujer online comprar nike roshe run baratas nike free run 3.0 v5 nike roshe run baratas china nike roshe run baratas nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas mujer zapatillas nike free baratas zapatillas nike roshe run baratas zapatillas nike free 5.0 zapatillas nike roshe nike free run outlet comprar nike roshe run nike free run 5.0 baratas nike roshe run baratas españa nike roshe run mujer baratas nike roshe run comprar nike free run 3 5.0 nike free 5.0 baratas comprar nike free 5.0 nike roshe baratas online nike free run 3 mujer baratas nike roshe run baratas online nike roshe run hombre baratas nike free run baratas nike run roshe baratas nike roshe run mujer baratas nike free run 3 mujer baratas nike free 3.0 flyknit